Déjanos un comentario
viernes, 28 de mayo de 2010 | By: Kizoku Nozomi

4º - Una shugenja entra en el grupo

Vaya, un mes sin actualizar. Se me acumula la faena.
Aquí os traigo otro episodio. En este no hay acción y tampoco es serio. Es donde se podría ver más ese toque "anime" que os comenté.
Aunque eso sí, se descubren ciertas cosas que siguen siendo importantes para la historia. ^^
Allá va.


En el episodio anterior:
Kentaro, Souji y Shion comprobaron que Koji Akodo practicaba maho y sólo quería la katana para su poder. En medio de un caos en el pueblo tras descubrir aquello, lucharon contra Koji el cual con su magia dejó en mal estado a Souji y cuando parecía que acabaron con Koji, una esfera negra como las que aparecían para llevarse a la gente, se lo llevó a él también. Pronto, dejando el asunto del pueblo, decidieron ir rápido a buscar la persona que envió al Ninja allí, la persona en la que confiaba Souji y se dirigieron al sur en su busca.

La Aventura: Una shugenja entra en el grupo

Tras estar dos días sin parar de correr para hallar a esa persona, vieron ya a lo lejos lo que parecía ser un castillo del clan del León, Shiro Akodo.
Kentaro: ¿Por qué va al castillo? (miraba delante donde estaba el ninja bastante adelantado con Souji llevándolo a cuestas) “-¿Lo contrataron los León? :S”
Souji: ¿Que… Queda mucho… ninja?
El ninja se adentró allí dentro sin parar.
Cuando entraron Kentaro y Shion, les sorprendieron que no hubiera nadie allí; estaba vacío.
Kentaro: ¡Oye ninja! ¿Qué ha pasado aquí? No hay nadie guardando el castillo.
Ninja: Nada. (dijo fríamente)
Siguió recto un pasillo dirigiéndose a una gran puerta en la que habría tras ella una sala.
Kentaro: … ¿Es un castillo desierto?
Cuando el ninja llegó, él y Souji escucharon una voz femenina salir de dentro. Abrió la puerta. Una shugenja de rojos ropajes estaba en el centro de la gran sala purificándola.
Kentaro: (emocionado) ¡¡Ooooo qué calladito te lo tenías Souji!! ¿¿Esta preciosidad es amiga tuya?? (se acercó a ella)
Souji “-Qué fresco llamando así a Tsukiya ^^U.” : ju… sí… lo… es…
Ninja: Necesita atención.
La shugenja Tsukiya fue interrumpida por Kentaro que se le acercó.
Tsukiya: O_O ¡¿Pero quién sois vos?! ¡¡Madre mía qué alto!! (mira el mon) ¡Vaya, sois Cangrejo! ¿Qué hacéis aquí?
Shion: Duh?
Ninja: Lo he traído como dijisteis. (decía haciendo un gesto de respeto hacia Tsukiya y deja a Souji en el suelo)
Mientras Kentaro quedó embobado, Tsukiya acudió al ninja y al ver a Souji allí en el suelo mientras sangraba fue rápido a él.
Tsukiya: ¡¡¡¡Souji!!!! ¡¡¿¿Qué te ha pasado??!!
Souji: Tsu… Tsukiya… gracias a los kamis… ^^
Shion: Oh… ha sido víctima de algún tipo de hechizo.
Tsukiya: ¡¡¡¿¿Un hechizo??!!! ¡¡¿Está sangrando así por un hechizo?!! ¡¿Qué tipo de hechizo?!
Shion: Lo único que sabemos del cierto es que “sangrará hasta que muera”.
Souji: Tsu… Tsukiya… eso… era cosa… de… maho…
Tsukiya: ¡¡¡¿¿De maho dices??!!! ¡¡Dios mío!! No hables Souji, intentaré curarte. (mira a Shion por primera vez) ¡¡Anda!! ¡Si eres un nezumi! :3 Qué sorpresa.
Shion: Oh… sí, lo soy, hmmmmm.
Tsukiya: Que way ^^ ¿Y cómo os llamáis, nezumi? (dirigiéndose al ninja) Muchas gracias por traerlo =D.
Shion: Ah.... mi nombre es Shion, encantado.
Kentaro: ¡Por favor cúralo! (dijo ya cuando reaccionó)
Tsukiya: Sí, en eso estoy. (saca un botiquín y puso manos a la obra.) Por favor, traedme agua y trapos limpios si sois tan amables; aunque no sé si debería pedíroslo.
Kentaro: ¡Vale enseguida! (echó a correr, se paró, pensó y volvió corriendo de nuevo) ¿Dónde están los trapos y el agua?
Tsukiya: Por el castillo hay. ñ.n
Kentaro: (echando a correr mientras gritaba) ¡¡¡Trapos y agua, rápido, hombre herido, trapos limpios y agua!!!
Tsukiya: Lo siento Souji, pero voy a tener que quitare alguna ropa. ñ____n
Souji: No... te apures... confío en ti....
Ninja: Me retiro. (desaparece de la sala sin dejar rastro y sin saber a donde va)
Kentaro seguía buscando. Se hizo con los trapos limpios, ahora sólo quedaba el agua. Souji quedó inconsciente.
Shion: Oh vaya... dese prisa señor Hida.
Al fin Kentaro dio con un pequeño cubo de madera con agua y fue tan deprisa como podía a entregárselo a Tsukiya.
Kentaro: Es tu turno muñeca. ¡Por favor salva a mi colega!
Tsukiya: Muchísimas gracias señor Cangrejo.
Mientras tanto, Shion se marchó a fuera y decidió fumar plácidamente mientras Kentaro observaba a Souji y daba puñetazos al suelo enojado. Cuando Tsukiya necesitaba más trapos y agua, él le ayudaba.
Tsukiya: ¡¡¡Malditos maho!!!!! Ò__Ó ¡¡¡Cómo se atreven a hacer algo así!!!!
Kentaro: Buff ha sido una historia.... Todos venimos de diferentes partes; cangrejo, nezumi, grulla.... por el asunto de las desapariciones.
Tsukiya: Ya veo. ñ_n
Kentaro: Por cierto tienes un culito estupendo. (le mira la parte trasera)
Tsukiya: como siga mirando va a morir sin que yo conozca su nombre. n__n
