Déjanos un comentario
miércoles, 23 de febrero de 2011 | By: Kizoku Nozomi

15º - Descubriendo cosas en el Yume-Do

Buenas tardes. ^^

Vengo con el 15. Es larguillo pero menos que el anterior. No os apuréis.
Tengo claro no hacerlos largos, pero hay cosas que simplemente no sé por dónde cortar. ^^UU
De todos modos este episodio sigue siendo muy interesante y para los nuevo en Rokugan, os puede servir para adentraros más a este mundillo. ^^



En el episodio anterior:
Nuestros protagonistas, desconcertados sin saber dónde estaban, fueron llevados, sin saber porqué, al pasado de Tsukiya en el cual incluso podían intervenir sin ser tan sólo espectadores.
Un sin fin de situaciones que llevaron a un sin fin de preguntas sin respuestas. Tras verlo todo, fueron llevados de nuevo al campo de altas hierbas cubierto de niebla.

La Aventura: Descubriendo cosas en el Yume-Do


Souji: Bueno… Hemos visto el pasado de Tsukiya pero seguimos igual…
Kentaro se pellizcó para ver si todo era real.
Kentaro: Pues parece que es de verdad.
Souji: ^^UUU
Kentaro: A ver, recapitulemos. Cuando le hablamos del colgante la madre rió y dijo ‘así que lo conseguí’. Buscaba el colgante, supuestamente el objeto maligno. Es decir, que no creo que el colgante la corrompiera, sino que sin tenerlo ya era malvada.
Shion: Hmmm ahora que lo dices… No le encuentro sentido…
Souji: ^^UUU No dijo nada como ‘lo conseguí’, pero sí parecía saber sobre el colgante. Y por lo que dijo más tarde, cabe la posibilidad de que ella crease el colgante ¿no?
Kentaro: Además, antes de venir a parar a este mundo de locos ¿visteis la silueta? No parecía agresiva. Será posible que nos trasladase a este extraño mundo para que viésemos estos recuerdos ¿para prevenirnos de algo?
Souji: La bestia de las escamas… No lo sé. ^^U Quizás llegamos aquí al ser salvados de ese pulpo… si es que fuimos salvados, claro.
Shion: Hmmmm.
Kentaro: Sí, pero a saber dónde está Tsukiya.
Shion: Sería raro que estuviese por aquí.
Souji: Sigamos buscando…

Empezaron a caminar sin saber a dónde se dirigían.
Souji: Por cierto, Kentaro, al llegar a este lugar vinimos sin heridas, pero esa bruja te hirió ¿no? ^^UU ¿Cómo estás?
Kentaro: Bueno, desde luego esa bruja pegaba de verdad… Pero estoy bien, sigamos.
Souji intuyó que no era del todo cierto: Señor Hida… No tiene remedio. ^^U
Seguían caminando entre la niebla y sin ver nada hasta que de pronto escucharon ruidos que venían desde el suelo como si se moviera la tierra.
Los 3 desenvainaron sin dudarlo viendo cómo surgían unas figuras de debajo tierra. Pudieron ver que se trataban de zombies.
Souji: ¡Zombies! Está claro que esto no es el Tengoku, Kentaro. ^^UUU
Asestó contra un zombie pero no pareció inmutarse.
Kentaro también dio duro pero se resentía por las heridas mientras que Shion dejó manco a otro.
Souji: Señor Hida… ¡descanse!
Kentaro: No es nada.
4 zombies iban a por ellos a un paso lento por lo que nuestros amigos atacaron de nuevo siendo Kentaro el único incapaz de asestar correctamente. Uno de los zombies quedó desarmado y fue a por su katana; los demás atacaron a los samuráis hiriendo solamente a Kentaro.
Souji: ¡¡¡No toquéis a Kentaro!!!
Al mismo tiempo que Shion intentaba que aquel zombie no recuperase su katana, Kentaro vio cómo Souji, muy veloz, fue a por el zombie que le había herido y lo decapitó en un abrir y cerrar de ojos. Su cuerpo cayó.
Souji: Ya está… Hida, ya le dije que no se esforzase… No podemos perderle…
Kentaro: Arf, arf… Gracias tío, estuvo cerca… arf.
Souji: Quédese cerc…
Antes de terminar la frase, Kentaro se abalanzó sobre el zombie manco que tenía intención de atacarles, logrando con su zanbatou, dejarle sin piernas. Kentaro jadeaba.
Souji: Señor Hida… ^^UUU
Sin mencionar palabra, Kentaro lo remató. Shion había herido de gravedad al zombie desarmado. Apenas podía moverse, lograría levantarse pero muy poco a poco. Así, mientras gateaba, partió su moribundo cuerpo en dos.
Souji se encargó del que quedaba sin problema.

Kentaro: Parece que ya acabó, ufff.
Shion: Zombies… ¿dónde estaremos?
De pronto, entre la niebla, vieron a la lejanía lo que les parecía ser una especie de llamaradas. Los 3 fueron alertados.
Kentaro: ¿Pero qué…? Puede ser… ¿Tsukiya?
Fueron corriendo. A medida que se acercaban vieron dos figuras peleando, una de ellas estaba cubierta en llamas.
Souji: Una pelea…
Shion: No logro distinguir…
Kentaro: ¡¡¡TSUKIYA!!! (Marchó veloz con la zanbatou preparada por si hiciera falta.)
Souji: ^^UU… Sigámosle, Shion.
Shion: Sí.
Cuando estuvieron lo suficientemente cerca lograron ver a un zombie como los que acababan de derrotar y la figura en llamas era Tsukiya que luchaba seria contra él.
Kentaro: ¡UOOOEEEE! ¡¡TSUKIYA!! (corrió como un toro a ella)
Tsukiya: ¡¡¡Ke-Kentaro!!! O_O
Kentaro: ¡¡CÓMO ESTÁS!! ¡¡QUÉ PASÓ!! ¿¿ESTÁS BIEN??
La tocó para zarandearla pero las llamas que rodeaban a Tsukiya le hicieron daño a Kentaro.
Tsukiya: Tontooooooooo.
El zombie atacó y Tsukiya, hábilmente, apartó a Kentaro y le asestó un golpe en el cráneo del zombie dejándolo en el suelo.
Kentaro: Uhhhhh… eso dolió… Jajajaja.
Souji: Es lo que no hay… ^^UUU
Tsukiya: Ea… ya está, uf. (cerró los ojos y las llamas desaparecieron)
Shion: ¿Se encuentra bien, señor Hida?
Kentaro: ¡Sí! No pasa nada, soy fuerte, jajajaja.
Tsukiya le miró de arriba abajo: Sí… eres fuerte… ¿eh? (le dio una palmada con fuerza)
Kentaro: ¡¡Auch!! ¡¡YA TE VALE!!
Tsukiya: Anda, siéntate, que te curaré.
Kentaro se sentó, mirando a Tsukiya y pensando si era real o no, le pellizcó. Al ver cómo gritó supo que ella era real.
Shion: Lady Agasha ¿se encuentra bien?
Tsukiya: Oh, yo sí. ^^ Llevaba rato buscándoos. ñ__n Me alegra que estéis bien… (miró a Kentaro) ¿Qué te pasó?
Kentaro: Ufff, es una larga historia… Cuéntale Souji. xD Que eres mejor contando las cosas.
Souji: ^^UUU Oye… (sin dudarlo fue a él y le dio un golpe en la cabeza) Siempre haces lo mismo.
Kentaro: ¡Auch! (se rascó la cabeza)
Tsukiya: O_o
Souji: Pues… pasa que el señor Hida es el mayor burro de todos y siempre va como un kamikaze y pues, ya se sabe…
Kentaro cantaba contento “Tsukiya me está curaaando”.
Tsukiya: Oh, es eso.
Shion: Sí… es un hombre que no piensa antes de actuar, hmmm.
Kentaro: Agoreros. Yo tenía razón ¿era Tsukiya o no, la de las llamas? Puedo oler a una mujer guapa a quilómetros, jajajaja.
Shion: Sí… Y se quemó por ello, jeje.
Souji: Incluso casi le da el otro zombie, por no vigilar… ^^U
Kentaro: Aguafiestas.
Tsukiya curaba a Kentaro poniendo las manos sobre las heridas, emanando de ellas reflejos azules sintiendo calidez. Ella se puso seria.
Tsukiya: ¿Con qué enemigo distéis? Estas heridas… no están hechas con armas, sino con magia…
Souji: ^^UUU
Kentaro: Es una larga historia…
Shion: Muy larga…
Kentaro: Por dónde empezar… Souji, enséñale el dibujo… Así lo entenderá mejor.
Souji: Oh, cierto… (cogió el dibujo y se lo mostró)
Tsukiya: ¡¡¡¡¡!!!!! ¡¿Ese… es un dibujo mío?!
Kentaro: Nos trasladamos de algún modo al pasado y te vimos… Éramos como fantasmas ahí dentro.
Shion: Como si fuesen sus recuerdos, hmmmm.
Souji: Lo eran, pero con nosotros ahí…
Kentaro: Sí, y también vimos parte de los nuestros pero mucho más borrosos, más bien los intuímos.
Souji: Es decir, sólo logramos entrar de lleno en el tuyo…
Tsukiya: Hmmm… Seguro que al ver o percibir vuestros recuerdos, no queráis verlos si eran desagradables y los rehuisteis…
Los 3 estaban de acuerdo con la explicación.
Tsukiya: Supongo que por eso lograsteis entrar en el mío… porque no os afectó directamente y yo no estaba presente.
Kentaro: Y porqué estábamos cerca del sitio. Tsukiya ¿por qué puede estar pasando esto? Tras lo del pulpo, empezaste a brillar y nosotros tres vinimos a parar aquí y ahora tú también ¿le encuentras alguna explicación?
Tsukiya: Paso a paso… Es que, lo que no entiendo es cómo de un recuerdo pudiste sacar mi dibujo… ¿arrancado? (decía mirando el folio)
Souji: Oh… me lo diste tú. ^^UUU Diciendo que te lo diera a ti misma del futuro, es decir, a la de ahora.
Kentaro: Fue un recuerdo muy real…
Shion: Lo cierto es que sí, el señor Hida salió herido incluso, hmmm.
Kentaro: Es como si realmente estuviéramos allí pero sólo tú pudieras vernos…
Tsukiya: (miraba el dibujo viendo que eran ellos 3) No hay duda, os dibujé a vosotros… ñ__n Entonces… de veras… (pareció ir recordando por momentos todo lo que le pasó) Fue en aquella temporada… con mi madre… Recuerdo vagamente 3 compañeros que sólo veía yo… me tomaban por loca. -__- Pero… si de veras fuisteis vosotros, tiene sentido… Perdonad que no recuerde más ahora. ñ__n Sólo me viene más el recuerdo de lo que me pasó con… Sólo sé que vuestra compañía era muy agradable. ^^
Shion: No hace falta que recuerde… al menos por ahora.
Kentaro: Entonces, es como si estuviese escrito que esto iba a pasar. ¿O habremos cambiado el presente? (se rascaba la cabeza)
Souji: No, el presente no se puede cambiar por ir al pasado. ^^U No pudimos cambiar el pasado.
Tsukiya: .___.
Souji: ¡¡Tsukiya!! ¡¡Nada!!
Shion: Oh, vaya…
Kentaro: Pero a lo mejor esta hoja… No existía en el presente hasta ahora… Es muy complicado.
Tsukiya: Kentaro, mi cuaderno… la última hoja está arrancada… Es así desde que era pequeña.
Shion: Fue algo que realmente pasó, hmmm.
Souji: Y dínos ¿recuerdas qué pasó tras el suceso con el pulpo?
Tsukiya: Pues, recuerdo que caíamos y tras ese relámpago y trueno… me quedé como dormida, sí, eso sería… Notaba estar en un sitio muy muuuyyy tranquilo pero nada más. Luego me vi aquí.
Souji: Así que no recuerda que brillase su tatuaje ni de ver una bestia azul como un dragón…
Kentaro: Tal vez sea otro dragón divino de los que hablaba Miko.
Tsukiya: ¿Un dragón azul? … Entonces sí tendría sentido estar aquí…
Se sorprendieron.
Tsukiya: Seguramente el primero que visteis debió ser el Celestial, con un mensaje importante para los 3. Este otro debió ser el del Agua, además el agua es un elemento que usamos los shugenja como adivinación y curación. De un modo nos ha llevado aquí para que vierais cosas que puedan servir en un futuro, pero como no era algo que pudiéramos ver despiertos, hemos quedado dormidos hasta venir al “Yume-Do”, el camino del sueño.
Souji: ¿¿Quieres decir que… ahora… estamos durmiendo??
Shion: ¿?¿?¿?¿?
Kentaro: ¿? Pero mis heridas… el dibujo…
Tsukiya: Así es. Nuestros cuerpos reales andan en un lugar en las tierras de Rokugan, en el “Ningen-Do”, camino de los humanos, el que todos conocemos. El camino del Yume-Do, cualquiera puede recorrerlo, pero… no es lo mismo soñar que venir aquí… Es una forma de que tú espíritu se traslade aquí… Algunos lo llaman Viaje Astral. Lo que visteis, es lo que se haya en vuestro subconsciente. Al estar yo aquí, visteis mi pasado también, incluso entrasteis. Creo que eso fue más obra de… algún tipo de magia, o puede que algún Dragón esté involucrado también. Eso sí, si morís aquí, nuestro cuerpo allí en el Ningen-Do, también morirá… Y no nos despertaremos más.
Kentaro: Qué complicado. ¿Estamos como en una especie de letargo?
Shion: Todo es muy confuso, hmmm.
Souji: Podría decirse.
Tsukiya: Jaja, algo así… Pero debemos llevar cuidado de todos modos, en el mundo de los sueños pasa de todo… Y no sabemos cuándo nos despertaremos… Pero no debemos morir… Sé de gente que no ha despertado nunca… Aunque dicen que cuando sueñas que te mueres, no te mueres, te despiertas, jaja. Pero esto es muy distinto. Además yo ya he venido aquí antes… ñ__n.
Shion: ¿Ya había estado “aquí”?
Tsukiya: Sí, será por esa capacidad que tengo de tener sueños premonitorios y mi espíritu “viaja” mucho viendo lo que puede pasar.
Souji: Sorprendente.
Kentaro: Entonces cuando tienes esas visiones… ¿estás aquí?
Tsukiya: La gran mayoría de veces sí.
Kentaro: En todo caso, el dragón nos dejó en lugar seguro porque sino estaríamos en el Tengoku o Jigoku o donde sea.
Souji: No parabas de pensar que podríamos estar muertos. ^^UUU Me ponías nervioso.
Todos rieron.

Kentaro: Oye Tsukiya, quería consultarte. Me pasó algo raro mientras peleaba con ese bastardo… Zenko.
Tsukiya: Lo sé. De eso quería hablarte. ñ__n Pero justo cuando se fue Zenko, no querías hablar y pasó lo del pulpo.
Shion y Souji escuchaban atentamente.
Kentaro: ¿Crees que el Dragón ese quiso ayudarme?
Tsukiya: No, los dragones no tienen nada que ver con eso… El rayo que cayó a Zenko era un conjuro de rayo de Jade.
Kentaro: ¿Jade? ¿Un shugenja me ayudó?
Tsukiya: Jaja, no, qué mono. xD El rayo lo hizo tu zanbatou. Es curioso que la tengas y no conozcas su poder…
Kentaro: ¿La… espada? Era de mi abuelo… por eso la llevo, pero siempre me pareció un trozo de metal sin más.
Shion: Vaya… así que la zanbatou nos salvó…
Tsukiya: Shion, no vaya a confundir el rayo que le cayó a Zenko con el que oímos antes de ser devorados.
Shion: Demasiadas cosas de golpe como para entenderlo todo, hmmm.
Tsukiya: Señor Kentaro ¿sabe? Aunque le parezca mentira, se dice que toda cosa lleva un alma pero a veces es tan débil que se queda dormida, es algo que tenemos en todos lados y muchas veces percibimos. Tu zanbatou le fue agregada un alma, una energía. Los objetos de este tipo con esa “alma despierta” son llamados también Nemuranai.
Kentaro no se lo podía creer: ¿Que qué? ¿Me estás diciendo que esta cosa está viva? (le dio unos toquecitos) Oh vamos, es imposible que esto tenga un alma.
Tsukiya: Bueno, si le es más fácil, dígale objeto mágico. Viva… Es que todo está vivo, señor Kentaro, pero no por ello todo tiene que hablar como las personas. Así que no es imposible, además, si desconocía su poder, seguramente la hizo despertar cuando estaba en apuros contra alguien como Zenko.
Kentaro: Vaya… (miró hacia el horizonte) Gracias abuelo.
Souji: Pues ya sabe, Kentaro, cuídela más.

