Déjanos un comentario
martes, 6 de julio de 2010 | By: Kizoku Nozomi

6º - Akiko Daidoji

Buenos días a todos.

Creí que este episodio sería corto, pero al parecer no es así. Aunque al leer quizás sí se haga más corto. Para mi gusto este episodio es algo lento, pero no deja de ser interesante.

Aquí veréis porqué la master Chiisa le dio ese ataque. xD
Creo que a todos nos dio un "ataque".
Venga, no hablo más, os lo dejo. Pronto pondré el siguiente episodio. ^^


En el episodio anterior:
Hospedándose en hogar Daidoji sabiendo por Tsukiya que allí podría encontrarse otro objeto maléfico, fueron en su busca dando con ronins que al parecer estaban contratados por alguien que también ansía tal objeto. Tras adquirir información de ello se fueron al lugar donde podrían encontrar a la persona misteriosa que contrató a los ronins. Una vez en dicho lugar y en su hora exacta, una extraña presencia acudió cubierta por la niebla y fue atacada por Souji. Acto seguido desapareció dejando atónitos a nuestros protagonistas.

La Aventura: Akiko Daidoji

Todos fueron de vuelta a la casa Daidoji y se reunieron todos en el cuarto de los chicos.
Tsukiya: Qué tranquilo está todo… no me gusta…
Kentaro: Yo te protegeré.
Shion: ¿Quizás demasiado tranquilo?
Souji: La calma antes de la tormenta.
Kentaro: ¿Y la comida?
Hubo un profundo silencio a la vez que todos miraban a Kentaro con sorpresa.
Kentaro: Habrán salido a pasear. Vamos a nutrir un poco. ^^ (se dirigió fuera del cuarto y cogió al primer sirviente que vio pasar) ¿Aquí se cena o qué?
Sirviente: Por supuesto. ¿Está el señor hambriento?
Kentaro: Me comería un jabalí.
Sirviente: De acuerdo, le prepararemos un banquete a usted y a los invitados. ^^ Esperen en el cuarto por favor.
Kentaro: (volviendo al cuarto) Jaja. ¿Ves, Tsukiya? Hablé con ellos y como me conocían dijeron que nos prepararían una cena romántica.
Tsukiya: .________. ¿Eres famoso?...
Souji: Con el alboroto que hace no me extraña que sea “famoso”. ^^UUUUUU
Kentaro: JAJAJAJAJA. (reía zarandeando a Shion que le dejaba estar)

Souji: Bueno, sobre el objeto... no sabría por dónde buscar... y sobre esa persona o ser del callejón... me animo a ir mañana de nuevo aunque piense que si es inteligente no aparecerá.... pero por intentar... no creo que gente de la ciudad sepa de esa persona encapuchada.
Kentaro: Con el estómago lleno se piensa mejor. Ese viejo no tenía ni para dos tazas de arroz. U_u
Souji: Deja al pobre mercader. ^^UUU
Sirvientes: Aquí tenéis la cena, señores. ^^ ¡Buen provecho!
Kentaró sin dudarlo dos veces se abalanzó hacia la comida como si no hubiera comido en un mes.
Shion: Señor Hida… Debemos comer todos…
Kentaro: ¡Eh, qué haces Shion! ¡Ese muslo de pollo era mío!
Shion: Oh vamos, Si tiene ahí dos más.
Kentaro: Cómo os gusta agarrar la pata, de verdad, cómo sois…
Shion: No me haga agarrar la suya por favor.
Mientras ellos comían y se peleaban la comida, Souji prefirió comer ignorando aquella escena y Tsukiya comía poco a poco viéndola.
Tsukiya: .____________.
Shion: ¡Mastique! Sino acabará atragantándose algún día…
Kentaro: No mastico.
Shion: Y no hable mientras mastique.
Souji: “- Para ser un nezumi, es muy educado y sabe comportarse…”