Kentaro: ¿Duh? ¡¡Ah, si si! ¡Souji! Bueno el caso es que llegamos a la aldea y al ver que teníamos una causa común, nos aliamos. Entonces, vino uno del clan León y nos dijo que todo era por culpa de su tío que tenía una katana, un objeto maléfico que le poseía.
Shion, que escuchó gran parte de lo que dijo Kentaro, decidió entrar.
Kentaro: Y era el villano causante de todo. (saca la katana y se la muestra)
Tsukiya: ¡¿Una katana maléfica?!
Kentaro: Sigue tú, Shion. (y aprovechaba para seguir mirando a Tsukiya)
Shion: Oh... el caso es que las cosas eran totalmente al revés.
Tsukiya: ¿Y qué hay de esa katana?
Shion: Bueno, parece estar maldita de algún modo.
Tsukiya: (dirigiéndose a Kentaro sonriendo y arqueando una ceja) ¿Sería tan amable de prestarme la katana para observarla?
Kentaro le pasa la katana envuelta y ella al cogerla, notó mucho poder oscuro. Todos se dan cuenta por el rostro tan serio y preocupado que puso.
Kentaro: ¿Sabes cómo destruirla?
Tsukiya: (desenfunda la katana apartando la tela que la cubría y vio ese brillo lila de su filo.) Esto es terrible… ¿Hm… Cómo destruirla? Será encontrando a los maho y que la destruyan pero no veo que eso suceda... Tampoco sé si los maestros de Jade podrían hacer algo… Tengo una teoría pero es solo eso, una teoría...
Kentaro: ¡¡Alto!! ¡Oímos por ahí que nadie jamás debía tocarla con las manos desnudas o le poseería! Aunque también es cierto que el demonio que nos lo dijo no era de fiar.
Shion: Bien cierto.
Tsukiya: No os preocupéis... estoy preparada para casos así... sino no la habría tocado. Al parecer hay más objetos con este mismo poder que ahora deben estar repartidos por todo Rokugán... de ahí las desapariciones de samuráis... aunque me pregunto porqué de samuráis... El ninja que va conmigo también sabe de ello.
Shion: ¿Existen más objetos como este?
Kentaro: ¿Qué pasa con estos objetos? ¿Son los causantes de todo? O_o. Y lo más importante ¿quién los busca y por qué? El demonio escapó con la ayuda de algún hechicero, lo intuyo.
Tsukiya: Sí, hay más... y estoy segura que es gracias a ellos que causan todo este caos... Pero no estoy segura 100%, eso sí... los maho están detrás de esto... nadie los busca en sí... Los mismos maho han debido dejarlos para que corrompa todo Rokugán y pase lo que ha pasado en el pueblo y en este castillo.
Kentaro: ¿Y cómo podemos destruirla?
Tsukiya: Si mi teoría fuera cierta, constaría de conseguir todos los objetos y destruirlos todos juntos mediante algún hechizo o purificación... ñ___n. Pero ya le he dicho que es solo una teoría.
Shion: Si uno sólo es tan terrorífico, no quiero imaginar cómo serán todos juntos, hmmm….
Kentaro: Vaya tela. ¿Y no hay un método más sencillo?
Tsukiya: Podría purificarlo de uno en uno. Tenga señor… (Tsukiya le devuelve la katana a Kentaro) ¿Y cómo se llama usted?
Kentaro: K… Kentaro… Encantado (poniéndose rojo como un tomate)
Tsukiya: Un gusto conoceros. Yo soy Tsukiya Agasha. (hizo una reverencia a Kentaro y a Shion)
Shion: Encantado Lady Agasha.
Kentaro: (dándose un golpe en la cabeza por no dejar de mirar a Tsukiya) ¿Y Kakita? ¿Se salvará?
Tsukiya: Souji... voy a terminar de atenderle; está mejor pero no cuento con que se recupere pronto, no así.
Shion: Mientras se recupere…
Kentaro: (golpea al suelo) Maldito demonio.
Tsukiya: Yo venía del sur, de tierras Grulla porque allí había otro objeto... pero no di con él...
Kentaro: ¿Qué clase de objeto es? Aparte de maléfico claro.
Tsukiya: No lo sé, no llegué a verlo. Pero sí lo pude sentir.
Shion: Quizás se tratara de un objeto pequeño…
Kentaro: …
Acto seguido, el ninja apareció en la sala de rodillas al lado de Tsukiya.
Ninja: Maestro, deberemos pensar nuestro siguiente movimiento y esta noche se deberá de hablar.
Tsukiya: Entiendo, si no es molestia aguardad a que Souji esté mejor, por favor. Espero yo también ponerme en acción pronto. Señor Tatsuma ¿¿puede traerme el pergamino que hay en el cuarto de estanterías??
Tatsuma: Como desees.
Kentaro: ¿Tatsuma? ¿El ninja? ¡¡Muchas gracias por ayudarnos Tatsuma!!
Shion: Hum…
El ninja Tatsuma desapareció velozmente y en pocos segundos trajo el pergamino entregándoselo a Tsukiya que se lo agradeció.
Tatsuma: No hay de qué. (miró a los chicos) Soy Tatsuma Kyoya. (y volvió a desaparecer entre las sombras sin dejar reaccionar al resto).
Tsukiya abrió el pergamino.
Tsukiya: {El Camino hacia la Paz Interior}… (se quedó centrada leyendo) Siendo una magia de nivel uno, no debería costarme…
Shion: ¿Nivel uno? Pues es realmente terrorífica… (dijo alertado)
Tsukiya: ¿Ein? No, nivel uno es la magia que pretendo hacer.
Shion: Ah, comprendo. (dijo ya relajado)
Tsukiya: El camino hacia la paz interior es una magia curativa. Si no puedo curarle con éxito sin la magia, lo haré con ella. Ò__Ó. Este conjuro no me lo sé... tengo que estudiarlo y luego realizarlo, con la esperanza de que me salga... ¿Es mucho pedir que me dejéis a solas? Y cuidad de esa katana, no os alejéis mucho de aquí.
Tanto Shion como Kentaro asintieron y salieron de la sala dejando a Tsukiya para poder curar a Souji, malherido e inconsciente.

