Déjanos un comentario
martes, 3 de mayo de 2011 | By: Kizoku Nozomi

Historia #2

Buenas tardes.

Vengo simplemente para dejar la otra parte de historia. Chiisa, te quito faena, jajaja. Así sigues con tus cosas que pocas no son.

Ja ne!


Cuando caiga el último Akodo


Tan pronto los hijos del Sol y la Luna tocaron la tierra dejaron de ser divinos. Aunque no eran tampoco hombres mortales, ya no eran dioses.
Miraron a su alrededor y descubrieron los inicios dispersos de la humanidad y supieron lo que debían hacer. Los humanos estaban desnudos y eran ingenuos, como los niños recién nacidos, y los Hijos del Sol y la Luna hicieron este juramento:
- Os enseñaremos los caminos del mundo y os protegeremos de su maldad. Servidnos con humildad y obediencia y mantendremos nuestra promesa.

Los hijos del Sol y la Luna, excepto el atrapado Fu Leng, decidieron realizar un torneo para ver quién de ellos debía gobernar el mundo. Hubo una competición de velocidad, una de fuerza, una de astucia y muchas otras.
Togashi prefirió no participar en el torneo, pues miró a sus hermanos y hermanas y supo el resultado.
La prueba final fue un gran combate.

El señor Hida confió en su gran fuerza para guiarle en la batalla, pero fue rápidamente vencido por la rapidez y precisión de los golpes de Shinjo. La rapidez de Dama Shinjo resultó ser su perdición.
El señor Bayushi utilizo su ímpetu para cogerla con la guardia baja y, con sus trucos y distracciones, derrotarla.
Sin embargo el señor Shiba era demasiado astuto para tales engaños. Observó los trucos de Bayushi y sus acciones no se vieron afectadas por las distracciones. Luego, el Señor Shiba se volvió para enfrentarse a Dama Doji.
La esbelta y hermosa mujer retrocedió y esperó a que Shiba golpeara sabiendo que su hermano aprendería demasiado si observaba sus movimientos. La paciencia de Shiba se agotó, atacó y fue derrotado con rápidez por la técnica de Doji.
Entonces Akodo avanzó. Conocía la táctica de la Dama Doji y la usó contra ella. Finalmente, sólo Akodo y Hantei quedaron en el campo de batalla.
Lucharon con el amor de los hermanos, pero conforme la batalla crecía en intensidad también lo hacía el temperamento del primero. En un momento crucial la furia dominó a Akodo. Hantei sintió la rabia de su hermano y la usó contra él. Fue un descuido el que provocó que Akodo perdiera el duelo, un error que podría haberle costado la vida. Dado que Hantei perdonó a Akodo, éste juró a su hermano que él y su familia le servirían.
Togashi, que observaba la batalla desde la distancia, murmuró:
- Cuando caiga el último Akodo también lo hará el último Hantei.



La Dinastia Hantei


Al final del torneo se decidió que la dinastia Hantei gobernaría a los demás. Hantei declaró que los Hijos del Sol y la Luna debían contruír un Imperio poderoso, uno que mostrara su devoción a su sagrada madre Amateratsu. Mientras Hantei ocupaba el trono, cada uno de sus hermanos y hermanas viajó a las tierras conocidas, reuniendo a los humanos y crearon siete clanes.

Hida formó al Clan del Cangrejo, Doji el de la Grulla, Togashi el Clan del Dragón, Akodo el del León, Shiba formo el Clan del Fénix, Bayushi el del Escorpión. Por último, Shinjo creó el Clan del Unicornio.

Durante muchos años, Hantei y los Clanes contruyeron caminos, palacios y templos, y el imperio floreció. Sin embargo, un día un éjercito de criaturas malvadas y putrefactas atacó estas grandes obras de los Hijos del Sol y la Luna. Eran las fuerzas de Fu Leng, quien había caído lejos de sus hermanos y hermanas. Su dominio de la magia del mundo subterráneo era total. Armado con las criaturas que había invocado de los infiernos bajo la tierra, planeaba destruir el Imperio Esmeralda y reclamar las almas de los hombres mortales para su propia gloria y poder.


El nuevo camino


Hantei y los Clanes reunieron un ejército para combatir a los trasgos, ogros y Oni cambiaformas de Fu Leng, pero ni la magia ni el acero podían derrotar su brujería maligna. Cada batalla obligaba a Hantei a retroceder.
Finalmente, mientras su ejército harapiento se preparaba para el asalto final en la llanuras de Iuchiman, un hombrecillo con la cabeza rapada vestido con una túnica fue a visitar al Emperador Hantei. El hombre se presentó como "Shinsei" que significa "nuevo camino".
Prometió al Emperador que podía derrotar a los ejércitos de Fu Leng, más Hantei no se sintió impresionado. Ordenó que echaran al hombrecillo, pero cuando los guardias intentaron tocar a Shinsei los derrotó a todos sin usar un arma. Entonces se volvió al Emperador.
- Déjame tomar a siete guerreros para enfrentarme a tu hermano. Con ellos, detendré los ejércitos que avanzan por tus tierras.

Hantei se sintió intrigado. Pasó una noche entera interrogando a Shinsei mientras su hermano Shiba anotaba cada palabra. Las notas de esta conversación, llamada El Tao de Shinsei, se encuentran aún en la biblioteca del Emperador y en la de todos los Clanes. Al final de la velada Hantei quedó convencido. Deseaba enviar a sus hermanos y hermanas pero el hombrecillo sacudió su cabeza diciendo:
- No, han de ser hombres mortales, pues la fortuna favorece al hombre mortal.

Hantei comprendió la sabiduria de estas palabras y envió un guerrero de cada uno de los Clanes junto a Shinsei. Los llamó Samurai, que significa "sirvientes".

Pasaron muchas semanas y los ejércitos de Fu Leng se fortalecieron y ganaron mucho terreno en cada batalla. Pero un día su poder se desvaneció misteriosamente, y en un momento crucial los ejércitos de Hantei cargaron.
Las filas de la oscuridad se rompieron y huyeron. Hantei supo entonces que Shinsei había, de algún modo, cumplido su promesa. Anticipándose al retorno de los héroes preparó una gran fiesta por su victoria, pero sólo un samurai regresó.

Era el samurai Escorpión, portando doce pergaminos y una mano de obsidiana encantada.
- Esconde estos pergaminos -dijo- puesto que fueron la perdición de Fu Leng.

Tras esto el samurai Escorpión murió. El emperador prohibió que se rompieran los sellos de los pergaminos y confió el deber de ocultarlos y protegerlos al clan Escorpión. Luego ordenó a los Cangrejo construir una gran muralla entre el Imperio y las Tierras Oscuras del mundo subterraneo, conocidas como las Tierras Sombrías, para proterger a Rokugan de su maldad.

Los Clanes de la Grulla y del León juraron proteger al emperador. Doji fue elegida como el primer campeón del emperador, mientras que Akodo dirigía los ejercitos en el campo de batalla. Los Dragón y los Fénix escogieron los caminos de la contemplación. Ambos Clanes tomaron el Tao de Shinsei y lo incorporaron a su propio conocimiento de la hechicería. Por úlimo, el Clan del Unicornio abandonó el Imperio para descubrir qué había más allá de sus fronteras.



16º - Una Mantis y un mapa del Tesoro

Buenas tardes.


Os dejo con la continuación.
El color de un nuevo personaje me ha costado saber cual ponerle para que quede bien. Al final se ha quedado con un verde tan oscuro que parece negro. Pero desde luego, es preferible eso que no el verde cantón difícil de leer.




En el episodio anterior:
Siguiendo en aquel extraño mundo, los guerreros lograron dar con su amiga Tsukiya conociendo así que estaban en el Yume-Do y anduvieron buscando una salida cuando entraron en un templo en ruinas. En éste mismo se hallaba Ruri, una maho misteriosa que parecía divertirse con ellos y los usó para poder salir de allí. Finalmente, todos lograron salir del Yume-do sin muchos problemas.

La Aventura: Una Mantis y un mapa del Tesoro

Todos empezaron a recobrar el sentido. Escuchaban el sonido del mar y notaban estar en tierra.
Kentaro: …… ¿T-Tengoku?
Souji: ¿Señor… Hida? (se reincorporó) ¿Dónde estamos?
Kentaro: ¿Souji? Cómo demonios… ¿En una playa?
Souji: Vaya… Mejor esto que el pulpo. ^^UUU
Kentaro: Pero ¿habíamos muerto, no?
Souji: ¡¡¿Quién habló de morirse?!! ¡Estábamos en el Yume-Do!
Kentaro: Pero noté cómo me salí del cuerpo. Creo… Y vosotros también.
Souji: Supongo que no morimos y logramos salir a tiempo.
Kentaro: Esa bruja intentó matar a Tsukiya.
Souji: Ya dije que no son de fiar por muy “agradables” que se muestren. ^^U
Kentaro: Sí, tenías toda la razón. No volveré a dejar que una mujer enturbie mi cabeza. Vamos a ver cómo están.
Vieron a Tsukiya, que aún parecía estar durmiendo, y Shion, que no sólo estaba dormido sino que parecía disfrutar en la arena revolcándose en ella inconscientemente.
Souji: Shion, despierta, vamos.
Shion: Oh? (se incorporó) ¿Dónde estamos?
Souji: En una playa. ^^U Pero no sé dónde…
Kentaro: Oye, oye ¿estás bien? (dijo sacudiendo a Tsukiya)
Tsukiya: Ah ¿Ya es de día?... Hmmmm (tenía aún cara de sueño)
Kentaro: Salimos de allí.
Tsukiya: ¿Allí? … Ah… Yume-Do… Ains, siempre que tengo este tipo de sueños me levanto cansada. -.-
Kentaro: Parece que estamos todos bien. Tsukiya ¿qué pasó exactamente? No entendí nada.
Tsukiya: Ya, el mundo de los sueños es muy confuso… Difícil de interpretar en su gran mayoría. Pero me dio la sensación que en ese cuarto había un límite de tiempo y por eso os empezó a hacer efecto como “desapareciendo”. Si no hubiera adivinado junto con Ruri el acertijo, quizá nos habríamos quedado allí para siempre. Cuando conseguí abrir la puerta ya pudimos salir y por consiguiente, despertar.
Souji: Es curioso, sí. Pero estamos bien, aunque no sabemos cómo llegamos aquí tras lo del pulpo. Quizá ese dragón azul nos apartó de él y… las olas nos llevaron aquí.
Shion: Es posible…
Kentaro: Gracias Tsukiya, te debo la vida por lo del acertijo. Bueno, en verdad a los 3, Shion por hacer de escudo y Souji por quitarme el zombie de encima.
Souji: No es nada. Además, somos guerreros que nos enfrentamos cada día con la muerte, así que estamos acostumbrados y no solemos caer en quién nos debe una o no.
Tsukiya: Podría decirse que estamos en paz ¿no? Kentaro también nos salva mucho, jaja.

Observaron el lugar, a un lado tenían el mar y estaban en plena playa rodeados de arena. Tirando al interior podían ver un bosque.
Kentaro: Maldita sea, tengo arena por todos los condenados sitios. Salgamos de esta playa.
Shion: Mis pies se están cociendo, hmmm… Salgamos de aquí.
Kentaro: Dios ¡qué hambre!
Justo entonces vieron pasar un jabalí hacia el bosque. Kentaro no dudó en dispararle una flecha, pero acabó en el tronco de un árbol. Gracias a Shion, que tenía más práctica en la caza, logró hacerse con él.
Estaban cocinándolo una vez Kentaro preparó el fuego y los artilugios para tenerlo girando sobre él.
Kentaro: Cooooochineeeeteeeeee (8)
Al poco pasó otro jabalí corriendo, cerca de ellos, hacia otra dirección.
Kentaro: ¡¡Más comida!!
De repente una especie de luz roja le atravesó y cayó al suelo.
Souji: Esperad…
Kentaro: ¿Ein? ¿Qué fue eso?
Enseguida vieron cómo iba hacia el jabalí la maho Ruri.
Tsukiya: También ha caído aquí…
Kentaro no dudó en sacar su zambato y abalanzarse hacia ella.
Souji: ¡¡Hida!! ^^U
Shion: Oh, vaya…
Ruri se percató y alzó el vuelo con su presa arqueando una ceja algo molesta.
Ruri: ¡Oh, dios! ¿Ya no puedo ni cazar en paz? (suspiró)
Kentaro decidió tirarle una flecha que esquivó hábilmente.
Ruri: ¿Pero qué te pasa ahora, Cangrejo? Con lo simpático que te veías antes, aish…
Shion decidió seguir cocinando al jabalí y Souji ir hacia su amigo a su ritmo mientras él lanzaba miradas asesinas a su enemigo.
Ruri: Oh ¿pero por qué estás tan malhumorado? Os estoy muy agradecida porque sin vosotros no habría salido, jeje. ^^
Kentaro: No tengo nada más que hablar contigo. Ya vi antes qué clase de demonio eres.
Ruri: Jujuju, qué pensamiento tan inocente tenías si pensabas que podría ser buena. ^^ Qué mono.
Souji: Escucha bruja, márchate de aquí.
Ruri: Sólo vine a cazar y me recibís así… qué toscos…
Tsukiya también se unió a sus amigos, poniéndose delante de Kentaro.
Tsukiya: Ya sé que te gusta nuestra compañía, pero no eres bienvenida. ^^
Ruri: … ¬¬ Oye, no me hagas enfadar.
Tsukiya: Oh no, no te enojes o te saldrán arrugas. ^^
Ruri: Di-Dichosa niña… ¡No repitas lo que dije yo! Pero es igual, ya he salido. Así que me voy a cazar humanos por ahí. Ya nos veremos… y tu tatuaje… Me acordaré de vosotros.
Se fue sin más. Tampoco, y aunque quisieran, podrían hacer nada contra ella. Aún era muy fuerte para ellos cosa que a Kentaro parecía molestarle más.
Kentaro: Demonios… Cómo atacar a un enemigo al que es imposible acertarle…
Souji: También somos muy inexpertos y ella muy poderosa. ^^UU
Tsukiya: Y encima parece conocerme de algo y no sé de qué… Pues vamos a comer.

