Déjanos un comentario
sábado, 17 de abril de 2010 | By: Kizoku Nozomi

2º - A por la Katana Maléfica


Un saludo a todos, aquí os dejo con la continuación.
El próximo episodio vendrá muy seguido de éste, en otra entrada por supuesto.


En el episodio anterior:
Kentaro y Souji se conocieron en un pueblo León buscando información sobre la desaparición de samuráis. Tras saber unos datos y hacerse de noche, entró un hombre en la posada que fue seguido por Shion y conoció a los 2 samuráis. Hablaron, todos venían a por la misma causa y decidieron hablar con el hombre encapuchado que resultó ser el sobrino del jefe de la aldea, bushi del clan León, y deseaba conseguir el arma que corrompía a su tío para así deshacerse de ella. Ellos tres decidieron ayudarle y quedaron en verse en el fuerte de los leones esa misma noche para hacerse con esa katana maléfica creada por mahotsukais.


La Aventura: A por la katana maléfica

Los dos samuráis y el nezumi se hallaban en el cuarto de la posada donde conversaron con Koji Akodo y quedaron en ir a por la katana que tenía su tío. Finalmente ya estaban preparados.
Souji: Vayamos ya antes de que sea tarde.
Kentaro: ¡¡Go go go!!
Salieron de la posada despidiéndose del posadero que estaba en sus quehaceres.
Souji “-¿Habrá escuchado sobre la puerta?... ^^UUUU”
Al salir del pueblo se dirigieron al este todo recto donde a la media hora, gracias a la luz de la luna y las antorchas de allí, divisaron el fuerte.
Kentaro: Koji dijo algo de la puerta de atrás si no recuerdo mal, que estaría abierta.
Souji: De atrás no, señor Hida… Era en el lateral derecho… ^^U
Kentaro: BUAJAJA, cierto, cierto.
Souji: No alce la voz si no nos descubrirán. ^^UU
Kentaro: Ups.
Souji: Dirijámonos al lateral derecho, pero a una distancia considerable, no nos acerquemos al fuerte.
Kentaro: De acuerdo.
Shion: Vale.
Los tres vieron que por el lateral derecho no había ningún tipo de vigilancia arriba en el fuerte. Fueron allí y una vez tocando la pared, no vieron nada, sólo pared.
Kentaro: …… Me parece que no nos quedará otra que trepar. Eso o buscar otra entrada con enemigo probablemente.
Souji: ¿Usted cree? ^^U No creo que el León nos haya mentido así como así... quizás o esté muy escondida o sea secreta... Investiguemos por aquí, señor Hida. (le mencionó mientras Kentaro dejó suelto a su búho para que se cazara su comida.)
Shion: Duh? (sin hacer nada)
Mientras investigaban esa pared, palpando, Kentaro consiguió averiguar la puerta escondida la cual se abría moviendo una pequeña piedra.
Kentaro: Oye Souji, aquí parece que hay algo, mira.
Souji fue a su vera.
Kentaro: Una especie de puerta oculta. A esto se debería referir.
Souji: Entonces ésta es la puerta que mencionaba. Entremos.
Al entrar, todo estaba tranquilo y no vieron a nadie a primera vista.
Souji: Cuando ese León dijo que los despistaría, no pensé que sería hasta este punto…
Kentaro: Cualquiera diría que nos tendieron una trampa… Seamos cautelosos y busquemos la torre. Vayamos por los caminos más oscuros, así seremos más changos de detectar.
Souji: Sí… Tenemos que descubrir un modo para saber dónde está la torre.
Kentaro: Sigamos adelante, no puede estar muy lejos. Deberíamos buscar un sitio alto… así tendríamos mejor visión.
Enfrente de ellos estaba el patio del fuerte donde se podía ver cualquier persona si caminaba por allí. Luego dos pasillos a sus lados cubiertos por un techo.
Souji: ¿Derecha o izquierda? ^^U
Kentaro: Voto por la izquierda.
Caminaron sigilosamente por el pasillo izquierdo que rodeaba el fuerte y al poco vieron a lo lejos la entrada principal donde había un guardia que no se percató de su presencia.
Al ver que por allí no debían continuar, volvieron por sus pasos yendo al pasillo derecho donde al llegar al final vieron una puerta. Girando la cabeza hacia el patio vieron con mayor claridad que en el centro, lo que parecía ser una pared, ahora era un gran muro que subía arriba. A diez metros de ellos, al otro lado, había unas escaleras que subían a otro lado.
Souji: … ¿Qué hacemos?
Kentaro: Subamos las escaleras, parece más seguro.
Cuando estaban a punto de subir las escaleras, vieron aquel gran muro y vieron que en realidad era una gran torre.
Souji: Mire señor Hida… ¿Será esa la torre principal?
Kentaro: Sí, es lo más parecido que he visto a una torre desde que llegamos. Pero debemos encontrar una entrada.
Souji: ¿Estará la entrada en la misma torre aquí abajo?
Miraron arriba, la torre era bastante alta. Casi no se apreciaba pero lograron ver dos pequeños puentecitos que unían esa torre con dos más pequeñas halladas detrás de ellos.
Kentaro: Tal vez sería mejor idea ir por las dos torres más pequeñas y colarnos en la principal. Ya sé que el muchacho parecía de fiar, pero una entrada discreta sería mejor idea.
Souji: ¿Eso significa ir por separado?
Kentaro: No. Quiero decir, acceder a la torre principal por alguna de las dos torres más pequeñas.
Souji: Como por ejemplo subir por estas escaleras… ^^U
Kentaro: Vamos por arriba, no por la entrada principal de la torre. Sí.

