Déjanos un comentario
domingo, 6 de febrero de 2011 | By: Kizoku Nozomi

12º - Recuerdos Dolorosos

Saludos a todos.

Vine de nuevo. Ya os dije que tardaría poco en aparecer con el 12.
Espero que lo disfrutéis aunque en este tampoco se caracteriza por la acción.



En el episodio anterior:
Tras luchar contra el Oni y de que Tsukiya hiciera un acto suicida, los rayos de Jade lograron acabar con él y, por fortuna, nuestra shugenja se salvó.
Nuestros samuráis acabaron el entrenamiento con Miko Shiba con éxito. A su vez, el shugenja Asahina del clan de la Grulla se presentó para tratar un tema con nuestros protagonistas.
Descubrir que en Rokugan habría más objetos maléficos y decidir si ellos serían los guerreros que se aventurarían a recorrer el imperio en busca de ellos.


La Aventura: Recuerdos Dolorosos

Asahina: ¿Seríais vosotros, los aventureros para ir por Rokugán, investigar sobre los objetos maléficos, haceros con ellos y así salvar el imperio de un alto riesgo?
Hubo un profundo silencio. La decisión parecía difícil.
Kentaro: Bueno, en principio mi misión ya acabó hace tiempo, tras descubrir qué pasaba en tierras León. Koji sigue ahí fuera… me preocupa. Pero iré donde digan Tsukiya y mis compañeros. (dijo finalmente)
Shion: Bueno, parece que una vez empezamos, no podemos parar, hmmm. A Koji seguramente acabemos encontrándolo de nuevo…
Souji: Tenemos que acabar con esto, nos guste o no… Aunque sea duro. Pero si no nos hicimos atrás ni con Koji Akodo y menos aún con Akiko Daidoji… nada podrá con nosotros. Sólo espero poder regresar para decirle a usted, Asahina, y al resto de Rokugan que estamos bien y el imperio está a salvo.
Los 3 acabaron sonriendo. Avisados del peligro y la responsabilidad que caía en sus manos, ellos parecían estar muy confiados, seguros. Una gran aventura se les venía encima desde que sus caminos se cruzaron en Ninkatoshi.
Asahina: Muchas gracias chicos. ^^ Contáis con todo nuestro apoyo mientras defendemos las tierras en las que estamos.
Kentaro: Sería un buen entrenamiento. JAJAJAJAJA. Para cuando me encuentre con ÉL… (se quedó pensativo y reaccionó de repente) ¡Asahina! ¿Podrías conseguirnos flechas destroza armaduras? Creo que las agoté todas… JAJAJA (se rascó la cabeza)
Asahina: ñ_n Eso no está en mis manos… Chico… Lo siento.
Miko: Vaya a quien vas a preguntar, y encima a un shugenja… Vaya chispa. Yo sí te podría ofrecer.
Kentaro: Gracias jefa. ^___^
Asahina: Pues cuando estéis preparados, podéis partir hacia el sur y llegar al puerto para embarcar. El otro objeto dicen que lo llevaron a tierras Mantis.
Souji: Está bien.
Shion: ¿Tierras Mantis?
Kentaro: ¿Pero qué aspecto tiene el otro objeto, lo sabéis?
Asahina: No sabemos nada, lo siento… Aunque puede que haya algo en común entre ellos que se puedan identificar. Si dais con esa característica, lo encontraréis.
Kentaro: Sí, ese extraño brillo púrpura… Pero buf, no tenemos casi por donde empezar. En fin, qué se le va a hacer. Vamos a hablar con Tsukiya. Por cierto Asahina ¿tienes o conoces un modo para destruir los dos objetos que tenemos? ¿Te hacen falta más objetos o no tiene nada que ver?
Asahina: Yo no sabría ni por dónde empezar a destruir nada. ñ_n……
Kentaro: Vale, pues nada.
Soujiro: Muchas gracias por todo Asahina. (hizo una reverencia)
Asahina: A vosotros, valientes guerreros. Que los kamis y las fortunas estén con vosotros. Lo necesitaréis.
Shion: Puede estar seguro de ello.
Asahina les hizo una reverencia y tras un gesto de despedida se marchó seguido de Miko.