Se pusieron a comer. Kentaro, sorpresa para todos, siendo algo insólito, comió como cualquier otra persona, tranquila y sin engullir. No cesaba de pensar en Ruri y que creía que podría ser alguien diferente de otros mahos, pero era otra en la que desconfiar. Miró a Tsukiya con algo de tristeza en cuanto se acordó de su madre.
Tsukiya, mientras comían, decidió divertirse con el fuego haciéndolo bailar a su antojo y creando bellas formas. Todos quedaron sorprendidos.

Souji: Por cierto ¿qué dirección deberíamos tomar?
Tsukiya: Norte… Sur… bueno, por lo que veo parecen haber montañas al sur, hmmm… Oeste…
Kentaro: Si estuviéramos en tierras mantis… ¿Por dónde quedaría una ciudad? ¿Alguien conoce la región o algo?
Souji: Que va, desde una playa sin más no sé decirte.
Shion: Yo tampoco.
Voz: ¡¡¡GOBABUNGAAAAAAAAAAAAAAAA!!!
Aquella voz que gritó les dejó a todos parados.
Kentaro: ¿Qué demonios?
Tsukiya: Una persona… preguntémosle. :3
Voz: ¡¡Oh no!! ¡¡¡Ésa era mi PRESA!!!
De entre los árboles vieron pasar una figura que aterrizó delante de ellos a unos 5 metros. Era un chico joven de unos 16 años, pelirrojo de cabello largo. Su cara mostraba tener un punto de picardía y en sus ropas verdes que parecían más a las de un pirata o campesino que a un samurai se pudo ver que llevaba el mon de la Mantis.
Souji: Vaya, vaya. Tenemos visita. ^^
Chico: ¡¿No os da vergüenza quitar la comida de los demás?!
Kentaro: ¿Quitar comida? ¿Son tuyas estas tierras, chiquillo?
Chico: T^T ¡Eso era mío! Lo que estáis comiendo.
Kentaro: ¡Oye, la comida es de quien la caza!
Shion: (con un tono bromista) Oh oh, fue la maho, la maho.
Chico: ¿¿Maho…?? Qué carajo…
Souji: Ya está bien, chico. ¿Cómo te llamas?
Chico: ¡¡Argh!! ¡¡¡Ken-Kenji Yoritomo!!! El mejor de todas las Mantis, buajajaja.
Tsukiya: … *o* Qué monada.
Kentaro: JAJAJA ¡Ese es el espíritu! ¡Yo soy Kentaro Hida, nieto de Kisada Hida! ¡¡El mejor bushi del Cangrejo!! JAJAJAJAJA.
Kenji: ¿Y quién es ese?
Kentaro quedó de piedra, no podía creer que alguien como Kisada Hida no fuera conocido. Los demás reían para sus adentros y también se presentaron.
Kenji: Qué grupo más extraño oye… Demasiada variedad junta. ¬_¬… ¡Ah sí, pero no me desviéis! ¡¡QUE QUIERO COMEEEEEEER!!
Kentaro: Oye, danos un poco ¿no? (refiriéndose al jabalí)
Kenji: ¡¿Qué?! ¡¡Pero si lo tenéis vosotros!! (parecía que se le fueran a caer las babas)
Souji: ^^U Parece que lleves días sin probar bocado…
Kentaro le dio un trozo del jabalí que tenían y Kenji lo devoró como si nada. Así que Kentaro decidió darle más.
Tsukiya: Pues es verdad…
Souji: Lleva días sin comer. ¿Seguro que esto son tus tierras? ^^U
Kenji: ¡¡Claro que sí!! ¡¡Ñam ñam ñam!!
Shion: “Come a la velocidad del señor Hida, hmmm… vaya dos.”
Souji: Pues hijo, qué malo eres cazando. ^^UUUUU
Kentaro: JAJAJA, déjalo que es sólo un muchacho (le rascó la cabeza) ¿Dónde cae el pueblo más cercano?
Kenji: Jummmmmmmmm (refunfuñaba) Ñam, ñam ñammmm (acabó de comer). ¡¡¡El pueblo más cerca está al este!!! =D
Tsukiya: …………
Kentaro: ¿A cuánto?
Tsukiya: Mientes.
Kentaro: ¿Miente? ¡Oye niñato, no nos mientas!
Shion: Vaya… qué poco agradecido, hmmm.
Kenji: ¬///¬ ¿Por qué iba a mentir una Mantis como yo?
Souji: Porque siendo Mantis deberías saber cazar o como mínimo moverte bien por estas tierras, si fueran tuyas…
Tsukiya: Además en el este está el mar…
Hubo un profundo silencio.
Kentaro: ¡Panda de piratas y delincuentes! No me hagas reír, no puedes engañar a un Cangrejo.
Kenji: ¡¿Qué?! ¿¡¿¡¿EEEH?!?!? ¡¡¡Sí sé cazaaaar!!! ¡¡Y no soy pirata!!
Souji: De cualquier modo no parece que estemos en tierras Mantis, sino te las conocerías. A menos que la orientación no sea lo tuyo o nunca hayas salido de casa…
Kentaro: Vamos chaval, dinos dónde estamos. Que somos náufragos.
Kenji: -______- Yo también lo soy…
Kentaro: ¡JA! ¿Sí?
Tsukiya: Teniendo en cuenta que no tiene ni idea de dónde está siquiera el mar…
Souji: De todos modos teníamos como destino ir a tierras Mantis, así que…
Shion: Pero seguimos con el problema de no saber hacia qué dirección encaminar, hmmm.
Kentaro: Y tú ¿qué hacías aquí? ¿A dónde ibas?
Kenji: Pues nada. Venía en barco al continente de Rokugan cuando hubo una tormenta y caí al mar… y aquí estoy… ¡¡¡Vine para probarme como guerrero!!! Ò__Ó
Souji: ¿En qué barco ibas?
Kenji: Uno de mis tierras Mantis. Yo supongo que, si esto fuera el continente, es muy probable que sean tierras Grulla.
Kentaro: Grulla… (miró a Souji)
Souji: Veamos… Teniendo en cuenta las grandes montañas al sur de aquí, si estuviéramos en tierras Grulla, deberíamos tener una ciudad justo al oeste de aquí, Aketsu (CN10) y otra al norte, Samui Kaze Toshi (CN9).
Kentaro: Menos mal, ya sabemos algo. Por cierto chaval ¿notaste algo raro por tu aldea últimamente?
Kenji: Qué… ¿raro? ¿Raro como qué? ._.
Kentaro: Bueno, estamos buscando unos objetos maléficos que corrompen a la gente y atraen desgracias. Sospechamos que uno puede estar ahí.
Los otros 3 pensaron: “¡Pero no se lo digas a cualquiera!”
Kenji: Pero qué historias dice este… ._.
Kentaro: No sabe nada.
Shion: Centrémonos en cómo llegar a tierras Mantis, mejor.
Souji: Lo mejor por ahora es ir a Samui Kaze Toshi para preguntar sobre embarcaciones.
Decidieron marchar allí mientras Kentaro hacía molestar a Kenji tratándolo como un niño pequeño.
Kenji: ¡ARGH! ¡No soporto que me traten así! ¡¡Ahí os quedáis, me voy YO SOLO a la aventura!! ¡¡JUM!!
Marchó indignado al este sin saber hacia dónde iba.
Tsukiya: Kenjiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.
Kenji: ¡¡Que no quiero saber nada de vosotros!!
Tsukiya: ¡Estás yendo hacia el maaaaaar!
Kenji: ¿Mar? … Oh, sí, ya lo sé, ya lo sé. ¬¬
Shion: Quiere probar su valía nadando, jejeje…
Kentaro fue a él: Que te vas a perder, vente con nosotros. (le cogió del pescuezo)
Kenji: ¡¡Suéltameeee grandullóooooon!!
Kentaro: No seas chiquillo y ven. No protestes. Vámonos.

Durante todo el camino Kentaro llevó a cuestas a la pequeña Mantis que parecía estar agobiada.
A las pocas horas llegaron a la ciudad como bien esperaba Souji siendo la ciudad que él pensaba.
Shion: Ay, ya tenía ganas de llegar…
Kentaro: ¡Por fin! ¡Tengo hambre!
Kenji se sorprendió.
Souji: Este hombre es siempre así…
Kentaro: Cuando se es grande y fuerte como yo, se quema mucha energía. Tú no lo entiendes, canijo. JAJAJAJA.
Kenji: ¡¡¡NO SOY UN CANIJO!!!
Tsukiya: Tiene mucho genio, jaja.
Shion: Son como padre e hijo, hmmm.
Kenji se chocó adrede con Kentaro: Te la debía. ¬¬ (y se fue corriendo)
Tsukiya: Espera, voy contigo. ^^
Kentaro: ¡Eh! Dentro de una hora nos vemos todos aquí ¿vale?

Todos estaban de acuerdo. Así Tsukiya marchó con Kenji, Shion y Souji a dar una vuelta por el lugar y Kentaro se dedicó a buscar comida.
En cuanto dio con el primer lugar donde servían comida, no tuvo reparo en pedir todo lo que le venía en mente, especialmente pescado.
No comía, engullía. Parecía celebrar él solo que seguía vivo. Cada plato le duraba alrededor de 3 minutos y así llegó a comerse 20 platos cuando por fin quedó satisfecho contando varias botellas de sake. Pero en cuanto le notificaron el precio de la comida, ya no parecía tan contento.
Kentaro: ¿Un Koku? Vamos jefe, no sea malo.
Mesonero: No es mi culpa que haya comido tanto. ^^U Así que tendrá que pagarme le guste o no.
Kentaro: Demonios… Toma, hombre, toma.
En el momento de coger su cartera, vio que no estaba. La buscó con más conciencia, pero no dio con ella.
Kentaro: ¿¿¿Pero qué??? (enseguida se le pasó por la mente el momento en que Kenji se chocó con él) ¡¡¡Maldito mocoso harapiento!!!
Mesonero: ¿Pasa algo?
Kentaro: ¡¡Mi cartera!! ¡¡Me la robaron!! Cuando lo coja…
Mesonero: ¿Significa eso que no me va a pagar? ^^U
Kentaro: No hombre, no te sulfures. Les diré a mis amigos que me presten un Koku. Los Cangrejo nunca dejamos una deuda por pagar.
Mesonero: Está bien, pero le agradecería que viniese a pagar lo que debe, sino…
Kentaro: ¡Que dije que voy a pagar hombre! Tengo que irme, ya ha pasado la hora. Luego vengo.

Kentaro acudió como el viento a la entrada de la ciudad donde se habían separado. Vio que estaban Souji y Shion.
Kentaro: Uooooeeeeee!!!
Souji: Siempre gritando. ^^U
Kentaro: Escuchad, escuchad. Dejadme un Koyu.
Souji: ¿Koyu? ¿No querrás decir Koku?
Kentaro: Eso. Es que el enano ese ¡se llevó mi cartera! Y ahora tengo que pagar al del restaurante.
Souji: ¿El enano? ¿Te robó? ^^UUU Entonces habrá que buscarle… Estará con Tsukiya…
Shion: Vaya… Esperemos que no se haya fugado…
Kentaro: Pero dejadme antes un Koyu, no seas tacaño, hombre. Luego cuando trinque a ese crío te lo devuelvo. ¡No puedo dejar que traten de moroso a un Cangrejo!
Souji: Eres lo que no hay… No quiero saber cuánto has comido para gastar un Koku en un día… (le dio el Koku) Y pensar que comiendo solamente arroz un Koku te da para un año…
Kentaro se volvió para dar lo que debía acompañado de sus dos amigos.
Kentaro: Oye, tú. Perdón por el retraso. (le lanzó el Koku)
Mesonero: Gracias. Espero que haya comido bien. ^^

Kentaro: Ahora apañaré cuentas con ese crío.
Volvieron al lugar de quedada con la esperanza que Tsukiya y Kenji estuvieran. Quizá se retrasaron un poco.