A media que subían esas escaleras de la torre pequeña derecha del fuerte, escuchaban dos voces.
Souji: (cuchicheo) Detente señor Hida…
Kentaro: (cuchicheo) Vaya… Parece que hay alguien… Voy a asomarme a ver.
Souji: (cuchicheo) Lleva cuidado.
Kentaro subió con sigilo hasta dar con un pequeño cuarto en la torre donde dos samuráis León estaban jugando, en su guardia, al Go.
Volvió con Souji y Shion.
Kentaro: (cuchicheo) Son dos, están jugando al go. Podemos pillarlos desprevenidos con mi arco y mangarles los uniformes, para Shion y para mí ¿qué decís? xD
Souji: (cuchicheo) Para lo poco que nos queda... deja estar los uniformes ¿queréis? Shion no colaría como León tampoco... ^^U
Shion: Duh?
Kentaro: (cuchicheo) En todo caso están impidiéndonos el paso, digo que acabemos con ellos por sorpresa.
Souji: (cuchicheo) Como desees... si no hay otro camino... prepararé el arco también.
Kentaro: (cuchicheo) Tú ve al de la izquierda, y yo al de la derecha. Shion, tú vigila.
Shion: (cuchicheo) Descuida. ^^
Subieron arriba con cuidado de no ser vistos. Tensaron los arcos, iban a disparar los dos a la vez. Una vez tenían su objetivo en la mira, dispararon. Kentaro logró derribar a su hombre con una flecha, pero el hombre de Souji sólo fue alcanzado a su brazo.
Empezó a gritar de dolor, pero ambos samuráis no dudaron en lanzarle otra flecha y hacerle callar para siempre.
Souji: ……
Kentaro: Esperemos un poco, no sea que con el grito de ese hayan alertado a más.
Souji: Quién le mandaría estornudar justo cuando disparé… (xD)
Pasaron cinco minutos y no pasó nada.
Kentaro: Vale, registremos los cuerpos de ellos. Sé que no es lo más honorable, pero pueden tener algo importante.
Souji: Yo no soy de toquetear cuerpos muertos. ^^UUU
Kentaro: No te preocupes, Shion y yo lo haremos, jajajaja.
Ambos registraron sus cuerpos sin encontrar nada de valor.
¿?: ¡¿Quién anda ahí?!
Kentaro: Demonios.
Souji: …… ^^UUU
Vieron asomarse por el otro lado del cuarto a un joven samurai León que portaba en la mano un libro abierto, señal de que estaba leyendo antes de que el alboroto lo alarmara.
Souji: Como me deis un motivo para mataros, no dudaré en hacerlo. (decía apuntándole con el arco).
El joven empezó a temblar sin articular palabra.
Souji “-Pensaba matarle sin escrúpulos por haber fallado con el de antes. Pero verle así…”
De repente Kentaro fue alcanzado por una flecha que venía desde otra parte fuera del cuarto.
Souji: ¡¡Señor Hida!! (lanzó la flecha en el brazo del chico, haciéndole caer)
Kentaro: ¡Mata a ese, Souji!
Souji se dirigió hacia Kentaro sin vacilar preparándose para dar a la persona que le dio. Vieron desde el puente, correr hacia ellos a tres samuráis León. Prepararon sus espadas y fueron al ataque.
Kentaro alcanzó a uno y herirle aunque seguía en pie. Shion le siguió y desenvainó su katana. El samurai del arco le disparó y le alcanzó su pierna izquierda. Souji no dudó en atacar al arquero al igual que Shion. A pesar que el arquero lo vio venir e intentó esquivar, Souji le alcanzó en el brazo dejándolo inutilizado. El samurai que quedó libre fue directo a Souji y logró darle pero no fue nada.
Shion alcanzó con éxito al arquero acabándolo de dejar en el suelo.
Kentaro por otro lado, con su gran fuerza de cangrejo, asestó cual bestia al samurai el cual dejó de respirar en el suelo.
Souji se dirigió hacia el samurai que le dio antes, iba directo a su cuello pero el samurai le vio venir y se tiró hacia atrás; sin embargo el samurai no controló distancias, se chocó con el costado del puente, Souji le hizo una pequeña herida en el torso y el samurai cayó puente abajo.
Ya no había nadie más allí arriba.
Souji: …… He matado ese hombre haciéndolo caer puente abajo… ¡Ahora verán un cuerpo hecho tortilla allí abajo! Va a venir todo el mundo… ^^UU
Kentaro: ¡Rápido, a la torre!
Shion: Esto se complica…
Kentaro: Se acabó la discreción, corramos y cojamos esa katana.