La noche se les echaba encima y nuestros amigos aún no habían comido. Kentaro fue con Shion y se sacó parte de sus raciones para comer y ofrecerle a su amigo peludo.
Kentaro: ¡¡Maldito demonio!! Shion ¿tú lo viste? Esa sombra que se lo llevó. ¿Habrá muerto? Los cortes que le hicimos fueron profundos.
Shion: Hmmmm, la verdad me gustaría pensar que está muerto, pero…
Kentaro: ¿Le alcanzaste algún punto vital?
Shion: No lo logré…
Kentaro: Mierda. (sacó la botella de Sochu, bebió y ofreció a Shion).
Shion: De igual modo, aquella cosa negra se lo llevó justo en ese momento… Lo cual me hace sospechar. (toma un trago). Gracias.
Kentaro: Sí, le están ayudando. Eso seguro. A todo esto. (Kentaro tomó sus artículos de escritura para escribir una carta e informar a su daimyô de todo el asunto. Eso sí, con muy mala letra aunque legible. Tras eso, ató el mensaje en una pata de su búho y lo dejó volar. Sin embargo, el búho se dedicó primero a llenar su estómago.)
Kentaro: ¡¡Ya comerás luego, holgazán!! ¡¡Ve a Tierras Cangrejo, baisch!!
Pronto marcharon a dormir. Kentaro se quedó durmiendo en el suelo al lado de la puerta de la sala donde estaban Tsukiya y Souji.

