Déjanos un comentario
domingo, 30 de enero de 2011 | By: Kizoku Nozomi

11º - Importante Decisión tras el Entrenamiento


Ya tengo el 11. ^^
Estoy inspirado, jajaja. Aunque aquí también he tenido que cortar parte de la partida; ya que puse trozo de la anterior...
En este capítulo, cierto es que me he comido dos grandes partes, una que no veía necesaria y otra para no verse de nuevo a Kentaro luchar en lo mismo. Lo he resumido, no os alertéis.

Disfrutad de este episodio también. Ando lo suficiente inspirado que puede que veais más pronto de lo que pensais, el 12, jajaja. (Chiisa, tienes faena)
Por cierto, la imágen que puse es para que no se viera tan seguido entre un corte y otro. Cuando lo veáis, lo entenderéis.


En el episodio anterior:
Kentaro obtuvo al fin una respuesta a la nota que envió. Al siguiente día los 3 fueron al dojo para ser amaestrados por Miko logrando Kentaro aprender la técnica tras su arduo trabajo. Tras dejar el dojo, ellos 3 decidieron entrenar un rato hasta que quisieron ver a Tsukiya, la cual no vieron hasta que salieron de los baños. Charlaron y pasearon un rato pero de pronto se manifestó una luz en Tsukiya y acto seguido salió desde bajo tierra un demonio de 3 metros como los que acompañaban a Akiko.


La Aventura: Importante Decisión tras el Entrenamiento


Souji: ¡¡Qué demonios!!
Shion: ¡¡¡!!!
Todos se prepararon para el combate sin dudarlo un segundo más. Kentaro se puso delante de Tsukiya que poco a poco se iba poniendo la mano en el lugar de la luz indicando que le dolía mucho. El demonio iba directo a ella pero acabó dando a Kentaro. Gracias a Souji, que hirió al oni en la pierna, impidió que le diera fuerte. Shion corrió veloz y también le asestó un buen golpe.
Miko: ¡Por todos los kamis! ¡¡Hida!! ¡Cuando uses la técnica de proteger no te quedes quieto! ¡¡Puedes proteger y atacar!! ¡¿Qué se supone que enseño yo?! (dijo Miko apareciendo de pronto en escena) Se va a enterar… No sé de dónde ha salido… Pero de ahí no pasará…
Souji: ¡¿Miko Shiba?!
Kentaro: ¡Miko! ¡Justo a tiempo, jefa!
Miko: ¡¡MUEREEEE!! (atacó consiguiendo herirle favorablemente una pierna)
Kentaro siguió el consejo de la yojimbo y le asestó un buen golpe. El oni, que estaba como obcecado por la shugenja, fue de nuevo tras ella. Kentaro le detuvo con éxito.
Tsukiya: Ke-Kentaro…
Mientras, Souji quería derribar al demonio alcanzando sus piernas.
Kentaro: ¡Tsukiya! ¡Mantente detrás de mí! ¡No te esfuerces más de la cuenta!
Tsukiya: Me-Me cuesta… respirar… Es-Esto… duele mucho…
Kentaro se giró para ayudarla al mismo tiempo que asomaron 2 shugenja Isawa para combatir también al oni.
Miko: ¡¡Mierda!! Tsukiya ¡aguanta!
Kentaro, que vio cómo Tsukiya no dejaba de ‘tapar’ aquella luz, puso su mano notando tanta fuerza que le obligó a retirarla ya que también le quemaba.
Kentaro: ¡¡Mierda!! ¡¿Cómo es posible?!
Vio cómo el tatuaje de Tsukiya, que parecía un dragón para unos, un fénix para otros, estaba brillando con fuerza y alrededor de él su cuerpo se estaba ennegreciendo.
Souji: ¡¡Tsukiya!! ¡La mancha!
Kentaro: ¡¡Qué hacemos para quitársela!!
Miko: ¡¡Eso es lo que estamos averiguando para curarle!!
Ella y Shion atacaron al mismo tiempo que los Isawa le lanzaron rayos de Jade. Tsukiya se quedó mirando cómo el demonio era impactado por los rayos.
Tsukiya: Ja… Jade…
Kentaro: ¡Vamos a que te vea un médico!
Estaba a punto de llevársela, pero ella se negó; cosa que desconcertó a Kentaro. Ella quería que la llevasen junto al demonio que mantenía una lucha con sus amigos. A pesar de todo, Kentaro accedió; no entendía nada pero estaba seguro de poder protegerla.
Souji: ¡¿Qué hacéis aquí?! (decía algo molesto)
Kentaro: Ella quiere estar aquí; a mí no me preguntes. ¡No entiendo nada!
Souji: ¡¿Pero qué?!
Miko: ¡¿Estás loca?! ¡¿Qué pretendes?!
El oni consiguió darles a Souji y a Miko.
Tsukiya: Te-Tengo que intentarlo…
Kentaro: ¿Intentar qué? ¡¡No hagas tonterías!!
Tsukiya se dirigió hacia el demonio mientras todos le obligaban detenerse.
Tsukiya: ¡¡Tirad rayos de Jade!!
Miko: ¡¿Pero qué pretendes, loca?! ¡¡Apartaaa!! ¡¡Si te da, teniendo la mancha, te afectará!! ¡¡Podrías morir!!
Kentaro: ¡¡Detente!!
Souji: ¡¡Tsukiya!!
Kentaro, intentando proteger a Tsukiya, recibió un fuerte golpe, pero consiguió mantenerse en pie.
Shion: ¿La… Lady Agasha?
Tsukiya: ¡¡Mi camino no es uno en el que tenga que convivir con esto y este dolor!! ¡Tengo que probar de pararlo! No importa si muero en el intento… Antes eso que acabar como otros perdiendo su conciencia y atacando sus seres queridos. Suficientes dolores de cabeza he dado ya… ¡Yo también soy fuerte! ¡¡DISPARAD RAYOS DE JADE!!
Todos quedaron callados y atónitos. Dejaron de intentar detenerla.
Kentaro: No mueras ¡o no te lo perdonaremos nunca!
Tsukiya logró tocar al demonio burlando su ataque, sonriendo, al mismo tiempo que los Isawa hicieron caso e hicieron impactar rayos de Jade sobre el oni y Tsukiya. Ambos gritaron de dolor al mismo tiempo que todo se iluminaba deslumbrando a todos con una luz muy fuerte. De repente ambos dejaron de escucharse. Por un momento, entre esa gran luz que no cedía, parecía estar todo en paz. Escucharon fugazmente un rugido más bien tranquilo como si quisiera mencionar algo. Tras eso, la luz fue poco a poco apagándose y todo volvió como antes.