Pronto Souji y Tsukiya terminaron de comer. Souji se levantó y se dirigió fuera del cuarto de cara a los jardines.
Tsukiya: ¿A dónde vas, Souji?
Souji: Voy a que me dé un poquillo el aire. ^^UUU No parece haber prisa por hablar del tema…
Tsukiya: Voy contigo.
Ambos salieron mientras Kentaro y Shion se quedaron terminando la comida. Mientras caminaban, vieron a lo lejos a varios sirvientes que iban a un cuarto apurados.
Souji: Me pregunto qué pasará… (se quedó observando)
Entraron y al poco salieron dos sirvientes. Uno de ellos vio a Souji y lo miró largo rato.
Souji: Qué raro… ^^UUU (decide acercarse a ellos)
A medida que se acercaba, el sirviente, disimuladamente, dio media vuelta queriéndose ir sin enfrentarse a Souji.
Souji: ¡¡Oiga!! ¡No se vaya! ¡¡Espere!!
El sirviente hizo oídos sordos y empezó a caminar.
Souji: ¡¡Escúcheme!! (se puso delante del sirviente) ¡Míreme! ¿Por qué me ha estado mirando fijamente? … ¿y ahora me rehúye?
Bajó la mirada como si hubiera pasado algo que no quería explicar.
Souji: ¿Podría contármelo, por favor?
El sirviente, sin mediar palabra, se dirigió al cuarto, abrió la puerta e hizo el gesto a Souji de que podía entrar. Tsukiya seguía de cerca de Souji que asomó al cuarto viendo en su interior muchos sirvientes y un doctor rodeando un futón. Un guardia que había allí dentro fue directo a Souji.
Guardia: ¡¡¡Oiga!!! ¡¿Quién le ha dado permiso para entrar aquí?! ¡¡No puede pasar!!
Souji: Si estoy aquí es porque SÍ me han dejado… ^^UUUU (mira al sirviente que le dejó paso)
Guardia: Ah… pero…
Otro sirviente: Dejadle en paz… Él sí puede estar… es más… debería estar… (todos tenían caras tristes y preocupadas)
Souji: … ¿por qué esas caras? Explicadme ya qué ha sucedido.
El doctor se levantó y miró con seriedad a Souji.
Doctor: No es algo agradable… Puede mirar.
Souji se acercó lentamente hasta que pudo ver que allí se hallaba muy malherida su prometida Akiko Daidoji.
Souji: ¡¡¡¡¡!!!!! (no supo cómo reaccionar, se quedó parado) ¿Có… cómo le ha pasado eso…? ¿Cuándo?... ¿Quién?... (aunque se llevara mal con ella y quería terminar con ese “lazo” que le ligaba a ella, no quería que fuera de esa manera.)
Sirviente: Ha sido hoy… snif snif… Con lo libre que es ella… Decidió ir sola de paseo por la ciudad… y la encontramos llegar a casa así de herida…
Doctor: Pero no parece haber sido atacada por simples bandidos… Quien o quienes le atacaron conocen muy bien el arte de la espada…
Souji: ¿Y quién querría ir tras ella? ¿Algún inconsciente León? ¿Habéis tenido alguna batalla últimamente que empujara a crear esta situación?
Sirviente: La señorita Akiko no ha batallado en mucho tiempo. Así que no lo sabemos. T____T
Tras eso, siguieron tratando a Akiko, no podían dejarla estar si querían rescatarla. Souji se apartó sin dejar de mirarla. El sirviente que lo invitó a entrar, se dirigió a él.
Sirviente: Por favor, ya la ha visto. Ahora haga el favor de salir… Le haremos saber cualquier mejoría.
Souji: Ah… sí… Muchas gracias… (salió del cuarto que no dudaron en cerrar y vio allí a Tsukiya que se tuvo que quedar al margen sin saber nada) Tsukiya…… (la miró con preocupación y tristeza)
Tsukiya: ¿Nani? ¿Qué te pasa?
Souji: Eh……… prefiero no hablar de ello ahora, espero que no te importe.