A medida que se acercaban se les oía hablar.
Kenji: ¡¡Que yo no quiero estar aquí!! ¡¡¿Por qué tengo que ir con vosotros?!!
Tsukiya: Eres tú quien vino a nosotros. ^^ Además le debes unas disculpas.
Kenji: ¡¡Y un cuerno!! ¡¡No para de tratarme como un crío!!
Tsukiya: Pero si lo eres… xD
Kenji: ¡¿QUÉ?!
Tsukiya: Qué mono. ^^ Eso no es razón para lo que hiciste…
Souji: Están allí.
Kentaro fue a toda prisa hacia él.
Shion: Oh, vaya. Allá va a toda velocidad.
Kenji: ¡¡AARGH!! ¡¡Está aquíiiiiiiiiiiii!!
Antes de que huyera, le cogió de nuevo del pescuezo.
Kentaro: ¡¡Maldito harapiento, devuélveme mi cartera!!
Kenji: ¡¡Saco de músculos sin cerebro!! ¡¡Déjame ir!! ¡¡Eres tú quien ha empezado!! AAAARGHHHHH
Tsukiya: ñ___n…
Souji: ^^UUUU
Shion: Vaya dos…
Kentaro: ¡¡Una leche, enano!! ¡Dame mi cartera!
Y así discutieron unos minutos. Kenji se negaba y le sacó la lengua. Kentaro seguía llamándole ladronzuelo e insistiendo hasta que su paciencia se agotó y decidió apretarle el cuello.
Kenji: X_______x rifhgreuy fehcbefvfoy sdfvm………
Tsukiya: Señor Kentaro, tenga. Deje al joven Kenji en paz. ^^
Se giró. Tsukiya le dio su cartera y él la cogió soltando al pobre crío.
Kentaro: Esta vez te has salvado por Tsukiya ¡pero uy como te vuelva a ver robando! Malditos Mantis, panda de ladrones y embusteros. (bramaba)
Souji: Ya está bien, Kentaro. ^^U
Kentaro le dio un Koku a Souji devolviéndole el favor. Comprobó el dinero, pero según lo que él debería tener, le faltaba un Koku.
Kenji: ………
Tsukiya: ¿Estás bien, Kenji?
Kenji: Sí… no es nada (cuchicheó algo a Tsukiya)
Kentaro: ¡¡Pero qué!! ¡¡Falta un Koyu!! ¡¡Maldito crío dónde está!! ¡¡Qué es esta cartera!! Ahora que caigo ¡¡no es mía!! ¡La mía es un recuerdo! No esta estúpida de 4 koyus, bueno, ahora 3…
Se hizo el silencio.
Souji: ^^UUUUUU

Pero Kenji y Kentaro empezaron de nuevo otro espectáculo.
Kenji: Ya hice bien en decir que no tenías cerebro… ¬¬ Lo hizo tu buena amiga Fénix para que me soltases… es SU cartera… Juas, estúpida cartera dice…
Kentaro: ¡Maldito! ¡Haces que Tsukiya pague el pato! (empezó a registrarle)
Kenji: ¡Dejameeee, no me manuseeees con esas manazaaaaaas!
Tsukiya: No pasa nada, Kentaro, seguro que acabaría devolviéndotela. ¿Verdad?
Kentaro: No parece tener esa actitud.
Kenji: ¡¡Pero si este tipo no me deja viviiiiiiiiirrrrr!! Cómo voy a hacer nada buenooooo.
Kentaro: A callar, ladrón. Qué vergüenza de clan.
Kenji: ¿Vergüenza? Que sepas que descendemos de los Cangrejo ¡¡JUAS!!
Kentaro: No me des lecciones.
Kenji: Vete al infierno.
Kentaro: Si fueras un adulto ya te habría cortado la cabeza. ¿No tienes educación?
Shion: Son todo un espectáculo, hmmm. Parecen artistas ambulantes.
Tsukiya: Qué paciencia hay que tener… ñ____n…

Finalmente recuperó la cartera y devolvió lo que era suyo a Tsukiya dando un Koku de su cartera compensando por el que dio a Souji.
Kenji: ¿Ya estás contento, bruto? ¬¬
Kentaro: ¡Calla y muestra más respeto! Tsukiya, eres demasiado buena. Estos bribones sólo aprenden con mano dura.
Tsukiya: Hmmm, supongo. Pero también hay que entender la otra parte. No conoces al chico en profundidad tampoco y no es mala persona.
Kenji: ¡¡Soy un samurai!! ¡¡Vengo de una familia de samurai!! Ò___Ó
Kentaro: Un samurai ladrón…
Souji: ^^UUU
Kentaro: Si eres un samurai empieza a comportarte como tal.
Shion: Señor Hida, ya recuperó su cartera. De momento todo vuelve a estar bien.
Souji: Si ya estamos ¿vamos a buscar un barco?
Tsukiya: Sí. Kenji ¿vienes con nosotros? :3
Kenji: ¿Qué? ¡Yo vine aquí para vivir aventuras por aquí! ¡¡No quiero volver tan pronto!!
Souji: Pero siendo Mantis nos servirías como guía. ^^
Kentaro: ¿Por qué tendríamos que cargar con un niñato como este?
Kenji: ¡¡Te lo has buscado YAAAAAAAAAY!!
Saltó muy ágilmente dando una patada al torso de Kentaro al que sólo le hizo cosquillas. Seguidamente al caer al suelo le dio otra patada en la espinilla, pero sólo sintió cosquillas. Acto seguido marchó corriendo.
Todos: ………
Pasados unos metros se detuvo y se giró.
Kenji: ¡¿A qué esperáis?! ¡¿Venís o qué?! Necesitáis un guía. Yendo con ese grandullón no llegaréis lejos.
Todos contentos le siguieron, excepto Kentaro que no estaba de acuerdo que un crío mentiroso como él les acompañase; prefería quedarse sin guía y espabilarse sólo. Pero como nadie le apoyó, tuvo que aguantar y fue con ellos bramando.
Shion: Al final se harán buenos amigos.

Llegaron a un grupo de marineros con su capitán ayudando en el barco y gente que parecía ser pasajeros.
Souji: Disculpe ¿sabe de un barco que vaya a tierras Mantis? (se dirigió a quien parecía mandar allí y saber sobre barcos)
Hombre: Hay uno dentro de 3 horas. ¿Por qué?
Souji: Es que necesitamos partir a tierras Mantis y nos preguntábamos si seríais tan amables de dejarnos ir en ese barco.
Hombre: Oh, no hay problema. Subid, subid. El tiempo parece muy bueno.
Souji: Está bien. ^^ Muchas gracias.

Iba pasando el rato. Kentaro aprovechó para entrenar un poco y Shion dando un paseo disfrutando la brisa del mar. Souji, Tsukiya y Kenji se quedaron juntos cerca del barco que se suponía partiría dentro de poco a tierras Mantis.
Pronto, ellos 3, vieron un hombre de pelos largos y oscuros de ojos grises que echó un vistazo rápido y entró dentro. Iba equipado para ir de viaje; más preparado que el grupo entero.
Souji: Vaya personaje ¿a dónde irá? ¿Qué habrá por tierras Mantis?
Tsukiya: No lo sé… .__.
Kenji sin decir nada se dirigió al interior del barco también.
Tsukiya y Souji decidieron seguirle. En el interior había más gente sentada, entre ellos aquel curioso viajero. Vieron cómo Kenji pasó por su lado sin hacer nada y siguió recto.
Souji siguió a Kenji para aprovechar y verle el rostro al viajero una vez pasara por al lado. Al hacerlo, el viajero lo miró y haciendo una reverencia le saludó.
Viajero: Buenas tardes tenga señor samurai. ¿En qué puedo servirle?
Souji: Buenas tardes. ^^ Perdón, no es nada. Sólo seguía a mi compañero. ^^U Perdone si le he molestado.
Viajero: Está bien. ^^
Al dar un paso, Souji se dio cuenta que en el suelo había una especie de objeto redondo. Lo cogió.
Souji: Hm ¿Qué es esto?
Vio que se trataba de una brújula, que en Rokugan era considerado un objeto extranjero y por lo tanto no era muy bien visto.
Souji: Vaya… ¿Es esto… de usted, señor? (dirigiéndose al viajero)
Viajero: ¡¡¡SÍ!!! ¿Lo encontró en el suelo? Gracias por devolvérmelo. ^^ ¡Lo necesito para mi viaje ¿sabe?!
Souji: ¿Viaje? ¿A dónde se dirige de tierras Mantis? ¿A qué se debe este viaje? ^^U
Pudo ver que el viajero no tenía pintas de ser extranjero, pero llevaba con él un objeto de fuera.
Viajero: Pues… verá, es sólo un viaje en busca de una cosa…
Souji: ¿Es mucho pedir qué es esa cosa?
Viajero: Bueno… no es algo que deba hablar aquí ¿sabe? ¿Qué le parece si seguimos la conversación más tarde? Señor…
Souji: Souji Kakita. Un placer. ^^
Viajero: Bien, yo soy Hachi Shima. ^^

Souji, sin más, siguió a Kenji. Tsukiya fue tras Souji haciendo una reverencia al viajero Hachi cuando pasó por su lado.

El barco zarpó cuando todos ya estaban en él. Kentaro seguía entrenando.
Kenji: ¿Tú también me sigues… Grulla? U_U
Souji: Tranquilo chico. ^^U No voy a hacerte nada. Recuerda que ahora eres nuestro guía. Si te sigo es porque me pareció curioso que siguieras a ese hombre… ^^U
Tsukiya: Es verdad.
Kenji: Ah… Es que huele a sospechoso, pero nada más…
Souji: ¿Sos… pechoso? ^^U
Kenji: Son sólo cosas mías. U_U
Souji: De acuerdo…
Vieron a Hachi de repente pasar por su lado haciendo una señal con la cabeza indicando que le siguiera.
Souji: ¿Vienes Tsukiya?
Ella miró al viajero que estuvo de acuerdo que ella también fuera con él. Kenji prefirió quedarse en el sitio.
A su vez, Kentaro, cansado de entrenar, buscó a Shion para decirle de buscar a sus amigos e ir a cenar.
Shion: ¿Cenar? Si no hace mucho ha vaciado una despensa… Para gastar un Koku…
Kentaro: Jaja, vayamos, vayamos.

Entraron viendo a los pasajeros pero sin dar con ellos.
Kentaro: ¿Dónde se habrán metido?
Shion: Hmmm… ¿Habrán entrado allí?
Cruzaron el pasillo hasta dar con otra puerta. Al cruzarla vieron más pasillo en el que había varias puertas y cada una de ellas conducía a los aposentos del barco. Había también una escalera que llevaba a un piso inferior. Ambos vieron a Kenji allí.
Kentaro: Eh tú, ladrón. ¿Dónde están Souji y Tsukiya?
Kenji: Si sigues llamándome ladrón, te ignoraré. ¬¬
Kentaro: Bah.
Shion: ¿Sabes dónde han ido?
Kenji: Sí, se fueron siguiendo a un hombre muy feo. (con el dedo índice y levantando el brazo, les indicó la dirección) Entraron en un cuarto de la derecha.
Shion: ¿Vienes con nosotros?
Kenji: No, no me gusta ese tipo.
Kentaro: ¿Por qué?
Kenji: ¡¡Porque huele mal!! ¬¬
Kentaro: JAJAJAJA que huele mal dice. Jajajaja, qué gracioso.
Shion: Oh, vaya… (se rascó la barbilla) Bien, vayamos de todos modos ¿no?

Kentaro y Shion asomaron el hocico por las habitaciones hasta dar en la que vieron a Hachi enfrente de Souji y Tsukiya. El viajero les miró.
Hachi: ¿Quiénes sois vosotros? ¿No sabéis picar antes de entrar o que?
Souji: Kentaro y Shion… ¿Qué hacéis aquí?
Kentaro se acercó a Souji: ¿Quién es este extraño tipo, Souji? (cuchicheó a su oído) Huele raro…
Hachi: Oye, este tipo extraño tiene nombre y es Hachi Shima.
Souji: No se preocupe, señor Shima, son amigos.
Shion: Kenji nos dijo que estabais aquí, hmmm…
Kentaro: Encantado Hachís ¿qué hay? JAJAJAJA (le dio un golpe en la espalda) Los amigos de Souji son mis amigos.
Hachi: Encima de maleducado no sabe pronunciar mi nombre…
Souji: Bueno… No es amigo, amigo… ^^U Lo he conocido hace poco.
Kentaro: ¿Ah, no? Entonces ¿qué hacéis aquí?
Hachi: X_x
Tsukiya: ¡Es un señor que va a tierras Mantis de viaje a buscar algo! =D
Kentaro: ¿El qué?
Souji: Eso hemos venido a saber…
Kentaro se sentó rápido para escuchar la historia.
Hachi: Es que es algo que no podía decir en medio de tanta gente. ñ___n… No puedo hablar así como así de tesoros que hayan podido tener piratas…
Kentaro: ¿Quieres robarle un tesoro a las Mantis, dices?
Hachi: ¿Las Mantis? Ellos son samuráis… Yo hablo de auténticos piratas… Resulta que me encontré un mapa hace unos días, parecía de los que mi padre me habló de pequeño que hablaban de tesoros de piratas. Así que al verlo me decidí a hacer el viaje. Las tierras que salen, las islas, son en tierras Mantis, así que por eso voy allí. ^^
Souji: Entiendo… Vas de aventuras a por el tesoro.
Tsukiya: Qué emocionante. *_*
Shion: ¿Cazador de tesoros, eh?
Hachi: El problema es que no sé cuan peligroso será el viaje… Ah, soy un inconsciente.
Souji: ^^UUU……… ¿Entonces va a seguir adelante solo?
Shion: La idea de ir en busca de un tesoro de piratas suena interesante al igual que peligrosa…
Souji: ¿Y le importaría mucho enseñarnos el mapa? ^^U
Hachi: En absoluto. Tenga, mire, mire. (se buscó en el bolsillo el mapa) ¿Qué? No lo encuentro. (se buscó en todo él sin resultado) No puede ser… ¿dónde estará?
Shion: ¿Lo ha perdido?
Hachi: ¡¡NO LO ENCUENTRO!! Me va a dar algo si lo he perdido… ¿dónde… cuándo… cómo?
Souji: ^^U “-Me temo lo peor…”
Kentaro: ¿Eh? Esto me suena de algo ¡¡maldito crío!!
Se levantó raudo y veloz yendo hacia Kenji.
Shion: Uh… será mejor que lo paremos.
Él, la Grulla y la Fenix fueron tras el Cangrejo. La Mantis Kenji, en cuanto vio que Kentaro iba rápido hacia él, se dirigió a cubierta corriendo pasando por todos los pasajeros.
Souji: ¡¡Kenji!!
Acabaron en cubierta viendo cómo Kenji empezó a subir al mástil. Kentaro no tuvo reparo en ir tras él y engancharle de una pierna.
Kenji: Aaaaaaah, suéltameeeeee, que me voy a caeeeeeeer.
Kentaro lo bajó sin mucho esfuerzo.
Kenji: (una vez abajo) Suéltame, no te he hecho nadaaaaaa.
Tsukiya: No paras quieto eh. =O
Kentaro lo dejó: ¡¡Oye!! El viejo Hachís dijo que perdió su mapa ¿no tendrás que ver con esto, verdad? ¡Y no digas mentiras que te sacudo!
Kenji: ¿El mapa? ¬¬U
Souji: ^^U Así es, el mapa. Como pasaste por su lado y poco después vio que se le fue al suelo otra cosa…
Kenji: Bah ¿un viajero en busca de un tesoro de un famoso pirata y peligroso? ¿¿Un viajero así… solo??
Shion: ¿Sospechas algo de él?
Souji: Así que sabes de qué es el mapa.
Kenji: Sí, por eso me llamó la atención. Se ha metido mucho con tierras Mantis… (Kentaro le cogió del pescuezo) ¡¡¡AAAAAAGH!!!
Kentaro: ¡Un samurai no roba! (le dio una colleja) ¡¡Cómo te lo tengo que decir!! Demonio de crío. (lo soltó)
Kenji: ¡¡Me da igual!! Tuve que hacerlo.
Souji: Y ese pirata famoso… ¿quién es?
Kenji: Uno al que apodaron Darel.
Kentaro: Aún así lo que dice es cierto, es un poco extraño. (se rascó el mentón) ¿Y cómo sabes todo eso? ¿Viste ese mapa antes?
Shion: Bueno, él viene de tierras piratas, hmmm.
Kenji: ………… ¡¡No puedo decirlo!!
Kentaro: ¿Por qué?
Kenji: ¿¿Por qué?? Si dijera algo sería para mentir, y prefiero no hacerlo.
Kentaro: ¿Y por qué no pruebas a decir la verdad?
Kenji: Porque… no tengo porqué hacerlo…
Kentaro: ¡¡Malandrín!!
Justo entonces salió Hachi a cubierta.
Hachi: ¡¿Qué pasa aquí?! ¡¿Quién es ese chico?!
Kentaro lo cogió y lo llevó ante el viajero.
Kentaro: Devuélvele al señor Hachís su mapa y pídele perdón.
Hachi: Tú… ¿me has robado?
Kenji: …… El mapa lo tenías a tiro y era muy tentador. ¬¬
Hachi: Grrr ¡dámelo!
Tsukiya: No sea duro, hombre…
Kenji: Bah, es igual. Si va él solo, morirá…
Shion: Vaya… Parece que el chico sabe a dónde se dirige.
Kentaro: Creo que hay algo en esta historia que no nos ha contado por las palabras del muchacho. Deberíamos volver al cuarto y seguir allí con esta charla. Kenji, tú vienes con nosotros.
Shion: Creo que sería lo más adecuado, sí.
Hachi: Está bien… “-¿De dónde ha salido este chico?”