Fueron corriendo hacia la torre principal llegando a una puerta cerrada que Kentaro, sin molestarse en ver si se podía abrir, la echó abajo.
Souji: Otra vez rompiendo puertas… ^^U Que no ganamos para puertas…
Shion: Ah… Suerte que no es de la posada y no hay que pagarlas.
Souji: La posada… Le prometí hacerme responsable yo si pasaba algo. ^^UUU
Entraron al cuarto, era amplio con una mesa con libros y papeles extendidos en ella y silla, estantería llena de libros, chimenea… y una puerta al final del cuarto.
Shion investigaba la chimenea, algo le decía que había algo raro, pero sin dar con nada. Souji miraba los libros que allí había, de leyendas, poemas, historia… pero al no ver nada interesante se dirigió a la mesa donde finalmente le llamó la atención un libro que parecía ser un diario.
Souji: ¿Un diario? (lo coge y lo revisa)
Kentaro: ¿No sería mejor que fuésemos directamente por esa puerta a buscar al viejo? Pueden venir en cualquier momento.
Souji vio que el diario pertenecía a Taro Akodo, el tío de Koji.
Souji: Aguarde señor Hida… Mirad.
Shion: ¿Oh?
Souji: Parece ser el diario de Taro Akodo… (por el principio del diario no leyó nada interesante, mostraba sus quehaceres diarios y pequeñas anécdotas. Llamó la atención que por esos textos se viera una persona agradable. Al llegar al final vio que mencionaba que cayó un objeto en sus manos.)
Kentaro: ¿Qué dice el objeto Kakita?
Souji leyó en voz alta.
[-Hace unos días que encuentro el comportamiento de mi sobrino muy extraño. No sé a qué se deberá... ¿tendrá que ver con las desapariciones que han empezado a haber?
-Mi sobrino le ha dado por ir con capucha fuera del fuerte... se debe creer que no lo sé... lleva días así...
-Una de esas noches entré en su cuarto, sé que no debí hacerlo... pero allí estaba... un extraño objeto que brillaba... era una katana... nunca antes la había visto...
-Desde que tengo esta katana, no me encuentro muy bien, pero no quiero que mi sobrino se haga con ella y por eso me he encerrado aquí aunque no sé porqué sigue desapareciendo gente...]