Se dirigió a su cuarto seguido de Tsukiya. Kentaro y Shion les vieron llegar.
Tsukiya: Ala, Kentaro ¿aún comes?
Kentaro: JAJAJAJA. Sí. Estaba muy rico todo. Pero se les olvidó poner postre, yo así no puedo rendir ni alimentarme como es debido.
Tsukiya: Qué comilón eres. :3
Kentaro: Pero en fin. ¿Qué tal vuestro paseo? ¿No intentarías nada raro, eh, Souji? JAJAJAJA.
Souji: ^^UUUU No… Y de ser así… no te diría nada…
Kentaro: JAJAJAJA. Qué cachondo eres. No se lo tengas en cuenta, Aga. (coge a Tsukiya amistosamente)
Tsukiya: Aga…
Souji: Te agradecería que no escandalizaras a estas horas… ^^UUU.
Kentaro: ¿Uh? ¿Pasa algo?
Tsukiya: (cuchicheo) ¿No ves a Souji como triste?
Kentaro: (mirando a Souji y poniéndose serio) ¿Ocurre algo?
Shion: Eso es que no debió comer bien.
Souji: Na-nada… No ocurre nada… ^^UUU. Quizás sea verdad que no comí bien.
Tsukiya: .__________. (no se creía a Souji)
Kentaro: Shion, deja de engullir y guarda un poco para Souji. Ay, estos nezumis no tienen modales.
Shion: “- Mira quién fue a hablar…” (ofrece comida a Souji)
Souji: No gracias, no tengo hambre… ^^UUU.
Shion: Entonces sí comió bien.
Kentaro: Eres más raro que un perro verde.
Mientras Souji se quedó pensando en la imagen que vio, Tsukiya salió fuera seguida de Kentaro.
Kentaro: Jajajaja, por fin solos. En qué piensas nena, te veo como ida.
Tsukiya: ¬¬… Esta vez no vaciles, esto es muy serio. Tener a un Souji que te sonría así y te diga que no pasa nada, es que pasa mucho.
Kentaro: Hmmm, tienes razón. ¿Pero qué le puede haber pasado? ¿Visteis algo raro?
Tsukiya: Sólo sé que entró en un cuarto, pero no es plan entrar ahí e interrumpir si no queremos ser echados. Averiguaré por mí misma qué ha pasado.
Kentaro: Vamos a sacudir a un par de guardias, tal vez sepan que le pasa.
Tsukiya: ¡¡¡¡¡¡¡Pero señor Hida!!!!!!!
Kentaro: Mejor llámame Kentaro. ¿Y entonces qué hacemos?
Tsukiya: Por una vez en su vida vea en mí una SHUGENJA ÚTIL. ñ_n No ha visto muchos shugenjas en acción ¿no?
Kentaro: La verdad es que no.
Tsukiya: Bueno, pues hoy se acostará menos tonto, jeje. Aléjese unos metros por favor.
Se alejó viendo cómo Tsukiya empezó a recitar unas frases alzando sus manos y pronto alrededor de su cuerpo empezó a hacer viento, bailando en armonía hasta formar delante suyo una pequeña figura transparente. A los ojos de Kentaro era un “ser” extraño que parecía tener vida.
Kentaro: ¿Pero qué? (sacó su zanbatou) ¡Tsukiya, aléjate, es un demonio!
Tsukiya: So burro… Es un kami de aire que he invocado yo… ñ_n
Kentaro: ¿Ka… mi? ¿Para qué?
Tsukiya: Sí… Para que me dé respuestas. ¿Verdad que sí, kami del viento? ^^
Kami Viento: Dependerá de cómo preguntéis el cómo os dé yo las respuestas.
Tsukiya: … Kami del viento ¿ve esa puerta de ese cuarto? Ahí entró hace poco mi amigo Souji y al salir estaba triste. ¿Sabe por qué?
Kami Viento: Sé que trajeron alguien importante gravemente herido. Todos se veían tristes… No sé deciros quién era… Me quedé aquí y no suelo entrometerme en esas cosas… Pero no me gustó.
Kentaro: Sería un conocido de Souji herido en batalla. Pasa todos los días.
Tsukiya: ¿¿¿¿Conocido de Souji???? ¡¿Herido en batalla?! ¿Sabe algo, Kami?
Kami Viento: No sé de ninguna batalla… pero algo raro… oscuro… se está moviendo.
Kentaro: Algo raro está pasando y lo dice un fantasma. De verdad sois sorprendentes los shugenjas.
Tsukiya: Jeje ¡gracias! ^^
Kami Viento: Si ya no me necesitáis más, me marcho.
Kentaro: Vamos, amigo Kami… algo más sabrás… ¿De qué color es la ropa interior de Aga?
Kami Viento: … no dispongo de esa información… Adiós…
Tras irse, Kentaro recibió un fuerte puñetazo de Tsukiya.
Kentaro: Ay, lo siento… Oye, tengo una idea.
Tsukiya: Dime. ¬¬
Kentaro: Tú curas a la gente ¿no? Salvaste a Souji. ¿Por qué no probamos a ver si salvamos al amigo de Souji?
Tsukiya: ¡Es verdad! =D ¡A veces tienes buenas ideas, eh! ^^
Kentaro: Es que me inspiras. ^___^ Vamos al cuarto.

Al llegar frente al cuarto, se dirigieron al sirviente que montaba guardia.
Tsukiya: Perdone ¿me dejarían pasar dentro?
Sirviente: Lo siento, pero este no es vuestro lugar.
Tsukiya: Soy shugenja con la capacidad de curar a la gente a través de la magia.
Kentaro: Eso, no discutas con la chica y hazte a un lado. Venimos a ayudar a vuestro compadre.
Sirviente: ^^UUUUU (el sirviente entra y tras unos minutos sale) Vale, puede entrar sólo la chica… Pero usted, señor, tendrá que marcharse…
Kentaro: ¡¡¡… pero!!! No me fío de esta gente, Aga. Déjame, voy a sacudirle.
Tsukiya: Ya está bien, Kentaro, es normal. Soy yo quien cura… ñ_n Ve a decirle a Souji que salvaré a su conocido. Es mejor así.
Kentaro: … Está bien… (mira al sirviente) Como intentes algo erótico te las tendrás que ver luego conmigo.
Tsukiya: “- …… que Cangrejo más raro…”
Entra y cierran la puerta.
Kentaro se quedó deambulando por los alrededores consiguiendo que el sirviente le llamara la atención con que esas no eran horas para pasear y que sería mejor que se marchara al cuarto. Él cogió su botella de sochu y se dedicó a beber.