Todos volvieron al cuarto.
Hachi: Bueno, mocoso… digo, muchacho…
Kenji: … ¿sí? ¬¬
Hachi: ¿Qué sabes sobre este mapa?
Kenji: Es curioso que tengas ese mapa siendo un viajero… ¿cómo lo conseguiste?
Hachi: Me encontré el mapa hace unos días… quizá lo debió perder alguien por el camino…
Kenji:…………
Kentaro: Kenji ¿por qué desconfías del señor Hachís?
Kenji: Ajummm… Porque no entiendo porqué el mapa de un pirata tan famoso y peligroso se ‘haya perdido por el camino’ pero bueno. Sólo diré que ese tal Darel, como llamaban a ese pirata que llevaba toda una tripulación y se hizo con riquezas de tierras Mantis sobretodo, aparte de algún Grulla… Quemaron muchos pueblos y hundiendo barcos… Mucha gente pereció.
Kentaro: Es decir, que debe ser un objeto muy buscado como para que lo pierdan por ahí, quieres decir.
Souji: Es un mapa que puede esconder todas esas riquezas.
Kenji: Exacto… Además dicen que allá donde escondió el tesoro, los que entraron, no salieron con vida…
Kentaro: Señor Hachís, explíquese.
Hachi: Y yo qué quiere que explique… Ahora me entero de eso. Ya no sé si ir o no. Sabía que podría ser peligroso pero vamos… no tanto. ¡¡Ahora sólo sí que no voy!!
Shion: Hmmm ¿realmente no esperaba encontrar grandes peligros?
Souji: Vamos, es un viajero, debe ser más valiente. ^^
Kentaro: (murmurando a Souji) No termino de fiarme de este tipo.
Souji: (le contestó) Yo tampoco… De hecho, no sé a quién seguir, si a Kenji o a Hachi. ^^UUUU
Kentaro: (seguía murmurando) Tsukiya confía en el ladronzuelo.
Hachi: Claro que no ¡yo quiero vivir aventuras! No poner mi vida hasta tal punto. Aunque puede que me vaya mejor con vosotros ¿no? ^^ Tenéis pinta de superar cualquier cosa.
Shion: Siendo piratas y haciendo un mapa seguramente lo escondieran en un lugar de difícil acceso y de fácil emboscada, hmmm.
Kenji: Los piratas que sabían de ese escondite hace siglos que no están… Si hubiera alguien allí sería uno que quiere el tesoro y no sabe cómo hallarlo.
Hachi: ¿Y bien? Ya que es un pirata tan importante, debe prometer, pero no puedo ir solo. Si damos con el tesoro os podéis quedar con lo que sea. ^^ A mí me bastará cuatro cosillas mal contadas.
Kentaro: Háblenos más de usted. No sea tímido.
Hachi: ¿De mí? Soy un simple campesino que le aburre su día a día… Mi padre me explicaba desde pequeño aventuras de guerreros, bandidos, piratas, samuráis… y me ilusionaba mucho.
Kentaro: ¿Busca algo del tesoro en particular?
Hachi: La verdad es que no. :S Yo quiero emociones, experiencias en mi vida. ^^
Kentaro: Ya veo. Señor Hachís, creo que deberíamos deliberarlo. No era la idea principal y tenemos un camino marcado. Antes deberíamos hablarlo. ¿Qué os parece, chicos?
Todos estaban de acuerdo, así que tuvieron que dejar a Hachi Shima e ir a otro lado del barco.

Tsukiya: Pobreto hombre, que quiere vivir aventuras y no puede, qué gafe.
Kentaro: No sé, Tsu… ¿Tú crees que es de fiar?
Tsukiya: Pues… se le ve majo, pero siento como si ocultase algo. Kenji, tú sabes del mapa y del tesoro… ¿crees que estaría bien ir? Tú eres nuestro guía en Mantis al fin y al cabo, jajaja.
Souji: Pero… Tsukiya… ^^UUU
Kenji: Yo con gusto encontraría el tesoro para devolver a mi pueblo lo que es suyo.
Kentaro: No quiero sonar alarmista pero parece que el chico (mirando a Kenji) no termina de confiar en él y, tú no estabas Tsu, pero ya fuimos engañados antes por un tal Koji.
Kenji: Es que a mí me da igual su vida. ¬¬ … Me importa más el tesoro que robaron los piratas a mi tierra y le hicieron sufrir tanto.
Shion: Hmmmmm…
Kentaro: … ¿Puedes averiguar preguntándole a los kamis la procedencia de ese hombre?
Tsukiya: Está bien.
Invocó a un kami de aire, lo que más a mano tenía. Pero el kami no le aportó ninguna noticia que no supieran ya. Simplemente que era un curioso viajero.
Kentaro: Yo digo de acompañarle, pero estando alertas y sin quitarle el ojo. Ya veremos con el tiempo si es de fiar o no… Con suerte entre ese tesoro esté el objeto maligno y con más suerte Hachís sea sólo un simple viajero.
Souji: Jajaja, qué casualidad pues, lo del objeto.
Kenji: Las casualidades no existen…
Kentaro: Kenji, qué propones tú.
Kenji: Yo prefiero ir con él porque tiene el mapa pero ya dije que él no me interesa…
Kentaro: ¿Shion?
Shion: Sería bueno que de entre los tesoros hubiese uno de los objetos malignos, así no nos estaríamos desviando de nuestro camino… Pero bueno, siempre es bueno buscar alternativas, hmmm.
Kentaro: ¿Y tú qué dices, Tsukiya?
Tsukiya: Yo podría sentir el objeto cuando estuviésemos cerca. ^^
Kentaro: Genial. Si sientes algo, estad alerta con Hachís, porque como ha dicho el chaval, las casualidades raras veces son así.
Kenji: “-¿De qué demonios habla? Yo no dije eso…” Ó_Ô
Tsukiya: Entonces vayamos a darle la respuesta a Hachi Shima.

Volvieron con Hachi Shima.
Hachi: ¿Ya habéis hablado? =O
Souji: Sí. Hemos decidido acompañarle en su búsqueda, nada personal, tampoco vamos por dinero. Sino porque no tenemos rumbo fijo una vez allí…
Hachi: Así que vosotros también estáis viajando. (se arrodilló) Les estoy muy agradecido por acompañarme, pero no puedo daros nada, soy un pobre campesino a la aventura. Por eso dije que tendréis todo el tesoro que queráis cuando demos con él.
Kentaro: Está bien.
Hachi: Muchas gracias, sois muy amables. ^^
Tsukiya: No hay de qué, será interesante, jejeje.
Kenji: Pues bueno, me marcho a cenar, que hay hambre… u.u
Kentaro: ¡La cena! Voy contigo.

Se despidieron de Hachi y marcharon para cenar.

Como era costumbre estando en grupo, Souji y Tsukiya comían más apartados mientras Kentaro y Shion se peleaban con la comida; una pelea que siempre empezaba el Cangrejo comiendo como un gorrino manchando a quien estuviera a su lado. Esta vez también hizo meter a Kenji en medio.
Kenji: ¡¡Serás marrano!!
Llovieron pollos a la cara de Kentaro por Shion y Kenji. Pero el Cangrejo sólo echaba la bronca a la pequeña Mantis.
Kentaro: No juegues con la comida.
Kenji: Tú deberías ser más pulcro.
Kentaro: ¡Silencio, respeta a los adultos cuando comen!
Kenji: Yo no respeto si no me respetan. Calla y come como un adulto hecho y derecho.
Shion: “-Con suerte Kenji será mi sustituto en las peleas sobre la mesa.”
Souji y Tsukiya se apartaron más y seguían comiendo con tranquilidad mientras Kentaro y Kenji peleaban hasta el punto que el pequeño le tiró un plato lleno y acto seguido empezaron a tirarse cosas.
Kenji: ¡Animal! ¡Maleducado! ¡Gruñón! ¡Gigante pestoso! ¡Verdulero! ¡Manazas! ¡Cerdo! ¡Borracho!
Kentaro: ¡Niñato! ¡Malandrín! ¡Enano irrespetuoso! ¡¡Yo te enseñaré!!
Souji: ………… Son tal para cual… Fijaos, hasta sus nombres empiezan igual…

Tsukiya detuvo aquella pelea tirando un cubo de agua a Kentaro y regañándoles por jugar con la comida. A lo que Kentaro respondió.
Kentaro: Yo creo que esto es más como si Kenji fuera nuestro hijo y tú y yo fuéramos su mamá y su papá ¿no?
Souji: ^^UUUUUUUUUUUU
Kenji: ¡¡¡¿¿Pero QUÉ??!!! ¡No podría ser hijo de alguien como tú! ¡¿Pero qué tipo de persona eres tú?!
Mientras Kentaro intentó hacerse con el corazón de Tsukiya, Souji se la llevó de allí a la vez que Kenji volvió a pelearse con él.
Incluso cuando todo parecía tranquilo, volvieron a discutir esta vez por ver si tomaban sake o no hasta que finalmente Kenji se marchó indignado y Kentaro y Shion acabaron durmiéndose allí mismo.
Los marineros no daban crédito a ese espectáculo y les pareció engorroso limpiar todo aquello.

Y así fue cómo siguieron sus caminos tras salir del Yume-Do, conociendo un joven samurai del clan de la Mantis y embarcando sabiendo de un viajero con una historia interesante sobre piratas y tesoros.
¿Qué pasará ahora? ¿Estará allí el objeto que buscan? ¿Será el viajero un simple viajero?



martes, 26 de abril de 2011 | By: Chiisa Yanagi

Sobre Ep - 12º, 13º, 14º y 15º

Saludetes a todos.

Gomen Kizo si tardo, pero tú ves haciendo. xD

Os voy a explicar los últimos cuatro episodios aunque no tienen mucha cosa realmente (y eso que los he seguido al 100%).


·Geografía

Kyuden Agasha (P21)
Dicho lugar es recientemente el lugar de la familia Agasha y es bastante más abundante que su antigua residencia con el Clan Dragón. Aquí continúan su estudio de la extraña magia alquímica que han practicado en secreto durante siglos.


·Tiradas

Ni en el 12 ni en el 14 hay nada destacable en este campo. Normal porque el 12 ha sido un poco 'relleno' que no pasa nada aunque se ven ciertas cosas de Tsukiya, y el 14 no es relleno, pero se observa más que actuar.

13 - A destacar el entrenamiento con Iaijutsu de Souji VS Kentaro. No puse los críticos y las pifias como tal, es decir, que cuenten pero no a puntos extremos por ser un entrenamiento.
Además Souji tiraba 7 dados guardando 4, mientras que Kentaro tiraba 2, guardando 2.
Hubo una diferencia abismal cuando Souji sacó 3 críticos haciendo una puntuación de 40; mientras que el bueno de Kentaro tan sólo sacó 8 puntos.
Shion luchando contra los piratas también obtuvo buenas tiradas.
Kentaro en el punto final contra Zenko, calmando la mente (gracias al entrenamiento de Miko) logró sacar 3 críticos e hico lo que hico, jajaja.
Por supuesto que la gente cayera al suelo también fue por los dados, incluso que el pobre Shion fuera directo a la boca del pulpo. (T.T)

15 - Lo más destacable fue Shion con sus 2 críticos partiendo al zombie por la mitad. Ya está. xD
Este episodio tampoco hay mucha acción.



·Censuras

12 - Cosas pequeñas como sacar del tema hablar de carrera de sacos que menciona Kentaro o cuando bailan hablar de ver bailar a Shion.

13 - Kentaro canta: "Como una olaaaa (8)"

14 - Nada de nada. xD Por eso es así de largo, porque no hay censuras.

15 - Conversación de Kentaro con Ruri se acortó y se quitó el trozo en el que Kentaro no cesaba de preguntar y decir convencido que Ruri podría ser uno de los Dragones Celestiales.

Y prácticamente ya está.


Pero voy a aprovechar para comentaros dos detalles.

Yume-Do como bien habréis podido ver (si habéis leído los episodios) es literalmente El camino de los Sueños pero es llamado El Reino de los Sueños.