Tsukiya le pidió que le dejase ver la zanbatou, así pues, Kentaro se la lanzó sin ser consciente de que pesaba mucho y prácticamente echó a Tsukiya al suelo siendo derribada por el arma. Souji le dio otro golpe en la cabeza.
Kentaro: ¡Auch! Perdón, perdón.
Shion: Piense un poco antes de actuar, hombre…
Tsukiya observaba la zanbatou pasando sus manos por encima. De pronto empezó a rodearle al arma una energía color verde hasta que Tsukiya quitó las manos.
Tsukiya: ^^ Tienes un nemuranai fuerte, eh. Ese alma es de nivel mayor de elemento Tierra. ^^ Por eso pudo dar ese golpe de jade.
Kentaro: ¿?¿? Jajajajaja, qué cosas más raras dices. (cogió su zanbatou a su espalda)
Tsukiya: No es raro. ú///ù
Kentaro: Jajajaja. Si un espíritu encerrado en una espada quiere ayudarme, bienvenido sea. Sino ¡le patearé el culo! Jajajajaja.
Tsukiya: ………………
Souji: Dudo que pueda… En fin, no le des vueltas Tsukiya. Antes entendería esto un niño que él. ^^UUU
Tsukiya: Pues nada. Kentaro, aún te quedan heridas. Así que ten cuidado.
Kentaro: Por cierto ¿qué recuerdas del colgante de tu madre?
Souji: Delicado tema. ^^UUU
Tsukiya: (puso cara triste) Eso… Lo siento mucho. Me temo que todo lo que os ha pasado hasta ahora y lo que pueda estar pasando en Rokugan… sea por culpa de mi madre…
Shion: Hmm… (murmuró) Aquella bruja.
Kentaro: ¿Tú crees? ¿Por qué?
Tsukiya: Porque ella… Creó ese objeto maléfico… y después de tener ese colgante… hizo otros…
Souji: (murmulló) Lo que pensaba.
Kentaro: Eso explicarían varias cosas. Y por supuesto no está siendo controlada por él.
Tsukiya: (apretaba fuerte los puños) ¡¡¡Por eso y por todo lo que hizo tengo que dar con ella y pararle los pies personalmente!!! No podía dejar que me dejarais en mis tierras; de ser así me habría ido sola. Y vosotros estabais metidos de lleno en el asunto…
Kentaro: Tranquila, estamos contigo.

Souji: A propósito ¿qué vamos a hacer ahora? Si esto es… un sueño…
Shion: ¿Una… salida?
Kentaro: ¿Pellizcarnos hasta despertar? (miraba a Tsukiya)
Ella aún estaba curándole.
Tsukiya: Podríamos despertar si alguien de fuera nos despertase… pero, no sé siquiera dónde están nuestros cuerpos… ñ__n Y el tiempo en el Yume-Do es muy relativo… Aunque dé la sensación que pasemos mucho rato, podremos haber pasado poco en el Ningen-Do y viceversa.
Siguieron cuestionando para buscar una salida mientras Kentaro se sentía muy bien en manos de Tsukiya hasta que Souji saltó de pronto.
Souji: ¡Tsukiya! ¡Una pregunta importante! Es sobre los dragones… Me sé su historia, pero más importante aún es que estos dragones no suelen “visitar” a los mortales. Se sabe que lo han hecho alguna vez para algo importante… pero sólo se mostró una vez ante un mortal… Nosotros, si lo que vimos son dragones, nos ha pasado ya… ¿3 veces? ^^UU 2 con el sueño, el dragón Celestial según tú, y el de ahora, azul, el del Agua. ¿Por qué?
Tsukiya: Oh, vaya, eso es que de veras es importante la noticia. ^^ Y todos deberéis prestarles atención.
Souji pensaba en su tatuaje, pero no sabía cómo decirle nada sobre ello.
Kentaro: Están locos estos dragones. Viniendo, mareando con sus escamas y sin decir nada. No los entiendo, si son tan superpoderosos ¿no pueden hablar un rokuganés más decente o qué? No entiendo qué demonios quieren, sólo vienen, sueltan su frase y se largan.
Shion: Agradecería que fuesen un poco más claros, hmm…
Tsukiya: Sí, bueno. Sé muy bien la rabia que da no saberlo todo a la primera y tengas que ir descifrando. Con mis sueños me pasa mucho, pero ya estoy acostumbrada. Quizás en realidad… no estemos preparados para saber toda la verdad… o quizás os han dicho mucho y no sabéis cómo descifrarlo. Puede que si damos con un dragón en persona, nos digan más. ^^
Souji: Hablando de dragones, hay uno escenificado aquí en Rokugan.
Kentaro: ¿Ese dragón marino que nos metió en este entuerto? Debe andar por ahí, podríamos buscarle… ¿en el tatuaje?
Souji: El tatuaje no tiene nada que ver, ése sigue siendo un misterio. Señor Hida, como clan del Cangrejo en el que pertenece, debería saberlo. Hablo del Dragón de las Sombras. 7 Dragones forman los Cielos Celestiales, cada uno creados por el universo como materia prima de la creación formando los 5 elementos que conocemos y se mueven entre nosotros. Los Dragones se mueven entre los humanos, los mortales, cuando los Cielos Celestiales están muy cerca de la tierra y tienen mucho interés en ellos… ahora debe estar pasándonos eso…
Shion: Nunca había escuchado algo así…
Kentaro: ¿Qué el cielo caerá sobre nuestras cabezas?
Tsukiya: Jaja, no, es una forma de decir.
Kentaro: ¿Entonces? No entendí nada. (se volvió a rascar la cabeza)
Souji: Aguardad. El Dragón del Fuego observa cómo los humanos pueden realizar grandes hazañas de fuerza interior e inspiración. El de la Tierra y el del Agua hablan entre ellos, acerca de cómo los mortales son fuertes en cuerpo y espíritu, capaces de dominar la tierra que la Luna y el Sol les dieron. El Dragón del Viento vio cómo los kamis que habitaban en el imperio amaban a los humanos e hizo lo mismo. El Dragón del Vacío permaneció aparte, debatiendo con su primo Togashi, el fundador del Clan del Dragón, acerca de los misterios que los mortales podrían desentrañar con sus mentes sagaces y almas inconquistables.
Todos escuchaban asombrados como si se le explicaran cuentos a niños pequeños.
Souji: Pero como al Sol y a la Luna les preocupó que la interferencia de los Dragones en Rokugan fuera demasiado, decretaron que los cielos fueran elevados muy por encima de la tierra y fue así que crearon al Dragon Celestial para mantener a todos allí y actuar como mensajero entre ambos reinos. Finalmente, cuando Shinsei convocó a los campeones mortales del Imperio para combatir a Fu Leng, el Dragón del Trueno fue visto por primera vez en los cielos y el grito de su nacimiento conmocionó a toda la tierra. Este representa la fuerza del alma mortal combinada con la voz de los cielos. Por eso no debería subestimar a los dragones, señor Hida. Pero, aquí viene, el dragón que no está en los Cielos Celestiales.
Kentaro: La Sombra…
Souji: El Dragón del Aire… Fue abducido por el poder de las tierras oscuras durante una batalla y separó su vínculo de los Cielos Celestiales. Aprovechó que la familia Goju del Clan Daigotsu no tenía señor y el Dragón, pasando a llamarse Dragón de las Sombras, se ofreció a ser el daimyo de ellos. Por esa razón, se corre el rumor de que un octavo Dragón vaya a nacer, no se sabe cuándo… Seguramente sustituyendo al del Aire que fue corrompido. Debe nacer sí o sí para seguir manteniendo el equilibrio.
Kentaro: Entonces, los dragones pueden mostrarse con forma humana…
Tsukiya: Si desean, sí. Pero también pueden materializarse tal como son, aunque son muy grandes.
Shion: Hmm… todo suena muy complicado…
Kentaro: Sí… Jajajaja ¡qué listo eres nano! (le dio una palmada en la espalda a Souji)
Souji: ^^UU No es nada… Sólo llevo mis estudios…
Kentaro: ¿Y qué pasaría si naciese ese octavo Dragón?
Souji: No lo sé, aparte de recuperar el equilibrio… Nuestra misión ya es importante, pero el nacimiento de un Dragón debe ser todo un acontecimiento.
Tsukiya: ¡Wala! Así que quién sabe si vemos nacer al Dragón. =D Teniendo en cuenta que parece que vosotros 3 sois muy importantes en la misión…
Shion: Si seres tan magníficos se comunican con nosotros es que es algo realmente trascendental.
Kentaro: Pero ese Dragón de las Sombras no es nuestro enemigo por ahora, a menos que tenga que ver con los objetos maléficos.
Shion: La verdad es que no sería nada agradable tener que pelear con algo así…
Souji: Por eso me escama qué papel tan importante podríamos tener… Sabemos que necesitan algo y hay que despertarlo. ^^UU (irremediablemente miró a Tsukiya)
Tsukiya: Pues entonces caminemos y descubramos más cosas.
Estaban dispuestos a seguir excepto Kentaro que quería que Tsukiya siguiera curándole aún estando bien. Gracias a su comentario inoportuno “se siente calentico” se ganó otro golpe en la cabeza por parte de Souji.

Shion: ¿Y qué dirección tomamos? No sé por dónde empezar…
Souji: Todo se ve igual…
Tsukiya: (empezó a caminar sin importarle dónde) No os apuréis, chicos. ^^ Estoy acostumbrada. El mundo de los sueños es así… aparentemente sin sentido y sin un camino fijo. Lo que nos tenga que pasar, pasará. Por cierto, eso me recuerda que os diga que no penséis en nada. Nuestro subconsciente puede ser muy traicionero y mostrarnos cosas indeseadas. Si tenemos que ver algo, tenemos que ser receptivos.
Al fin, todos juntos de nuevo, siguieron caminando por el Yume-Do. Tsukiya en cabeza, caminaron largo rato sin ver nada fuera de lo normal, ni tan siquiera sombras molestas. Iban todos muy calmados. De pronto llegaron a una zona donde no había hierbajos, al contrario, se podía ver la tierra. Parecía un camino.
Souji: ¿Lo seguimos?
Kentaro: Supongo que es lo que se supone que deberíamos hacer.
Shion: Sigámoslo.
El lugar aún estaba cubierto de niebla por lo que seguían sin divisar bien cosas lejanas. Siguiendo el camino se vieron en medio de varias piedras levantadas del suelo.
Kentaro: ¿Qué es esto? ¿Piedras? No se ve nada.
Shion: Parecen…
Tsukiya: Estamos en un cementerio…
A los 3 guerreros les dieron escalofríos. Lo último que deseaban era ver zombies.
Se pusieron a observar las lápidas, mirando nombres que no les decían nada.
De repente notaron algo por el camino de la izquierda; no sabían qué era, y la niebla no les dejaba ver. Se pusieron en alerta, Kentaro desenvainó pero Tsukiya le detuvo.
Miraban atentos, pudieron observar cómo desde la lejanía la niebla se iba disipando abriendo un camino e iba dirigido a ellos. Pasó entre ellos una ráfaga de aire cálido y escalofriante. El camino fue despejado. Todos se asombraron.
Tsukiya: ¡¡¡Rápido, escondámonos en la niebla!!! ¡¡YA!!
Dando empujoncitos incitando que le hicieran caso y así hicieron.
Escondidos entre la niebla, agachados y mirando el camino despejado, empezaron a escuchar muchos susurros, murmullos que no sabían qué decían. En el camino despejado empezaron a pasar un grupo de entes, sombras de todos los tamaños. Escuchando murmullos mientras sus cuerpos estaban totalmente erizados. A pesar de intentar descubrir qué decían, tan sólo pudieron interpretar algunos susurros y murmullos; eran de dolor, desesperación; de almas perdidas.
Kentaro: (susurrando) ¿Qué son estas cosas, Tsukiya?
Tsukiya: (susurrando) Almas… pero este es el Yume-Do, por lo general aquí no descansan las almas, pero también pueden caminar por estos caminos y comunicarse con nuestras almas. Es complicado de explicar. Sigámosles.
Shion: ¿Quiere que las sigamos?
Kentaro: (susurrando) ¿Les sacudo con el abuelo?
Tsukiya: (susurrando) ¿Llama abuelo a su zanbatou? Ni que tuviera su alma. Pero no, no será necesaria la violencia.
Kentaro estaba convencido de que su abuelo Kisada era el alma que descansaba en el nemuranai.

Tsukiya empezó a caminar; nuestros guerreros la siguieron. Nada pasó por el camino salvo cuando estaban a punto de llegar lo que parecía ser un templo, vieron como si el paisaje de distorsionara.
Kentaro: ¿Qué es eso?
Souji: El paisaje no es precisamente tranquilizador. ^^U
Shion: Para nada… *sigh*
Tsukiya: En los sueños los paisajes suelen cambiar sin más ¿no os ha pasado? Este templo… me pregunto qué habrá dentro…
Se adentró.
Souji: Se lo toma con tanta calma y serenidad, Tsukiya… Increíble. ^^U Nosotros no damos crédito a esto.
Shion: Teniendo en cuenta que ha estado varias veces en este “lugar” es comprensible… Pero preferiría irme cuanto antes.
Kentaro: Pues entremos. Con suerte hay un Dragón dentro y nos dice qué carajo hacemos aquí.