Mientras tanto en el cuarto había un sirviente limpiando todo lo que Kentaro ensució comiento; Souji no dejaba de darle vueltas al asunto.
Shion: Señor Kakita ¿se siente algo mejor?
El sirviente se marchó.
Souji: (le miró) ^^U. Bueno… podría decirse… Señor Shion… en su tribu… ¿también hay matrimonios de conveniencias?
Shion: Hmmm. No, no al menos en la mía.
Souji: Qué suerte… ^^
Shion: ¿Es algo acerca de eso lo que le tiene preocupado?
Souji: Bueno… ¿Cómo se sentiría si le obligasen a casarse con alguien que no quiere? Pero que a pesar de ello… de que no quieras saber nada de esa persona… ¿Cómo se sentiría si le sucediese algo a esta persona?
Shion: Oh… Realmente me disgustaría esa idea… No debe ser una situación nada agradable.
Souji: Pues más o menos estoy así… ^^U (mira al techo) Al fin y al cabo es una persona que se ha cruzado en mi vida y a pesar de todo no puedo ser tan cruel como para no sentir nada…
Shion: Comprendo… Pero si tanto lo atormenta… ¿no hay manera de romper ese compromiso?
Souji: El compromiso… Sería una deshonra para las familias que nos han juntado… pero bueno… de momento sigo aquí así…
Shion: Es un acto muy egoísta por parte de sus familias entonces.
Souji: Egoístas, puede… Pero en las familias samuráis es raro que no se casen por conveniencia…
Shion: De igual modo… El tiempo pone las cosas en su sitio… Intente no mostrar una cara triste, eso no ayuda a nadie, ni tan siquiera a los que en este momento no pueden estar con usted.
Souji: ^^ Realmente… Si todos los nezumi fueran como usted, señor Shion, no habría quien os temiera ni os rechazara por ser tan distintos… Puede que de donde pertenezcáis, para los humanos no sea muy noble… Pero tenéis un corazón de ese nivel. ^^ Conservadlo muy bien.
Shion: Gracias señor Kakita por sus palabras. Pero es cierto que hay tribus de nezumi muy rudas y poco civilizadas.
Souji: Casi igual que con los humanos. ^^UUUU. Al menos me alegra saber que de igual modo, hay nezumis de todos los colores. ^^
Shion: Ahora que lo pienso… Me pregunto qué estará haciendo el señor Hida…
Souji: Hida… Se fue con Tsukiya afuera… Espero que no esté haciendo de las suyas… Me da coraje. ^^UU
Shion: Bueno… todo parece tranquilo, no parece que haya pasado nada.
Souji: Eso es lo que me pone aún más nervioso, con lo ruidoso que es Hida… ^^UUU

Kentaro seguía fuera intentando entrar usando el habla pero el sirviente se mantenía firme.
Kentaro: Venga, déjeme pasar amigo.
Sirviente: No soy su amigo y no puede pasar. (cuchicheo) De qué va… Si no fuera porque vino con el señor Kakita…
Kentaro: ¿Qué dice? No le escuché bien.
Sirviente: Francamente no hay razón para dejar hospedar aquí a alguien como usted; pero al venir con nuestro amigo grulla, señor Kakita, se lo permitimos... así que si es tan amable, compórtese hombre... Ya le hemos dicho que eso irá para mucho... No sé que tanta curiosidad por ver.
Kentaro: JAJAJAJA, LO COMPRENDO.
Sin decir nada más y aburrido por no conseguir lo que él quería, volvió al cuarto junto a Shion y Souji y sin saludar empezó a cantar mencionando que se alegraran esas tristes caras.
Souji: Ya decía que tanto silencio por aquí era raro… ^^UUU Al fin ha vuelto. ¿Qué ha estado haciendo?
Pero Kentaro seguía cantando sin contestar a Souji. Iba borracho de beber tanto sochu.
Souji: ¿Pero y Tsukiya? ¿No habrá hecho algo obsceno, no? ^^UUUUU
Kentaro: Por quién me tomas, yo soy un caballero. (y siguió cantando)
Shion: Oh vaya, parece que está muy contento…
Souji: (levantándose) ¡¡Señor HIDA!! ¿¿Dónde está Tsukiya??
Kentaro: Eh, está en el baño haciendo cosas de mujeres. Relájate y bebe un poco. (le ofreció la botella de sochu pero Souji la rechazó amablemente)
Souji: Yo no bebo… Conociéndole es raro que no haya ido a espiarla… Y deje de hacer el bufón. ^^UUUU
Sin embargo Kentaro seguía feliz en su mundo sin parar de cantar y acto seguido cogió a Shion para que bailara junto a él.
Shion: Ah… Eh… x_x
Souji se dio por vencido pensando que ya volvería Tsukiya y decidió marcharse a otro cuarto a descansar ya que allí sería imposible.
Al poco, cuando pareció tranquilizarse más la cosa, Shion aprovechó para preguntar.
Shion: Señor Hida. ¿Dónde fue Lady Agasha?
Kentaro: Ufff, es largo. Parece que un camarada suyo está gravemente herido. Nos enteramos de rebote y Aga fue a ver si le podía salvar. Y yo estaba vigilando que no husmeara para darle una sorpresa. JAJAJAJA ¿no es genial?
Shion: Espero que Lady Agasha pueda salvarle…
Kentaro: ¡¡Claro que sí!! ¡Es una máquina! Ya viste cómo funcionó con Kaki, JAJAJA. ¡Bebamos!
Ya era muy tarde cuando Kentaro se quedó dormido en la mesa y Shion en un rincón del cuarto.