El Yume-Do es uno de los tantos Reinos de los Espíritus del mundo Rokugan.
Todos ellos existen simultáneamente en el tiempo y el espacio por lo que uno puede moverse, percibir o interactuar con reinos más allá del concepto filosófico mortal. Muchos reinos sobrenaturales existen a la vez con estos. De igual modo, muchos lugares físicos son pasajes hacia otros reinos y hay más de uno activo al mismo tiempo. Un mortal podría caminar entre estos planos o interactuar con sus individuos y no darse cuenta jamás de que ha tocado algo que está más allá del mundo terrenal.

El Yume-Do es el más visitado, o dicho de otro modo, el que más perciben los mortales normales.
Mientras duermen, las mentes humanas vagan por este mundo (aunque en mi fic Ruri está ahí dentro con cuerpo inclusive).
Los Shiyokai, depredadores portadores de pesadillas, y los Baku, misteriosos pero a veces útiles devoradores de sueños se originan en este mundo.

El Ningen-Do, que si no me equivoco también se ha mencionado, es El Camino de los Humanos, llamado Reino de los Mortales.
Es el reino que todos percibimos; lo que algunos denominarían el normal, el de siempre. En el que vivimos cada día.
Es uno de los reinos más celosos y tiene un hambre particular por los habitantes del Tengoku.
Muchos espíritus/seres de otros reinos que logran venir a este, algunos les es imposible volver, otros simplemente ven con malos ojos que vuelvan. Sólo los astutos y los dragones pueden ir y venir sin dificultad.

Cuando se vean más reinos, habalré de ellos. Pero se merece una entrada para ellos y con toda su explicación.


Shugenja:
Ya dije en su día y que para muchos occidentales y jugadores de rol, entendemos este tipo de personaje como "mago".
Pero su significado real (y que en su día se me pasó decir) es el de Chamán.
-Hechicero con poder para entrar en contacto con los espíritus y los dioses, adivinar, y curar enfermos.

Shugenja es un tipo de chamán de entre otros originarios de Japón, como:
Miko: Sacerdotisa shintoista que puede comunicarse con los dioses. En este caso siempre suelen ser mujeres. Las típicas que se ven mucho en los anime que van de bñanco con una hakama roja.
Itako: Éstas también suelen ser sólo mujeres y suelen ser chamanes ciegas. Tienen un duro entrenamiento para la iniciación y son obligadas a "casarse" con un dios. Si en la ceremonia, estando ella en trance, no logra tener contacto con su ser espiritual, es obligada a suicidarse. De lo contrario, seguirá ejercitando su camino de Itako.
Onmyôji: Literalmente "Maestro de la dualidad (Yin y Yang)", es aquel que domina las técnicas de adivinación y astronomía para hacer predicciones, así como los cinco elementos naturales (madera, fuego, agua, tierra y metal).

Y finalmente Shugenja: Es aquel que lleva una vida ascética practicando el Shugendo*, una corriente budista cuyos seguidores se adiestran en las montañas para formar parte de la naturaleza.
*Shugendo: Significa literalmente "el camino de la formación y las pruebas" o "el camino hacia el poder espiritual a través de la disciplina."
Es una antigua "religión" japonesa en la que la iluminación o la unidad con kami se obtiene a través de la comprensión de la relación entre el hombre y la naturaleza, centrados y habitando la montaña como ascetas. El objetivo o meta de shugendo es el desarrollo de la experiencia espiritual y el poder.


Espero que os haya servido de algo este pequeño apartado. ^^
Y gracias por leer.



miércoles, 23 de febrero de 2011 | By: Kizoku Nozomi

15º - Descubriendo cosas en el Yume-Do

Buenas tardes. ^^

Vengo con el 15. Es larguillo pero menos que el anterior. No os apuréis.
Tengo claro no hacerlos largos, pero hay cosas que simplemente no sé por dónde cortar. ^^UU
De todos modos este episodio sigue siendo muy interesante y para los nuevo en Rokugan, os puede servir para adentraros más a este mundillo. ^^



En el episodio anterior:
Nuestros protagonistas, desconcertados sin saber dónde estaban, fueron llevados, sin saber porqué, al pasado de Tsukiya en el cual incluso podían intervenir sin ser tan sólo espectadores.
Un sin fin de situaciones que llevaron a un sin fin de preguntas sin respuestas. Tras verlo todo, fueron llevados de nuevo al campo de altas hierbas cubierto de niebla.

La Aventura: Descubriendo cosas en el Yume-Do


Souji: Bueno… Hemos visto el pasado de Tsukiya pero seguimos igual…
Kentaro se pellizcó para ver si todo era real.
Kentaro: Pues parece que es de verdad.
Souji: ^^UUU
Kentaro: A ver, recapitulemos. Cuando le hablamos del colgante la madre rió y dijo ‘así que lo conseguí’. Buscaba el colgante, supuestamente el objeto maligno. Es decir, que no creo que el colgante la corrompiera, sino que sin tenerlo ya era malvada.
Shion: Hmmm ahora que lo dices… No le encuentro sentido…
Souji: ^^UUU No dijo nada como ‘lo conseguí’, pero sí parecía saber sobre el colgante. Y por lo que dijo más tarde, cabe la posibilidad de que ella crease el colgante ¿no?
Kentaro: Además, antes de venir a parar a este mundo de locos ¿visteis la silueta? No parecía agresiva. Será posible que nos trasladase a este extraño mundo para que viésemos estos recuerdos ¿para prevenirnos de algo?
Souji: La bestia de las escamas… No lo sé. ^^U Quizás llegamos aquí al ser salvados de ese pulpo… si es que fuimos salvados, claro.
Shion: Hmmmm.
Kentaro: Sí, pero a saber dónde está Tsukiya.
Shion: Sería raro que estuviese por aquí.
Souji: Sigamos buscando…

Empezaron a caminar sin saber a dónde se dirigían.
Souji: Por cierto, Kentaro, al llegar a este lugar vinimos sin heridas, pero esa bruja te hirió ¿no? ^^UU ¿Cómo estás?
Kentaro: Bueno, desde luego esa bruja pegaba de verdad… Pero estoy bien, sigamos.
Souji intuyó que no era del todo cierto: Señor Hida… No tiene remedio. ^^U
Seguían caminando entre la niebla y sin ver nada hasta que de pronto escucharon ruidos que venían desde el suelo como si se moviera la tierra.
Los 3 desenvainaron sin dudarlo viendo cómo surgían unas figuras de debajo tierra. Pudieron ver que se trataban de zombies.
Souji: ¡Zombies! Está claro que esto no es el Tengoku, Kentaro. ^^UUU
Asestó contra un zombie pero no pareció inmutarse.
Kentaro también dio duro pero se resentía por las heridas mientras que Shion dejó manco a otro.
Souji: Señor Hida… ¡descanse!
Kentaro: No es nada.
4 zombies iban a por ellos a un paso lento por lo que nuestros amigos atacaron de nuevo siendo Kentaro el único incapaz de asestar correctamente. Uno de los zombies quedó desarmado y fue a por su katana; los demás atacaron a los samuráis hiriendo solamente a Kentaro.
Souji: ¡¡¡No toquéis a Kentaro!!!
Al mismo tiempo que Shion intentaba que aquel zombie no recuperase su katana, Kentaro vio cómo Souji, muy veloz, fue a por el zombie que le había herido y lo decapitó en un abrir y cerrar de ojos. Su cuerpo cayó.
Souji: Ya está… Hida, ya le dije que no se esforzase… No podemos perderle…
Kentaro: Arf, arf… Gracias tío, estuvo cerca… arf.
Souji: Quédese cerc…
Antes de terminar la frase, Kentaro se abalanzó sobre el zombie manco que tenía intención de atacarles, logrando con su zanbatou, dejarle sin piernas. Kentaro jadeaba.
Souji: Señor Hida… ^^UUU
Sin mencionar palabra, Kentaro lo remató. Shion había herido de gravedad al zombie desarmado. Apenas podía moverse, lograría levantarse pero muy poco a poco. Así, mientras gateaba, partió su moribundo cuerpo en dos.
Souji se encargó del que quedaba sin problema.

Kentaro: Parece que ya acabó, ufff.
Shion: Zombies… ¿dónde estaremos?
De pronto, entre la niebla, vieron a la lejanía lo que les parecía ser una especie de llamaradas. Los 3 fueron alertados.
Kentaro: ¿Pero qué…? Puede ser… ¿Tsukiya?
Fueron corriendo. A medida que se acercaban vieron dos figuras peleando, una de ellas estaba cubierta en llamas.
Souji: Una pelea…
Shion: No logro distinguir…
Kentaro: ¡¡¡TSUKIYA!!! (Marchó veloz con la zanbatou preparada por si hiciera falta.)
Souji: ^^UU… Sigámosle, Shion.
Shion: Sí.
Cuando estuvieron lo suficientemente cerca lograron ver a un zombie como los que acababan de derrotar y la figura en llamas era Tsukiya que luchaba seria contra él.
Kentaro: ¡UOOOEEEE! ¡¡TSUKIYA!! (corrió como un toro a ella)
Tsukiya: ¡¡¡Ke-Kentaro!!! O_O
Kentaro: ¡¡CÓMO ESTÁS!! ¡¡QUÉ PASÓ!! ¿¿ESTÁS BIEN??
La tocó para zarandearla pero las llamas que rodeaban a Tsukiya le hicieron daño a Kentaro.
Tsukiya: Tontooooooooo.
El zombie atacó y Tsukiya, hábilmente, apartó a Kentaro y le asestó un golpe en el cráneo del zombie dejándolo en el suelo.
Kentaro: Uhhhhh… eso dolió… Jajajaja.
Souji: Es lo que no hay… ^^UUU
Tsukiya: Ea… ya está, uf. (cerró los ojos y las llamas desaparecieron)
Shion: ¿Se encuentra bien, señor Hida?
Kentaro: ¡Sí! No pasa nada, soy fuerte, jajajaja.
Tsukiya le miró de arriba abajo: Sí… eres fuerte… ¿eh? (le dio una palmada con fuerza)
Kentaro: ¡¡Auch!! ¡¡YA TE VALE!!
Tsukiya: Anda, siéntate, que te curaré.
Kentaro se sentó, mirando a Tsukiya y pensando si era real o no, le pellizcó. Al ver cómo gritó supo que ella era real.
Shion: Lady Agasha ¿se encuentra bien?
Tsukiya: Oh, yo sí. ^^ Llevaba rato buscándoos. ñ__n Me alegra que estéis bien… (miró a Kentaro) ¿Qué te pasó?
Kentaro: Ufff, es una larga historia… Cuéntale Souji. xD Que eres mejor contando las cosas.
Souji: ^^UUU Oye… (sin dudarlo fue a él y le dio un golpe en la cabeza) Siempre haces lo mismo.
Kentaro: ¡Auch! (se rascó la cabeza)
Tsukiya: O_o
Souji: Pues… pasa que el señor Hida es el mayor burro de todos y siempre va como un kamikaze y pues, ya se sabe…
Kentaro cantaba contento “Tsukiya me está curaaando”.
Tsukiya: Oh, es eso.
Shion: Sí… es un hombre que no piensa antes de actuar, hmmm.
Kentaro: Agoreros. Yo tenía razón ¿era Tsukiya o no, la de las llamas? Puedo oler a una mujer guapa a quilómetros, jajajaja.
Shion: Sí… Y se quemó por ello, jeje.
Souji: Incluso casi le da el otro zombie, por no vigilar… ^^U
Kentaro: Aguafiestas.
Tsukiya curaba a Kentaro poniendo las manos sobre las heridas, emanando de ellas reflejos azules sintiendo calidez. Ella se puso seria.
Tsukiya: ¿Con qué enemigo distéis? Estas heridas… no están hechas con armas, sino con magia…
Souji: ^^UUU
Kentaro: Es una larga historia…
Shion: Muy larga…
Kentaro: Por dónde empezar… Souji, enséñale el dibujo… Así lo entenderá mejor.
Souji: Oh, cierto… (cogió el dibujo y se lo mostró)
Tsukiya: ¡¡¡¡¡!!!!! ¡¿Ese… es un dibujo mío?!
Kentaro: Nos trasladamos de algún modo al pasado y te vimos… Éramos como fantasmas ahí dentro.
Shion: Como si fuesen sus recuerdos, hmmmm.
Souji: Lo eran, pero con nosotros ahí…
Kentaro: Sí, y también vimos parte de los nuestros pero mucho más borrosos, más bien los intuímos.
Souji: Es decir, sólo logramos entrar de lleno en el tuyo…
Tsukiya: Hmmm… Seguro que al ver o percibir vuestros recuerdos, no queráis verlos si eran desagradables y los rehuisteis…
Los 3 estaban de acuerdo con la explicación.
Tsukiya: Supongo que por eso lograsteis entrar en el mío… porque no os afectó directamente y yo no estaba presente.
Kentaro: Y porqué estábamos cerca del sitio. Tsukiya ¿por qué puede estar pasando esto? Tras lo del pulpo, empezaste a brillar y nosotros tres vinimos a parar aquí y ahora tú también ¿le encuentras alguna explicación?
Tsukiya: Paso a paso… Es que, lo que no entiendo es cómo de un recuerdo pudiste sacar mi dibujo… ¿arrancado? (decía mirando el folio)
Souji: Oh… me lo diste tú. ^^UUU Diciendo que te lo diera a ti misma del futuro, es decir, a la de ahora.
Kentaro: Fue un recuerdo muy real…
Shion: Lo cierto es que sí, el señor Hida salió herido incluso, hmmm.
Kentaro: Es como si realmente estuviéramos allí pero sólo tú pudieras vernos…
Tsukiya: (miraba el dibujo viendo que eran ellos 3) No hay duda, os dibujé a vosotros… ñ__n Entonces… de veras… (pareció ir recordando por momentos todo lo que le pasó) Fue en aquella temporada… con mi madre… Recuerdo vagamente 3 compañeros que sólo veía yo… me tomaban por loca. -__- Pero… si de veras fuisteis vosotros, tiene sentido… Perdonad que no recuerde más ahora. ñ__n Sólo me viene más el recuerdo de lo que me pasó con… Sólo sé que vuestra compañía era muy agradable. ^^
Shion: No hace falta que recuerde… al menos por ahora.
Kentaro: Entonces, es como si estuviese escrito que esto iba a pasar. ¿O habremos cambiado el presente? (se rascaba la cabeza)
Souji: No, el presente no se puede cambiar por ir al pasado. ^^U No pudimos cambiar el pasado.
Tsukiya: .___.
Souji: ¡¡Tsukiya!! ¡¡Nada!!
Shion: Oh, vaya…
Kentaro: Pero a lo mejor esta hoja… No existía en el presente hasta ahora… Es muy complicado.
Tsukiya: Kentaro, mi cuaderno… la última hoja está arrancada… Es así desde que era pequeña.
Shion: Fue algo que realmente pasó, hmmm.
Souji: Y dínos ¿recuerdas qué pasó tras el suceso con el pulpo?
Tsukiya: Pues, recuerdo que caíamos y tras ese relámpago y trueno… me quedé como dormida, sí, eso sería… Notaba estar en un sitio muy muuuyyy tranquilo pero nada más. Luego me vi aquí.
Souji: Así que no recuerda que brillase su tatuaje ni de ver una bestia azul como un dragón…
Kentaro: Tal vez sea otro dragón divino de los que hablaba Miko.
Tsukiya: ¿Un dragón azul? … Entonces sí tendría sentido estar aquí…
Se sorprendieron.
Tsukiya: Seguramente el primero que visteis debió ser el Celestial, con un mensaje importante para los 3. Este otro debió ser el del Agua, además el agua es un elemento que usamos los shugenja como adivinación y curación. De un modo nos ha llevado aquí para que vierais cosas que puedan servir en un futuro, pero como no era algo que pudiéramos ver despiertos, hemos quedado dormidos hasta venir al “Yume-Do”, el camino del sueño.
Souji: ¿¿Quieres decir que… ahora… estamos durmiendo??
Shion: ¿?¿?¿?¿?
Kentaro: ¿? Pero mis heridas… el dibujo…
Tsukiya: Así es. Nuestros cuerpos reales andan en un lugar en las tierras de Rokugan, en el “Ningen-Do”, camino de los humanos, el que todos conocemos. El camino del Yume-Do, cualquiera puede recorrerlo, pero… no es lo mismo soñar que venir aquí… Es una forma de que tú espíritu se traslade aquí… Algunos lo llaman Viaje Astral. Lo que visteis, es lo que se haya en vuestro subconsciente. Al estar yo aquí, visteis mi pasado también, incluso entrasteis. Creo que eso fue más obra de… algún tipo de magia, o puede que algún Dragón esté involucrado también. Eso sí, si morís aquí, nuestro cuerpo allí en el Ningen-Do, también morirá… Y no nos despertaremos más.
Kentaro: Qué complicado. ¿Estamos como en una especie de letargo?
Shion: Todo es muy confuso, hmmm.
Souji: Podría decirse.
Tsukiya: Jaja, algo así… Pero debemos llevar cuidado de todos modos, en el mundo de los sueños pasa de todo… Y no sabemos cuándo nos despertaremos… Pero no debemos morir… Sé de gente que no ha despertado nunca… Aunque dicen que cuando sueñas que te mueres, no te mueres, te despiertas, jaja. Pero esto es muy distinto. Además yo ya he venido aquí antes… ñ__n.
Shion: ¿Ya había estado “aquí”?
Tsukiya: Sí, será por esa capacidad que tengo de tener sueños premonitorios y mi espíritu “viaja” mucho viendo lo que puede pasar.
Souji: Sorprendente.
Kentaro: Entonces cuando tienes esas visiones… ¿estás aquí?
Tsukiya: La gran mayoría de veces sí.
Kentaro: En todo caso, el dragón nos dejó en lugar seguro porque sino estaríamos en el Tengoku o Jigoku o donde sea.
Souji: No parabas de pensar que podríamos estar muertos. ^^UUU Me ponías nervioso.
Todos rieron.