Entraron al templo. Nada más entrar vieron muchas escaleras y puertas en todas direcciones. El paisaje seguía distorsionándose.
Kentaro: Qué mareo. Es un laberinto.
Shion: Sí… Nos podríamos pasar una vida dentro y no encontrar nada, hmmm.
Souji: Nadie sabría por dónde empezar. Tsukiya, espero que tengas alguna idea. ^^UUU
Tsukiya: Yo en sitios así simplemente camino. Lo que incita a la búsqueda es el querer saber, encontrar algo… Así me he movido siempre. Siempre nos acaban mostrando algo.
Souji: Está bien, pues te seguiré a donde vayas. ^^U
Fueron caminando, arriba y abajo viendo muchas escenas, imágenes curiosas según el cuarto que pisaban. Nuestros amigos intentaban quedarse con ellas. Vieron en un cuarto un frondoso bosque y silencioso donde recordaron ver armaduras púrpura y una estatua de una serpiente. En otro vieron un hogar muy acogedor sin conocer a los inquilinos. En otro cuarto vieron unas tierras verdes y hermosas que se iban oscureciendo. Otras imágenes les mostraban batallas, veían muchos ejércitos juntos contra uno sólo. La tierra temblaba. Unos ojos profundos y grandes les asustaron por un momento haciendo desaparecer todo.
Kentaro: ¡¡Uaaagh!! ¿Qué fue eso? Qué viaje…
Shion: Es como ver todo Rokugan en un solo lugar, hmmm.
Souji: Todo es muy confuso… ^^UUU
Tsukiya: Así es todo esto… Esas imágenes pueden ser cosas del futuro o del pasado… La cosa es saber interpretarlas. ñ__n…
Shion: ¿Del futuro también?
De repente pudieron escuchar cerca el ruido del colgante. Todos se pusieron alerta. Cerca de allí, vieron salir por debajo de una puerta de otro cuarto bastante sangre.
Kentaro: … ¿Qué debemos hacer, Tsukiya?
Tsukiya: Ver sangre no es buena señal… ñ__n Pero vayamos, incluso en los sueños debemos enfrentarnos a todo…
Shion: Si tiene que ser así…
Llegaron a la puerta del cuarto, escuchando un sonido indefinido desde dentro. Kentaro abrió la puerta poco a poco. Era un cuarto pequeño y muy oscuro; tan sólo se iluminaba por la poca luz que entraba. Vieron una figura de espaldas y agachada; parecía estar haciendo algo.
Kentaro: Uooe… Oye tú.
Souji: ¿Hola? ^^UU
Aquella figura, aquel ser, dejó lo que estaba haciendo. Se rió; era la risa de una mujer. Y se levantó.
Souji: ……
Kentaro: Muéstrate…
Al girarse, gracias a la poca luz que entraba, pudieron verle la cara, toda ella ensangrentada, mientras se relamía. En aquellos momentos, Kentaro estaba muy sorprendido, pero Souji y Shion estaban en alerta por si tuvieran que usar sus katanas.
Mujer: Jujuju, qué bien que haya venido más visita…
Shion: ¿”Más”?
Tsukiya: (asustada) Está toda llena de sangre…
Kentaro enseguida relacionó lo que había dicho.
Kentaro: Sangre… ¡Un Maho! (preparó su zanbatou)
Mujer: (riéndose a carcajadas) JAJAJAJAJAJA. Oyeeee, sois unos chicos muy listos. No pensé que nadie supiera de alguien como yo ¡¡y menos aquí!! Vosotros vais preparados… No os podré coger como a este pobre imbécil de aquí… jummm.
Souji: ……
Kentaro: ¡¡Estúpida ilusión!! ¡Qué demonios quieres!
Mujer: ¿Ilusión? Jajajaja ¡no soy ninguna ilusión! Estoy aquí… Pero a diferencia de muchos otros… mi cuerpo también se haya aquí. Oh, puede sonar estúpido pero me quedé encerrada y no sabía cómo salir. Por eso me divertía matando a la gente que durmiendo me visitaba. ^^ Jejejejeje.
Tsukiya: Gente que nunca despertaba.
Shion: … Una pesadilla viviente…
Kentaro: Entiendo… ¡¡Vamos abuelo!! (decidió atacar a la mujer maho) DESAPARECEEE.
Ella le sonrió y usando magia causó un gran aire que evitó que le diera. Unas alas negras salieron de ella y voló saliendo del cuarto.
Mujer: Pero hombreeee… ¡¡Haberme dejado disfrutar más de ese manjar!!
Tsukiya: Esta bruja… No es normal… Nada normal…
Souji: Si vuela, poco hacemos con las katanas. ^^U
Kentaro: BAH, NO ERES MÁS QUE UNA COBARDE. ¡VEN AQUÍ Y PELEA APESTOSO DEMONIO!
Mujer: ¿Cobarde? Oh vamos, sólo quiero disfrutar un poco charlando, jujuju. Y no me llames demonio, oh, yo soy más inteligente que cualquier oni. ^^
Kentaro: ¿Qué demonios eres tú, pues? ¿Un pajarraco?
Mujer: Soy una maho, idiotas… Y yo que pensaba que erais más inteligentes… Soy Ruri Chuda y… me divierto mucho matando gente. Pero eso no quiere decir que vaya matando a todo el que vea. Tengo más clase que otros mahos que ansían poder en poco tiempo y pierden el control. ^^
Kentaro: Que no me cuentes tu vida. (quiso darle, pero ella seguía volando sin acercarse)
Ruri: Oh, venga ya… ¿Qué hacéis aquí? ¿Estáis perdidos? ¿Buscáis respuestas? ^^ Quizás lo que debáis ir a ver os pueda ayudar… Yo también quiero salir de aquí ¿sabéis?
Souji: Sí, ya. ^^UUU Si sales harás mal a otros, y no nos extrañaría que fuera una trampa tuya.
Tsukiya estaba muy asustada como para decir algo. Además, ver a aquella mujer ensangrentada le trajo recuerdos del pasado.
Kentaro: ¿Ayuda de un maho? Olvídalo. Mis amigos no se fían de ti ¡ASÍ QUE NO ERES DE FIAR! ¡APARTA! ¡DESAPARECE!
Ruri: ¿Pero tú no te fías de mí? ^^ No seáis crueles. ¿Nadie entiende cómo se siente una al no poder salir de una prisión y sin tener a nadie con quien conversar?
Souji: … Claro… Si matas a todo el que viene… ^^UU
Shion: No es justificación para ir matando…
Kentaro: ¡Eso eso!
Ruri: Eso es cierto… (miraba desconcertada a un lugar indeterminado) Pobre gente que he matado ¿no? Quizás debí cogerles como rehenes para que hablaran conmigo siempre. ^^
Kentaro: ¡¡Quién te crees que eres para jugar así con la vida de la gente!! ¡¡ESTÚPIDA MAHO, BAJA Y TE ENSEÑARÉ!!
Ruri, con su magia, logró teleportarse delante mismo de Kentaro. Seguía levitando, bocabajo, teniendo su cara enfrente de la del Cangrejo.
Ruri: Venga, no te malhumores o te saldrán arrugas. Y eres aún muy joven… Juju, bonita cicatriz. ^^
Souji: “-Tiene demasiado poder…”
Kentaro: (pareció sonrojarse ante sus palabras) ¿T… Tú crees? :$ (pero pronto reaccionó) ¡¡¡!!! ¡¡Maldita!!
Intentó darle un puñetazo, sin embargo ella fue más rápida y se teleportó a la vez que reía.
Ruri: Es igual… Si no me lleváis con vosotros… Ya iré yo. ^^ Jijijiji.
Desapareció sin más aunque su risa se oía de fondo.
Kentaro: … ¿se largó?
Shion: Eso parece…
Kentaro: ¿Habremos hecho lo correcto? Bueno, no se puede esperar nada bueno de un maho.
Shion: (murmuró) Sólo damos con malas mujeres…
Souji, que estaba muy preocupado por Tsukiya, le cogió del brazo y caminó sin importarle por dónde. El hombre rata y el Cangrejo les siguieron.
Souji: Tsukiya, reacciona. No te centres en lo que has visto… Olvídate de esa bruja… Aunque noto como si nos siguiera. ^^UUUU Pero no dejes que el miedo te invada ¿me oyes?
Tsukiya: Ah… Sí, sí…
Kentaro: (bramaba) Esa perra me confundió con su belleza. A la próxima que la vea… ¡¡No dejaré que se ría de mí!!
Shion: (murmuró de nuevo) Se habrá enamorado.

Siguieron el camino sin rumbo, pero desde el encuentro con Ruri Chuda, no pararon de oír sus risas y no vieron más escenas. Souji seguía firme con Tsukiya, serio. No soportaba la situación.
Kentaro: ¿Qué demonios le pasará a esa loca que no deja de reírse? Todos los mahos son iguales, ríen y luego nos los cargamos. Jajajaja, desgraciados.
En decir aquello notó como si alguien le hubiese dado una patadita en la cabeza. Miró arriba sin ver a nadie, pero no cabía duda de quién era.
Ruri: Así que habéis matado mahos ¿eh? Esto es interesante… jummmm.
Kentaro: ¡Diantre de criatura! ¡Deja de marearnos! ¡Si quieres algo, pelea! ¡Sino, lárgate!
Ruri: Sólo quiero encontrar la salida… Oh, dios, eres más violento que yo. O.o
Kentaro: ¡Pues la buscas por tu cuenta! ¡¡Pesada!!
Ruri: ¡¡Ni siquiera me habéis dicho vuestros nombres!! ¡Y yo sí! ¿Qué tipo de samuráis sois?
Souji: ………
Kentaro: ¿¿¿Pero qué coño??? ¿¿Y a ti qué te importa??
Shion: … Nadie le pidió el suyo, señora…
Ruri: Encima maleducados… No pensé que hoy día los samuráis fueran así… En los tiempos que yo era joven, era otra cosa, jummm…
Aquello hizo pensar a todos qué edad podría tener esta maho que aparentemente parecía muy joven.
Kentaro: ¡Que te dije que no me cuentes tu vida! ¡Ignorémosla, me está poniendo de los nervios!
Shion: Espero que encontremos una salida o lo que sea pronto…
Ruri: Vengaaaa, si sé que os gusta mi compañía. ^^ ¿Y qué hay de vuestra amiguita? No habla…
Tsukiya: “-Vete al infierno. Ù___ú+”
Kentaro: ¡¡DÉJALA EN PAZ, PESADA DE LAS NARICES!! No le hagas caso, Tsu, sólo es un bicho aburrido.
Ruri: Vaaa… pero si te vi ruborizarte… No mientas…
Kentaro volvió a ruborizarse recordando el momento: …… :$ (reaccionó de nuevo) ¡¡No digas TONTERÍAS!! (empezó a caminar más rápido)
Shion se aprovechó de la situación: Señor Hida, creo que ha encontrado alguien que realmente le rivaliza, jeje…
Kentaro: ¡¡¿¿Tú también Shion??!! ¡¡Vale ya!!
Souji se giró, queriendo dirigirse a Ruri aunque no la viese. Seguía teniendo orgullo de samurai.
Souji: Está bien. Yo soy Souji Kakita e intento salir de aquí llevando a mi amiga Tsukiya. Si no quiere nada más, déjenos tranquilos.
Kentaro: No pierdas el tiempo hablando con esa tonta, Souji ¡no te escuchará!
Ruri: Claro que escucho… De no ser así os habría matado… Pero parecéis interesantes. ^^
Mientras Kentaro se sentía provocado por ella y bramaba, el tatuaje de Tsukiya fue brillando poco a poco sintiendo cómo perdía fuerzas. Ruri se dio cuenta y, pasando del Cangrejo, se dejó mostrar ante la Fénix. Todos fueron pillados por sorpresa.
Souji: ¡¡Aléjate de ella!!
Ruri: (se mostró seria por primera vez) Oye niña… Tu tatuaje me suena…
Todos se asombraron.
Kentaro: ¿Conoces el tatuaje de Tsukiya?
Shion: ¿Duh? …
Tsukiya: …… Déjame… Yo no quiero saber nada de mahotukais…
Ruri: Eehn… Ya noté algo raro en ti… (le cogió de la mano) Están frías… Sudor frío… ¿tanto te molesta la energía que corre por aquí?
Souji: ¡¡Bastarda!! (desenvainó y le atacó)
Ruri se apartó antes de ser alcanzada por Souji.
Shion: Vaya… Esta mujer de veras sabe agotar la paciencia…
Tsukiya: He empezado a agotarme desde que te vi… (el tatuaje empezó a brillar con fuerza)
Ruri: Oh, vaya… Así que ahora es por mi culpa… Será mejor que encontremos la salida cuanto antes. ^^ Así ya no nos veremos más, jejejejeje.
Kentaro: Vámonos (decía mosqueado) Está claro que no vamos a sacar nada de esta TA-RA-DA.
Souji: Si el tatuaje te brilla, Tsukiya… Creo que es para protegerte. Así que mejor llevar cuidado de ella. (la cogió y siguió caminando)
Shion y Kentaro fueron junto a Tsukiya. Siguieron dejando a Ruri detrás pensando en sus cosas.

Al poco llegaron a otro cuarto sin salida en el que había en las paredes dibujos como jeroglíficos. Nadie de los allí presentes sabían interpretarlos.
Kentaro: ¿Qué demonios es esto?
Souji: Una especie de dibujos…
Shion: Hmmmm.
Kentaro: Tsukiya ¿sabes qué son?
Tsukiya: Pues… dibujos… quizás con algún sgnificado. Pero vaya, de ser así aquí en las paredes debe haber todo un escrito.
De repente se cerró la puerta. Se giraron sobresaltados.
Souji: Lo que faltaba…
Shion: ¿Ha sido ella?
Kentaro: No lo creo, esa sólo quería dar la tabarra un poco.
Souji: Lástima que no sea capaz de darle… Sino le cortaba en dos…
Kentaro: Sí, es desquiciante un enemigo al que no puedes golpear. Quién sabe, a lo mejor sólo es parte de este extraño mundo de ilusiones.
Souji: Ah, sí… Kentaro… Te lo cuento desde mi experiencia… No te dejes engañar por muy bella que parezca. Ù_Ú La última y única mujer bella que me metieron en mi vida, la tuve que decapitar… Y que sepas que si Ruri fuera una simple ilusión, no le habría afectado así a Tsukiya.
Kentaro: Gracias por el consejo. Vaya, el brillo del tatuaje… Le brilló con ella y también con lo del Dragón, que se supone que es bueno… ¿no? Entonces esa pájara también es real...
Souji: Quizás que brille ante un Dragón sea porque su tatuaje es un dragón. ^^UUU Aunque bien mirado, es la primera persona que nace con un tatuaje y los dragones parecían querer comunicarse con ella… Y confío que si brilla ante esa... mujer, es para protegerla.
Tsukiya escuchaba sin meterse en la conversación a la vez que con una de sus manos tapaba su tatuaje todo el rato.
Decidieron observar aquellos dibujos sin lograr dar con nada. Por otro lado, Souji y Tsukiya dieron con una puerta secreta que no podía abrirse. En ella había una escritura.
Souji: ¿Qué dice la puerta?
Al oírle, Shion y Kentaro se acercaron.
Tsukiya: Mi vida, mi hogar, mi perdición. Posee ese temperamento cambiante que tanto he adorado. Muchos hombres viajan sobre ella y algunos quedan sepultados en ella para siempre.
Kentaro: ¿Un acertijo?
Tsukiya: Habrá que ver de quién se trata… la vida de quién… Ju, quizá Ruri lo sepa…
Souji: ¿Ruri? ^^UUUUUUU
Kentaro: ¿La loca esa? No quiero saber nada de ella.
Tsukiya: ………………
Shion: Señor Hida, seguro que usted puede hacerla venir, jeje… (parecía disfrutar de la situación)
Kentaro: ¡¡Shion, basta ya!! :$
Tsukiya se giró y apartó su mano que tapaba el tatuaje aún brillando.
Tsukiya: Has estado aquí todo el rato… Ya que quieres salir también, al menos ayúdanos con esto…
Todos se extrañaron.
Kentaro: ¿?¿?¿?
Ruri: ¡Por todos los infiernos! Qué miedo das, chica… Los demás no se percataron de mí… ¬¬
Se dejó mostrar asustando así a Kentaro.
Kentaro: ¡¡Coño, qué susto!! ¡Es peor que Tatsuma!
Shion: Parece ser que siempre estuvo aquí…
Souji: ………
Ruri: ¿Pero ya estás mejor, niña? Ô.o
Tsukiya: Debo acostumbrarme a gente como tú… Bueno ¿nos vas a ayudar? O nos quedamos aquí siempre…
Kentaro: ¿Estás segura de ello, Tsukiya? Es una mahotsukai… Y aparte lleva riéndose de nosotros desde que la vimos… ¡Me saca de quicio!
Tsukiya: Soy la última que pediría esto… Pero tengo mis razones…
Todos parecieron acceder a regañadientes.
Ruri: A veeeer… Qué hay que saber… Quién es esa persona… Siempre podríamos mirar los dibujos esos… jummmm.
Kentaro: ¡Óyeme diablo! ¡Te estoy vigilando! ¡Como se te ocurra hacerle algo a Tsukiya despídete de tu cabeza!
Ruri: ^^ Ya sé que te gusto, pero tendrás que dejar que os ayude para salir.
Kentaro: Estúpido demonio…
Souji: ^^UUUUUU
Sin más que hablar, todos seguían mirando los dibujos esperando encontrar algo útil.
Kentaro cayó en la cuenta que la mayoría de dibujos parecían islas en medio del mar.
Kentaro: Esto parecen como ¿islas? ¿En medio del mar? Sí, parece algo así, hmmm. (se rascó el mentón)
Ruri & Tsukiya: Una persona relacionada con el mar…
Se miraron ambas a la vez por haber dicho lo mismo juntas al unísono.
Vagamente empezaron a ver dibujos de barcos.
Kentaro: Islas… Barcos… Pues muy bien ¿y qué? Este mundo es de locos.
De repente Shion vio cómo su cuerpo empezó a bifurcarse, como si se fuera deshaciendo poco a poco en pequeñas partículas.
Shion: Uh… Oh…
Souji: ¿Shion? ¡¡Shion!!
Ruri: Vaya…
Tsukiya se mostraba tranquila pese a todo.
Shion: ¿Qué… me está… pasando?
Kentaro: ¡¡Shion, qué pasa!! (fue a él)
Ruri: Se está acabando el tiempo aquí…
Tsukiya: Debemos descifrar esto cuanto antes…
Enseguida Souji se vio en la misma situación que Shion.
Shion: Oh… va… ya… Esto no me gusta… (tenía lo poco que le quedaba de cola enroscada en parte de su pata)
Souji: A mí tampoco me gusta. ^^UUU ¡¡Descubrir lo que sea pronto!!
Kentaro: ¿¿Souji?? (Kentaro también empezó a notar su cuerpo desaparecer) ¡¡Mierda, qué está pasando!! ¡Malditos dibujos!
Ruri y Tsukiya miraban las paredes buscando la respuesta. Pronto Shion desapareció por completo, pero su presencia aún estaba presente pues las partículas estaban dispersas en el aire; parecía que aún podía ver, oír y hablar.
Shion: Creo que esto es de… verdad malo………
Tsukiya: ¡¡Tenemos que dar con la respuesta rápido!! ¡¡Oye, mala bruja ¿no tienes nada?!!
Ruri: ¡¡Cállate niñata, hago lo que puedo!!
El cuerpo de Souji también desapareció. Kentaro pronto le siguió.
Ellas dos, mirando los dibujos, dieron con unos que parecían hombres.
Ruri: Oh, qué tiernos hombres… Lástima que no los tenga aquí. *¬*
Tsukiya: Sí, lástima… Para dejarles muertos ahí ahogándose en el mar… ¬¬
Ruri: Bueh… Parecen piratas… Seguro que les gustará morir en el mar. ^^
Shion: ¿? Piratas…
Tsukiya: ¿Acabas de decir… piratas muertos en el mar?
Ruri: Sí ¿Qué no tienes bien los oídos?
Tsukiya: ^^ Gracias. Lo que tú no tienes bien es la cabeza, pero gracias.
Fue corriendo a la puerta secreta mencionando “La Mar” y ésta empezó a abrirse.
Ruri: ¡¡!! Por fin…
Tras aquella puerta se veía una luz muy radiante. También provocó que dentro del cuarto entrara mucho viento que parecía empujar hacia fuera quien estuviera cerca de la puerta.
Ruri: ¡¡Al fin puedo salir!!
Su cara se desencajó y aprovechando que Tsukiya estaba de espaldas a ella, fue corriendo alzando la mano con la idea de hacerla desaparecer. Pilló a nuestros guerreros por sorpresa sin poder hacer nada. Pero la shugenja, sin que la maho se lo esperase, logró detenerla. Su tatuaje brillaba con mucha fuerza.
Ruri: ¡¡¿Cómo?!! ……
Tsukiya mostraba una mirada de miedo. Una mirada inusual en ella y que hasta ahora nadie había visto salvo Souji en alguna ocasión en el pasado.
Tsukiya: Que te quede claro que nadie me echará atrás en mi camino. Y como toques un pelo de alguno de mis amigos desearás no haber dado nunca con alguien como yo ¿entiendes?
Ruri: Juas… tú tampoco eres normal…
Tsukiya: (sonrió aún mostrándose seria) Lo sé. Ahora sal… Prefiero pillarte fuera a que sigas matando a gente mientras duerme…
Con la ayuda de la fuerza del viento que se notaba aún más cerca de la puerta, Tsukiya logró echar a Ruri hacia ella haciendo que saliera de allí.
Kentaro: ¡¡Bravo, ole!!
Tsukiya pareció tranquilizarse y miró a todos ellos, o lo que quedaba, haciendo un gesto de que podían salir. Al acto, sintieron como a gran velocidad salían de allí y una gran luz les cegaba mientras se quedaban dormidos.