Cuando los pájaros empezaron a cantar, fueron despertándose y los sirvientes trajeron el desayuno. Souji por un lado fue a su ritmo, tranquilo. El terminar se dirigió al cuarto vecino a ver a Kentaro y Shion.
Kentaro: ¡¡YAAAWN!! ¡¡¡QUÉ DOLOR DE CABEZA!!! ¿Qué pasó anoche?
Souji: Vaya, así que el Cangrejo no se acuerda de nada. ^^UUU Entonces mejor no converso con él…
Kentaro: ¡¡Hombre, capitán!! ¿Dormiste bien?
Shion: Buenos días.
Souji: Bueno, sí. ^^UUU (por estar pensando tanto en Akiko como en Tsukiya durante la noche, se le notaba en el rostro que estaba cansado)
Kentaro: A saber qué pasaría anoche, compadre…
Shion: Hmmm…
Souji: Yo me fui al otro cuarto porque no soportaba verte cantar. ^^UUUUU
Kentaro: ¿Cantar? Jaja, si yo no canto. Oíd ¿dónde está Tsukiya?
Souji: Eso deberías saberlo tú… Al parecer no volvió a asomarse por aquí…
Kentaro: ¿¿Y si la secuestraron?? (sale del cuarto mirando por todos lados) ¡¡No recuerdo nada!! ¡¡Espera sí!!
Souji: Eso le pasa por beber… irresponsable. ^^UU
Shion: Ah… vayamos con él, mejor.
Kentaro: ¡¡Ese fantasma de viento!! ¡¡Seguro que tiene la culpa!!
Shion: ¿Fantasma de viento?
Kentaro: Sí, apareció cuando Tsukiya dijo unas cosas raras y le preguntó algunas cosas… Me las pagará…
Souji: Hida, idiota… Es imposible que haya sido secuestrada por un Kami de Viento; no hacen ese tipo de cosas.
Kentaro: ¿No?
Mientras él se inventaba historias sin sentido Souji y Shion pensaron fríamente y dijeron de preguntar a guardias y sirvientes. Fue entonces cuando Kentaro, diciendo más tonterías, fue corriendo al cuarto donde vio entrar a Tsukiya y ya no salió.
Souji: Señor Hida ¿qué hace ahí? No debería estar. (dijo con un tono más alto y serio yendo a él para detenerle)
Kentaro: ¡Han secuestrado a Aga!
Souji: ¡¡No seáis idiota!! ¡¡Es imposible que la hayan secuestrado!!
Kentaro: Pero es ahí donde se metió. Aparta Souji, tenemos que hacer algo rápido.
Shion: ¿Qué es esta habitación?
Souji: ¡¡Señor Hida!!
Kentaro sin hacer más caso, con su altura y músculos apartó como si nada a Souji y tiró la puerta abajo.
Souji: ¿Quién te crees que eres?
Shion: Calmaos los dos…
Al no oír nada de su interior, Souji se extrañó y observó. Se quedó atónito al ver que no había nadie; sólo estaba el futón, donde debería estar Akiko, lleno de sangre. Se acercó. Kentaro que estaba de mal humor, no parecía calmarse.
Shion: Señor Kakita ¿tiene alguna idea de dónde han podido ir?
Souji: (sin saber cómo reaccionar) … Qué ha pasado… ¿dónde está…? (se dirige a Kentaro) ¿Seguro que Tsukiya estaba aquí? ¿A qué vino aquí? ¡Contesta!
Kentaro: ¡A mí que me dices idiota!
Ambos, por cada lado, salieron corriendo de allí dejando a Shion con la palabra en la boca.
Shion: Calmaos… busquemos a un…