Souji: …… ¿Qué significa esto?
Kentaro: ¡¿Pero qué?! ¿Nos estuvo engañando todo el tiempo?
Shion: Vaya, vaya.
Souji: O eso, o Taro también nos miente en su versión.
Kentaro: ¿Pero por qué iba a mentir su diario?
Shion: Quizás supiese que tarde o temprano alguien vendría a buscar respuestas…
Kentaro: Demasiado sofisticado para ser una trampa. ¿Cómo intuir que lo íbamos a leer si ni sabía en teoría de nuestra existencia?
Souji: Teniendo en cuenta que mucha gente le busca… En el pueblo unos estaban en su contra y decían cuan bueno era el sobrino… El diario es al revés… Quizás no era por nosotros… sino para el resto de la gente.
Shion: Quizás todos estén corrompidos.
Kentaro: ¡Vayamos al cuarto que nos queda! ¡Saquemos respuestas! ¡Creo que con una espada en la garganta, será sincero!
Souji: Vaya manera de solucionar las cosas. ^^U
Kentaro: Quizás… Pero hace tiempo que esto dejó de tener sentido para mí. Hemos llegado lejos, ahora quiero averiguar la verdad.
Souji: Bueno, abramos esa puerta.
Shion: Con calma, pero alerta.
Kentaro abrió la puerta, al hacerlo, pudieron ver a un hombre durmiendo, o eso aparentaba ya que hacía rato se dio cuenta de su presencia y se levantó rápidamente. Vieron cómo, desde el otro lado del cuarto, una katana voló hacia las manos de Taro y éste la desenvainó. La katana aparentaba muy normal pero su filo reflejaba una luz púrpura.
Souji: ¡¡¡!!! ¡La katana!
Kentaro: Suelta la espada anciano. No venimos a matarte, sólo a hablar. Nadie tiene porqué salir herido esta noche.
Shion: Por favor…
Taro: Que oportuno que alguien venga a hablar conmigo con una espada entre sus manos y dos compañeros apuntándome con el arco... Esta espada no habría venido a mí si no fuera por malas intenciones.
Kentaro: Es por precaución. Tu sobrino nos contó unas cosas. Ahora queremos oír tu versión de los hechos.
Taro: ¡¿Mi sobrino?!
Kentaro: Si no eres enemigo, suelta la katana y no te haremos daño. Estás en inferioridad numérica, y podrías alertar a la guardia, pero antes te rebanaría el cuello. Dialoguemos, primero suelta esa espada.
Shion: Quizás deberíamos hacerlo todos hmmmmm.
Taro: ¡¿Qué demonios… Un Cangrejo… Una Grulla?! ¡¿Y un… nezumi…?!
Kentaro: Entonces yo soltaré la mía. Ya ves que mis compañeros no tienen mala voluntad.
Shion: Oh, vamos… (Shion y Souji bajaron el arco)
Souji: Señor Taro Akodo ^^U Perdone al rudo Hida del Cangrejo. Pero teniendo en cuenta lo que nos han contado y lo que pasa... debe entendernos.
Shion: Es un asunto bastante espinoso, hmmmm.
Kentaro: ¿Y bien?
Taro: ...... Está bien... si decíais que habéis hablado con mi sobrino.... no es de fiar pero cederé... no todos los días un grulla pisa estas tierras.
Souji: ^^U Gracias por escucharnos.
Kentaro: Shion, vigila la retaguardia. Quien sabe, quizás el sobrino sea el malvado y lo tenga todo planeado.
Shion: Sin problema señor Hida. (Shion se quedó al otro lado de la puerta manteniendo sus sentidos en alerta.)
Kentaro: Lánzala despacio hasta aquí, anciano. Con los pies. No hagas movimientos bruscos. Esa katana puede volar por sí misma. No quiero sobresaltos luego.
Taro: ¿Qué fue lo que os dijo él? La katana se queda conmigo, no confío en vosotros del todo... Tres personas solas pasando el fuerte y la guardia...
Kentaro: Está bien, hablemos antes, pero no hagas movimientos bruscos. Souji, a ti se te da mejor hablar. (xD)
Souji: Señor Hida, confiesa, quien antes haría movimientos bruscos es usted. ^^UU
Kentaro: ¡Pero esa katana vuela! Que la haya soltado de sus manos no es garantía de que no pueda atacarnos.
Taro: Sólo vuela hacia quien la porte cuando “huele” el peligro…
Shion: Hmmm… interesante habilidad la de esa katana.
Souji: Señor Hida, recuerde que está impregnada de maho…
Taro: ¡¡¡¿¿¿Sabéis sobre ello???!!!
Kentaro: …algo sabemos…
Souji: Empezaré yo a hablar. (cogió aire) Esta misma noche vuestro sobrino vino al pueblo que tenéis a media hora de camino. Habiendo visto que el pueblo despreciaba a los samuráis, nos pareció curioso ver a alguien como él. Tras presentarnos, nos contó que su tío, usted, se corrompió a causa de la katana que porta en estos momentos. Y que es por usted que está sucediendo todas estas desapariciones. Pero justo antes de entrar aquí, sinceramente y perdóneme si no debí hacerlo, leí vuestro diario en el que todo lo que nos dijo vuestro sobrino no se reflejaba.
Kentaro: Eso eso.