Cada uno empezó a despertarse, oyendo el oleaje del mar.
Les daba la sensación de estar en tierra. Al fin parecían haber salido de aquel lugar llamado Yume-Do, pero ¿dónde estaban ahora? ¿Qué les pasará? ¿Qué será de Ruri Chuda? ¿Qué sabe sobre el tatuaje de Tsukiya? ¿Podrán contra ella si se ven las caras?



lunes, 14 de febrero de 2011 | By: Kizoku Nozomi

Personajes #2

Saludos a todos.
Vengo con la segunda tanda de personajes importantes en la historia que por cierto intento sacar siempre en orden de aparición.

Perdonad si algún Mon (imagen del símbolo de familia o Clan) es pequeño o no está muy bien, es que no tengo otras mejores. ^^UU






Asahina: Shugenja del Clan de la Grulla. La familia Asahina no formaba parte del Clan de la Grulla en los albores del Imperio. La historia del nacimiento de esta familia comienza siglos atrás con la incursión del León en las tierras Fénix, debido a algún insulto ya olvidado. Isawa Asahina, el maestro Fénix del Aire en aquella época, utilizó sus talentos del aire, el fuego y la magia para combatir a sus enemigos. Con el tiempo, la intervención del Clan Grulla finalizó el ataque y promovió un tratado entre el León y el Fénix. Aunque muchos Fénix estaban agradecidos por ello, Asahina enfureció por las miles de muertes Fénix que quedarían ahora sin venganza. Cogiendo a todos por sorpresa, comenzó un asalto sobre las tierras Grulla exigiendo sangre por sangre.
Con su ejército en el sur, preparado ante un posible ataque del Cangrejo, la Grulla tenía pocos bushi para hacer frente a Isawa Asahina y sus aldeas comenzaron a arder.
Sólo Doji Kiriko se opuso ante el Fénix demandándole que detuviese sus ataques y sin intención de desenvainar.
A medida que la magia de Asahina incineraba a la mujer una y otra vez, su ira fue desapareciendo reemplazándose por un profundo arrepentimiento. Abandonó su herencia Fénix siendo un ronin al servicio de la Grulla. Cuidó a Doji Kiriko durante muchos años hasta que recuperó la salud y elbaroaba fabulosos artefactos para los Grulla. El Clan estaba tan impresionado que le permitieron jurar lealtad y desposarse con Doji Kiriko. Así nació la familia Asahina en la Grulla, dando paso a la primera escuela de shugenjas del Clan; famosos por su entusiasmo por la paz y las artes introspectivas de la artesanía y la adivinación.



37 años de 1'65 metros. Se sabe poco de este personaje, ni siquiera se conoce su nombre de pila. Pero es alguien que, aún manteniendo su distancia, se preocupa por el resto y valora mucho el esfuerzo y las convicciones de la gente.





Miko Shiba: Yojimbo del Clan del Fénix. Cuando Shiba se arrodilló ante Isawa, hizo un juramento que su familia ha mantenido a lo largo de toda la historia del Clan del Fénix que les obliga a ser los sirvientes y protectores de los Isawa. Debido al sacrificio de Shiba, su familia rara vez muestra un orgullo innecesario, pero son igual de testarudos que el resto de su clan. Más de una vez, el papel de los Shiba como protectores ha chocado con el de subrdinados de los Isawa; después de todo, los Shiba no tienen derecho a decirle a sus señores donde pueden o no pueden ir, incluso auqnue sea por su propia seguridad. Esta lucha ha definido la relación entre los Shiba y los Isawa desde la fundación del clan, pero no es una división que los Shiba consideren con hostilidad. De hecho saben cual es su lugar y los bushi de la familia examinan cada situación con paciencia y comprensión. Incluso los Isawa no pueden cuestionar las intenciones sinceras de sus guardianes, pues a lo largo de los años se han entregado incontables vidas Shiba para proteger a los Isawa.


31 años de 1'71 metros. Es muy dura, tiene un carácter muy fuerte y se hace respetar. Se nota que es una Yojimbo de alto rango. Suele mostrarse seria, o más bien, atenta a todo lo que la rodea por lo que eso de "estar en las nubes" no va nada con ella. Aprecia mucho a Tsukiya y está dispuesta a hacer cualquier cosa por su seguridad; es con ella con quien parece soltarse más y cuando se puede ver más el interior de Miko, una mujer que no parece gustarle exteriorizar los sentimientos.





Zenko Daigotsu: Bushi del Clan de la Araña. Aunque el mismísimo Daigotsu sea un shugenja, los samuráis que le han jurado lealtad son casi todos bushi. Estas almas perdidas han adoptado firmemente la tergiversada versión del Bushido de Daigotsu. Los samuráis de Rokugan les repugnan, pues ven en ellos la misma ignorancia, confusión y compasión sin sentido que cegaba sus ojos antes de ser abiertos por el poder de Fu Leng. Los samuráis del Clan del Cangrejo son especialmente odiados, pues han jurado combatir el mismo poder al que Daigotsu ha entregado su vida.
Es la familia más grande de las Tierras Sombrías y el Señor Oscuro acepta a todo el que quiere entrar en la Ciudad de los Perdidos y desea ponerse a prueba para ganarse su nombre; muchos han aceptado el desafío. Se desconocen las pruebas que han de hacer al jurar lealtad, y quienes las pasan no hablan de ellas.
Tan sólo se sabe que el ritual les despoja de todos sus antiguos lazos con sus ancestros y familia; proporcionándoles una fuerza impía otorgada por el mismísimo Señor Oscuro Daigotsu.


Aproximadamente 50 años pero no se sabe con exactitud. 2'58 metros. De este personaje tampoco se sabe mucho salvo que es el enemigo mortal de Kentaro y parecieron tener contacto en un pasado. Parece ser alguien muy rudo y cruel al que no le importa nada la vida de los demás y disfruta con ello; algo normal en su clan.

(Al hombrecillo de la imagen, imagináoslo muy robusto, ancho, y, a poder ser, más feo. Jaja.)





"Madre" Agasha: Shugenja del Clan Fénix. La familia más pequeña del Fénix que una vez perteneció al Clan Dragón al que abandonaron argumentando que Hitomi había traicionado todos los principios sobre los que Togashi había construido el clan y juraron lealtad al debilitado Fénix. Su deserción les otorgó la gratitud del Fénix, que fueron severamente diezmados durante la Guerra de los Clanes, así como un lugar para un Agasha como Maestro del Aire. Desde su aceptación al clan, se han encontrado en medio de las constantes disputas entre las otras tres familias. La paciencia innata y la naturaleza comprensiva de los Agasha les ha servido bien a este respecto, y poco a poco han ido adquiriendo el papel de mediadores entre las otras familias. Han seguidos estudiando su inusual estilo de magia y alquimia por la que eran famosos en el Dragón y los Isawa han comentado tanto que sus prácticas son "sorprendentemente perspicaces" como que son "trucos de campesinos".
Los Agasha se han pasado generaciones siendo incomprendidos por el resto del Imperio, por lo que el punto de vista de los Isawa apenas influye sobre ellos.
Es raro ver a un Agasha fuera de los territorios Fénix pues prefieren estar con los suyos y su nuevo clan. A pesar de su reclusión, los Agasha se han ganado rápidamente una reputación dentro del Fénix, y por lo tanto en el Imperio, como investigadores versátiles y astutos de la magia poco usual.



28 años (en el pasado de Tsukiya, actualmente tendría 43 años) de 1'57 metros. Todo lo dicho anteriormente sobre los Agasha no es algo que se pueda aplicar a esta mujer ya que ha caído en las garras del Maho y el poder oscuro por lo que se ha convertido en una Mahotsukai. Se desconoce su nombre ya que nadie (hasta el momento) la llama como tal, por lo que es conocida como "Madre" de Tsukiya. Tampoco se sabe mucho de ella antes de sucumbir al lado oscuro. Cruel y despiadada, no parece conocer los sentimientos como amor, afecto. Sólo le interesa obtener más poder sin importarle incluso acabar con las vidas de seres cercanos. Razones; no se saben. Parece ser la creadora de los objetos maléficos.




Maho y Mahotsukai

Buenaaaaaaaaaaaas~~~ ^^

¿Qué tal?
¡¡Es hora de hablar de Maho!! Ojojojo.


Maho

La palabra "Maho" [魔法] significa literalmente "Magia". Brujería sería Majutsu [魔術], bruja, Majo [魔女] y/o Mahotsukai [魔法使い], palabra que también se le atribuye a Mago.
El primer Kanji de cada una de estas palabras es este 魔 que viene a significar "Demonio, Diablo, Espíritu Maligno".
Quizás es por esa la razón que en L5A todo lo que tenga que ver con "Maho" es negativo.

(Por cierto, recordar que al pronunciar la H y J, sean parecidas a las inglesas)

El Maho es una peligrosa fuente de poder disponible para aquellos que desean invocar a los kansen, los espíritus malignos de la corrupción. Firmemente prohibido en Rokugan, los practicantes del Maho utilizan la sangre, sea suya o de los demás, para alimentar su magia. (Ahora entendéis porque los del fic ansían tanto ver sangre).
A cambio de su poder, los mahotsukai entregan más y más de sus almas al Jigoku, quizás ligando sus nombres a un oni para alcanzar sus objetivos. Los codiciosos y egoístas aprenden el maho como una ruta hacia el poder. Los mahotsukai pueden alzar a los muertos, echar maldiciones sobre sus oponentes e incluso invocar poderosos oni.

Los conjuros de Maho convocan al Jigoku, el Reino del Mal, y los omnipresentes kansen están ansiosos por servir a quienes desean el poder de la oscuridad. El Maho exige la invocación del poder del Jigoku, sea o no consciente el lanzador de que su energía está siendo enviada allí. Cada oración, cada hora de meditación sólo sirven para potenciar el poder del reino de la oscuridad.

Casi cualquiera puede aprender y lanzar un conjuro de Maho, aunque se necesita entrenamiento para todo lo que no sean los conjuros más sencillos. El don natural de los shugenja para hablar con los kami es irrelevante; los kansen hablan con todo el que lo desea. Hay muy pocos individuos incapaces de usar el Maho, aunque a veces hay uno entre diez mil que no puede.


La parte más difícil del aprendizaje de maho es conseguir acceso a los pergaminos de magia. A los shugenja les puede resultar más sencillo aprenderlo que los demás, sencillamente porque no necesitan un tutor, sino que pueden utilizar el conjuro Invocar para llamar a los espíritus de las Tierras Sombrías.
Los campesinos oprimidos que rechazan su vida de servidumbre pueden aprender Maho uniéndose a los Portavoces de la Sangre, los seguidores del hechicero Iuchiban.

Un personaje necesita al menos una semana para aprender su primer conjuro de Maho, pero sólo necesita unas horas para los siguientes.

Cuando lanzan conjuros no siempre agotan de su magia o se hieren ellos mismos, sino que es algo que puede afectar también a sus víctimas.
Cada vez que un Mahotsukai usa de su poder, gana más puntos de Mancha tenga éxito o no el conjuro lanzado.

La amenaza de la Mancha es el mayor problema que tiene un Mahotsukai. El Jigoku destruye inevitablemente a sus sirvientes, y los mahotsukai que no tengan cuidado perderán sus mentes o deformarán sus cuerpos al acumular demasiada Mancha. A pesar de este temor, muchos mahotsukai tienden a lanzar sus conjuros en las inmediaciones de las Tierras Sombrías o de zonas Manchadas.
Un área extremadamente Manchada concede dos aumentos gratuitos; y a la inversa, el mahotsukai debería pedir dos aumentos adicionales si se está en zona santificada o purificada por la presencia de los reinos benditos del Yomi o el Tengoku. Entre ellas se incluyen los templos más conocidos de las Siete Fortunas y zonas altamente espirituales, como la Sala de los Ancestros del León.


Y hasta aquí la explicación de Maho. :3
¿Qué tal?
Al igual que con las habilidades de las Tierras Sombrías, no tenía pensado poner los conjuros Maho. Prefiero ir aclarando qué ha salido cuando explique sobre los episodios. Cosa que me apunto ya que 'oficialmente' han salido dos de los conjuros. :3

Y vosotros, no me seáis tan villanos ¡¡¡el Maho en Rokugan no es bueno!!! xD



viernes, 11 de febrero de 2011 | By: Chiisa Yanagi

La "Mancha"

Buenas. ^^

Os dejo con el tema de la "mancha" que parece traer de cabeza a nuestros samuráis (sobretodo a mi Fénix hace algún que otro episodio).

Así sabréis más sobre ella y no pensáis que es una simple mancha de suciedad que limpiar con detergente (risas).


La Mancha de las Tierras Sombrías


El mayor enemigo desde que nació el imperio de Rokugan.

Al suroeste de Rokugan se hallan las Tierras sombrías que un tiempo fue las tierras de los Nezumi y acabó destruída por la caída de Fu Leng; permitiendo que el Jigoku (infierno) extendiera su alcance hasta el Ningen-Do (Mundo Humano).
Las Tierras Sombrías son una manifestación física del reino del mal. La única gran amenaza de Rokugan.
Afectan a todas las cosas y contaminan todos los objetos puros que se encuentren a su alcance.

Cuando un samurai se adentra en ellas, arriesga su alma. Aquellos expuestos a las Tierras Sombrías sin la protección adecuada pueden contraer la "Mancha", una manifestación física de la influencia del Jigoku en el reino mortal.