Kentaro corría por los pasillos gritando el nombre de Tsukiya mientras Souji fue a preguntar por la señorita Akiko Daidoji. Uno de los sirvientes empezó a correr para no tener que responder a Souji que sin dudarlo fue tras él. Shion seguía de cerca de Souji.
Kentaro no conseguía que nadie le respondiera aparte de que todos huían por miedo.
El sirviente que seguía Souji desapareció tras cruzar un pasillo. Desconcertado por todo decidió salir de la casa para aclararse las ideas. Fuera todo parecía muy normal.
Shion perdió de vista a Souji por el estruendo que estaba causando Kentaro que finalmente también salió de la casa por no encontrar nada. Shion se quedó junto a Souji mientras el rudo Kentaro gritaba ahora por la calle sin éxito alguno.
Souji: Entre esto… lo del objeto… La persona del callejón… No sé qué hacer…
Kentaro: (yendo a ellos) ¡¡Tsukiya está en peligro!!
Souji: Eso no lo sabemos… en todo caso no sería la única en peligro…
Shion: ¿Creéis que lo del callejón tendrá relación con esto?
Kentaro: ¡¡VAMOS!! (fue corriendo sin esperar a nadie)
Souji: Alguien atacó ayer a Akiko… (mirando cómo se iba Kentaro) …… Sería mejor seguirle…
Shion: Oh… deberían atarle las piernas…
Siguieron a Kentaro que al poco paró en seco pues le fue viniendo a la mente todo lo que pasó anoche y se lo contó a los chicos.
Souji: Hida, el “camarada” del que hablas teniendo en cuenta en el cuarto donde entró Tsukiya, es en realidad mi prometida.
Kentaro: Ehm, pero…
Souji: Mi prometida, Akiko Daidoji, al parecer fue atacada ayer… no se sabe por quién.
Shion: ¿Sería posible que quien la atacó lo hubiese intentado de nuevo?
Kentaro: ¿Y dónde está ahora Tsukiya?
Souji: Es lo que estaba pensando… Si atacó a Akiko… se hubiese llevado a Tsukiya… Pero no entiendo porqué los de la casa no dicen nada… o no parecen saber nada…
Shion: Es extraño sí… Creo que saben algo… no es nada normal esa actitud.
Kentaro: ¡Cierto! ¡Pregunté a uno u salió huyendo!
Souji: “- En tu caso no me extrañaría nada que huyera…” Nos estamos moviendo por impulsos… No llegaremos a ningún lado si seguimos así…
Shion: Además si hubiese pasado algo ellos también estarían alterados.
Souji: Sí… Aunque había menos gente en la casa como de costumbre… Y al ver que ‘desapareció’ uno de ellos…
Kentaro: Esto me huele raro…
Shion: Está claro que algo nos ocultan.
Souji: Escuchad. No estamos aquí solo para buscar a los de la casa… Si desaparecen… Puede que sea también por el objeto maldito como pasó en villa León… Si damos con él…
Kentaro: Para eso la única pista que tenemos es el callejón, pero aún no es la hora…

Se separaron para buscar información. Kentaro mirando cerca del callejón mientras Souji y Shion decidieron ir a hablar con el mercader y sus hijos que vieron trabajar de buen humor.
Souji: Disculpadnos. ^^UUU
Mercader: ¡Oh, sois vos! ¡Qué alegría verle! ¿qué le trae por aquí?
Souji: Pues… Me gustaría hablar con sus hijos… que fueron quienes lo pasaron mal allí arriba… Si no os importa. ^^UU
Mercader: No hay problema. ^^
Chico1: Hola ¿qué courre?
Souji: Bueno… Aunque no fuera agradable lo que os pasó… necesito que recordéis ciertas cosas… ¿Sabíais a qué vinieron esos ronin a vuestra casa? ¿Hablaron alguna vez entre ellos de que buscaban algo?
Chico2: Pues ahora no recuerdo nada…
Chico1: Sí, hermanito. Fue poco después de que nos tuvieran con los ojos vendados, que no podíamos decir nada… Mencionaron que buscaban algo… pero parecía que ni ellos lo sabían…
Souji: ¿Mencionaron si trabajaban para alguien? Cómo era, para qué quería eso… ¿os suena que quedaran en un callejón?
Chico1: Hablaron de un objeto de mucho poder… pero no sabían qué hacía… Y quien les contrató era de esta ciudad.
Chico2: ¿Crees que sería un Grulla?
Chico1: Eso sería muy deshonroso para los samuráis… no digas tonterías. Pero no sabemos porqué quería ese objeto… fuerza quizás ya que algunos discutieron con quedárselo.
Chico2: Sobre el callejón… Dijeron que se reunirían en uno al lado de la taberna, que aparecería de la nada… pero que sólo se dejaría ver si los ronin formulaban una palabra clave.
Souji: ¿Una palabra clave? Decidme que la recordáis…
Tras minutos pensando, uno de los hijos mercaderes logró acordarse.
Chico1: ¡¡¡Ah, sí, Mahotsuji!!! ¡Tiene que ser esa!
Souji: Curioso… así que diciendo eso en el callejón en la hora indicada, podremos ver a esa persona… Pues muy bien. ¡Muchas gracias, que os vaya bien!
Mercaderes: ¡De nada! ^^
Souji marchó seguido de Shion.
Souji: Shion ¿qué piensas?
Shion: Me parece un poco ingenuo por parte de los ronins hablar las cosas tan a la ligera pero… es lo único que tenemos, quizás deberíamos probarlo.