Llegó la mañana y el ruido de la puerta abriéndose despertó a Kentaro que al parecer no le gustó mucho.
Kentaro: ¡¿Qué carajo está pasa…?! (se detuvo y miró hacia la puerta, muy sorprendido)
Souji: Vaya, Señor Hida, no sabía que los Cangrejo tuvieran muy mal despertar… ^^UUU
Kentaro: (rápidamente se levantó y estrujó entre sus brazos a Souji) ¡¡Kakita, estás vivo!! ¡¡BUAJAJA!! ¡¡EH, RATA, VEN A VER ESTO!!
Souji: ¡¡Señor Hida!! ¡¡¿A qué viene eso?!! (Souji sentía que le faltaba aire y Kentaro lo soltó. A su vez, Shion despertó por aquel escándalo)
Shion: Hmmm ¿qué ocurre?
Kentaro: Lo siento, me exalté de más. ¿Cómo vas, estás bien?
Souji: Oh, no es nada. Sí sí, estoy muy bien... sólo tengo la ropa que da lástima. ^^U Pero vaya... Le debo mucho a Tsukiya, estuvo toda la noche al parecer atendiéndome...
Shion: Me alegro de verle señor Souji.
Souji: Gracias Shion. ^^
Kentaro: ¡Oh, la muchacha esa! ¡¿Dónde está?! (mira a todos lados y se dirige dentro de la sala donde ve a Tsukiya sentada aparentemente agotada.) ¡¡Graciaaaaass!! (Acto seguido la abraza aprovechando para acariciar sus posaderas)
Souji dirigió su mirada hacia donde estaba Kentaro.
Souji: ¡¡¿Pero qué son esas confianzas?!! (dijo algo molesto)
Shion: Señor Hida, por favor…
Kentaro: ¡JAJAJA, QUÉ CONTENTO ESTOY!
Tsukiya: Señor Hida…… ¿cómo se encuentra usted de heridas? ñ_____n…
Shion: Es evidente que bien… Demasiado bien, duh.
Kentaro: A tu lado nena, estoy hecho un toro.
Pronto vio aparecer fuego en las manos de Tsukiya que le lanzó llevándoselo por los aires y acabar en el suelo.
Tsukiya: ¡¡¡Qué atrevido eres!!! ¡No cuentes con que yo te cure!
Kentaro: Ay… (se frota la cara). No seas mala conmigo.
Shion: Señor Hida, por favor… Contrólese.
Kentaro: JAJAJA, QUÉ BIEN QUÉ BIEN.
Souji: A pesar de todo sigue teniendo mucha energía. ^^UU
Tsukiya: No te mato porque ayudaste a que Souji no cayera, pero no te acostumbres.
Kentaro empezó a dar la nota.
Kentaro: Ay, me duele aquí, cielo. Échame una de esas curas tuyas. Me duele muchooooo. Es insoportable, me quema. ¡AY!
Tsukiya: No me paso toda una noche para luego gastar mis poderes así. ¬__¬+
Souji: Señor Hida, se lo ha bien buscado. ^^UUU
Kentaro: Es más dura que el bicho de la katana. JAJAJAJAJA.
Shion: Desde luego es un tipo enérgico y… curioso.
Kentaro: ¿Y de qué os conocéis, Souji?
Souji se dedicó a atender otras cosas antes.
Souji: Tsukiya, debes estar muy cansada ¿quieres que te traiga algo para comer y beber?
Tsukiya: Oh... no hace falta. ñ___n (ruge su estómago) Miento... sí que me hace falta. ToT
Souji: De acuerdo, ahora te traigo. (se fue, todo quedó en silencio unos momentos hasta que volvió con comida que entregó a Tsukiya y ella contenta empezó a comer. Luego decidió responder a Kentaro) Nos conocimos hace unos años, ella estaba viajando por Rokugán y nuestros caminos se cruzaron.
Kentaro: ¡Qué calladito te lo tenías viejo zorro! (dijo dándole con el codo)
Souji: ¿Callado, el que? ^^UU
Kentaro: Lo de tu novia.
Shion: Hmmm.
Souji: ¡¿No-novia?!
Tsukiya: O_o.
Kentaro: JAJAJA, a mí no me engañas pájaro. (le da una palmada en la espalda)
Souji: Argh... A ver si uno no va a poder tener amistades... ^^UUUUU
Kentaro: Claro, claro. JAJAJA (le guiña el único ojo visible ya que el otro lo tapaba un parche)
Tsukiya: A este Cangrejo le falta un tornillo. O.o
Shion: Oh… tiene una mentalidad compleja.
Souji: Tsukiya no es mi novia. ^^UUU
Kentaro: JAJAJA, lo que tú digas, lo que tú digas.
Tsukiya: No sabe que estás prometido con una por conveniencia de esas ¿no? ._.
Souji: Claro que no lo sabe. ^^UUU En dos días no explico mi vida a cualquiera....
Tsukiya: A ver señor Cangrejo, que muchos samuráis se casan por conveniencias, y a Souji le han prometido con una. U.u