·Protección

La mejor forma de estar a salvo de la Mancha de las Tierras Sombrías es optar por no tomar parte de ella jamás. (Más vale prevenir que curar)
La naturaleza bendita del Jade aleja la corrupción de su portador, absorbiendo la Mancha hasta que se vuelve negro y suave. Un dedo (humano) de Jade es suficiente para proteger a un samurai de todos los efectos corruptores durante aproximadamente una semana. Al pasar ésta, si se sigue exponiendo a la Mancha, comienzan las tiradas de Tierra (para ver cuánto puede aguantar, pero cuanto más expuesto a la Mancha estés, más alto el número que habrá que superar para no cogerla).

La disponibilidad del Jade varía enormemente de era a era.
Se encuentra disponible desde los comienzos del Imperio, cuando los Grandes Clanes comenzaron su explotación. Sin embargo, tras el gran asalto contra las Tierras Sombrías alrededor del 1133 ha habido escasez de Jade en el Imperio.


·Peligros de la Mancha de las Tierras Sombrías


Existen muchas maneras en la que un personaje puede ganar la Mancha. Ya estés en las mismas Tierras Sombrías o llevar un objeto Manchado. Y, como ya he dicho en el punto anterior, para enfrentarse a ella y no cogerla, se hacen tiradas de Tierra (caracterizada por la Voluntad y la Resistencia; vaya, lo que se debe necesitar personalmente para no caer en sus garras).
El problema es que el personaje tenga alguna herida, si no se la cura, tiene más probabilidades de coger la Mancha. Si son heridos por un objeto Manchado, su número para no coger la Mancha será mucho mayor.
Por supuesto, las tiradas cesan cuando el personaje se aleja de dichas tierras o deja el objeto manchado.

También puede contraer la Mancha ingiriendo o bebiendo alimentos contaminados; aunque esto sucede principalmente en las Tierras Sombrías.
Se sabe de mahotsukai hábiles que han Manchado ríos y campos de arroz para esparcir la devastación entre los rokuganeses.

Aquellos que invocan a los Kami en las Tierras Sombrías suelen convocar Kansen en su lugar, homónimos malignos a quienes les encanta corromper a los shugenja.

Los samuráis que mueren en las Tierras Sombrías se halzan habitualmente como zombis que atacan indiscriminadamente. Para evitar esto hay que quemar o decapitar el cuerpo.
Sin embargo, un cuerpo muy Manchado, podría ser un zombi incluso en regiones normales.


·Síntomas de la Mancha


A medida que un personaje aumenta su Mancha comienza a desarrollar signos físicos y mentales de corrupción.
El comportamiento y aspecto de una persona Manchada varía ligeramente. Su piel se torna pálida, su pelo grasiento y parece enfermo. Se vuelve irascible y propenso a responder a las amenazas con violencia. Si no se tratan, estos síntomas se agravarán con el tiempo y perderá aún más el control de sus acciones. Finalmente la Mancha le vence por completo, convirtiéndolo en un monstruo bajo el control del Jigoku. Los síntomas que maldicen a un Manchado son particulares, pero todos siguen un curso de condenación muy parecido.

Toda la gente Manchada se encuentra bajo estrecha vigilancia por parte de las autoridades imperiales, pero generalmente se les permite vivir hasta que su Mancha les hace demasiado peligrosos para los demás. Los Cazadores de Brujas Kuni y otras organizaciones que tratan con la Mancha han creado un sistema que indica lo peligrosa que es una persona Manchada. Estos siempre vigilan a los samuráis Manchados, y no dudan en actuar cuando se enfrentan a una categoría en particular. Dichas categorías se indican a continuación.

1er GRADO - Infección Pasiva

El sujeto presenta un nivel leve de Mancha, sin síntomas mentales. Existe muy poco peligro de que la extienda a los demás. Los Cazadores de Brujas Kuni no castigan a estos samuráis, aunque les hacen un chequeo mensual para ver si han sucumbido a mayores grados de la Mancha. No se permite que el sujeto se case sin informar al cónyuge y a su familia de su "problema". Cualquier violación de este protocolo se considera inmediatamente un "síntoma mental peligroso" que se castiga con la ejecución.

Este grado comprende generalmente a cualquier personaje que tiene un rango de Mancha superior a su Anillo más bajo (un personaje con un rango de Mancha inferior a todos sus Anillo habitualmente sólo experimenta síntomas leves, o carece de ellos; puede que ni siquiera él mismo se haya dado cuenta de que está Manchado).

La Mancha de las Tierras Sombrías comienza a manifestarse mediante pesadillas, seguidas por un malestar general; el personaje tiene náuseas, vómitos y temblores incontrolables. Puede incluso a murmurar para sus adentros sin darse cuenta, incluso en las situaciones menos adecuadas. Estos síntomas desequilibran al personaje, impidiendo su descanso y haciéndole más propenso a fallar su tirada de Tierra para mantener controlada la Mancha. Ésta comienza a reclamar a su cuerpo, aunque no lo altera ostensiblemente.

Cualquier personaje en este nivel obtiene inmediatamente la desventaja Colérico (si no la tenía ya). Y un penalizador de +5 a los NO para los chequeos de Honor.


2º GRADO - Infección Activa

El sujeto tiene un nivel de Mancha moderado, muestra algunos síntomas mentales y posiblemente pueda extender la Mancha sobre los demás. Cuando los Cazadores de Bruja Kuni lo encuentren le ofrecerán la oportunidad de cometer seppuku o ser llevado a los barracones de los Condenados, una unidad de samuráis Manchados que son lanzados contra las Tierras Sombrías a la menor oportunidad. Quedará bajo supervisión constante de los Cazadores de Bruja Kuni para el resto de su vida.

Este grado comprende a todos los personajes que tienen un rango de Mancha superior a dos o tres de sus Anillos.

La Mancha de las Tierras Sombrías ha comenzado a manipular todo lo que siente el personaje, instándole a repartir golpes a diestro y siniestro contra todos los que le rodean. Siente que no puede confiar en nadie y que todo el que está a su alrededor porta la Mancha en secreto. Comienza a tener alucinaciones y oye las voces de los kansen.

El personaje en este nivel debe incrementar los NO a las tiradas de Voluntad para resistir comportamiento deshonroso en +10. Y recibe otro penalizador de +5 (siendo ya +10) a los chequeos de Honor.


3er GRADO - Infección Mortal

El sujeto posee un elevado nivel de Mancha, muestra peligrosos síntomas mentales y corre riesgo de contaminar inmediatamente a los demás. Los Cazadores de Brujas Kuni ejecutan de inmediato a todos los que entran dentro de esta categoría. El Seppuku no es una opción, pues estos sujetos son demasiado peligrosos como para que se les ofrezca una oportunidad. Los Inquisidores consideran que ocultar intencionadamente la Mancha de otros individuos es un "peligroso síntoma mental".

Este grado generalmente comprende a todos los personajes que poseen un rango de Mancha mayor que cuatr de sus Anillos.


La Mancha de las Tierras Sombrías comienza a mostrarse de forma exagerada y particular en cada uno de ellos. Algunos pueden abandonar la higiene y dejar de bañarse. Otros pueden mostrar un comportamiento extremadamente homicida. Puede que tosan sangre o se queden anomalmente delgados; a algunos hasta les crecen uñas negras muy largas. Los personajes de este grado son mayoritariamente impredecibles y extremadamente peligrosos. Les resulta complicado comportarse con normalidad, ya que es sacudido continuamente por fuertes instintos bestiales.


El huésped debe tirar Voluntad para evitar volverse extremadamente violento en situaciones de estrés con un NO de 25. Recibe otro penalizador de +5 (siendo ya +15) a todos los chequeos de Honor.



4º GRADO - El Abrazo de la Oscuridad


Esta categoría incluye a todos los sujetos poseídos por demonios, los que utilizan la Mancha para sus poderes sobrenaturales, los que practican maho y los que adoran al Dios Oscuro (incluso aunque no estén Manchados).
El protocolo a seguir es la ejecución inmediata mediante la decapitación.

Este grado comprende a todo aquel cuyo rango de Mancha sea superior a Todos sus Anillos.


Los síntomas de las Tierras Sombrías continúan teniendo en su mayoría los mismos efectos que se indican anteriormente. Existen generalmente dos clases de víctimas en esta fase de corrupción: los locos y los Perdidos. Los primeros han perdido la cabeza ante la Mancha y se han vuelto bestias, ya no pueden pensar por sí mismos. Los segundos, por otra parte, conservan su inteligencia y comportamiento humano; no obstante, han sido completamente devorados por la Mancha y son esclavos del Jigoku. No existe ninguna redención para los personajes en esta fase de corrupción.

No hay modificadores para los personajes en este grado; la mayoría pasan a formar parte de los Perdidos de las Tierras Sombrías. En cualquier momento el personaje puede tener que realizar una tirada de Voluntad para mantener el control de sí mismo en un NO de 40. Si falla, lo pierde hasta que los poderes oscuros deciden devolvérselo.



·Vivir con la Mancha

Cuando una persona contrae la Mancha queda condenado a una vida de lucha y penalidades. La Mancha del interior de los samuráis influye en sus decisiones, instándoles a cometer actos impropios de un samurai, y finalmente intenta devorar su alma.
Corrompe el cuerpo, mente y alma del infectado y no existe ninguna cura.

El simple hecho de portar la Mancha empeora el comportamiento, provoca tics y hace que un personaje actúe de manera impropia para un samurai. Un personaje Manchado encuentra cada vez más difícil controlar su comportamiento a medida que la Mancha trabaja su psique.

Un jugador puede manejar un personaje Manchado hasta que éste pierde completamente su mente ante el Jigoku. Puede hacer tiradas, pero de fallarlas, se asegura un punto más de la Mancha en su tabla.

La Mancha tomará progresivamente el control incluso aunque se tomen precauciones y el personaje haga todo lo posible por mantener encerrada la corrupción en su interior.

Una vez una persona se ha Manchado, la infección empeorará con toda seguridad hasta vencer a su huésped.

Si el afectado intenta vivir una vida dedicada a calmar la corrupción de su alma (mediante acupuntura, meditación o un estilo de vida monástico) tiene un poco más de posibilidades de asegurarse que no crezca la Mancha. Pero si se aleja de este tipo de vida o utiliza poderes, tendría que hacer tiradas como uno más.

Beber té de pétalos de Jade ayuda mucho a mantener el rango de la Mancha si se toma con diligencia. Los síntomas remiten mientras se encuentra bajo los efectos del té. La Mancha no puede ser detectada y los conjuros que dañan a los Manchados no hacen efecto. (Los poderes de las Tierras Sombrías no se pueden utilizar mientras te encuentres bajo los efectos del té).
Quedan inactivos durante 1-10 minutos tras beberlo y las deformidades disminuyen. Los Cazadores de Bruja Kuni lo utilizan habitualmente para drogar a un peligroso individuo Manchado, anulando así sus poderes y facilitando su arresto y ejecución.

El té es recolectado de unos capullos de loto especiales rociados con polvos de jade místico mediante un ritual que sólo conocen los monjes de Loto de Jade que dan en secreto los nombres de quienes compran el té a los Cazadores de Brujas Kuni, quienes vigilan a los clientes.


·Eliminar la Mancha

No existe cura para la Mancha de las Tierras Sombrías a excepción de algunos casos especiales.

Aquellos contaminados simplemente deben dejar de extraer fuerza que les da y esperar que el Jigoku contenido en ellos no se haga más fuerte. Beber té de Jade es el método más popular de mantenerla a raya.

Existen muy pocas formas fiables de eliminar la Mancha de las Tierras Sombrías.
Una de ellas es la aplicación de una de las Lágrimas de Doji, los nemuranai portados por la esposa del Daimyô Doji. Su uso elimina la Mancha de las Tierras Sombrías de un samurái a costa de su vida.
La banda de ronin llamados los Intactos confían en una técnica que elimina gradualmente su Mancha matando criaturas de las Tierras Sombrías. La técnica acorta considerablemente sus esperanzas de vida, y quienes se unen a los Intactos jamás los abandonan.


·Deleitarse con la Mancha: Beneficios de las Tierras Sombrías

No todos los que acaban Manchados desean beber té de Jade y dejar pasar los beneficios que el Dios Oscuro les ha entregado.
El poder del Jigoku es realmente fuerte y la Mancha de las Tierras Sombrías tiene ventajas compensatorias difíciles de resistir.

Si los personajes Manchados desean mezclarse con la sociedad rokuganesa de forma segura, una lámina de jade corrupto por las Tierras Sombrías puede proteger a su portador contra la magia pura, además de ayudar a evitar ser detectado.

El jade corrupto se torna polvo al cabo de cinco días. Si uno de estos objetos se acerca hasta a 3 m de otro, uno de los dos se deshace en polvo. Una lámina de jade corrupto protege esencialmente al personaje con su Mancha, por lo que la aumenta aún más. Cada vez que el portador obtenga más Mancha, recibe un punto más de lo normal. (Suma dos puntos adicionales si lleva más de 3 láminas)

_____________________________

Y hasta aquí el tema de la Mancha. :3
Sobre los poderes de las Tierras Sombrías ya se hablará, todo a su tiempo.



martes, 8 de febrero de 2011 | By: Kizoku Nozomi

14º - ¿Ilusión o Realidad? Intentando cambiar cosas

Buenas noches a todos. ^^

Traigo el 14 ¿qué, he tardado poco? Jajaja.
Sí, tardé poco pero tengo que pediros disculpas a los lectores. Este episodio es el más largo que he hecho hasta ahora. De verdad he intentado resumir escenas pero muchas no podía y ver dónde podría cortarlo para al menos dividirse en 2 episodios, pero me ha sido imposible.
Creo que es un episodio que no puede ser cortado (a menos que yo quiera que me corten la cabeza ya sea Fliktor, Karura o Chiisa, quizás ella lo hiciera si ve que he cortado vilmente un episodio así y sin 'clase alguna'. Jajaja)

Pero sinceramente no tiene pérdida y merece la pena leer. A todos los participantes nos gustó mucho y no paramos de jugar hasta terminar. Así que cuando tengáis ganas y tiempo, adelante.


Aviso: Para quien sea más sensible y no soporte el tema de la sangre. No es que el episodio esté lleno de ello, pero hay un escena quizás "oscura" por así decir. Así que, depende de cada uno si lee o no. Es un trozo nada más. (pero todos nos imaginamos la escena descrita y bonita no es. ^^U)

Os dejo el episodio. ^^


En el episodio anterior:
Nuestros protagonistas embarcaron hacia tierras Mantis pero antes debían pasar varias semanas viajando por mar. Disfrutaron de unos días tranquilos, pescando, entrenando y jugando hasta que llegó una fuerte tormenta y se vieron rodeados de piratas que decidieron combatir. Kentaro se reencontró con Zenko Daigotsu, su enemigo mortal y luchó contra él sin poder abatirle. Cuando él recibió un espléndido ataque del Cangrejo, y con su grupo de piratas tomaron la retirada, un gigantesco pulpo atacó el barco de nuestros amigos. Fueron deslumbrados por un rayo justo cuando creían que iban a ser devorados. Todo parecía perdido.