Souji: Pues… ¿cuándo queréis zarpar al sur? ¿Hoy mismo o mañana?
Kentaro: Aceptaste un poco pronto su petición, Souji. Yo juré proteger a Tsukiya y todavía no hablamos con ella. Pero consiguió mi palabra también. u_u Sin haberlo hablado previamente…
Shion: Supongo que ya no hay marcha atrás, hmmm.
Souji: Yo acepté la petición por Tsukiya. ^^U Ya os comenté que hablé con ella de algo importante. ^^U
Kentaro: Pero no me gusta verla en líos y ahora seguro que quiere venir.
Souji: No se trata de querer… Es una obligación suya nos guste o no…
Shion: Ella también quiere luchar, es comprensible.
Kentaro: Pero ese tatuaje… si se expone a la mancha… He tenido mucho contacto con esos bastardos de la Araña. No quiero ver algo así de nuevo y menos en Tsu…
Souji: Ese tatuaje fue quien la protegió y por eso salió ilesa incluso eliminando la mancha. Algo nunca visto…
Kentaro: Es cierto, pero ¿quién nos dice que funcionará la siguiente vez?
Shion: Esperemos que no haya siguiente vez.
Souji: Te agradezco que te preocupes por ella. ^^ Sin embargo te animo a que conozcas más a Tsukiya y su historia para entenderla más. ¿Vamos a ella? ¿No teníais ganas de hablarle del asunto?
Salieron fuera en su busca. La vieron entrenar con su magia y con pergaminos que había estado leyendo. El Ninja estaba observándola desde un árbol cerca. Pronunciaron su nombre y ella se giró.
Tsukiya: ¡Ah, hola chicos! =D Sí que habéis estado rato almorzando, jajaja.
Shion: Hum, sí…
Kentaro: Bueno, es una larga historia… Souji… (le miró indicando que era su turno para hablar)
Souji: ^^U… Pues no es nada. Asahina y Miko han venido a hablarnos sobre los objetos y que necesita gente para ir tras ellos, de los mahotsukais que los dejan. Dicen también que hay un objeto que corre por tierras Mantis.
Shion: Directos al sur, hmmm.
Tsukiya: Anda ¿y habéis aceptado?
Souji: Tú qué crees. ^^UU
Kentaro: … Sí…
Tsukiya: Entonces dejad de poner esas caras tan largas y mostrar vuestro lado guerrero a esos Maho y cualquier malvado que se interponga. ^^ Yo os ayudaré.
Kentaro se mostraba preocupado: Tsukiya… Creo que sería mejor que te quedaras aquí con Miko…
Shion: Yo por el contrario no pienso como usted, señor Hida.
Souji: Ya somos dos.
Kyoya: O todos o ninguno (dijo bajando del árbol).
Tsukiya: ¿Por qué quieres que me quede?
Kentaro: No quiero que te expongas más a la mancha. Aquí estarás más segura…
Tsukiya: Pero eso es absurdo. Todos estáis expuestos a la mancha, bueno, excepto Shion.
Kentaro: Pero si nuestros enemigos usan malas artes maho como Akiko…
Tsukiya: No es razón suficiente para que me quede… Precisamente quiero ir porque estamos tratando con mahos. (parecía estar triste)
Souji: ………
Kentaro: No peleamos contra gente que respete el bushido. No quiero verte herida. Es posible…
Tsukiya le interrumpió: Para… eso… ¿Para eso has entrenado para protegerme? ¿Para que me digas que me quede?
Kentaro: … Tsukiya, tú ya has hecho más que de sobra por esta tierra. ¿Por qué continuar poniéndote en peligro? Déjanoslo a nosotros, conseguiremos esos malditos objetos. La mejor forma que se me ocurre protegerte es no poniéndote en peligro. Por eso…
Tsukiya: No es sólo por mí. Yo también he estado practicando mucho para un momento así… Tengo que ir… Os arriesgasteis para salvarme ¿qué tipo de amiga sería yo si no devuelvo el favor? Tengo que ir… por acabar con este asunto… es… (una lágrima cayó por su rostro)
Souji: Es bastante personal, Kentaro…
Kentaro: …… Perdona Tsukiya. He sido un estúpido. Entiendo tu deseo de proteger también lo que te importa. Y sería una locura desaprovechar tus poderes de curación. Vayamos juntos. (sonrió poniéndole la mano sobre el hombro)
Shion: Bien…
Tsukiya: Gra-gracias por entenderme. ^^
Souji: Venga, Tsu. Tampoco pongas caras largas eh. ^^ En cuanto estemos preparados, partiremos al sur.