Mientras tanto, Kentaro no cesaba de gritar en el callejón en el que estaban anoche Souji y Tsukiya. Quería que aquel ser apareciera pero no recibió respuesta alguna y acabó sentándose allí esperando con cara de pocos amigos. Souji y Shion tras comer, se dirigieron allí encontrándose con su amigo Cangrejo.
Souji: ¿Ha averiguado algo?
Kentaro: ¡NO! ¡¡Ese cobarde no se atreve a dar la cara!!
Souji: Cálmese… ^^UU. Recuerde que decían que vendría a las ocho de la noche.
Shion: Nos han dicho que para que esa figura se muestre, hay que decir Mahotsuji.
Kentaro: Maho… ¿qué? Qué cosa más rara…
Souji: Mahotsuji… ^^U.
Tras que Kentaro gritara de nuevo de las suyas, se quedaron esperando centrados hasta que llegase la noche.
Una vez llegó la hora, todo volvió a llenarse de niebla.
Kentaro: Parece que ya viene…
Oyeron pasos que se acercaban a ellos.
Souji: “- Aún después de darle anoche, ha venido de nuevo…”
Llegaron a ver una figura que no se divisaba bien.
Shion: (cuchicheo) ¿No sería momento de decir la palabra?
Kentaro: ¡Mahotsuji!
Los pasos cesaron y escucharon una voz distorsionada.
Voz: Esa voz… ¿Quién eres?
Kentaro: ¡El jefe de los ronin! Ven donde pueda verte, amigo.
Voz: Respuesta equivocada…… jujujujujuju.
Kentaro montó guardia pero sin que a nadie le diera tiempo, algo dio muy fuerte a Kentaro, clavándose algo dentro de él sin que hubiera nada físico. Fue echado hacia atrás pero consiguió mantenerse en pie.
Voz: Bien… ¿Seguís en pie?
Kentaro con su yesca y pedernal quiso prender fuego para poder ver, pero no funcionó. Aquella niebla era mágica y se lo impedía.
Kentaro: ¡Maldito! ¡¡GYAAAAH!! (se lanzó corriendo hacia la figura con su zanbato y consiguió darle, pero notaba que no podía mover su arma. Dejó una mano para coger su katana y le dio de nuevo)
Shion le daba mucho respeto aquello y le costaba poner valor para actuar.
Voz: No deberías ser tú quien estuviera aquí… ¿Fuiste tú quien me dio anoche?
Mientras, Kentaro intentaba soltarse que a pesar de tener tanta fuerza física, no podía.
Voz: Contesta… o muere…
Kentaro: ¡¡Quien tiene que contestar aquí eres tú, imbécil!!
Aquella figura volvió a dar a Kentaro.
Souji: ¡¡Detente!! ¡¡¡Fui yo quien te dio y te daré de nuevo!!!
La figura se detuvo aunque seguía teniendo en sus manos a Kentaro.
Souji: ……… Suéltale…
Voz: Esa voz me es muy familiar… jujujujujuju.
Souji: ¿Familiar?... No… yo no puedo conocer a alguien así… tan cruel y con ese poder…
Shion: ¿Duh?
Voz: Jujuju. Es una lástima que no hayas tenido tiempo suficiente para conocerme… Pero si quieres, podemos ir conociéndonos ahora.
Tras decir aquellas palabras, la figura optó por acercarse hasta dejarse ver por completo dejando al descubierto la imagen de Akiko Daidoji, más pálida de lo normal y con un rostro malicioso.
Kentaro: ¡¡¡Pero qué!!! No puedo atacar a una mujer… ¡¿Dónde está Tsukiya?! ¡¡No entiendo nada!!
Souji: Akiko… Tú… ¿pero por qué? ¡¡¿Qué está pasando?!! ¡¡Si anoche estabas gravemente herida!!
Akiko: Ah… La herida… me la causaste tú al parecer… si de verdad me atacaste aquí anoche… ¿Qué te parece?
Souji: (se quedó de piedra) ¿¿Cómo pude atacar a mi prometida?? ¡¿¿Pero por qué mi prometida estaba aquí anoche donde se reúnen los ronins por el objeto mágico??!
Kentaro: ¡¡Explícate mujer!! ¡¡Qué significa esto!! ¡¡¿Y Tsukiya?!!
Akiko: Naaaada…… no es naaaaada……… Si estáis aquí sabéis lo que busco… Me interesa mucho hacerme con ese objeto. Tsukiya… Ah… esa amable Fénix que vino a curarme. Son tan pacifistas que ayudan a quien sean… pero encima una ingenua como ella… JAJAJAJA. No os diré nada sobre ella… Qué pesados estáis. No me interesa nada esa del exclan Dragón, no vale la pena gente así…
Al decir eso, Souji se mentalizó y aunque hubiera atacado a su prometida, tal como era no podía dejarle pasar por lo fue a atacarle junto a Kentaro que se molestó por lo que dijo.
Kentaro sacó fuerzas suficientes como para romper el hechizo que le tenía paralizado y alcanzó a Akiko al mismo tiempo que Souji; un ataque combinado.
Akiko se sorprendió mucho, uno por la fuerza que mostró al romper el hechizo y otro por haberle dado sabiendo con quien se estaba enfrentando. En lugar de seguir luchando, optó por huir.
Shion: Sorprendente…
Kentaro y Souji salieron corriendo detrás de Akiko. Shion que parecía más calmado, les siguió. Por el camino su instinto le avisó de que iba a pasarles algo a los chicos.
Shion: ¡¡¡Cuidado, chicos!!!
Ambos se giraron; de repente, Souji sí se percató y una casa explotó, le dio tiempo a apartarse pero Kentaro cayó al suelo.
Souji: ¡¡¿Explosiones?!! ¡¡Kentaro!! (va a él) ¡¿Estás bien?!
Kentaro: … rápido… Tsukiya… corre…
Souji fue corriendo para atrapar a Akiko. Kentaro como podía por todo lo que recibió también seguía adelante, a la altura de Shion que le alcanzó.
Durante todo el recorrido hubieron más explosiones y muchos aldeanos huían gritando y muertos de miedo. Cuando llegaron a una zona abierta en la que se podía ver mucho mejor la ciudad, el paisaje era aterrador. Todo prendía fuego, mucha gente corría despavorida, otra yacía muerta en el suelo. Allí en medio estaba Akiko sonriendo y acompañada de lo que parecían ser demonios. Unos onis de tres metros, altos, delgados, sin cara, parecían sombras.
Souji: …………………………
Shion: ¡¡¡Esto es peligrosísimo!!!
Kentaro, en cambio, ignoró todo eso y fue corriendo para atacar a Akiko pero un demonio se interpuso en su camino. Kentaro le dio pero éste no pareció sentir dolor. Aquel oni se rebotó y dio un buen golpe a Kentaro trasladándole veinte metros llegando justo al lado de Souji y Shion.
Souji: ¡¡HIDA!!
Kentaro: Mierda… Tsukiya… Necesito poder… para protegerla… (como pudo, logró ponerse en pie)
Souji: ¡¡No haga locuras!! ¡¡¡Moriremos si nos quedamos aquí!!!
Shion: ¡¡Es mejor una retirada, señores!!
Kentaro desenvainó la katana maléfica cogiéndola con sus manos desnudas.
Souji: ¡¡Inconsciente!!
Tras desenvainarla, todos los demonios allí presentes pusieron atención a Kentaro que quería atacar con ella sin que ésta le dejase, simplemente lucía un fuerte brillo color morado.
Kentaro: ¡Mierda!
Souji y Shion hacían lo posible para que Kentaro les hiciera caso. Cuando éste vio que no podía hacer nada, guardó la katana maléfica e hizo caso a los chicos que tuvieron que cargar con él porque no podía correr mucho.