Kentaro: Oye Tsukiya, quería consultarte. Me pasó algo raro mientras peleaba con ese bastardo… Zenko.
Tsukiya: Lo sé. De eso quería hablarte. ñ__n Pero justo cuando se fue Zenko, no querías hablar y pasó lo del pulpo.
Shion y Souji escuchaban atentamente.
Kentaro: ¿Crees que el Dragón ese quiso ayudarme?
Tsukiya: No, los dragones no tienen nada que ver con eso… El rayo que cayó a Zenko era un conjuro de rayo de Jade.
Kentaro: ¿Jade? ¿Un shugenja me ayudó?
Tsukiya: Jaja, no, qué mono. xD El rayo lo hizo tu zanbatou. Es curioso que la tengas y no conozcas su poder…
Kentaro: ¿La… espada? Era de mi abuelo… por eso la llevo, pero siempre me pareció un trozo de metal sin más.
Shion: Vaya… así que la zanbatou nos salvó…
Tsukiya: Shion, no vaya a confundir el rayo que le cayó a Zenko con el que oímos antes de ser devorados.
Shion: Demasiadas cosas de golpe como para entenderlo todo, hmmm.
Tsukiya: Señor Kentaro ¿sabe? Aunque le parezca mentira, se dice que toda cosa lleva un alma pero a veces es tan débil que se queda dormida, es algo que tenemos en todos lados y muchas veces percibimos. Tu zanbatou le fue agregada un alma, una energía. Los objetos de este tipo con esa “alma despierta” son llamados también Nemuranai.
Kentaro no se lo podía creer: ¿Que qué? ¿Me estás diciendo que esta cosa está viva? (le dio unos toquecitos) Oh vamos, es imposible que esto tenga un alma.
Tsukiya: Bueno, si le es más fácil, dígale objeto mágico. Viva… Es que todo está vivo, señor Kentaro, pero no por ello todo tiene que hablar como las personas. Así que no es imposible, además, si desconocía su poder, seguramente la hizo despertar cuando estaba en apuros contra alguien como Zenko.
Kentaro: Vaya… (miró hacia el horizonte) Gracias abuelo.
Souji: Pues ya sabe, Kentaro, cuídela más.

Tsukiya le pidió que le dejase ver la zanbatou, así pues, Kentaro se la lanzó sin ser consciente de que pesaba mucho y prácticamente echó a Tsukiya al suelo siendo derribada por el arma. Souji le dio otro golpe en la cabeza.
Kentaro: ¡Auch! Perdón, perdón.
Shion: Piense un poco antes de actuar, hombre…
Tsukiya observaba la zanbatou pasando sus manos por encima. De pronto empezó a rodearle al arma una energía color verde hasta que Tsukiya quitó las manos.
Tsukiya: ^^ Tienes un nemuranai fuerte, eh. Ese alma es de nivel mayor de elemento Tierra. ^^ Por eso pudo dar ese golpe de jade.
Kentaro: ¿?¿? Jajajajaja, qué cosas más raras dices. (cogió su zanbatou a su espalda)
Tsukiya: No es raro. ú///ù
Kentaro: Jajajaja. Si un espíritu encerrado en una espada quiere ayudarme, bienvenido sea. Sino ¡le patearé el culo! Jajajajaja.
Tsukiya: ………………
Souji: Dudo que pueda… En fin, no le des vueltas Tsukiya. Antes entendería esto un niño que él. ^^UUU
Tsukiya: Pues nada. Kentaro, aún te quedan heridas. Así que ten cuidado.
Kentaro: Por cierto ¿qué recuerdas del colgante de tu madre?
Souji: Delicado tema. ^^UUU
Tsukiya: (puso cara triste) Eso… Lo siento mucho. Me temo que todo lo que os ha pasado hasta ahora y lo que pueda estar pasando en Rokugan… sea por culpa de mi madre…
Shion: Hmm… (murmuró) Aquella bruja.
Kentaro: ¿Tú crees? ¿Por qué?
Tsukiya: Porque ella… Creó ese objeto maléfico… y después de tener ese colgante… hizo otros…
Souji: (murmulló) Lo que pensaba.
Kentaro: Eso explicarían varias cosas. Y por supuesto no está siendo controlada por él.
Tsukiya: (apretaba fuerte los puños) ¡¡¡Por eso y por todo lo que hizo tengo que dar con ella y pararle los pies personalmente!!! No podía dejar que me dejarais en mis tierras; de ser así me habría ido sola. Y vosotros estabais metidos de lleno en el asunto…
Kentaro: Tranquila, estamos contigo.

Souji: A propósito ¿qué vamos a hacer ahora? Si esto es… un sueño…
Shion: ¿Una… salida?
Kentaro: ¿Pellizcarnos hasta despertar? (miraba a Tsukiya)
Ella aún estaba curándole.
Tsukiya: Podríamos despertar si alguien de fuera nos despertase… pero, no sé siquiera dónde están nuestros cuerpos… ñ__n Y el tiempo en el Yume-Do es muy relativo… Aunque dé la sensación que pasemos mucho rato, podremos haber pasado poco en el Ningen-Do y viceversa.
Siguieron cuestionando para buscar una salida mientras Kentaro se sentía muy bien en manos de Tsukiya hasta que Souji saltó de pronto.
Souji: ¡Tsukiya! ¡Una pregunta importante! Es sobre los dragones… Me sé su historia, pero más importante aún es que estos dragones no suelen “visitar” a los mortales. Se sabe que lo han hecho alguna vez para algo importante… pero sólo se mostró una vez ante un mortal… Nosotros, si lo que vimos son dragones, nos ha pasado ya… ¿3 veces? ^^UU 2 con el sueño, el dragón Celestial según tú, y el de ahora, azul, el del Agua. ¿Por qué?
Tsukiya: Oh, vaya, eso es que de veras es importante la noticia. ^^ Y todos deberéis prestarles atención.
Souji pensaba en su tatuaje, pero no sabía cómo decirle nada sobre ello.
Kentaro: Están locos estos dragones. Viniendo, mareando con sus escamas y sin decir nada. No los entiendo, si son tan superpoderosos ¿no pueden hablar un rokuganés más decente o qué? No entiendo qué demonios quieren, sólo vienen, sueltan su frase y se largan.
Shion: Agradecería que fuesen un poco más claros, hmm…
Tsukiya: Sí, bueno. Sé muy bien la rabia que da no saberlo todo a la primera y tengas que ir descifrando. Con mis sueños me pasa mucho, pero ya estoy acostumbrada. Quizás en realidad… no estemos preparados para saber toda la verdad… o quizás os han dicho mucho y no sabéis cómo descifrarlo. Puede que si damos con un dragón en persona, nos digan más. ^^
Souji: Hablando de dragones, hay uno escenificado aquí en Rokugan.
Kentaro: ¿Ese dragón marino que nos metió en este entuerto? Debe andar por ahí, podríamos buscarle… ¿en el tatuaje?
Souji: El tatuaje no tiene nada que ver, ése sigue siendo un misterio. Señor Hida, como clan del Cangrejo en el que pertenece, debería saberlo. Hablo del Dragón de las Sombras. 7 Dragones forman los Cielos Celestiales, cada uno creados por el universo como materia prima de la creación formando los 5 elementos que conocemos y se mueven entre nosotros. Los Dragones se mueven entre los humanos, los mortales, cuando los Cielos Celestiales están muy cerca de la tierra y tienen mucho interés en ellos… ahora debe estar pasándonos eso…
Shion: Nunca había escuchado algo así…
Kentaro: ¿Qué el cielo caerá sobre nuestras cabezas?
Tsukiya: Jaja, no, es una forma de decir.
Kentaro: ¿Entonces? No entendí nada. (se volvió a rascar la cabeza)
Souji: Aguardad. El Dragón del Fuego observa cómo los humanos pueden realizar grandes hazañas de fuerza interior e inspiración. El de la Tierra y el del Agua hablan entre ellos, acerca de cómo los mortales son fuertes en cuerpo y espíritu, capaces de dominar la tierra que la Luna y el Sol les dieron. El Dragón del Viento vio cómo los kamis que habitaban en el imperio amaban a los humanos e hizo lo mismo. El Dragón del Vacío permaneció aparte, debatiendo con su primo Togashi, el fundador del Clan del Dragón, acerca de los misterios que los mortales podrían desentrañar con sus mentes sagaces y almas inconquistables.
Todos escuchaban asombrados como si se le explicaran cuentos a niños pequeños.
Souji: Pero como al Sol y a la Luna les preocupó que la interferencia de los Dragones en Rokugan fuera demasiado, decretaron que los cielos fueran elevados muy por encima de la tierra y fue así que crearon al Dragon Celestial para mantener a todos allí y actuar como mensajero entre ambos reinos. Finalmente, cuando Shinsei convocó a los campeones mortales del Imperio para combatir a Fu Leng, el Dragón del Trueno fue visto por primera vez en los cielos y el grito de su nacimiento conmocionó a toda la tierra. Este representa la fuerza del alma mortal combinada con la voz de los cielos. Por eso no debería subestimar a los dragones, señor Hida. Pero, aquí viene, el dragón que no está en los Cielos Celestiales.
Kentaro: La Sombra…
Souji: El Dragón del Aire… Fue abducido por el poder de las tierras oscuras durante una batalla y separó su vínculo de los Cielos Celestiales. Aprovechó que la familia Goju del Clan Daigotsu no tenía señor y el Dragón, pasando a llamarse Dragón de las Sombras, se ofreció a ser el daimyo de ellos. Por esa razón, se corre el rumor de que un octavo Dragón vaya a nacer, no se sabe cuándo… Seguramente sustituyendo al del Aire que fue corrompido. Debe nacer sí o sí para seguir manteniendo el equilibrio.
Kentaro: Entonces, los dragones pueden mostrarse con forma humana…
Tsukiya: Si desean, sí. Pero también pueden materializarse tal como son, aunque son muy grandes.
Shion: Hmm… todo suena muy complicado…
Kentaro: Sí… Jajajaja ¡qué listo eres nano! (le dio una palmada en la espalda a Souji)
Souji: ^^UU No es nada… Sólo llevo mis estudios…
Kentaro: ¿Y qué pasaría si naciese ese octavo Dragón?
Souji: No lo sé, aparte de recuperar el equilibrio… Nuestra misión ya es importante, pero el nacimiento de un Dragón debe ser todo un acontecimiento.
Tsukiya: ¡Wala! Así que quién sabe si vemos nacer al Dragón. =D Teniendo en cuenta que parece que vosotros 3 sois muy importantes en la misión…
Shion: Si seres tan magníficos se comunican con nosotros es que es algo realmente trascendental.
Kentaro: Pero ese Dragón de las Sombras no es nuestro enemigo por ahora, a menos que tenga que ver con los objetos maléficos.
Shion: La verdad es que no sería nada agradable tener que pelear con algo así…
Souji: Por eso me escama qué papel tan importante podríamos tener… Sabemos que necesitan algo y hay que despertarlo. ^^UU (irremediablemente miró a Tsukiya)
Tsukiya: Pues entonces caminemos y descubramos más cosas.
Estaban dispuestos a seguir excepto Kentaro que quería que Tsukiya siguiera curándole aún estando bien. Gracias a su comentario inoportuno “se siente calentico” se ganó otro golpe en la cabeza por parte de Souji.