Kentaro: Por cierto. ¿Creéis que Miko se uniría a nosotros?
Shion: Sería un gran apoyo…
Tsukiya: Lo dudo mucho… Siempre está ocupada con algo. ._. ¿Y bien? Ya que hemos decidido partir todos juntos ¿qué vamos a hacer ahora?
Kentaro: Vayamos a ver a Miko de todas formas.
Preguntando el paradero de Miko dieron con ella cerca de los establos.
Souji: Señorita Miko.
Miko: Oh, sois vosotros ¿qué ocurre? ¿Ya os vais?
Kentaro: Sí. Destroza-armaduras…
Miko: …… ¿No te enseñaron modales? En fin, ahora te las busco… Si me queréis acompañar y hablamos… Creo que no os veré en mucho tiempo y espero veros de nuevo…
Souji: Se echará de menos el lugar… ^^U
Kentaro: ¿Y eso? Vente con nosotros, mujer. Eres más que bienvenida.
Miko: … Manejo todo un ejército… Debo quedarme. Además tenemos que tener cuidado con el clan del Dragón, nuestro vecino aquí al lado en las montañas. Tememos que vayan a declarar una guerra…
Tsukiya: ………
Souji: Una guerra…
Shion: ¿Hay indicios de ello?
Miko: El 90% de los Dragones están corruptos… Por si fuera poco, la emperatriz de ahora es una Dragón. El problema es cuando sabes que su consejero imperial es uno del clan de la Araña… Sea como sea, tenemos que llevar cuidado. Estamos rodeados de enemigos…
Kentaro: ¡Araña! ¡Nada bueno sale de esos bastardos!
Miko: Lo sabemos. Desde que el señor Daigotsu se hizo increíblemente con la capital de Otosan Uchi… han cambiado muchas cosas…
Shion: Hmmm… Demasiadas, y todas para mal.
Kyoya: El poder vuelve corrupta a la gente, ha pasado durante todos estos años y seguirá pasando.
Miko: Por eso… vosotros marchad a por los objetos. Impedir que se corrompa más Rokugan. Nosotros defenderemos estas tierras de cualquier amenaza.
Kentaro: El poder y la Araña… Todo lo que tocan es corrupto, maléfico y monstruoso.
Souji: Nuestra misión sigue siendo muy importante…
Miko les dio un gran número de flechas tanto a Kentaro, Shion y Souji.
Les dieron las gracias.
Shion: Gracias por todo. (reverenció)
Souji: Muchas gracias por todo señorita Miko, y por tener esa paciencia con nosotros y entrenarnos. (también reverenció)
Kentaro: Nos vemos jefa. ^___^ Cuando nos volvamos a ver ¡¡brindaremos por la victoria!!
Miko: ^^ De nada, estuvo bien… (se puso seria) Eso sí, como a Tsukiya le pase algo y me entere que no disteis todo de sí, os perseguiré hasta el mismísimo Jigoku. (se puso alegre) Sí, eso espero yo también. Tenéis que cuidaros mucho, chicos, habéis mostrado ser muy fuertes, je.
Souji: No se preocupe, daremos lo mejor de nosotros. ^^
Kentaro: Por encima de mi cadáver, jajajajaja.
Tsukiya: ………
Miko: Tsukiya… Venga, no pasa nada, yo estaré bien. Te vas a buscar a… ¿esa maho…?
Tskiya: Sí… Gracias por todo Miko… Te volveré a ver ¿vale?
Miko: Claro que sí. ^^ (la abraza) Venga ves, y si se portan mal, ya sabes. Que os vaya bien a todos. ^^
Tsukiya asintió y fue con el grupo.