La Aventura: ¿Ilusión o Realidad? Intentando cambiar cosas

Cuando estaban a punto de verse dentro de la boca de aquella bestia marina, un gran trueno acompañado de un fuerte relámpago les deslumbró a todos. Dejándoles los oídos y los ojos momentáneamente aturdidos, no oían ni veían nada. Les pareció caer sobre el agua escuchando a la lejanía un rugido más bien tranquilizador.
Notaban como si sus cuerpos flotaran pero sin poder moverlo; tan sólo podían girar la cabeza.
Souji: ¿Qué… pasa? No puedo moverme…
Abrieron los ojos. Se vieron entre ellos flotar dentro del agua como si una extraña corriente les llevara a algún lugar. Se dieron cuenta que a pesar de estar bajo el agua, podían respirar sin problema.
Souji: Pe-pero qué pasa… ¿y el pulpo?
Shion: ¿Qué ha… pasado?
Kentaro: ¿Magia? ¿No estaremos muertos, no?
Miraban alrededor. Aún podían escuchar aquel curioso rugido. Pudieron fijarse que al igual que el sueño que tuvieron ellos 3, se representaba la misma bestia sólo que esta vez se mostraba de tonos azules como el mar. Una luz parecía venir desde el fondo, más debajo de lo que ellos se encontraban.
Souji: Chi-chicos… Puede ser esto… ¿la bestia de nuestro sueño?
Kentaro: Sí, esa forma…
Shion: ¿Una luz?
Kentaro: ¿El Tengoku?
Souji: Yo creí que en el Tengoku no habría mar. ^^UUU
Dirigieron la mirada hacia la luz donde vieron el cuerpo de Tsukiya con su tatuaje brillando radiante.
Souji: Tsukiya… Su tatuaje está activo…
Kentaro: ¿Qué demonios? ¡Tsukiya!
Shion: ¿Lady Agasha?
Ella estaba inconsciente pero tenía los ojos entreabiertos y al contrario que ellos 3, ella no se movía.
Voz: Necesitamos… que despierte…
Souji: ¿Qué…? Tsukiya…
Shion: ¿Ella? …
Kentaro: ¿Qué despierte el qué? ¿Un poder? ¡Hablad más claro! ¡No entendemos nada! ¿Nos ayudasteis vosotros? ¡Mostraos!
No recibió respuesta. El rugido se fue alejando mientras todo volvía a iluminarse. Les pareció pisar tierra firme y sin estar empapados por el agua.
Souji: O_O ¿¿Do-dónde estamos??
Kentaro: ¿Tierra?
Shion: ¿Duh… qué ha pasado?
Una vez la luz marchó les dejaron ver el paisaje que tenían alrededor.

Un paisaje oscuro. No se divisaba el cielo. Todo era negro; resaltaba alguna nube en él, también ennegrecida. La tierra parecía un campo de hierbas altas con escasos árboles pobres de hojas con una apariencia más bien muerta. Tampoco podían ver más allá del horizonte por la niebla que había.
Souji: No me gusta mucho este sitio. ^^U Aunque es mejor esto que el pulpo, creo…
Shion: A mí tampoco. (recordó al pulpo y le entró escalofríos)
Kentaro: ¿Tsukiya?
Shion: ¿Dónde está?
Miraron por alrededor pero no la vieron.
Kentaro: ¿Pero qué…? ¿Se la llevó… eso?
Souji: Llevarse… Yo diría que nos llevaron a nosotros hasta aquí. ^^UUU
Shion: Yo no recuerdo nada… Sólo una luz…
Kentaro: Zenko… qué demonios has hecho esta vez…
Souji: No creo que él tenga que ver con esto último, señor Hida, aunque quizás sí con lo del pulpo. ^^U Pero tenemos que hacer algo.
Kentaro parecía muy confundido.
Kentaro: ¿Dónde estará Tsukiya? Busquémosla, estará por la playa ¿no? Todos cuando naufragan caen en una playa… Y hagamos un campamento. Hay que pensar… son demasiados datos. ¿Será esto tierra Mantis?
Shion: Yo no puedo ver más allá de mi nariz…
Souji: ¿Playa? ¿Mantis? ^^UUUU Según tengo entendido no son tan oscuras… Además no se escucha el mar por ningún lado. Pero sí, movámonos.
Empezaron su búsqueda.
Shion: Si no hay mar… ¿dónde estaremos?
Kentaro: ¿Qué tipo de magia puede hacer esto? No lo entiendo… (se rascó la cabeza)
Souji: No lo sé… Estoy muy desconcertado…
Kentaro: Además (dijo observándose las manos) Estamos curados, como si no hubiéramos luchado.
Shion: Qué raro…
Kentaro: Algo nos ayudó, fijo… ¿Por qué no estaremos muertos, no? ¿No será esto el Jigoku?
Souji: No lo sé. ^^U Pero no os quedéis atrás.

Mientras caminaban sin dar con Tsukiya y sin que el paisaje cambiase, se adentraban cada vez más en aquel extraño lugar. En un punto determinado vieron sombras que pasaban corriendo y saltaban como si estuvieran jugando.
Kentaro: Estas sombras… No me fío un pelo. Estemos alerta.
Souji: No… Otra vez niños fantasmas, no. ^^UUU
Shion: ¿Qué son?
Kentaro miró a Souji.
Souji: A mí no me mires. No lo sé… ^^U
Kentaro se rascó la cabeza.
Shion: Espero que no sean niñas con cara de vieja… *sigh*
Fueron escuchando voces, susurrando a la lejanía. Souji parecía conocerlas pero sin saber de qué y quienes.
Kentaro: ¡DAD LA CARA!
Souji: Esas voces… Pero no puede ser…
Kentaro: ¿Los conoces?
Souji: Me resultan familiares… (se dirigió hacia las voces)
Kentaro: ¡Espera, no vayas solo!
Pronto llegaron a un pequeño claro donde fueron rodeados de sombras que deambulaban, hablando entre susurros. Parecían no ver a nuestros guerreros.
Souji, a pesar de ver sombras, cayó en la cuenta que aquella escena ya la vio antes y que él formó parte de ella trayéndole malos recuerdos.
Souji: ………… Creo que será mejor irse a otro lado. ^^UUU Tanta sombra…
Kentaro: Pero a lo mejor saben algo de Tsukiya. (y se puso a gritar) ¡¡¡EEEH, ESTÚPIDOS FANTASMAS, NO NOS IGNOREIS!!! ¿HABÉIS VISTO A UNA MUCHACHA?
Las sombras desaparecieron.
Kentaro: Bah… Estúpidos fantasmas.
Shion: Eso le pasa por gritarles.
Siguieron el camino y pronto, al igual que antes, otras sombras asomaron. Pero esta vez no parecían tener aspecto humano. Shion parecía conocerlas y le extrañó mucho.
Kentaro: Otra vez… pero éstas parecen diferentes…
Souji: Además no parecen saber de nuestra presencia…
Shion: Esto me resulta familiar… pero…
Kentaro se adelanto gritando un gran “hola”. Llegó a ver una escena que no le sonaba nada en absoluto y espantó a las sombras. Se volvió a sus amigos.
Kentaro: Bah… Estos también desaparecieron. Presencié una escena pero no logré entenderla. Si es que no entiendo nada.
Souji: Qué raro… Deje de espantarlos, Hida. xD
Shion: Creo que es mejor así.

Prosiguieron con su camino. Al poco, a sus costados, oyeron más susurros como si hubiera mucha gente. Souji y Shion no entendían qué decían. Kentaro identificó los susurros; gritos de gente batallando. Le sonaba mucho esas voces y le recorrió un escalofrío por todo el cuerpo.
Souji: ¿Kentaro?
Él echó a correr sin más hacia los susurros.
Kentaro: ¡¡¡SALIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIID!!!
Souji y Shion le siguieron.
Shion: ¿Qué le pasa?
Kentaro: ¡¡Es una batalla!!
Souji: Pero…
Mientras Souji y Shion veían muchas sombras moviéndose y susurrando, Kentaro distinguía una batalla en la que él participó y le hirió mucho porque muchos de sus camaradas murieron. Era un recuerdo muy desagradable que prefería olvidar.
Kentaro: ¿¿Q… Qué?? (se paró en seco)
Souji: ¿Qué ocurre?
Shion: ¿Señor Hida?
Kentaro: Por… por qué esto ahora… (apartó la mirada y apretó los puños) Akira… Kuramashi… Ryo… ¿Por qué… me muestran esto…? ¡¡¡FUERA!!!
Todas esas sombras se fueron al poco. Un viento pasó entre todos. Todo estaba en silencio y cubierto de niebla.
Souji: ¿¿Ha visto algo desagradable, señor Hida??
Kentaro: Eh… Sí… Algo de mi pasado. No quiero hablar de ello.
Souji: Si le sirve de algo… La primera escena… en la que acudí porque me resultaron familiares las voces… me recordó algo que no quise.
Kentaro: Algo está jugando con nuestras mentes…
Shion: Recuerdos…
Souji y Shion iban a mantener una conversación cuando de pronto Kentaro gritó a la nada.
Kentaro: ¡¡¡SAAAAAAAAAL!!! ¡¡QUIEN QUIERA QUE SEAS!! ¡¡¡MUÉSTRATE!!! ¡¡¡DEJA DE JUGAR CON NOSOTROS!!!
Souji: ¿Quién quiere que salga? ^^UUU
De repente se escuchó por todos lados la risa de una mujer, flojo, pero se escuchaba. No sabían identificar si era de fiar o no. Lo más curioso fue escuchar en cierto punto del lugar el ruido de un metal, como si fuera una joya.
Souji: Qué es eso… Hay alguien aquí con nosotros.
Shion: ¿Al…Alguien?
Kentaro: ¡¡¡DA LA CARA!!!
Souji: Vayamos hacia la dirección por donde se escuchó… ese metal o lo que fuese. ^^U
Y así hicieron, guiados por el ruido del metal llegaron a ver, a medida que se acercaban, lo que parecía ser una casa.
Kentaro: ¡Uaaala, una casa!
Souji: … Aquí en medio…
Oyeron el cantar de una niña pequeña; era una melodía tranquila.
Shion: Un cántico, hmmm.
Souji: Esa melodía… ¿No era la que cantaba Tsukiya en el baño en tierras Fénix?
Decidieron entrar a la casa por la parte del patio.
Vieron una niña de unos 6 años de cabellos castaños y recogidos que vestía un traje rojo y estaba pintando sobre una mesita.
Kentaro: ¡Hey!
Al oírle, la niña se giró y vio a ellos 3.
Souji: Pues… esa niña…
Shion: ¿Es…?
Kentaro: ¿Os conocéis?
Souji: Shion ¿piensas lo mismo que yo?
Shion: Creo que sí… La melodía… su físico…
Souji: ¿Tsukiya?
Kentaro: ¿¿Qué?? (se llevó las manos a la cabeza) ¡¡¡HA ENCOGIDO!!! ¿¿TSUKIYA, QUÉ HA PASADO??
Tsukiya pequeña: Ah… ¿¿qui-quienes sois??
Souji: Déjela, Hida…
Pudieron ver que el cuaderno era el mismo, pero no mostraba estar ni viejo ni estropeado y los dibujos estaban en proceso.
Shion: Eso será difícil de contestar, hmmm…
Kentaro: ¿Eres… Tsukiya?
Tsukiya pequeña: Sí-sí… (decía muy tímida y poniéndose colorada)
Souji: No es la Tsukiya del presente…
Kentaro: ¿Por qué no iba a ser ella? ¡Estáis chalados! ¿Quieres decir que viajamos en el tiempo?
Shion: Hmmm, no lo creo.
Souji: Puede ser un recuerdo. Como los de antes, aunque no sé porqué el de Tsukiya se presenta así, tan nítido, sin sombras y pudiendo interactuar con ella del pasado.
Shion: Sí, opino igual.
Kentaro: Aaammm… Bueno, esta visión al menos es más maja. (se giró a la niña) Oye, Tsu ¿qué haces aquí?
Tsukiya pequeña: Ah… pintar ú////ù (se puso colorada de nuevo) Tú… qui-quién eres… qué eres…
Souji: “-Ha dicho ¿qué eres? ……”
Kentaro: Somos amigos, Tsukiya. No te preocupes.
Tsukiya pequeña: ¿A-amigos míos?
Kentaro: Sólo pasábamos por aquí. Sí, del futuro. Suena raro ¿eh? Jajajaja (se rascó la cabeza) Ni yo mismo lo entiendo.
Tsukiya pequeña: Ah… Entonces me gustaría dibujaros para recordaros en un futuro e ir con vosotros ¿sí? ^^
Souji: Oh… Será… O_O
Kentaro: Jajaja, claro, por qué no. Mira, Tsukiya, este es Souji y el otro es Shion. Yo me llamo KEEENNN TAAAA ROOOO. ¿Qué pasa Souji?
Tsukiya pequeña: Keeentaaaroooo… =O ¡¡Bonito nombre!!
La pequeña Tsukiya se dispuso a dibujar a ellos 3.
Souji: Si de verdad va a pasar lo que va a pasar… Señor Hida ¿no ha oído nunca que el pasado no se puede cambiar?
Kentaro: Ups, pues sí… No sé Souji ¿Qué crees que deberíamos hacer? (se giró a la niña sonriendo) Graciaaaasss.
Souji: Ya hemos interactuado aquí… y esta Tsu nos hace caso… Pero de ser así… Debería acordarse la Tsu original de que nos vio de pequeña ¿no?
Kentaro: Mmmm, sí, no sé. Esto es muy problemático. Oye Tsu.
Tsukiya pequeña: ¿Sí? ó////ò
Kentaro: ¿Me dejas ver un segundo tu cuaderno? Veo que dibujas muy bien.
Tsukiya pequeña: ¡¡Va-vale!! ù///ú
Cogió el cuaderno y lo estuvo observando junto a sus 2 amigos. Los dibujos eran los mismos pero no llegó a hacer todos los que debía, ni siquiera aquel dibujo tan oscuro. El dibujo que estaba haciendo de ellos 3 decidió pintarlo en el último folio.
Kentaro: Este dibujo… No lo recuerdo…
Souji: Está al final… ^^UU Como el dibujo turbio estaba más adelante y había muchos folios en blanco, no miramos más ¿recuerdas?
Kentaro: Pues así no llegamos a nada.
Vos masculina: Hijaaaaa ¿dónde estás?
Kentaro: Vaya, deberíamos irnos de aquí, pero tal vez sería oportuno para proteger al padre ¿qué pensáis?
Souji: Si no se puede cambiar el pasado, no podríamos salvarle por mucho que hiciéramos.
Tsukiya pequeña: ¡¡¡Papiii, miraaa!!! (cogió el cuaderno) Mira lo que hiceeeee. :3
Vieron entrar en el cuarto a su padre que miraba orgulloso el dibujo de su hija.
Padre: ¡Oh, muy bien! Eres una artista. ^^
Kentaro: Emmm ¡hola! (saludó amistosamente y le dio un codazo a Souji) Habla tú mejor.
Souji: ^^UUUUU Ah… Hola…
El padre pareció notar algo pero en ningún momento les vio.
Padre: Qué raro…
Tsukiya pequeña: Papi ¿no ves a mis amigos?
Padre: ¿Qué amigos?
Tsukiya pequeña: No… es igual. ^^
Todos quedaron parados.
Kentaro: Va a resultar que estamos en Tengoku y que los espíritus somos nosotros…
Souji: El Tengoku no puede ser tan turbio. ^^U Prefiero creer que no estamos muertos.
Kentaro: ¿Y entonces qué? ¿Somos kamis? ¿Por qué ella nos ve y el padre no?
Souji: Si fuéramos kamis, el padre podría comunicarse con nosotros. Él también es un shugenja Agasha.
Kentaro: … Estoy en blanco… Shion ¿qué piensas?
Shion: Todo esto es muy raro… Y tampoco creo que podamos cambiar el pasado, pero si de verdad estuviéramos en el pasado de Lady Agasha… No sé qué pasará, pero creo que llegaremos a ver lo que le pasó… Además, si los 3 hemos estado a punto de averiguar cosas de nuestro pasado… pero sin llegar a interactuar… Sería porque no podríamos interactuar en nuestro propio pasado. Lady Agasha no está con nosotros ahora. Puede sonar una locura, lo sé… pero no me extrañaría que fuese así.
Kentaro: Es muy raro lo que dices, pero tiene sentido. Pero si sólo vamos a poder verlo sin interactuar… Espera.
Decidió tocar al padre de Tsukiya en la espalda y éste se giró sobresaltado sin ver a nadie.
Kentaro: Vale, chicos, son tangibles. Tal vez sí podamos evitar la tragedia.
Padre: Oye… Tsukiya… Esto es… ¿obra de tus amigos?
Kentaro: Jajajaja, Tsukiya, dile a tu padre que no se preocupe, que me tropecé.
Tsukiya pequeña: Sí. ú////ù Dice que no te preocupes, papi. ^^ Que se tropezó.
Padre: O.o Ah… vale… Pero que no destrocen nada. ñ__n Por cierto, lo siento. Tengo que irme a hacer unas cosas. Te quedarás sola de momento con mamá. ¡Adiós!
Y se marchó.
Souji: La madre…
Kentaro: Oíd chicos, vayamos. Ahora volvemos, Tsukiya ¿vale? (cuchicheó) Es mejor que no nos escuche.
Tsukiya pequeña: ¿¿¿Do-dónde vais???
Kentaro: Nada, a dar una vueltecilla. No te preocupes. Sigue dibujando. Hasta luego. ^__^
Tsukiya pequeña: … Vale…
Souji: No me gusta dejarle sola… sabiendo lo de su madre… (dijo una vez salieron por la puerta principal)
Kentaro: No es buena idea que nos oiga hablar sobre cómo evitar lo que va a pasar…
Saliendo por la puerta principal vieron Kyuden Agasha, el hogar de Tsukiya. Todo estaba igual salvo por la sensación de que seguían en aquel campo rodeado de niebla. Por lo que suponían que lo que estaban viendo era una ilusión, o eso querían creer.
Shion: Qué sensación más extraña… Bueno, señor Hida. Lady Agasha puede estar escuchándonos en la puerta sin saberlo…
Souji: Quizás debamos alejarnos más…