Shion: ¿Y qué dirección tomamos? No sé por dónde empezar…
Souji: Todo se ve igual…
Tsukiya: (empezó a caminar sin importarle dónde) No os apuréis, chicos. ^^ Estoy acostumbrada. El mundo de los sueños es así… aparentemente sin sentido y sin un camino fijo. Lo que nos tenga que pasar, pasará. Por cierto, eso me recuerda que os diga que no penséis en nada. Nuestro subconsciente puede ser muy traicionero y mostrarnos cosas indeseadas. Si tenemos que ver algo, tenemos que ser receptivos.
Al fin, todos juntos de nuevo, siguieron caminando por el Yume-Do. Tsukiya en cabeza, caminaron largo rato sin ver nada fuera de lo normal, ni tan siquiera sombras molestas. Iban todos muy calmados. De pronto llegaron a una zona donde no había hierbajos, al contrario, se podía ver la tierra. Parecía un camino.
Souji: ¿Lo seguimos?
Kentaro: Supongo que es lo que se supone que deberíamos hacer.
Shion: Sigámoslo.
El lugar aún estaba cubierto de niebla por lo que seguían sin divisar bien cosas lejanas. Siguiendo el camino se vieron en medio de varias piedras levantadas del suelo.
Kentaro: ¿Qué es esto? ¿Piedras? No se ve nada.
Shion: Parecen…
Tsukiya: Estamos en un cementerio…
A los 3 guerreros les dieron escalofríos. Lo último que deseaban era ver zombies.
Se pusieron a observar las lápidas, mirando nombres que no les decían nada.
De repente notaron algo por el camino de la izquierda; no sabían qué era, y la niebla no les dejaba ver. Se pusieron en alerta, Kentaro desenvainó pero Tsukiya le detuvo.
Miraban atentos, pudieron observar cómo desde la lejanía la niebla se iba disipando abriendo un camino e iba dirigido a ellos. Pasó entre ellos una ráfaga de aire cálido y escalofriante. El camino fue despejado. Todos se asombraron.
Tsukiya: ¡¡¡Rápido, escondámonos en la niebla!!! ¡¡YA!!
Dando empujoncitos incitando que le hicieran caso y así hicieron.
Escondidos entre la niebla, agachados y mirando el camino despejado, empezaron a escuchar muchos susurros, murmullos que no sabían qué decían. En el camino despejado empezaron a pasar un grupo de entes, sombras de todos los tamaños. Escuchando murmullos mientras sus cuerpos estaban totalmente erizados. A pesar de intentar descubrir qué decían, tan sólo pudieron interpretar algunos susurros y murmullos; eran de dolor, desesperación; de almas perdidas.
Kentaro: (susurrando) ¿Qué son estas cosas, Tsukiya?
Tsukiya: (susurrando) Almas… pero este es el Yume-Do, por lo general aquí no descansan las almas, pero también pueden caminar por estos caminos y comunicarse con nuestras almas. Es complicado de explicar. Sigámosles.
Shion: ¿Quiere que las sigamos?
Kentaro: (susurrando) ¿Les sacudo con el abuelo?
Tsukiya: (susurrando) ¿Llama abuelo a su zanbatou? Ni que tuviera su alma. Pero no, no será necesaria la violencia.
Kentaro estaba convencido de que su abuelo Kisada era el alma que descansaba en el nemuranai.

Tsukiya empezó a caminar; nuestros guerreros la siguieron. Nada pasó por el camino salvo cuando estaban a punto de llegar lo que parecía ser un templo, vieron como si el paisaje de distorsionara.
Kentaro: ¿Qué es eso?
Souji: El paisaje no es precisamente tranquilizador. ^^U
Shion: Para nada… *sigh*
Tsukiya: En los sueños los paisajes suelen cambiar sin más ¿no os ha pasado? Este templo… me pregunto qué habrá dentro…
Se adentró.
Souji: Se lo toma con tanta calma y serenidad, Tsukiya… Increíble. ^^U Nosotros no damos crédito a esto.
Shion: Teniendo en cuenta que ha estado varias veces en este “lugar” es comprensible… Pero preferiría irme cuanto antes.
Kentaro: Pues entremos. Con suerte hay un Dragón dentro y nos dice qué carajo hacemos aquí.

Entraron al templo. Nada más entrar vieron muchas escaleras y puertas en todas direcciones. El paisaje seguía distorsionándose.
Kentaro: Qué mareo. Es un laberinto.
Shion: Sí… Nos podríamos pasar una vida dentro y no encontrar nada, hmmm.
Souji: Nadie sabría por dónde empezar. Tsukiya, espero que tengas alguna idea. ^^UUU
Tsukiya: Yo en sitios así simplemente camino. Lo que incita a la búsqueda es el querer saber, encontrar algo… Así me he movido siempre. Siempre nos acaban mostrando algo.
Souji: Está bien, pues te seguiré a donde vayas. ^^U
Fueron caminando, arriba y abajo viendo muchas escenas, imágenes curiosas según el cuarto que pisaban. Nuestros amigos intentaban quedarse con ellas. Vieron en un cuarto un frondoso bosque y silencioso donde recordaron ver armaduras púrpura y una estatua de una serpiente. En otro vieron un hogar muy acogedor sin conocer a los inquilinos. En otro cuarto vieron unas tierras verdes y hermosas que se iban oscureciendo. Otras imágenes les mostraban batallas, veían muchos ejércitos juntos contra uno sólo. La tierra temblaba. Unos ojos profundos y grandes les asustaron por un momento haciendo desaparecer todo.
Kentaro: ¡¡Uaaagh!! ¿Qué fue eso? Qué viaje…
Shion: Es como ver todo Rokugan en un solo lugar, hmmm.
Souji: Todo es muy confuso… ^^UUU
Tsukiya: Así es todo esto… Esas imágenes pueden ser cosas del futuro o del pasado… La cosa es saber interpretarlas. ñ__n…
Shion: ¿Del futuro también?
De repente pudieron escuchar cerca el ruido del colgante. Todos se pusieron alerta. Cerca de allí, vieron salir por debajo de una puerta de otro cuarto bastante sangre.
Kentaro: … ¿Qué debemos hacer, Tsukiya?
Tsukiya: Ver sangre no es buena señal… ñ__n Pero vayamos, incluso en los sueños debemos enfrentarnos a todo…
Shion: Si tiene que ser así…
Llegaron a la puerta del cuarto, escuchando un sonido indefinido desde dentro. Kentaro abrió la puerta poco a poco. Era un cuarto pequeño y muy oscuro; tan sólo se iluminaba por la poca luz que entraba. Vieron una figura de espaldas y agachada; parecía estar haciendo algo.
Kentaro: Uooe… Oye tú.
Souji: ¿Hola? ^^UU
Aquella figura, aquel ser, dejó lo que estaba haciendo. Se rió; era la risa de una mujer. Y se levantó.
Souji: ……
Kentaro: Muéstrate…
Al girarse, gracias a la poca luz que entraba, pudieron verle la cara, toda ella ensangrentada, mientras se relamía. En aquellos momentos, Kentaro estaba muy sorprendido, pero Souji y Shion estaban en alerta por si tuvieran que usar sus katanas.
Mujer: Jujuju, qué bien que haya venido más visita…
Shion: ¿”Más”?
Tsukiya: (asustada) Está toda llena de sangre…
Kentaro enseguida relacionó lo que había dicho.
Kentaro: Sangre… ¡Un Maho! (preparó su zanbatou)
Mujer: (riéndose a carcajadas) JAJAJAJAJAJA. Oyeeee, sois unos chicos muy listos. No pensé que nadie supiera de alguien como yo ¡¡y menos aquí!! Vosotros vais preparados… No os podré coger como a este pobre imbécil de aquí… jummm.
Souji: ……
Kentaro: ¡¡Estúpida ilusión!! ¡Qué demonios quieres!
Mujer: ¿Ilusión? Jajajaja ¡no soy ninguna ilusión! Estoy aquí… Pero a diferencia de muchos otros… mi cuerpo también se haya aquí. Oh, puede sonar estúpido pero me quedé encerrada y no sabía cómo salir. Por eso me divertía matando a la gente que durmiendo me visitaba. ^^ Jejejejeje.
Tsukiya: Gente que nunca despertaba.
Shion: … Una pesadilla viviente…
Kentaro: Entiendo… ¡¡Vamos abuelo!! (decidió atacar a la mujer maho) DESAPARECEEE.
Ella le sonrió y usando magia causó un gran aire que evitó que le diera. Unas alas negras salieron de ella y voló saliendo del cuarto.
Mujer: Pero hombreeee… ¡¡Haberme dejado disfrutar más de ese manjar!!
Tsukiya: Esta bruja… No es normal… Nada normal…
Souji: Si vuela, poco hacemos con las katanas. ^^U
Kentaro: BAH, NO ERES MÁS QUE UNA COBARDE. ¡VEN AQUÍ Y PELEA APESTOSO DEMONIO!
Mujer: ¿Cobarde? Oh vamos, sólo quiero disfrutar un poco charlando, jujuju. Y no me llames demonio, oh, yo soy más inteligente que cualquier oni. ^^
Kentaro: ¿Qué demonios eres tú, pues? ¿Un pajarraco?
Mujer: Soy una maho, idiotas… Y yo que pensaba que erais más inteligentes… Soy Ruri Chuda y… me divierto mucho matando gente. Pero eso no quiere decir que vaya matando a todo el que vea. Tengo más clase que otros mahos que ansían poder en poco tiempo y pierden el control. ^^
Kentaro: Que no me cuentes tu vida. (quiso darle, pero ella seguía volando sin acercarse)
Ruri: Oh, venga ya… ¿Qué hacéis aquí? ¿Estáis perdidos? ¿Buscáis respuestas? ^^ Quizás lo que debáis ir a ver os pueda ayudar… Yo también quiero salir de aquí ¿sabéis?
Souji: Sí, ya. ^^UUU Si sales harás mal a otros, y no nos extrañaría que fuera una trampa tuya.
Tsukiya estaba muy asustada como para decir algo. Además, ver a aquella mujer ensangrentada le trajo recuerdos del pasado.
Kentaro: ¿Ayuda de un maho? Olvídalo. Mis amigos no se fían de ti ¡ASÍ QUE NO ERES DE FIAR! ¡APARTA! ¡DESAPARECE!
Ruri: ¿Pero tú no te fías de mí? ^^ No seáis crueles. ¿Nadie entiende cómo se siente una al no poder salir de una prisión y sin tener a nadie con quien conversar?
Souji: … Claro… Si matas a todo el que viene… ^^UU
Shion: No es justificación para ir matando…
Kentaro: ¡Eso eso!
Ruri: Eso es cierto… (miraba desconcertada a un lugar indeterminado) Pobre gente que he matado ¿no? Quizás debí cogerles como rehenes para que hablaran conmigo siempre. ^^
Kentaro: ¡¡Quién te crees que eres para jugar así con la vida de la gente!! ¡¡ESTÚPIDA MAHO, BAJA Y TE ENSEÑARÉ!!
Ruri, con su magia, logró teleportarse delante mismo de Kentaro. Seguía levitando, bocabajo, teniendo su cara enfrente de la del Cangrejo.
Ruri: Venga, no te malhumores o te saldrán arrugas. Y eres aún muy joven… Juju, bonita cicatriz. ^^
Souji: “-Tiene demasiado poder…”
Kentaro: (pareció sonrojarse ante sus palabras) ¿T… Tú crees? :$ (pero pronto reaccionó) ¡¡¡!!! ¡¡Maldita!!
Intentó darle un puñetazo, sin embargo ella fue más rápida y se teleportó a la vez que reía.
Ruri: Es igual… Si no me lleváis con vosotros… Ya iré yo. ^^ Jijijiji.
Desapareció sin más aunque su risa se oía de fondo.
Kentaro: … ¿se largó?
Shion: Eso parece…
Kentaro: ¿Habremos hecho lo correcto? Bueno, no se puede esperar nada bueno de un maho.
Shion: (murmuró) Sólo damos con malas mujeres…
Souji, que estaba muy preocupado por Tsukiya, le cogió del brazo y caminó sin importarle por dónde. El hombre rata y el Cangrejo les siguieron.
Souji: Tsukiya, reacciona. No te centres en lo que has visto… Olvídate de esa bruja… Aunque noto como si nos siguiera. ^^UUUU Pero no dejes que el miedo te invada ¿me oyes?
Tsukiya: Ah… Sí, sí…
Kentaro: (bramaba) Esa perra me confundió con su belleza. A la próxima que la vea… ¡¡No dejaré que se ría de mí!!
Shion: (murmuró de nuevo) Se habrá enamorado.