Al fin el grupo partió dirección sur de Kyuden Isawa donde había pasado una buena temporada. Conocían la importancia de lo que se les había encomendado y aunque casi nadie les conociera, Rokugan dependía de ellos mientras el resto del imperio trataba temas no menos importantes.
Pasaron días; nuestros amigos seguían firmemente su camino. Pasaron por dos ciudades Fénix hasta que llegaron a Kyuden Agasha (P21).
Tsukiya se adelantó contenta contemplando todo. Mientras Kentaro no pudo evitar fijarse en un ratoncillo.
Kentaro: Mira Shion, un ratoncete.
Shion: ………… Hmmm, un primo lejano…
Souji: Se te ve contenta, Tsukiya. ^^
Tsukiya: Claro, después de mucho tiempo veo mi hogar de nuevo, jejeje. ^^
Shion: Oh… la alegría de volver al hogar.
Kentaro: JAJAJAJAJA ¡¡¡Es un buen día!!! ¡¡Haznos de guía, Tsuki!! Jajajaja
Y Tsukiya, con mucho gusto, decidió mostrarles el tipo de vida que llevaban los Agasha.
Souji: A pesar que te conozco desde hace mucho, es la primera vez que vengo aquí… Es todo muy tranquilo. ^^
Kentaro: ¡Bonito lugar, Tsuki!
Tsukiya: Gracias. Algún día me enseñaréis vuestro hogar. :3
Mientras hablaban de sus hogares, Tsukiya se detuvo mirando una casa en particular.
Souji: Tsukiya… ¿Es esta… tu casa?
Ella asintió y Kentaro pareció feliz.
Kentaro: Uooooo ¡vamos, vamos! ¡Enséñanosla! Jajajaja.
Tsukiya: ._. ¡AH! Bu-bueno… va-vale. (abrió la puerta) Hace muuuucho que no vengo… Entrad, como en vuestra casa.
Entraron. Todo era ordenado y les llegaba unos curiosos olores de incienso y hierba; un olor característico y agradable.
Souji: Vaya… ¿Han estado cuidando de tu casa? …
Kentaro: ¡Qué bien huele!
Shion: Es un sitio agradable.
Tsukiya: Eso parece… Miko ha debido ser quien enviase a alguien para que mantenga la casa cada cierto tiempo.
Segundos después el estómago de Kentaro volvió a pedir comida. Todos le miraron con comentarios como “qué oportunista eres” o “siempre tiene hambre”. Tsukiya marchó para ver si había algo que comer. Kentaro contento se animó para investigar en la casa; abriendo cajones y trastocándolo todo.
Souji: ^^UUU ¡¡Una cosa es mirar la casa y otra sus cosas personales!!
Shion: Oh vamos, no debería hacer eso…
Kentaro: ¡Mirad qué chulo esto! ¡Y esto otro! (no les hacía caso)
Shion: Es como un niño…
Souji: ^^UUU Señor Hida… esto… espere… ¡Al menos déjelo todo ordenado!
La casa tenía dos pisos. En el inferior estaban el baño, la sala de estar donde también se comía y la cocina. En el superior los cuartos, de Tsukiya, lo que parece ser de un matrimonio y de invitados.
Kentaro tuvo la necesidad de entrar en el cuarto de Tsukiya y toquetear su ropa. Era un cuarto aparentemente normal, con su armario donde se guardaba los futones; con algún adorno en las paredes; una ventana; una mesita en el centro del cuarto y dos muebles en el que guardaba cosas personales y su ropa.
Después de trastear su ropa, encontró lo que parecía ser una especie de cuaderno viejo en el que había dibujos. Se deducía que pudo haberlos pintado Tsukiya cuando era niña. Los dibujos se caracterizaban por ser mayormente paisajes, animales, alguna persona quizás; siempre bonitos y alegres llenos de luz. Pero de repente dio con un dibujo muy oscuro con el fondo de tonos rojizos sangre y había algo en el centro que no logró saber qué era. Chocaba bastante el contraste entre unos dibujos y ése. Pasando el folio seguían habiendo lo que parecía ser gotas de la misma pintura rojiza. Después no dibujó más.
Kentaro, que tanto ruido estaba armando, se calló de repente.
Shion: ¿Señor Hida?
Souji: ¿Qué ha hecho ya dentro? ^^U
Kentaro: No es nada. Curiosear. Mirar esto. (les enseñó el cuaderno)
Shion: Oh… tiene dibujos…
Souji: Bonitos dibujos. ^^ Siempre le ha gustado dibujar.
Kentaro: Sí, todo bonito. Pero de golpe viene este mal rollo. (les mostró el oscuro dibujo) Voy a preguntarle a Tsukiya porqué ese cambio.
Shion: Hmmm…
Antes de hacer nada, Tsukiya gritó desde abajo que la comida ya estaba lista.
Kentaro fue corriendo como un toro y Tsukiya le vio venir, se sorprendió.
Tsukiya: ¡Ah! O.o ¡Párese! Ya hice… la comida. Al final sí que había. Esta Miko es genial. ^^
Kentaro: Jajajaja, es genial. Gracias. T_T (y sin esperar a nadie, empezó a tragar)
Seguidamente Souji y Shion entraron; Tsukiya les invitó a comer.
Kentaro: Oye Tsukiya (le tiró su cuaderno) ñam ñam, dibujas muy bien, ñam.
Tsukiya: ………………… Ha estado mirando mi cuarto. T^T
Souji: Quisimos pararle. ^^UUU
Shion: Pero ha sido imposible… Ha estado así con toda la casa…
Ambos empezaron a comer.
Kentaro: Si es muy bonito, JAJAJA, ñam ñam. Esto está buenísimo. T_T Ñam ñam ¿pero por qué esos dibujos, ñam, tan oscuros de repente? Ñam ñam.
Tsukiya: Oh… gracias… (se quedó mirando el cuaderno. Sin contestarle a lo suyo) ^^ Disculpadme, ahora vengo. (se fue con el cuaderno al parecer para dejarlo en su sitio y salió de casa diciendo) No tardaré, es para hablar con los del puerto que nos preparen un barco. =O ¡Nos vemos!
Souji: Ha evitado hablarte del cuaderno (miraba al techo).
Kentaro: ¡¡Ñamñam…ef… pera!!! (tragó pero empezó a atragantarse)
Souji le ayudó con un golpe en la espalda.
Shion: Seguramente sea algún recuerdo no agradable… ¡¡PERO QUIERE MASTICAR!!
Souji: ¡¡No te atragantes!!
Logró escupir un hueso de gran tamaño.
Souji: ¿Ya está mejor? ^^U
Kentaro: ¡¡Gracias compadre!! ¡¡Sí, sí, no fue nada, jajajaja!!
Shion: “-Cómo diablos se ha metido eso…” Sea más cuidadoso señor Hida… Sería una deshonra que muriese atragantado.
Pero sin hacer caso marchó corriendo tras Tsukiya.
Souji: “-Quizás no haya sido buena idea entrar en su casa…”