Taro: ¡¡¿¿Que mi sobrino qué??!!
Kentaro: ¡Explícate viejo, qué está pasando!
Shion: Cuéntenos su versión.
Souji: Además, a pesar de ser familiares, me pareció de muy frío corazón que dijera que le quitásemos el arma, pero que si no había otro modo que quitándole la vida, que así fuera.
Taro: Dichoso crío... Pero antes de esto… ¿Qué hacíais vosotros por estas tierras?... siendo tan diferentes unos de otros...
Souji: Vinimos cada uno por separado de expedición para saber qué ocurría con las desapariciones, y aquí hemos llegado.
Shion: Verá… Los diversos rumores de las desapariciones han llegado a tierras lejanas… es difícil intentar no averiguar algo.
Kentaro: Sí, por lo visto Rokugan está al tanto. ¡Vinimos aquí para ayudar! Ahora ¿puede contarnos su versión?
Taro: Entonces es mucho peor de lo que imaginaba... Veréis... Yo me retiré de batalla hace un tiempo... ya estoy viejo pero sigo mandando por estas tierras. Mi sobrino aparentemente es muy agradable... pero en confianza su corazón no es tan blanco... Quise mostrarle el buen camino pero nunca me hace caso... Un día en un entrenamiento en el fuerte, él pudo con todos como si nada... a todos nos extrañó que sacara esa fuerza tan de repente... y hacía "excursiones" curiosas por las noches... pensando que nadie se daba cuenta. Pude obtener esta katana de él, y desde entonces no he salido de aquí y tampoco dejo que venga nadie, ni siquiera mi sobrino que ha estado en contra mía...
Kentaro: ¿La katana se la dio su sobrino? Ahora sí que no entiendo nada.
Taro: No, la cogí yo de noche mientras él no estaba.
Kentaro: ¿La llevaba él? A lo mejor la llevaba cuando mostraba tanta fuerza, tal vez el objeto mágico le diera esa fuerza.
Souji: Está diciendo que su sobrino tenía esa katana desde un principio, y al ver que se comportaba más raro que antes, decidió investigar sobre ello.
Taro: Exacto... Lo peor de todo es que mucha gente anda desapareciendo... temo que pueda ser por mi sobrino o por este objeto... y no sé qué hacer...
Kentaro: ¿Qué tiene de especial ese objeto? Tú la desenvainaste ¿sentiste alguna sensación extraña?
Taro: Como un extraño poder correr dentro del arma... casi como si tuviera vida propia... Si es cierto lo que decís... no me extrañaría que mi sobrino contactara con mahotsukais... oh dios... cómo ha podido pasar esto...
Souji: Su sobrino mencionó que sabía cómo deshacerse de la katana... llevándola a los mahos que la hicieron...
Shion: Quizá más que destruirla sea…
Souji: Sea… ¿?
Kentaro: Que quiera recuperarla.
Shion: Había pensado que quizá fuese posible incluso hacerla más terrorífica…
Kentaro: Llegados a este punto ya no confío en nadie. Viejo, entréguenos esa espada, nosotros nos desharemos de ella y por lo tanto de sus problemas. (guarda la zanbatou) Confíe en nosotros.
El pobre viejo cerró los ojos aguantándose lágrimas de dolor por lo sucedido con su sobrino y el resto de la gente inocente.
Kentaro: Anciano, no llore. Lo más probable es que su sobrino haya sido poseído por el poder maléfico de la espada.
Taro: Por… por favor… No permitáis que eso caiga en malas manos… Mantenerla muy bien guardada hasta que sepáis cómo destruirla.
Kentaro cogió la espada y el viejo se quedó en el suelo de rodillas poniéndose una mano en la cabeza.
Kentaro: Viejo, te has ganado mi confianza. Tranquilo, nos ocuparemos de ella. Larguémonos de aquí.
Shion: Hmm ¿estará bien dejarle así? Ten por seguro que ahora tendremos muchos más hombres siguiéndonos.
Kentaro: Opto por tirarla al fondo del océano y no se hable más.
Souji: Señor Akodo... Iremos tras su sobrino, nos debe unas disculpas por mentirnos, y si no llega a ser por el diario, le habríamos matado... No quisiera luchar contra él pero ¿si nos vemos obligados y no cambia de parecer? Señor Hida, no es una opción el océano ^^U.
Taro: Me gustaría mucho que no mataseis a mi sobrino... si hay una forma de no matarle... aunque no sea el mejor chico... es mi sobrino... pero el hecho de que haya hecho algo así... no será perdonado fácilmente por el resto de la gente... seguramente si acabase bien esta situación... le harían hacer el seppuku.
Souji: Eso sí que es tener corazón… no como el sobrino (recordando que él no dudó en decir que lo mataran)
Kentaro: Yo voto por deshacernos de ella para siempre lo primero. La pregunta es cómo.
Souji: ¿Buscando Mahotsukais? ^^UUU
Shion: Sería un comienzo…