Se alejaron lo suficiente para poder hablar del tema.
Kentaro: ¿Qué podemos hacer? La idea es deshacernos de la madre antes de que lo haga… Tampoco me gusta, al fin y al cabo es su madre… Pero no habría otra solución.
Souji: Ni siquiera sabemos cómo pasó con exactitud…
Kentaro: Cierto… ¿Sabes si estaba Tsukiya presente cuando pasó?
Souji: Sí, por eso acabó pintando aquel dibujo oscuro…
Kentaro: Entonces puede que lo veamos. Pero ¿qué hacer? ¿Inmovilizar a la madre? ¿Que el padre llame a la guardia? Sería lo más ético.
Souji: Pero sin pruebas… Ella mató a su esposo y quiso matar a su hija.
Shion: De igual modo… dudo que podamos cambiar nada, hmmm.
Souji: Tsukiya es demasiado pacifista… ^^UUU Y viéndola, aunque con su mal genio a veces, es muy buena persona y no desea el mal a nadie…
Shion: Seguramente la propia Lady Agasha trate de detenernos… Y… si todo es un recuerdo… no creo que sea posible cambiarlo, hmmm. Es todo muy complicado.
Kentaro: Pero la Tsukiya que conocemos ¿querría que lo hiciéramos? Eso es lo que me pregunto.
Souji: Yo creo que no… pero estar aquí pudiendo tocar e interactuar y no hacer nada…
Kentaro: En todo caso busquemos a la madre y veamos cómo actúa. Por lo menos sacaremos información.
Shion: Quizá esto es una especie de “ventana” para que descubramos algo, hmmm…

Mientras seguían conversando sobre el delicado tema de su pasado y ver si podían intervenir o no, unos gritos desde el patio de la casa les llamaron la atención.
Tsukiya pequeña: ¡Dame eso, es mío!
Niño: ¡¡Calla, monstruo!!
Niña: ¡¡Bicho raro!!
Niño: ¡¡Dicen que saliste del Pozo Supurante transformado!!
Niña: No queremos a nadie como tú por aquí.
Se escucharon golpes.
Souji: ¡¡Tsukiya!!
Fueron veloces hacia ella.
Kentaro: Parece una pelea de críos.
Souji: Críos crueles.
Kentaro: Sí, pero críos. Es mejor no actuar.
Shion: ¿Es eso normal entre humanos?
Kentaro: Los humanos… no todos son amables, ni siquiera entre ellos.
Souji: Los humanos podemos llegar a ser muy crueles.
Shion: Bueno… también hay muchas tribus Nezumi nada amigables…
Al llegar vieron un grupo de 5 niños que habían cogido el cuaderno de Tsukiya y la echaron al suelo mientras le pegaban.
Souji: ¡¡Tsukiya!! Malditos críos…
Kentaro: Sé lo que es eso de que te traten como a un bicho raro…
Shion: Vaya… Lady Agasha lo pasó realmente mal…
Souji: Qué dilema… ¡¡No podemos quedarnos y mirar!!
Kentaro: ¿Y qué quieres, golpear a los niños? Lo hecho, hecho está. Comprendo tu indignación, Souji.
Souji: ¡¡¿Pretendes cambiar la tragedia y no esto?!! ¿No crees que te contradices un poco?
Los impulsos le llevaron a ir hacia los niños.
Kentaro: Mala idea…
Souji fue cogiéndolos uno a uno y los alejaba de la pequeña Tsukiya lanzándolos hacia atrás. Los niños, atónitos, miraron a Tsukiya.
Niño: ¡¡¿Qué ha pasado?!!
Niña: Alaaaa, qué fuerzaaaaa.
Niño: ¡¡Seguro que fue ella y por ese tatuaje demoníaco, aaaah!!
Niña: ¡¡¡¡Es verdad, es un monstruoooooooo, vámonooooooooos!!!!
Se fueron corriendo a la vez que dejaron caer su cuaderno.
Todos quedaron en silencio. Tsukiya lloriqueaba. Le pusieron atención.
Souji se puso a su altura.
Souji: Escúchame, Tsukiya… Lo siento mucho… Pero no podía dejar que te pegaran. Recuerda que si… si estoy aquí de verdad… nos veremos en un futuro… No dejes que esto te afecte, por favor…
Tsukiya pequeña: Sí-Sí. (se secó las lágrimas)
Souji: Tienes que ser muy fuerte… Yo sé que ese tatuaje te protegerá de cosas muy importantes. ^^
Antes de seguir hablando, una voz femenina asomó desde la casa. Era su madre.
Madre: ¡¡Ya estás ahí fuera llorando de nuevo!! ¡¡No haces nada bueno!! ¡¡No me extraña que seas el hazmerreír de todos!! ¡¡Anda entra y recoge esto, sino te tiro los colores!!
Souji: ¿Le dan una paliza y así se pone la madre?
Shion: Qué desagradable…
Kentaro: ¡¡OIGA SEÑORA!!
Nuestros 3 guerreros se detuvieron al mismo tiempo al escuchar, en la madre, el mismo sonido de metal que escucharon hacía un rato.
Souji: No me gusta…
Shion: El sonido…
La madre miraba fijamente a Tsukiya esperando que le hiciera caso. No veía a ninguno de nuestros protagonistas, pero de repente se quedó mirando a la ‘nada’ como si hubiera notado algo.
Kentaro: No nos ve… Y ese ruido… de una joya… ¿Será ella la causante de esta alucinación?
Souji: De ser así nos vería ¿no? ^^U
Shion: Hmmm, podría… o quizá nos ignora.
Madre: ¡¡¡Venga, a qué esperas!!! (dio un fuerte golpe haciendo que los colores cayeran de la mesita)
Tsukiya pequeña: Sí-sí. (fue a recogerlos)
Madre: ¡¡Que quede todo limpio!! ¡¡Luego no hay quien pase por aquí!!
Shion: ¿Cómo puede ser su madre? … ¡Es horrible!
Kentaro: El dibujo oscuro de Tsukiya… había algo raro en la sombra.
Shion: El último dibujo, sí. Parecía ser un colgante con un color parecido a morado, creo.
Souji: Tendría sentido si el colgante lo tuviese la madre puesto que ella es la asesina…
Kentaro: ¿Creéis que podría ser uno de los objetos malditos?
Souji: ¿Tú crees? Ahora que lo dices…
Kentaro: Quizás tiene el colgante y esté poseído por él o algo. Si pudiéramos localizarlo…
Tsukiya pequeña: (aunque no dijera nada lo escuchaba todo) Ya… lo recogí todo…
Madre: ¡¡Venga, a tu cuarto!! ¡¡Y cámbiate que vas impresentable!! (la cogió de la nuca llevándosela al cuarto)
Shion: ……… (estaba muy indignado con lo que veía)
Kentaro: Bien, es el momento. Estaría bien que uno de nosotros estuviera con Tsukiya para hacerle compañía, otro vigilase a la madre y otro se dedique a buscar el hipotético colgante. ¿Qué os parece?
Les pareció bien.
Souji: Yo estaré con Tsukiya ¿bien?
Kentaro: Yo estaré con la madre y si tengo que desenvainar en un momento dado lo haré.
Shion: Pues yo buscaré el objeto. Lo que más temo de él es qué tipo de poder tendrá si de verdad es un objeto maléfico. Hmmmm.
Kentaro: Si lo encuentras guárdatelo y no dejes que nadie te ponga las manos encima.

Como ya se conocían la casa, no tuvieron problemas para moverse entre ella. Pero debían tener cuidado, no les podían ver, pero si movían algún objeto o persona, lo verían y lo notarían. Tal como quedaron, Kentaro seguía a la madre que andaba haciendo sus quehaceres, Shion buscaba el colgante en el cuarto matrimonial y Souji se quedó con la pequeña Tsukiya.
Al entrar vio a Tsukiya sentada en un rincón sin querer saber nada.
Souji: Tsukiya… (fue a ella) ¿Cómo te encuentras?
Tsukiya pequeña: Bi… Bien…
Souji: ^^U Venga ya… En fin… ¿Puedo preguntarte algo?
Ella asintió.
Souji: Tu madre… ¿Ha sido así siempre?
Tsukiya pequeña: Sí… Aunque… últimamente… es peor… Nunca ha parecido quererme… y la gente de fuera tampoco… Así que sólo me llevo bien con… papá.
Souji: …… No te preocupes… No estás ni estarás sola. ^^
Tsukiya pequeña: Es verdad… os conoceré… a vosotros… (intentó sonreír y se puso a dibujar para calmarse)
Souji vio cómo iba finalizando el dibujo de ellos 3.

Shion no lograba dar con el colgante pero el ruido que hacía estaba presente en él todo el rato, como si estuviera dentro de su cabeza, cosa que empezó a angustiarle.
Kentaro vio que la madre empezó a ponerse nerviosa pero no sabía porqué.

Souji: Tsukiya… ¿Crees que en el futuro… podremos ver este dibujo que estás haciendo?
Tsukiya pequeña: Supongo…

Shion notó una presencia a su alrededor. Se giró. En la entrada del cuarto vio la figura de la madre mirándole, pero al darse cuenta que le miraba, se fue.
Shion se sorprendió y decidió seguirla. ¿La madre era capaz de verles?

A su vez, Kentaro seguía vigilando sin quitarle ojo de encima a la madre que seguía igual de nerviosa. ¿Dos madres?

Shion, al salir, no logró ver a la madre por ningún lado.
Shion: ¿Qué sería?

Pasaron casi 2 horas sin tener nada nuevo.
Souji: Tsukiya, voy a salir a ver a los otros amigos. ¿Te apetece salir?
Tsukiya pequeña: … Mejor no… afuera… tengo miedo… Sólo saldré cuando esté mi papá…
Souji: “-Qué complicado.” ^^U Bueno, voy.
Tsukiya pequeña: Es-espera. (vio cómo arrancaba el dibujo de su cuaderno, el dibujo que representaban salir ellos 3)
Souji: ¡¡!! ¡¿Pero por qué haces eso?!
Tsukiya pequeña: Sólo quiero que lo tengas… (se lo ofreció) Devuélvemelo en el futuro… Si nos vemos sabré que “estos amigos invisibles” sois de verdad y sabré que sois importantes en mi camino…
Souji: Tsukiya… “-Qué manera de hablar a su edad…” Está bien, lo guardaré y te lo devolveré cuando te vea… ^^
Cogió el dibujo y tras guardarlo salió del cuarto en busca de Shion y Kentaro.

Shion decidió ir en busca de Kentaro.
Una vez reunidos los 3 cerca de la puerta principal, comentaron la situación.
Souji: ¿Alguna novedad? Yo sólo conseguí el dibujo de Tsukiya.
Kentaro: Aquí nada. Sólo una madre nerviosa. Shion ¿diste con el objeto?
Shion: Pues… No encontré el dichoso amuleto pero… lo “sentí”, como si estuviera cerca. Lo más raro es que vi “algo”…
Ambos samuráis se quedaron extrañados esperando su respuesta.
Shion: Fue muy raro… Sentía el sonido pero… no había nada… Al poco sentí un algo cerca de mí y al girarme, ese “algo” salió corriendo y desapareció.
Souji: ¿Pudiste distinguir qué o quién era?
Shion: El caso es que… juraría que era esa horrible mujer, hmmmmmmmm.
Kentaro: ¿La madre? Imposible. Estuve todo el rato con ella vigilándola.
Souji: Pues si Kentaro la vigilaba… ¿qué pintaba estando ahí vigilándote?
Shion: No lo sé…
Kentaro: No tiene sentido… O puede que esa segunda madre sea la causante de toda esta alucinación y tenga el colgante encima.
Shion: Tiene sentido, sí, pero… Si todo lo hace ella… ¿Por qué nos mostraría justamente “este” momento? No logro entender nada.