Kentaro: ¡¡¡EEEEEEEEEH TSUKIYAAAAAAAA!!!
Tsukiya se giró y se asustó al verle correr como una fiera.
Tsukiya: ¡¡Kentaro!! O_O ¡Yaaaaa! ¡¿Qué te pasa?!
Kentaro: Arf arf ¡Te acompaño! Jajajaja.
Tsukiya: Ah… ¿sólo eso? Qué susto me habías pegado, jaja.
Kentaro: Si algún estúpido marinero te vacila, le daré UN GOLPE, JAJAJAJA. Vamos, vamos.
Se dirigieron hacia el puerto que había no muy lejos de allí. Tsukiya habló con un marinero que le indicó hablar con el capitán.
Tsukiya: Disculpa.
Capitán: ¿Sí?
Tsukiya: Quisiera con unos amigos subir a un barco que vaya dirección a las islas Mantis si es posible. Tenemos que ir allí.
Capitán: Vaya… Allí es lejos. Si no paráis por el camino, será un viaje largo en mar…
Kentaro estaba de brazos cruzados escuchando con los ojos cerrados.
Tsukiya: Lo sé. Aunque tenga que parar en otra ciudad y hagamos descanso de horas o coger otro barco… Pero tenemos que llegar a las islas Mantis. ¿Sabe de algún barco que vaya para allí?
Capitán: Bueno… Mañana de madrugada, antes de que salga el sol, zarpará uno que parará por tierras Grulla unos días y luego irá a tierras Mantis. Si os sirve… Necesitamos llevar allí unos cargamentos. Así que supongo que no pasará nada.
Tsukiya: Muchas gracias. ^^ Mañana de madrugada estaremos en le barco pues. :3
Kentaro: Jajaja, es genial, ya tenemos barco. ^___^
Tsukiya: Una cosa hecha. ^^ Toca dormir hoy en esta ciudad.
Kentaro: ¡Qué ganas tengo de ver el mar! ¡¿No estás emocionada Tsukiya?! ¡¡El enorme océano azul!!
Tsukiya: Yo me pregunto si habrá delfines. =D Kentaro ¿qué quieres hacer hasta entonces?
Kentaro: Mmmmm, no sé. Cosas divertidas.
Tsukiya: ¿Qué son para ti cosas divertidas?
Kentaro: Bailar. Sí, vayamos a un sitio donde se pueda bailar.
Tsukiya: ¿Bailar? Nunca antes he bailado, la verdad… ñ_n El deber de un samurai…
Sin que terminara la frase, Kentaro la cogió del brazo y echó a correr. Mientras corría tenía a Tsukiya prácticamente volando ya que en comparación a Kentaro era bajita y delgada; podía con ella sin problema. Dieron con un lugar donde los Agasha parecían estar pasándoselo bien, como si celebrasen algo. Tenían su música y su particular danza mientras muchos miraban, otros hablaban sonrientes. Un lugar muy pacífico.
Kentaro dejó a Tsukiya, que acabó medio despeinada. Se arregló como pudo y el gran Cangrejo se puso a bailar con ella. Comprobó que nadie parecía conocer a Tsukiya.
Kentaro: Oye Tsukiya… ¿Y esta peña? ¿No los conoces?
Tsukiya: Ah, bueno… Alguno de vista, pero por lo general no, no he tenido amigos.
Kentaro: Vaya… A mí me pasaba lo mismo en villacangrejo… Pero no pasa nada ¡Jajaja! Ahora somos una buena panda.
Tsukiya: Anda… ¿sí? ¿Y eso?
Kentaro: (miraba al suelo cabizbajo) Mmm, bueno. Digamos que parte de mi familia no tiene demasiada buena reputación. Pero esos estúpidos lo tergiversaron todo. ¡Mi viejo fue un héroe para la aldea!
Tsukiya: ¿Qué le pasó?
Kentaro: … Olvídalo, no te quiero aburrir con viejas historias.
Tsukiya: No creo que hablar de un pasado tuyo sea aburrido… Al fin y al cabo lo que somos hoy es gracias a lo que fuimos en un pasado…
Kentaro: Mi viejo fue el único superviviente del ataque de los Araña en el puesto fronterizo. Muchos dijeron que fue así porque huyó. ¡Pero es mentira! ¡¡Mi viejo luchó hasta el final con esos bastardos!! Después mi viejo… al no poder ser un samurai como todos esperaban, sólo bebía y bebía… Y los del pueblo no nos veían con buenos ojos…
Kyoya: Es la única forma que tiene mucha gente de escapar.
Kentaro se sorprendió: ¿¿Ta… Tatsuma??
El Ninja estaba allí con ellos, de nuevo, disfrazado para ocultar su identidad.
Kyoya: Tu padre luchó por algo importante. Muchos le mirarán mal pero pocos sabrán la verdad.
Tsukiya: Tiene razón. No debes dejarte influenciar por ello y lo que diga la gente…
Kentaro: Lo sé. Gracias, chicos. ¡Les demostraré que en los Hida no hay cobardes!
Tsukiya: Ése es el espíritu. ^^ Demostrar la verdad y que lo que importa es el presente de uno.
Kyoya: A todo esto ¿cómo ha salido este tema? El ser diferente.
Tsukiya: El decirle que no tengo amigos aquí… ñ_ñ (miraba a otro sitio) Hmmm… Creo que no me relacionaba con nadie porque temían de lo que yo podría ser capaz. Todos me huían, sí, ser diferente es algo que la gente sigue sin aceptar. Al final siempre acababa estando con mi padre, el único que me entendía…
Kentaro: ¿Y Miko, no? Parecíais muy apegadas.
Tsukiya: Ella es otra historia… Cuando asesinaron a… mi padre… estaban a punto de matarme… Pero Miko me salvó…
Kentaro se alteró: ¿¿¿¿A… a tu padre???? ¡¡¿Quién demonios fue?!! ¡¡¡Lo mataré!!! (alzó el puño con cólera pero enseguida se calmó y lo bajó) Lo siento… debió ser duro…
Tsukiya: (tenía los ojos cristalinos, llorosos) No… no es nada. Pero por mucho que… quiera… no puedo quitarme… esa visión de la cabeza… Sabiendo quién es perfectamente quien lo mató… TT_____TT
Kentaro: No pienses en ello. ¡¡Lo importante es vivir el presente!!
Tsukiya: Lo sé, por eso intento pasar página, pero cuesta. T^T El cuaderno… ese cambio fue después de… eso.
Kentaro, serio, le pidió que le dijera quién era esa persona responsable de la muerte de su padre, pero no parecía querer decirlo.
Tsukiya: Es por esa persona por la que he decidido hacer el viaje…
Kentaro: ¿Quién es? (insistía)
Kyoya: Déjalo, Ken.
Tsukiya: (ya no podía más, de sus ojos empezó a caer una lágrima) Esa persona… es… mi… (tras una gran pausa, continuó) ……… mi madre…………
Kentaro: o_O ¿¿T… Tu madre?? Pero por qué haría tu ma…
No se podía creer lo que acababa de oír. Ella asintió con la cabeza mientras Kyoya le puso la mano sobre ella, consolándola y diciendo que no pensara en ello.
Tanto Kyoya Tatsuma como Souji Kakita, que la conocían hace ya un tiempo, habían cogido la suficiente confianza para haber sido hablados del pasado de Tsukiya, el cual no era fácil de hablar.
Kentaro dejó estar el tema, no quería para nada caras tristes y continuó bailando con Tsukiya dando más alboroto que antes siendo el centro de atención. Pero no le importó en absoluto.