Souji: No es que me guste…
Kentaro: ¿Entonces no es tu novia?
Souji: ¿En qué idioma te lo digo? ^^UUU
Kentaro: (mira a Souji incrédulo y se acerca a Tsukiya) ¡¡Tranquila nena, yo te protegeré de esa gentuza, JAJAJA!!
Tsukiya: U___U……………
Kentaro decidió ponerse serio.
Kentaro: Bueno ¿y ahora qué hacemos?
Tsukiya: Ahora que estamos bien y yo he comido… Deberíamos seguir con la búsqueda de los objetos.
Kentaro: Dijiste que tal vez podrías purificar los objetos de uno en uno. ¿Qué tal si pruebas con la katana?
Tsukiya: Es cierto. Prestádmela y apartaos todos.
Kentaro le dejó la katana y los tres samuráis dejaron espacio a Tsukiya que dejó la katana en el suelo y ella se puso enfrente formulando unas oraciones con su mano extendida sobre la katana. Todos observaban con atención. La katana empezó a flotar y a brillar. Todo parecía ir bien pero de repente una fuerza invisible pareció estallar desde el interior de la katana y echó a Tsukiya al suelo.
Tsukiya: Ayyy…. @__@ Eso ha dolido…
Souji: ¡¡Tsukiya!! (acudió a ella)
Kentaro: ¡Tsukiya ¿qué ha sido eso?! ¡¿Estás bien?!
Tsukiya: @___@ Tiene mucha fuerza oscura… No he podido…
Souji: Además llevas toda la noche sin para de usar tu magia… ^^U
Shion: Sí, debería descansar un poco.
Kentaro: Sí, échate una siesta o algo.
Tsukiya: Pero tenemos que ir en busca del otro objeto ¿no? ñ.n
Kentaro: No te preocupes, yo protegeré este fuerte. JAJAJA.
Tsukiya: Pero muchas vidas ahora pueden estar en peligro.
Souji: ^^U
Kentaro: Duh? Es cierto, no contaba con eso. xD
Shion: Pero exhausta tampoco podrás hacer las cosas como es debido.
Kentaro: Eso, haz caso de la rata, tienes que descansar.
Souji: Si quieres podría llevarte, pero ellos tienen razón.
Tsukiya: ... es que... T^T No sé ni cómo explicar que hay que ir sin que contéis con el factor de que yo descanse. (mira a Souji como indicando que pasa algo que él también conoce.)
Kentaro: ¿Qué ocurre?
Souji: ^^U Vaya... así que es por eso... Entonces habrá que ir. Pero no olvides que tienes que cuidarte.
Tsukiya: No hay problema, jeje. ^^
Shion: Hmm?
Kentaro: ¿De qué habláis, Souji? (se rasca la cabeza)
Souji: La señorita Agasha para ti, tiene sueños premonitorios.
Kentaro: ¿Premoni… qué?
Souji: ^^UUUU
Kentaro: Habla de forma menos complicada, no te entiendo.
Souji: Premonitorios, que enseñan una cosa que pasará en un futuro.
Shion: ¿Y ha visto algo?
Kentaro: Oh, impresionante. ¿Y qué nos depara el futuro a ti y a mi Aga?
Tsukiya: ¿Aga? ñ___n…Mis sueños no suelen ser muy claros... solo hay pequeños flashes y pequeños detalles... con el tiempo uno se acostumbra y hay que ir interpretándolos. A nosotros, estando aquí, poca cosa nos pasará... Sólo se que en una ciudad del sur va a haber mucha sangre... Si el objeto está ahí…
Shion: Entonces ya tenemos objetivo.
Kentaro: ¿Y qué hacemos con la katana? ¿Nos la llevamos?
Souji: Será mejor. ^^UU No pretenderás que se quede aquí.
Shion: Toda suya.
Kentaro: Bien. ¿Sabes qué ciudad al sur puede ser? ¿Llegaste a distinguir algo?
Tsukiya: Es del clan Grulla. Tenemos que ir suroeste.
Souji: Bien, pediré kimonos de recambio porque este ya… ^^
Kentaro: La Grulla… Pues no perdamos tiempo. Yo cargaré con la chica, debe estar cansada. (dicho esto carga a Tsukiya a sus espaldas)
Souji: No se te ocurra aprovecharte de la situación para tocarle.
Tsukiya: En cuanto me recupere del todo te incendiaré de nuevo. ¬¬
Kentaro: JAJA, no te preocupes preciosa, yo te defenderé. (se gira y le guiña el ojo) ¡¡Vamos!! (echa a correr pletórico y con energía) ¡¡Shion, Souji, vamos, corred!!
Shion: Cuánta energía de buena mañana…
Souji: ^^UUU.
Shion y Souji echaron a correr tras Kentaro; Tatsuma, el ninja, les seguía de cerca sin que lo supieran.