Siguieron el camino sin rumbo, pero desde el encuentro con Ruri Chuda, no pararon de oír sus risas y no vieron más escenas. Souji seguía firme con Tsukiya, serio. No soportaba la situación.
Kentaro: ¿Qué demonios le pasará a esa loca que no deja de reírse? Todos los mahos son iguales, ríen y luego nos los cargamos. Jajajaja, desgraciados.
En decir aquello notó como si alguien le hubiese dado una patadita en la cabeza. Miró arriba sin ver a nadie, pero no cabía duda de quién era.
Ruri: Así que habéis matado mahos ¿eh? Esto es interesante… jummmm.
Kentaro: ¡Diantre de criatura! ¡Deja de marearnos! ¡Si quieres algo, pelea! ¡Sino, lárgate!
Ruri: Sólo quiero encontrar la salida… Oh, dios, eres más violento que yo. O.o
Kentaro: ¡Pues la buscas por tu cuenta! ¡¡Pesada!!
Ruri: ¡¡Ni siquiera me habéis dicho vuestros nombres!! ¡Y yo sí! ¿Qué tipo de samuráis sois?
Souji: ………
Kentaro: ¿¿¿Pero qué coño??? ¿¿Y a ti qué te importa??
Shion: … Nadie le pidió el suyo, señora…
Ruri: Encima maleducados… No pensé que hoy día los samuráis fueran así… En los tiempos que yo era joven, era otra cosa, jummm…
Aquello hizo pensar a todos qué edad podría tener esta maho que aparentemente parecía muy joven.
Kentaro: ¡Que te dije que no me cuentes tu vida! ¡Ignorémosla, me está poniendo de los nervios!
Shion: Espero que encontremos una salida o lo que sea pronto…
Ruri: Vengaaaa, si sé que os gusta mi compañía. ^^ ¿Y qué hay de vuestra amiguita? No habla…
Tsukiya: “-Vete al infierno. Ù___ú+”
Kentaro: ¡¡DÉJALA EN PAZ, PESADA DE LAS NARICES!! No le hagas caso, Tsu, sólo es un bicho aburrido.
Ruri: Vaaa… pero si te vi ruborizarte… No mientas…
Kentaro volvió a ruborizarse recordando el momento: …… :$ (reaccionó de nuevo) ¡¡No digas TONTERÍAS!! (empezó a caminar más rápido)
Shion se aprovechó de la situación: Señor Hida, creo que ha encontrado alguien que realmente le rivaliza, jeje…
Kentaro: ¡¡¿¿Tú también Shion??!! ¡¡Vale ya!!
Souji se giró, queriendo dirigirse a Ruri aunque no la viese. Seguía teniendo orgullo de samurai.
Souji: Está bien. Yo soy Souji Kakita e intento salir de aquí llevando a mi amiga Tsukiya. Si no quiere nada más, déjenos tranquilos.
Kentaro: No pierdas el tiempo hablando con esa tonta, Souji ¡no te escuchará!
Ruri: Claro que escucho… De no ser así os habría matado… Pero parecéis interesantes. ^^
Mientras Kentaro se sentía provocado por ella y bramaba, el tatuaje de Tsukiya fue brillando poco a poco sintiendo cómo perdía fuerzas. Ruri se dio cuenta y, pasando del Cangrejo, se dejó mostrar ante la Fénix. Todos fueron pillados por sorpresa.
Souji: ¡¡Aléjate de ella!!
Ruri: (se mostró seria por primera vez) Oye niña… Tu tatuaje me suena…
Todos se asombraron.
Kentaro: ¿Conoces el tatuaje de Tsukiya?
Shion: ¿Duh? …
Tsukiya: …… Déjame… Yo no quiero saber nada de mahotukais…
Ruri: Eehn… Ya noté algo raro en ti… (le cogió de la mano) Están frías… Sudor frío… ¿tanto te molesta la energía que corre por aquí?
Souji: ¡¡Bastarda!! (desenvainó y le atacó)
Ruri se apartó antes de ser alcanzada por Souji.
Shion: Vaya… Esta mujer de veras sabe agotar la paciencia…
Tsukiya: He empezado a agotarme desde que te vi… (el tatuaje empezó a brillar con fuerza)
Ruri: Oh, vaya… Así que ahora es por mi culpa… Será mejor que encontremos la salida cuanto antes. ^^ Así ya no nos veremos más, jejejejeje.
Kentaro: Vámonos (decía mosqueado) Está claro que no vamos a sacar nada de esta TA-RA-DA.
Souji: Si el tatuaje te brilla, Tsukiya… Creo que es para protegerte. Así que mejor llevar cuidado de ella. (la cogió y siguió caminando)
Shion y Kentaro fueron junto a Tsukiya. Siguieron dejando a Ruri detrás pensando en sus cosas.

Al poco llegaron a otro cuarto sin salida en el que había en las paredes dibujos como jeroglíficos. Nadie de los allí presentes sabían interpretarlos.
Kentaro: ¿Qué demonios es esto?
Souji: Una especie de dibujos…
Shion: Hmmmm.
Kentaro: Tsukiya ¿sabes qué son?
Tsukiya: Pues… dibujos… quizás con algún sgnificado. Pero vaya, de ser así aquí en las paredes debe haber todo un escrito.
De repente se cerró la puerta. Se giraron sobresaltados.
Souji: Lo que faltaba…
Shion: ¿Ha sido ella?
Kentaro: No lo creo, esa sólo quería dar la tabarra un poco.
Souji: Lástima que no sea capaz de darle… Sino le cortaba en dos…
Kentaro: Sí, es desquiciante un enemigo al que no puedes golpear. Quién sabe, a lo mejor sólo es parte de este extraño mundo de ilusiones.
Souji: Ah, sí… Kentaro… Te lo cuento desde mi experiencia… No te dejes engañar por muy bella que parezca. Ù_Ú La última y única mujer bella que me metieron en mi vida, la tuve que decapitar… Y que sepas que si Ruri fuera una simple ilusión, no le habría afectado así a Tsukiya.
Kentaro: Gracias por el consejo. Vaya, el brillo del tatuaje… Le brilló con ella y también con lo del Dragón, que se supone que es bueno… ¿no? Entonces esa pájara también es real...
Souji: Quizás que brille ante un Dragón sea porque su tatuaje es un dragón. ^^UUU Aunque bien mirado, es la primera persona que nace con un tatuaje y los dragones parecían querer comunicarse con ella… Y confío que si brilla ante esa... mujer, es para protegerla.
Tsukiya escuchaba sin meterse en la conversación a la vez que con una de sus manos tapaba su tatuaje todo el rato.
Decidieron observar aquellos dibujos sin lograr dar con nada. Por otro lado, Souji y Tsukiya dieron con una puerta secreta que no podía abrirse. En ella había una escritura.
Souji: ¿Qué dice la puerta?
Al oírle, Shion y Kentaro se acercaron.
Tsukiya: Mi vida, mi hogar, mi perdición. Posee ese temperamento cambiante que tanto he adorado. Muchos hombres viajan sobre ella y algunos quedan sepultados en ella para siempre.
Kentaro: ¿Un acertijo?
Tsukiya: Habrá que ver de quién se trata… la vida de quién… Ju, quizá Ruri lo sepa…
Souji: ¿Ruri? ^^UUUUUUU
Kentaro: ¿La loca esa? No quiero saber nada de ella.
Tsukiya: ………………
Shion: Señor Hida, seguro que usted puede hacerla venir, jeje… (parecía disfrutar de la situación)
Kentaro: ¡¡Shion, basta ya!! :$
Tsukiya se giró y apartó su mano que tapaba el tatuaje aún brillando.
Tsukiya: Has estado aquí todo el rato… Ya que quieres salir también, al menos ayúdanos con esto…
Todos se extrañaron.
Kentaro: ¿?¿?¿?
Ruri: ¡Por todos los infiernos! Qué miedo das, chica… Los demás no se percataron de mí… ¬¬
Se dejó mostrar asustando así a Kentaro.
Kentaro: ¡¡Coño, qué susto!! ¡Es peor que Tatsuma!
Shion: Parece ser que siempre estuvo aquí…
Souji: ………
Ruri: ¿Pero ya estás mejor, niña? Ô.o
Tsukiya: Debo acostumbrarme a gente como tú… Bueno ¿nos vas a ayudar? O nos quedamos aquí siempre…
Kentaro: ¿Estás segura de ello, Tsukiya? Es una mahotsukai… Y aparte lleva riéndose de nosotros desde que la vimos… ¡Me saca de quicio!
Tsukiya: Soy la última que pediría esto… Pero tengo mis razones…
Todos parecieron acceder a regañadientes.
Ruri: A veeeer… Qué hay que saber… Quién es esa persona… Siempre podríamos mirar los dibujos esos… jummmm.
Kentaro: ¡Óyeme diablo! ¡Te estoy vigilando! ¡Como se te ocurra hacerle algo a Tsukiya despídete de tu cabeza!
Ruri: ^^ Ya sé que te gusto, pero tendrás que dejar que os ayude para salir.
Kentaro: Estúpido demonio…
Souji: ^^UUUUUU
Sin más que hablar, todos seguían mirando los dibujos esperando encontrar algo útil.
Kentaro cayó en la cuenta que la mayoría de dibujos parecían islas en medio del mar.
Kentaro: Esto parecen como ¿islas? ¿En medio del mar? Sí, parece algo así, hmmm. (se rascó el mentón)
Ruri & Tsukiya: Una persona relacionada con el mar…
Se miraron ambas a la vez por haber dicho lo mismo juntas al unísono.
Vagamente empezaron a ver dibujos de barcos.
Kentaro: Islas… Barcos… Pues muy bien ¿y qué? Este mundo es de locos.
De repente Shion vio cómo su cuerpo empezó a bifurcarse, como si se fuera deshaciendo poco a poco en pequeñas partículas.
Shion: Uh… Oh…
Souji: ¿Shion? ¡¡Shion!!
Ruri: Vaya…
Tsukiya se mostraba tranquila pese a todo.
Shion: ¿Qué… me está… pasando?
Kentaro: ¡¡Shion, qué pasa!! (fue a él)
Ruri: Se está acabando el tiempo aquí…
Tsukiya: Debemos descifrar esto cuanto antes…
Enseguida Souji se vio en la misma situación que Shion.
Shion: Oh… va… ya… Esto no me gusta… (tenía lo poco que le quedaba de cola enroscada en parte de su pata)
Souji: A mí tampoco me gusta. ^^UUU ¡¡Descubrir lo que sea pronto!!
Kentaro: ¿¿Souji?? (Kentaro también empezó a notar su cuerpo desaparecer) ¡¡Mierda, qué está pasando!! ¡Malditos dibujos!
Ruri y Tsukiya miraban las paredes buscando la respuesta. Pronto Shion desapareció por completo, pero su presencia aún estaba presente pues las partículas estaban dispersas en el aire; parecía que aún podía ver, oír y hablar.
Shion: Creo que esto es de… verdad malo………
Tsukiya: ¡¡Tenemos que dar con la respuesta rápido!! ¡¡Oye, mala bruja ¿no tienes nada?!!
Ruri: ¡¡Cállate niñata, hago lo que puedo!!
El cuerpo de Souji también desapareció. Kentaro pronto le siguió.
Ellas dos, mirando los dibujos, dieron con unos que parecían hombres.
Ruri: Oh, qué tiernos hombres… Lástima que no los tenga aquí. *¬*
Tsukiya: Sí, lástima… Para dejarles muertos ahí ahogándose en el mar… ¬¬
Ruri: Bueh… Parecen piratas… Seguro que les gustará morir en el mar. ^^
Shion: ¿? Piratas…
Tsukiya: ¿Acabas de decir… piratas muertos en el mar?
Ruri: Sí ¿Qué no tienes bien los oídos?
Tsukiya: ^^ Gracias. Lo que tú no tienes bien es la cabeza, pero gracias.
Fue corriendo a la puerta secreta mencionando “La Mar” y ésta empezó a abrirse.
Ruri: ¡¡!! Por fin…
Tras aquella puerta se veía una luz muy radiante. También provocó que dentro del cuarto entrara mucho viento que parecía empujar hacia fuera quien estuviera cerca de la puerta.
Ruri: ¡¡Al fin puedo salir!!
Su cara se desencajó y aprovechando que Tsukiya estaba de espaldas a ella, fue corriendo alzando la mano con la idea de hacerla desaparecer. Pilló a nuestros guerreros por sorpresa sin poder hacer nada. Pero la shugenja, sin que la maho se lo esperase, logró detenerla. Su tatuaje brillaba con mucha fuerza.
Ruri: ¡¡¿Cómo?!! ……
Tsukiya mostraba una mirada de miedo. Una mirada inusual en ella y que hasta ahora nadie había visto salvo Souji en alguna ocasión en el pasado.
Tsukiya: Que te quede claro que nadie me echará atrás en mi camino. Y como toques un pelo de alguno de mis amigos desearás no haber dado nunca con alguien como yo ¿entiendes?
Ruri: Juas… tú tampoco eres normal…
Tsukiya: (sonrió aún mostrándose seria) Lo sé. Ahora sal… Prefiero pillarte fuera a que sigas matando a gente mientras duerme…
Con la ayuda de la fuerza del viento que se notaba aún más cerca de la puerta, Tsukiya logró echar a Ruri hacia ella haciendo que saliera de allí.
Kentaro: ¡¡Bravo, ole!!
Tsukiya pareció tranquilizarse y miró a todos ellos, o lo que quedaba, haciendo un gesto de que podían salir. Al acto, sintieron como a gran velocidad salían de allí y una gran luz les cegaba mientras se quedaban dormidos.

Cada uno empezó a despertarse, oyendo el oleaje del mar.
Les daba la sensación de estar en tierra. Al fin parecían haber salido de aquel lugar llamado Yume-Do, pero ¿dónde estaban ahora? ¿Qué les pasará? ¿Qué será de Ruri Chuda? ¿Qué sabe sobre el tatuaje de Tsukiya? ¿Podrán contra ella si se ven las caras?