Mientras, en casa de Tsukiya, Souji y Shion terminaron de comer y el Grulla decidió ordenar todo lo que el Cangrejo había desordenado. A su vez, Souji estaba intrigado por el cuaderno. Quería ver de nuevo aquel turbio dibujo.
Shion: Que ella saliese así… claramente no quiere hablar de ello. ¿Cree que le pasó algo malo en el pasado?
Souji: Conozco su historia. ^^UU A poder ser, Shion, no le pregunte a Tsukiya nada sobre sus padres ¿de acuerdo?
Shion: Oh, vaya… Descuide, no tocaré ese tema entonces, no quisiera recordarle nada doloroso.
Souji: Es que… fue en esta casa… donde vio morir a su padre… Lo peor de todo es quien lo mató… De veras es muy doloroso… Pero por eso quisiera ver el dibujo para ver si puedo relacionarlo.
Shion: Oh, entiendo…
Ambos fueron para ver el cuaderno. Souji dio con él, lo abrió y observó el último dibujo mostrándoselo también a Shion. Vieron el dibujo tal cual estaba hacía un rato. Sin embargo Shion logró ver en el centro lo que parecía ser un amuleto con una gema lila oscuro, cosa que Kentaro y Souji no lograron identificar.
Shion: (señalando el objeto) Hmmm ¿Qué cree que es eso? Es una especie de objeto o amuleto ¿no le parece?
Souji: Un amuleto… Pudiera ser… Me pregunto porqué pintaría un amuleto con ese fondo. Si de veras tuviera relación con quien yo me sé… no sería de extrañar…
Shion: Hmmm… debió ser algo importante.
Souji: … Sí…