Lograron salir de la ciudad pero no podían bajar la guardia ya que los demonios les estaban siguiendo. Souji pronto vio a lo lejos entre el bosque, lo que parecía ser una casa rodeada por un muro.
Souji: ¡¡Vayamos allí!!
Con dificultad, lograron llegar y pasar el muro. Cerraron la puerta.
Los demonios pasaron por allí y lo curioso es que no parecieron ver nada y se fueron. Asimismo, los muros que les rodeaban a nuestros amigos, se hicieron más altos.

4 comentarios:

Chiisa Yanagi dijo...

xDDDDD
Akiko: que pesaos estais con ella.
Zasca.
Si es que.... como dijo Karura, que gafes sois. xDDDD
Uno por herirla y el otro por mandarme a curarla, jaja. Os lo buscáis solitos.
Y yo que quería estar con vosotros en es mansión.... xDDDD

Kizoku Nozomi dijo...

xDD Pero qué querías que hiciera si esa presencia se acercaba... Si me quedase quieto, puede que si descubriera que no éramos los ronins, nos atacase...
Aunque es cierto que fue demasiado impulsivo... esta vez fue Akiko y porque estaba corrupta... Pero si llega a ser un inocente... no lo cuento. XD

Chiisa Yanagi dijo...

xD 3 meses después me contesta, jaja.
No, por mí ya estuvo bien que le dieras, le dio más dramatismo a la historia. =DDDDD
De hecho, muchas partes de la historia son como son gracias a vuesras acciones. xD
Me gusta.

Hugo dijo...

Este episodio es más corto de lo que dices y aparenta ser. Promete mucho y la trama empieza a coger forma.

Publicar un comentario