Se dirigían todos al suroeste para llegar a la ciudad Grulla. A las pocas horas sin cesar de correr pasaron por otro castillo León; Shiro no Yojin, castillo de la vigilancia (L15). Lo curioso es que tampoco parecía haber nadie.
Kentaro: Uh, otro castillo fantasma…
Tsukiya: Aquí ha debido pasar lo mismo… ¡Rápido corre, la ciudad está más al sur!
Siguieron corriendo con la esperanza de llegar e impedir que el sueño de Tsukiya se hiciera realidad. Finalmente al atardecer llegaron a la ciudad Grulla que recibía el nombre de Kosaten Shiro (CN2), castillo del cruce de caminos. Una importante ciudad en que los Daidoji se encargaban de defender.
Souji: Al fin. ^^UUU Vaya carrera nos hemos pegado.
Shion: Estoy agotado.
Kentaro: Arf… arf… arf… (con la lengua fuera) ¿E… este es tu pueblo… Souji?
Tsukiya: Perdone señor Hida si peso demasiado para usted.
Kentaro: ¿Eh? ¡¡No, por supuesto que no!! JAJAJA, eres como una pluma, nada para el gran Kentaro, JAJAJA. (da dos vueltas corriendo) ¿Ves? Arf arf arf…
Tsukiya: Lástima que no haya una magia que tenga que me haga ser más pesada, jujuju ^^. Eres muy fuerte.
Kentaro: JAJAJAJA.
Cuando recobraron el aliento Souji respondió a Kentaro.
Souji: Esta ciudad es la que mayormente se encarga de defender la familia Daidoji de los Grulla. Si ésta cayera, muchas ciudades Grulla del norte se verían afectadas.
Kentaro: ¿Daido… qué?
Souji: Daidoji. ^^UU
Kentaro: ¿Es aquí donde tuviste la visión, Aga?
Tsukiya: Agasha ñ_n. Sí, es aquí. Pero no es plan ir por ahí diciendo lo que buscamos.
Souji: Cosa que se hará difícil a la hora de buscar.
Kentaro: Comprendo. ¿Con quién deberíamos hablar? ¿Conocéis bien la ciudad?
Shion: ¿Hay alguien de confianza?
Souji: Quizás podría ir a hablar con los Daidoji para que nos proporcionaran lugar para dormir, comida, y ropa limpia para mí. ^^U
A todos les pareció buena idea y se adentraron en la ciudad. Todo aparentaba ser muy normal. Kentaro bajó a Tsukiya de sus espaldas pues ya podía caminar.
Souji: Seguidme, iremos a hablar con los Daidoji.
Dirección al lugar donde residían los Daidoji, todos allí presentes observaban con atención al grupo, no por Souji, pues era Grulla, ni por Tsukiya que era Fénix y simpatizaban con ellos. Sino por el gran Cangrejo que se les presentaba, yendo con la cabeza alta como si de un héroe se tratase y por Shion, pues no tenían muy buena imagen de los hombres rata.
Shion: Me siento observado hmmm.
Kentaro: Nos admiran, Shion, somos héroes. ^^
Shion: Sigh… este hombre…
Finalmente llegaron donde se les presentaba un guardia en la entrada.
Souji: Discúlpenos, señor de la familia Daidoji. Quisiera hablar para pedir hospedaje unos días, pues estamos de viaje.
El guardia les mira.
Guardia: Bueno… A usted y a la señorita Fénix no tengo problema… pero… ¿y ellos dos?
Souji: Van conmigo en mi viaje. Sé que es difícil de creer y algo fuera de lo común. Mientras estemos aquí estaré a cargo de ellos y asumiré todas las responsabilidades. (mira a Kentaro y piensa) “-No rompas ninguna puerta… ù_ú…”
Kentaro sonríe mientras Shion se pone la mano en la cara.
Guardia: Bu-bueno… está bien. Pasen, pasen.
Souji: Te estoy muy agradecido, hermano Grulla. ^^
Shion: Muy agradecido.
Kentaro: ¡¡Gracias compi!! JAJA.
Pasan, el guardia se aparta un poco al pasar Kentaro y Shion, aún así también les hizo una reverencia.
Kentaro: ¿Ves, Shion? Lo que te decía, somos considerados héroes por aquí.
Shion: Más que héroes…
Una vez dentro fueron llevados a una sala.
Sirvienta: Señor Kakita. Venga usted a hablar. Los demás disculpad, pero tendréis que esperar aquí.
Souji: De acuerdo, voy. ^^ “-Los demás a portarse bien.”
Tras irse con la sirvienta y cerrar la puerta, Shion y Kentaro tomaron asiento donde mejor veían y esperaron. Tsukiya se quedó mirando por todos lados.
Tsukiya: Señor Shion… ahora que pienso… ¿Usted conoce sobre las Tierras Sombrías?
Shion: Yo apenas sé de esas tierras.
Kentaro: ¿Tierras Sombrías? (tras escuchar el nombre le subió la adrenalina) ¡¡Sí!! ¡¡Panda de demonios cobardes!! Mi aldea está acostumbrada a lidiar con ellos. ¿Por?
Tsukiya: Hummm Nada... sólo pensaba que el poder que usan los mahos van directamente allí a hacer que su poder aumente cada vez más... Estaba intentando notar la presencia del objeto, pero aquí no está... debe estar en la ciudad o alrededores...
Kentaro: Quizás el jefe sepa algo. A ver qué nos dice Kakita.
Tras decir aquello poco tardó Souji en aparecer en escena y con una sonrisa en su rostro.
Shion: Oh, bienvenido de nuevo.
Kentaro: Jajaja ¿y esa sonrisa, picarón?
Souji: No es nada, sólo conseguí que nos hospedaran aquí a pesar incluso de que haya un nezumi. ^^UU Lo siento Shion, pero vuestra raza sigue sin ser bien vista.
Kentaro se quedó algo molesto por aquello.
Shion: Mis disculpas, aunque no tengo la culpa de haber nacido así.
Kentaro: No tienes porqué pedir perdón, ratita.
Souji fue a Shion y le entregó un pequeño objeto color azul cielo, un colgante con los colores Grulla.
Souji: Tenga, Shion, me han dado esto para usted, ya que vas conmigo. Para que lo lleves y puedas caminar tranquilo en tierras Grullas sin que sospechen de ti los humanos ni te ataquen.
Shion: Oh, muy agradecido, es todo un detalle. (se levanta y coge el objeto, seguidamente hace una reverencia)
Souji: No es nada. ^^ Bueno ¿qué queréis hacer? Somos libres de ir por aquí.
Kentaro: Souji ¿tenéis baños? Me gustaría tener un poco de relajación.
Souji: Sí.
Kentaro: Genial. ¿Mixtos?
Souji: No. ^^UUUUUU
Kentaro: ¿Por dónde caen?
Souji: Sígueme. ^^U. Miedo me da que andes preguntando por ahí dónde están los baños. ¿Viene usted también, Shion?
Shion: Oh, pos supuesto.
Kentaro: ¿Vienes, Tsukiya? (esa pregunta chocó tanto a Souji como a Shion).
Tsukiya: Oh, por favor, no puedo ir yo también al baño de hombres. ^^
Kentaro: Entonces voy contigo al de mujeres para protegerte de los peligros, jajaja.
Tsukiya: El único peligro que va a haber es la bola de fuego que te lance. ^^
Kentaro: Ugh… vamos Souji. Qué miedo da cuando mira así. xD
Shion: ……
Souji: ^^UUU. Sí… Quítate de la cabeza a mi amiga Tsukiya.
Kentaro: Jajaja, al final caerá, ya verás.
Fueron a los baños. Teniendo en cuenta que hace unos días se vieron involucrados en un asunto muy importante, a pesar de que Souji saliera mal parado y descubrir que tienen en su poder un objeto maho y que hay más por todo Rokugán, se mostraban muy tranquilos disfrutando del momento.