6 comentarios:

Marcos dijo...

shion parece que vaya siempre empanada xD menos cuando se mete en situación abe

vaya telita con el sobrinito :O

Kizoku Nozomi dijo...

Shion... xD
Te ha pasado como le pasó a Kayh, como es Karura quien maneja a Shion, se creyeron que era fem
Pero su personaje es totalmente masculino. Un rátido muy macho.

Sí, Shion parece alguien muy en su mundo, pero en verdad se da cuenta de todo lo que pasa, sólo que es alguien discreto y muy pacifista.
Como personaje de rol le cogí bastante aprecio a pesar de ser grulla, jajaja.
Siempre está haciendo "hmmm" creo que se nos pegó.

Chiisa Yanagi dijo...

Acabo de ver que no te comenté aquí. xD

Lo que dices de Shion, sobretodo a ti y a mí se nos ha pegado el hmmm, Fliktor no es de decirlo. xD
En realidad, de Karura se nos ha pegado bastantes cosas, al menos a mí sí. *O* Es que es todo amor!!!

este capi no me llama mucho, pero fue una parte que al jugarlo con otros amigos, (siendo yo masta)había un León en la party y no tuvo mejor idea que asaltar a su propia gente. xDDDD
Pero se ve que los compis no se llevaban muy bien y al final dejamos la partida :/
Ellos se lo perdieron.

Hugo dijo...

Qué cosas, si no fuera porque un Grulla pisaba tierras León (con Cangrejo y Nezumi), Taro no habría hablado tan fácilmente.
Este episodio acaba muy repentino; se le queda a uno las ganas de seguir.

Jose Luis Fuentes Montijano dijo...

Interesante giro de los acontecimientos. ME daba la sensación a mi de que la versión del sobrino no era solida y algo así me esperaba. Menos mal que encontrasteis el diario.

Kizoku Nozomi dijo...

Jaja, sí. Si no llegamos a encontrar el diario quién sabe lo que hubiera podido suceder. xD

Publicar un comentario