Por otro lado, el baile debía terminar. Se estaba atardeciendo y no debían llegar tarde si querían descansar lo suficiente y levantarse temprano. Cuando cayeron en la cuenta decidieron volver. El Ninja volvió a esconderse en las sombras y Kentaro y Tsukiya llegaron a la casa. Antes de entrar, ella le agradeció por la tarde que habían pasado.
Al entrar estuvieron hablando los 4 sobre lo del barco y la tarde de baile, Kentaro, hablaba tan animado que estaba dispuesto a cantar incluso pero se dedicó a cenar. Souji vio tan despejada a Tsukiya que prefirió no decirle nada sobre el cuaderno.
Tsukiya: Bueno, ya va siendo hora para descansar. ¿Dónde queréis dormir? ._.
Kentaro: ¡¡Yo dormiré contigo si hace falta, Tsukiya!! Para protegerte, por supuesto. O podrías llamarme si vienen los malos o si tienes frío. JAJAJAJA
Souji: No se corta un pelo. ^^UUUU
Tsukiya: Jaja, sí. ^^ Es todo un sol el señor Kentaro; pero no necesito que me protejas las 24 horas. Gracias de todos modos. Decía lo de los cuartos porque hay dos… no sé si queréis dormir juntos o alguien quiere ir por separado…
Souji: Yo iría al cuarto de los invitados, por favor. ^^UU
Kentaro: Vamos. (dijo abrazando a Shion)
Souji: ¿Estaremos los 3 en el de invitados? ^^UU Bu-bueno…
Asintieron. Tsukiya se dispuso a preparar los futones. Con su simpática torpeza, tropezó con uno de los futones y cayó al suelo con él sin hacerse daño alguno. Una vez preparados, se dijeron buenas noches y se prepararon para dormir.