Los baños de hombres y mujeres estaban uno al lado del otro separados por una gran pared. Kentaro fue corriendo y se tiró dentro del agua. Antes de que Souji y Shion entraran, podían ver a Kentaro buscando algo por la pared que les separaba del baño de las mujeres.
Souji: … Señor Hida… ¿Qué hace? ^^U
Kentaro: Bañarme. Déjame que estoy recopilando información.
Shion: Es evidente…
Souji: Se supone que venía a relajarse… no a alterarse con las vecinas…
Kentaro seguía con sus cosas buscando sin éxito quejándose y mencionando a Souji que los Grulla no eran muy inteligentes en ese sentido.
Souji: “-Esto no es serio, señor… Me ha tocado de compañero un Cangrejo que sólo piensa en mujeres… -___-UU”
Kentaro sin escrúpulo alguno se dispuso a escalar la pared y tras serle algo difícil finalmente lo consiguió pudiendo ver lo que había al otro lado.
Tsukiya: Anda, señor Hida. Era de imaginar que usted haría algo así. ^^ (se encontró con Tsukiya, aún vestida)
Kentaro: … duh? Tsukiya ¿tú por aquí? ¿Estás bien? Es por seguridad ¿sabes? Es que faltaba el agujero de seguridad y yo… ¿Quién diseñó esto?
Tsukiya: Claro que estoy bien ^^ Mi pregunta es si usted está seguro ahí arriba ¿sabría que podría caerse?
Kentaro: Nada, no te preocupes por mí. Soy un samurai experimentado. Pero báñate mujer, no seas tímida. Yo vigilaré que no vengan enemigos.
Tsukiya: Oh, por supuesto. ^^. ¡¡¡¡Pero vigila en tu zona pedazo de CERDO!!!! (le lanzó un objeto y Kentaro cayó de espaldas a los baños moviendo todo el agua que había)
Souji: …Tiene mucho carácter... Hida... te estás buscando la muerte tú solo. ^^UUUUUU
Shion: Acabará muerto señor Hida.
Kentaro: Uy uy, qué caída. JAJAJAJA.
Y sin hacer caso de ellos dos, siguió buscando un modo de espiar el baño de las mujeres.
Souji: Le dejo solo, señor Hida. Yo ya he tenido bastante por hoy. ^^UU (sale del baño)
Kentaro: ¡Ah, Souji! ¡Hasta luego! Shion ¿tú te quedas a ver el espectáculo?
Shion: Una retirada a tiempo siempre es una victoria. (también se va)
Kentaro: … Qué poca sangre tienen estos tipos.
Se quedó sólo en aquellos baños y sin cesar de hacer el burro. Consiguió trepar esta vez con mejor resultado. Viendo a Tsukiya de espaldas en el baño mientras tatareaba una canción.