Todos se quedaron en blanco sin saber qué hacer. No sabían dónde estaban exactamente. Si eso era una ilusión o regresaron a un pasado. No sabían cuánto iba a durar y si saldrían de allí.
Souji: No sé qué podemos hacer… De todos modos… si esto sigue igual… parece que irá para largo…
Un pequeño destello de luz alumbró la casa. Kentaro se puso alerta.
Vieron a la pequeña Tsukiya entrar a la casa por la puerta principal.
Souji: ¿¿Tsu?? O_O Juraría que estaba arriba…
Tsukiya pequeña: Oh, hola amigos. ú////ù
Kentaro: Hola, Tsukiya. Escucha, tengo mala memoria. ¿Cuándo fue la última vez que nos vimos?
Tsukiya pequeña: Ah… hará cerca de un mes… Aunque siempre he notado como si estuvieseis aquí. ^^ Me alegra veros… Mi papi ya preguntaba por vosotros y…
Souji: ¡¡¿¿Un mes??!! (le interrumpió asombrado)
Shion: Un “salto”…
Kentaro: Quien quiera que controle esto puede hacernos saltar en el tiempo a su voluntad. Oye Tsu ¿dónde están tus papis?
Tsukiya pequeña: ¿Qué pasa? Mi papá… de viaje… vendrá poco después de que cumpla los 7 años ¡¡ya me queda poco!! ^^ Y mi mamá… (de nuevo fue interrumpida)
Kentaro: Oye… Viste alguna vez… ¿un colgante de color morado?
Tsukiya pequeña: No, no me suena… ¿De qué es?
Kentaro: Jajajaja, nada, olvídalo. ¿Tu mami está por aquí, dices?
Tsukiya pequeña: Estará con sus cosas… Lleva un tiempo como haciendo cosas raras y… Te-tengo miedo… El otro día me preguntó que qué había hecho… porque todo estaba removido y yo no hice nada… y parece que se huela algo. TT_TT
Shion: ¿A qué se refiere con eso?
Tsukiya pequeña: Siempre anda haciendo movimientos… estando alerta por si alguien le espía…
Souji: ¿Será capaz de sentirnos?
Shion: Seguramente…
Kentaro: Sí, la primera vez que la vimos ya pareció notar algo…
De repente escucharon aquel curioso ruido de una joya metálica a sus espaldas, al final del pasillo. Se giraron. Vieron a la madre mirando fijamente a Tsukiya.
Madre: ¡¡Qué haces quieta ahí!! ¡¡Si no tienes mejores cosas, sube a tu cuarto!! ¡¡Y no molestes!! Vaya niña…
Tsukiya cogió miedo pero no sabía si subir o no y les miró.
Souji: Tsu… Será mejor que subas. Si te hace algo querré detenerla…
Kentaro miró a Tsukiya asintiendo. Ella también asintió y la madre al ver el gesto sospechó.
Madre: ¡¡Pero qué demonios!! ¡¡Así que de verdad había alguien aquí!! ¡¡Quién hay aquí!! ¡¡Como osas traer espíritus a casa!! (levantó la mano)
Kentaro le cogió la mano antes de que pudiera darle a la pequeña.
Shion: …… Sabe que estamos pero no puede vernos…
Kentaro: Tsukiya, dile que se calme.
La madre notó cómo le cogían de la mano deteniéndola.
Madre: ¡Vaya! Así que es cierto, pueden tocar cosas y están… jejeje… Pregúntales qué hacen aquí y qué quieren… (sonreía con maldad)
Tsukiya pequeña: Dicen que te calmes, mami…
Shion: …… Si ella no puede vernos… ¿podría haber “otra”? La que vi, quizá la actual, la que no pertenece a este recuerdo.
Kentaro: …… Souji…
La madre se impacientaba y Kentaro la dejó estar.
Souji: Dile que hemos acabado aquí… ¿por error? ^^UUUUUUU
Tsukiya pequeña: Dicen que llegaron aquí por error…
Madre: ¡¡¿¿Por error?!! (aprovechando que nadie le cogía, le dio una bofetada con mucha fuerza sin que nadie reaccionase, dejándola en el suelo) ¡¡¡Nadie así acaba aquí por error!!!
Kentaro estampó a la madre contra la pared.
Kentaro: Tsu ¡pregúntale dónde está el colgante!
Shion y Souji acudieron a ella para ayudarla.
Shion: ¿Se encuentra bien, Lady Agasha?
Madre: ¡¡Malditos!! ¡¡¿¿Qué hacéis, protegerla??!! ¡¡Pero si es un pequeño monstruo!!
Tsukiya pequeña: Ma-mami… preguntan dónde está el… colgante…
Madre: (pareció desencajarse la mirada) JajajajaJAJAJAJA ¡¡¡Así que es eso!!! Entonces no hay nada que me detenga…
Empezó a sonar dentro de sus cabezas el ruido del colgante.
Souji: Pero que…
Shion: ¡Lo oigo!
Kentaro: ¡Sal bruja! (dijo pensando en la posibilidad de haber otra “madre” y soltó a la que tenía)
Madre: Me serviréis mucho para mi mejoría.
Aprovechó de nuevo que le soltó para alzar las manos y usar una magia que logró dar a Kentaro.
Kentaro: ¡Augh!
Shion: ¡¡¡Señor Hida!!! (desenvainó) ¿¿¿Qué… Qué se supone que debemos hacer???
Souji: ¡¡¡Nos puede dar!!!
Aquella risa que escucharon antes de entrar en el pasado de Tsukiya, se volvió a escuchar.
Kentaro: Souji… Llévate a Tsukiya de aquí…
Al mismo tiempo, aquella silueta que vio Shion, se presentó allí, queriéndose proyectar en ambos lados de la casa. Ellos 3 la veían perfectamente. Souji no dudó en cogerla para llevársela pero al ver cómo Tsukiya levantaba del suelo, la silueta de la madre enfureció.
Madre: (hablaba haciendo eco) ¡¡¡No puedes llevártela!!!
Un pequeño terremoto asomó por la casa. La madre levantó el brazo hacia Tsukiya y se la llevó consigo como si nada dejando a todos atónitos.
Souji: ¡¡¡Tsu… Tsukiya!!!
Las risas empezaron a ser más frecuentes y molestas. Y, tras un pequeño destello de luz como al anterior, fueron enviados fuera de la casa.
Shion: Mal… Maldición…
Souji: Su madre… es muy fuerte…
Kentaro: ¡¡¡Vamos!!! (cogió su zanbatou y corrió hacia la casa) ¡¡¡Tsukiya está en peligro!!!
Intentó abrir la puerta pero no podía, ni siquiera derribarla, como si hubiera una especie de barrera que se lo impidiera.
Kentaro: ¡¡Mierda!!
Shion: ¿Qué deberíamos hacer ahora?
Pronto escucharon a gente hablar sobre que habían estado desapareciendo personas.
Kentaro miró hacia el cielo, enojado, gritando a la bruja de la madre. Por sorpresa, vio a la pequeña Tsukiya que parecía intentar escapar por la ventana.
Kentaro: ¡TSUKIYA!
Souji: ¡¡Pero qué hace!!
Kentaro se puso bajo la ventana.
Tsukiya pequeña: Ke… Kentaro T///T qué bien veros…
Kentaro: ¡¡QUÉ HACES!! (puso los brazos posición para coger a Tsukiya)
Tsukiya pequeña: No… no quiero ir adentroooo, no quierooooo, es peligrosoooo.
Los 3 samuráis pudieron ver que el traje de Tsukiya tenía manchas de sangre.
Souji: ¡Deja que él te coja!
Tsukiya se soltó y caía, pero Kentaro no tuvo problema en cogerla.
Shion: ¿¿Se encuentra bien??
Souji: ¡¡¿Qué pasa dentro?!!
Tsukiya pequeña: Mamá… snif snif… Coge a gente… snif… y… y… (se puso las manos en la cara para llorar)
Kentaro: Tenemos que sacarla de aquí. Ya que no podemos entrar a la casa, salgamos. ¿Dónde está tu padre?
Tsukiya pequeña: Aún… no vino… pero hoy era el día… Mamá… da mu-mucho miedo…
Shion: ¿Volvía hoy…? Hmmm…
Kentaro: ¿Dónde estará ahora?
Tsukiya pequeña: No… no lo sé… buuuuu
Kentaro: Vale, cariño, tranquila. Vamos a sacarte de aquí ¿vale?

Los 3 marcharon. Cuando ya estaban lejos, Tsukiya pudo ver, mirando hacia su casa, que su padre volvía y estaba entrando en ella.
Tsukiya pequeña: ¡¡¡¡Papaaaaaaa!!!!
Los 3 se giraron rápido.
Souji: ¡¡¿Entró?!!
Kentaro: (a Shion) ¡¡Quédate con ella!! ¡¡Protégela!!
Así el Cangrejo y el Grulla corrieron hacia la casa mientras el Nezumi protegía a la pequeña shugenja pero ella insistía en querer ir a ver su padre. Hacía lo posible por ir.
Tsukiya pequeña: Déjameeeeee, por favor, quiero ir a ver a papaaaaaa (lloraba) ¡Papaaaaaa! (no paraba de moverse)
Shion: Lady Agasha por favor… Deje que ellos se encarguen…

Ellos dos llegaron a la casa pero no podían abrir la puerta. Se dirigieron hacia el patio donde, al querer ver el interior, sólo vieron un poco el cuarto. Todo era oscuro y lleno de sangre.
Souji: Tsu… ¿ha visto esto? (también desenvainó)
Kentaro: ¡Rápido, tenemos que encontrar al padre!
Entraron dentro. Kentaro pretendía seguir el rastro de sangre, pero era imposible, la casa entera parecía estar llena de sangre.
Kentaro: ¡¡Mierda!! ¡¡¿A cuánta gente ha matado?!!
Souji: Por eso Tsu tenía tanto miedo…
Souji percibió una figura pasar por el pasillo. Se giró avisando a Kentaro.

Tsukiya, a su vez, logró quitarse de encima las patas de Shion que le sujetaban y fue rauda y veloz hacia la casa. Shion fue tras ella; debía impedir que viera nada.

Souji y Kentaro vieron una figura masculina de pie, en el pasillo. Era el padre que estaba aterrado frente aquella escena en la casa.
Padre: ¡¿Qué ha pasado aquí?! ¡¡Tsukiya!!
Kentaro: ¡¡LLÉVATELO, SOUJI!! ¡¡YO OS CUBRIRÉ!!
Souji cogió al padre, pero su primera reacción fue de rechazo y hacía fuerza para que “nadie” se le llevase.
Madre: No os puede ver ni oír… Jajaja, qué esperáis.
Kentaro: ¡¡MALDITA!!
La madre asomó entre la negrura.
Padre: ¡¡Querida!! ¡¡¿Pero qué pasa aquí?!! ¡¡¿Qué has hecho?!!
La vieron toda manchada de sangre, sonriendo y con el colgante puesto.
Kentaro: ¡¡POR QUÉ DEMONIOS NOS MUESTRAS ESTO!! ¡¡LUCHA!!
Decidió ir tras ella.
Souji: ¡¡Kentaro!!
Antes de hacer nada, la madre alzó el brazo, oyeron el colgante con fuerza y pareció paralizarles tanto a Souji, Kentaro e incluso a Shion a pesar que no llegó del todo al patio.
Madre: No compares tu fuerza con la mía… chiquillo… jujuju.
Tsukiya pequeña: Papaaaaaaaaaaaaaa. (llegó a la escena)
Padre: ¡¡Tsukiya!! ¡¡¿Estás bien?!!
Souji: ¡¡Maldición!! ¡¡Qué haces aquí!!
Kentaro: ¡¡ZORRA, DÉJALOS EN PAZ!! (hacía fuerza para moverse) ¡¡TSUKIYA, DILE A TU PADRE QUE HUYA!!
Madre: ¿¿Dejarles en paz?? ¿¿Por qué si puedo tener mucho más? No permitiré que se me lleven a nadie…
Tsukiya pequeña: Papá… tenemos que huir… (temblaba)
Kentaro: ¡¡SON TU HIJA Y TU MARIDO!! ¡¡DÉJALOS!!
Souji: ¡¡¡¿¿Cómo puede ser alguien tan despreciable??!!!
De pronto muchas siluetas como las de antes empezaron a asomar alrededor mientras reían.
Padre: ¡¡¿Pero por qué nos haces esto?!! (soltó a su hija y se dirigió a su mujer)
Tsukiya pequeña: Papaaaa, nooooo.
Todos intentaban salir de aquella especie de conjuro que les mantenía inmóviles.
Shion: …………… (se temía lo peor)
Padre: Por qué… ¿Esto es maho?
Madre: Muy bien, te lo diré antes de matarte… Total, me servirás para mi poder…
Tsukiya pequeña: Nooooooooo.
La madre hizo pequeñas heridas a Kentaro, que era el que más se movía y gritaba.
Madre: Bueno… Sólo quería que supieras que encontré el modo… No sólo de ser maho y muy poderosa… Sino un modo de hacer que Rokugan se llene de corruptos y sirvan al señor oscuro… jajajajaJAJAJAJA.
Padre: ¡¡Pero qué dices!! ¡¡Deja esto!!
Pero la madre también le hirió como aviso.
Madre: Tu sangre me alimentará, jummmm.
Kentaro: Un modo de que Rokugan se llene de corruptos…
Souji: ¡¡¿Será ella la creadora de los objetos?!!
Padre: Ya está bien pues… (usó una magia de fuego para atacar a su mujer, pero no surtió efecto)
Madre: No es suficiente… jujuju. Lástima que no oigas a esos amigos invisibles… Me divertiré con ellos más tarde…
Padre: ¡¿Pero qué…?!
La madre le echó un conjuro con la fuerza suficiente para enviarle fuera de la casa. Shion pudo verle.
Kentaro: ¡¡MALDITA!! (decidió escupirle, acto que le llevó a tener muchas más heridas)
Tsukiya pequeña: ¡¡Papaaaaaaaaaaa!!
Padre: ¡¡No te acerques!! (se levantó y efectuó otra magia hacia su esposa sin éxito)
Madre: En fin (se relamía), sírveme y sirve al poder oscuro… ¡¡con tu sangre!!
Souji: ¡¡Tsukiyaaa, no mireees, veteeee!!
La pequeña Tsukiya estaba paralizada del miedo. No sabía ni podía hacer nada. Mientras nuestros guerreros intentaban con todas sus fuerzas poder moverse.
La madre levitó y entre sus manos creó una magia oscura que lanzó hacia el padre. Su cuerpo se despedazó y toda su sangre fue a parar al de la madre que se alimentaba de ella haciéndola más poderosa y malvada. La pequeña Tsukiya lo vio todo.
Kentaro: No pudimos cambiarlo…
Shion: … No era posible…
Souji: Tsukiya…
Madre: (una vez terminó con el padre, miró a su hija) Bien, ahora te toca a ti… bicho…
Todos se alteraron más.
Souji: ¡¡Déjala, no le toques un pelo!!
Kentaro: ¡¡TSUKIYA CORRE!! ¡¡PELEA CON NOSOTROS BRUJA!!
Madre: Tiene un tatuaje muy bonito… Seguro que si me hago con ella obtendré todo su misterioso poder, jajajaja.
Souji: ¡¡¡Así que la quieres por el tatuaje, mala bruja!!!
Tsukiya estaba en estado de shock.
Cuando la madre estaba a punto de matar a su hija; Shion captó que alguien venía a toda prisa hacia el patio. Luego fue Souji quien pudo ver de quién se trataba. Una espadachín Fenix.
Shion: ¡¡¡!!! ¿¿es Miko??
Souji: ¡¡¿Miko?!!
Kentaro: ¿…Miko? ¿La vieja, decís?
Miko: ¡¡¡GYAAAAAAAA!!! (grito de guerra)
Madre: ¡¡¡¿¿¿???!!!
Miko, más joven de la que ellos la conocieron, se lanzó hacia la madre consiguiendo despistarla e impedir que hiciera magia, pero no la hirió.
Madre: ¡¡¿Pero qué?!!
De repente todos podían moverse.
Miko: ¡¡¡¡MUEREEEEEEEEE!!!!
Nuestros amigos tuvieron el impulso de pasar cuentas con aquella bruja. Miko consiguió asestarle un golpe y enseguida cogió a Tsukiya para llevársela corriendo. Se giró en el momento justo para ver cómo “una fuerza invisible” atizaba a aquella bruja.
Los 3 lograron darle, pero ni llegaron al colgante y ni le hicieron sangrar.
Madre: ¡¡¡Malditooooooooooooos!!! ¡¡¡Juro que me vengaré!!!
Desapareció junto a sus siluetas y otro rayo de luz les deslumbró.
Ahora todo parecía tranquilo.

Kentaro: ¡¡Malditas ilusiones!! (agitó su zanbatou)
Souji: ……… Eso tampoco podíamos cambiarlo… Precisamente Tsukiya hace este viaje para dar con su madre…
Kentaro: Sí, pero… ¿Habían dos madres? ¿O todo era ilusión? ¿Lo creó la del pasado?
Souji: … No sé…
Se encontraban en la casa pero ésta estaba limpia y en el mismo sitio donde vieron a la pequeña Tsukiya la primera vez, allí estaba de nuevo, con un rostro triste.
Kentaro: … Hey, Tsukiya.
Al parecer habían pasado meses desde que ocurrió lo que acababan de ver. Souji pudo comprobar que el cuaderno de Tsukiya ya contenía el dibujo oscuro.
Souji: Mirad… el dibujo…
Todos llegaron a la conclusión que hiciesen lo que hiciesen, no pudieron cambiar nada de lo que ocurrió. Pero en cambio sí lograron intervenir en otras cosas ¿pasó de verdad? Ésa era la cuestión.

Souji: Aún sin poder cambiar nada… Fijo que hemos venido por algo…
Shion: Sí, opino igual, quizá para mostrarnos algo.
Kentaro: Oye Tsukiya ¡¡Alegra esa cara!! (puso cara de payaso)
Tsukiya pequeña: (le miró) Te hirieron a ti también…
Kentaro: ¡Jajaja, no es nada! ¡¡Soy muy fuerte!! ¡¡Y ellos también!! Jajaja ¿cómo estás?
Tsukiya pequeña: No… lo sé…
Se levantó y le abrazó fuerte como si algo grave estuviese a punto de pasar y no quisiera perder a nadie más. Kentaro le respondió el abrazo con otro.
Kentaro: Ya está, no pasa nada Tsukiya… Escúchame, vas a ser una niña muy feliz. Miko cuidará de ti y tu padre siempre estará ahí, junto a ti (con su puño señaló su corazón). Y nosotros también, así que no te preocupes. ^___^ Sonríe siempre, sé feliz. Y no dejes que te importe lo que digan los demás. (le sonrió)
Tsukiya pequeña: No permitáis que me pase nada y cuidaos mucho… Yo cuidaré de vosotros ¿sí?
Shion: Lady Agasha… Sea fuerte.
La pequeña Tsukiya abrazó a Souji recordándole el dibujo y luego abrazó a Shion, ambos le respondieron de la misma manera.
Tsukiya pequeña: Os llevaré siempre en mí. ^^

Poco a poco todo aquello se fue desvaneciendo hasta que volvieron al campo oscuro de altas hierbas, tristes árboles y niebla.
Kentaro: Se acabó…
Shion: Hemos “vuelto”… a donde sea que teníamos que volver.
Souji: ¿¿… Estamos en el mismo sitio?? Siento que voy a perder la cabeza.
Kentaro: Sí, es de locos. Pero estad alerta, puede que la bruja que creó la ilusión esté por aquí.
Souji: ¿Y si no fue ella? Es decir, no tendría sentido que la misma bruja nos mostrase el pasado con el riesgo de acabar herida por nosotros.
Shion: Ciertamente, hmmmmm.
Kentaro: Quiero respuestas ya mismo, sino acabaremos locos, en serio. ¿Dónde estamos? ¿Por qué pasa todo esto? ¿Estamos muertos, vivos? ¿Eso era una ilusión, realidad?
Souji: Sólo hay un modo de averiguarlo, al menos saber si aquello era ilusión o realidad. Encontrando a Tsukiya y preguntarle.