Shion se asentó en un rincón del cuarto mientras Kentaro y Souji se acomodaron en los futones.
Souji: Por cierto, Kentaro (dijo mientras intentaba dormir), creemos que el dibujo de Tsukiya, ese oscuro… pueda ser un amuleto… un colgante…
Pero no recibió respuesta. Kentaro se había dormido ya profundamente y roncaba.
Souji: “-Qué rápido cae.”
La noche pasó rápida, aunque para Shion debió ser incómoda teniendo al Cangrejo cogiéndole todo el rato y murmullando en sueños.
Todavía no había salido el sol cuando Shion y Souji se despertaron, viendo cómo Kentaro cogía con fuerza a nuestro hombre rata.
Souji: ^^UUU Qué personaje. Despiértelo que es la hora…
Se levantó y recogió el futon mientras Shion intentaba sacarse de encima al grande del Kentaro. Finalmente salió de sus garras con sus ágiles maniobras.
Shion: Qué complicado… Señor Hida… (le dio golpecitos en el costado)
Kentaro: … Ung? ¿Ya es de día?
Souji: Hay que marchar ya.
Kentaro: ¿Y el desayuno?
Souji: Pues coma pero ve rápido. ^^UUUU
Kentaro fue a nutrirse vilmente a la vez que Souji buscaba a Tsukiya que no estaba en su cuarto. Dio con ella en la salita, dormida. Al parecer se quedó dormida mirando su cuaderno. Souji fue a ella.
Souji: Tsukiya… Venga, despierta. ¿Qué haces aquí?
Tsukiya se despertó de golpe: ¡¡Ah, Souji!! ¿¿Me quedé dormida aquí?? Vaya… ñ___n… Sólo… estaba mirando el cuaderno mientras vigilaba vuestro cuarto… por nada especial… ñ_n
Souji: ^^UUU Si no hacía falta protegerte, mucho menos estar pendiente de nosotros… “-Y menos estando Kentaro…” (miró el cuaderno) Sea como sea… No quiero preguntarte sobre ello aunque ya me hago una idea al saber tu historia. Tsukiya, no le des más vueltas al porqué dibujaste eso, ya recordarás o lo descubriremos. Partamos hacia el barco ¿sí?
Tsukiya: Sí, hasta yo misma encuentro raro el dibujo… Pero sí, toca partir. ¿Dónde están Shion y Kentaro?
Souji: Shion no lo sé. Kentaro… seguramente comiendo. ^^UUU
Tsukiya: Si todos los Cangrejo comieran como él… xDDDD

Fueron en busca de ellos. Se saludaron y preguntaron cómo habían pasado la noche. Una pregunta que dio respuestas positivas.
Sin más que decir, salieron para alcanzar el barco antes de que se les escapara; aunque nuestro Cangrejo no pudo estarse sin coger algo más de comida para llevarse por el camino.

Llegaron viendo cómo todo estaba preparado ya. Todos vieron el infinito mar que se les presentaba sin saber qué tipo de aventuras y riesgos les esperaría.

2 comentarios:

Hugo dijo...

Lástima, Miko no se une a la aventura.
No tendrá acción pero el pasado de Tsukiya promete. Cómo debe ser la madre para hacer tal cosa. Tengo ganas de saberlo. Lo curioso es que ella parece no recordarlo todo. Eso me intriga más.

Chiisa Yanagi dijo...

Este episodio parece tener relleno xD por no decir que lo es, salvo por detalles de mi pasado.
Luego es cuando se mueve más el tema xD OMG!!!
Si, tengo lagunas yo xDDDD

Publicar un comentario