Mientras Souji y Shion paseaban mirando las estrellas.
Souji: Qué bonitas estrellas. Me gustaría saber interpretarlas para saber cuánto tiempo de vida le queda a Kentaro. ^^
Shion: Mi apuesta son dos minutos más.

Tsukiya decidió salir de los baños, momento en que Kentaro pudo verle parte de su cuerpo aunque de espaldas. Se bajó muy emocionado y salió triunfante. En la salida le esperaba Tsukiya sonriendo.
Kentaro: ¿Ves? Teniéndome a mí de vigilante no hay nada que temer.
Tsukiya: ¿Te apetece dar un paseo bajo este cielo estrellado? ^^
Kentaro aceptó contento y sin parar de enseñar músculos y mencionar cuan fuerte y honorable era.
A lo lejos pudieron verles Shion y Souji.
Souji: ¿Qué hacen ambos paseando?
Shion: Hmmm… Le doy un minuto de vida.
Tsukiya: Señor Hida, quería darle las gracias ya que gracias a ti por llevarme hasta aquí he podido recuperar sin problema todas mis fuerzas. ^^
Kentaro: ¡JAJA, no es nada! Por ti lo que sea. ^^
Tsukiya: Eso me contenta… porque te debía una… ¿recuerda? ^^
Antes de que Kentaro reaccionara, Tsukiya le miró amenazante lanzándole una bola de fuego que lo arrojó por los aires.
Tsukiya: ¡¡¡CERDO!!!
Souji: Este Hida… morirá antes por Tsukiya que por cualquier Maho… u_u.
Shion: Era de esperar… *sigh
Kentaro: Aaaaaaaaaah… ¡Ha valido la penaaaaaaaaaaa! (acabó estampado contra un árbol del patio de aquella casa familiar.)
Tsukiya: ¡¡Souji!! T^T (dijo al verles y fue con ellos)
Souji: Tsukiya ¿qué ha estado haciendo ese rudo Cangrejo?
Tsukiya: Le di su merecido esta mañana aunque en los baños me sentí observada. x_x
Shion: (murmulla) Con razón…
Souji: ¿Sabías que si quisiera podría avisar de eso al señor para que ejecuten al cangrejo? ^^UUU
Tsukiya: Lo sé de sobra... pero aprovéchate de su fuerza para acabar con la misión, anda. ^^ Yo le daré su merecido al masoca este… Pero si tratamos con las tierras Sombrías y maho, él nos vendría bien.
Souji: Entiendo. ^^U. Sólo espero que no se sobrepase.
Tsukiya: Pues nada, me voy a dormir. ^^

Tras las buenas noches nuestra shugenja se marchó a su cuarto aunque tan pronto Kentaro supo de ello quiso ir tras ella.
Souji: Señor Hida, su cuarto se halla en dirección contraria. ¬¬U
Kentaro: No puedo dejar a Aga sola, hay que protegerla. Si vienen enemigos…
Shion: Tenemos que descansar, mañana será un día muy duro… (coge a Kentaro del pescuezo y lo arrastra a su cuarto correspondiente)
Kentaro: Auu Shioon, déjameeee… ¿qué estás haciendo?
Souji: Es sorprendente que sigas vivo y te dejen vivir… ^^U.
Una vez en el cuarto, Kentaro se dispuso a dormir sin problema. Shion y Souji se quedaron vigilando un rato pero finalmente también durmieron.


Todo parecía irles muy bien desde que dieron con Tsukiya Agasha. Pero… ¿qué les depararía el futuro? Con más objetos maléficos repartidos por Rokugán con el riesgo de que todo deje de existir y con la visión de Tsukiya con esa ciudad en peligro.

Todos sus sentidos debían estar más alerta que nunca.

4 comentarios:

Chiisa Yanagi dijo...

No veas como canta el rojo xD......

Si, se acaba el mundo pero aún así han de haber risas por medio, sobretodo en el mundo de Kentaro, jaja.

Marcos dijo...

Al fin entra "su kiya agachá" en escena xDDDD Me ha gustado el capitulo ^^

Kizoku Nozomi dijo...

Me gusta la frialdad de Tsukiya, le digo que puede ejecutarlo y dice de usar al Cangrejo xD
Supongo que también dijiste eso por no ejecutarlo de verdad por ser el pj de Fliktor.
Aunque más tarde acaba comportándose.

Hugo dijo...

El personaje de Tsukiya entra fuerte. Me gusta. Hay que tener mucho ojo con Kentaro, tocamujeres y rompepuertas. Vaya, pobre rata, las penurias qe debe pasar su raza... Desde luego, la escena de los baños es puro anime. Está muy bien.

Publicar un comentario