El oni había desaparecido, ya no estaba. Tsukiya estaba tendida en el suelo.
Souji: ¡¡¿Qué fue esa luz?!!
Shion: ¿¿¿Qué… Qué ha pasado???
Kentaro y Miko fueron enseguida hacia Tsukiya.
Kentaro: Tsukiya ¿estás bien?
Miko: ¡¡Tsukiya!! ¡¡¡¡Cabeza de chorlito!!!! (la cogió en sus brazos) ¡¡¡Más te vale que me respondas o cuando muera te haré picadillo allí donde estés!!!
Souji y Shion se acercaron.
Tsukiya empezó a abrir los ojos.
Tsukiya: Mi… Miko… je… sigo… aquí…
Shion: ¿Está bien?
Kentaro: ¡¡¡Tsukiya!!! ¡¡Dime que estás bien!! ¡Dímelo!
Miko: Déjame ver tu tatuaje…
Pudo ver que no tenía ninguna señal de tener la ‘mancha’; el tatuaje parecía limpio. Aún seguía brillando pero ese brillo acabó marchándose.
Souji: El tatuaje… ¿Está bien?… Tsukiya… Cabezona… ^^U Inconsciente… ^^U Impulsiva… ^^U Que te preocupas mucho por las cosas…… ^^UU (parecía bastante molesto, preocupado, dolido) ¡¡YA SABEMOS QUE ERES FUERTE!! ¡¡NO HACÍA FALTA MOSTRARLO ASÍ!! ¡¿QUÉ HUBIERA PASADO SI HUBIERA SALIDO MAL?!
Shion: Ah… Cal… Cálmese señor Kakita.
Souji: ¡¡Además da igual, los amigos estamos para molestarnos, así que no importa que seas una molestia, nosotros también lo fuimos para ti!! Eso es amistad, aguantarse en todo momento, buenos y malos momentos… ¡¡Así que deja de comerte la cabeza!! Era imposible que alguien como tú se convirtiera en monstruo…
Kentaro: ¡¡Eso, eso!!
Miko: Estos tíos son buenos… ¬¬
Tsukiya: Ya fui suficientemente inconsciente al caer en las manos de Akiko… Por eso me ha pasado lo que me ha pasado… He medio removido mucha gente para mi caso… Y no se me hacía cómoda esa situación… pensando que yo soy la primera que va a auxiliar a otros… Y con esto… pensé que si el Jade afecta a seres demoníacos o manchados… me afectaría a mí, me arriesgué porque sé que no estaba manchada del todo y pensé que podría irse………
Shion: Fue algo muy arriesgado, Lady Agasha…
Kentaro: … Eso fue una locura Tsukiya… Pero… ¿funcionó? ¿Cómo te encuentras?
Miko: Parece estar bien… Pero debemos ir a que te miren. Diablos… que esa cosa haya venido aquí y sólo por ti… No me gusta nada…
Tsukiya: Me encuentro muy cansada. ñ_n Pero mucho mejor… no me duele el pecho y respiro mucho mejor. ^^
Souji: Eso está bien… ^^U Ves a que te miren…
Shion: Me alegro que ahora esté mejor… pero sí, mejor que le hagan un chequeo, hmmm.
Kentaro: Eso. Pero este demonio… Mierda ¿de dónde salió?
Souji: ¿del suelo? ^^U
Miko: No sé de dónde, pero da igual. Tsu, ven, vayamos nosotras dos. Voy a pensar que cada vez que estás con ellos, te metes en líos… ¬¬
Tsukiya consiguió ponerse en pie y les miró con ternura y sonriendo.
Tsukiya: Muchas gracias por todo, chicos. ^^ Está bien, seré tan molesta como queráis, os lo tenéis bien merecido por armar alboroto en tierras pacíficas, jaja. Vuestros corazones, vuestra forma de ser, son muy nobles a pesar de todo. Además está bien pasar un rato con vosotros, jeje. ^^
Souji: Estate con nosotros y ya está. ^^
Kentaro: Ufff ¡pero sin estos sobresaltos! Jajajaja (Kentaro se sintió muy aliviado)
Shion: Claro… Después de todo decidimos hacer esto juntos, hmmm.
Tsukiya se acercó a cada uno de ellos 3. A Souji le besó en la mejilla derecha mientras que a Kentaro fue en la izquierda. Les devolvió sus dedos de Jade.
Tsukiya: Me han ayudado mucho. ^^ Pero ahora ya no los necesito.
Se dirigió a Shion al que besó en la frente.
Tsukiya: ¡¡Eres el ratón más mono y noble que he visto!! *O*
Volvió junto a Miko que no daba crédito a esa escena.
Miko: ¡¿Pero qué haces?! ò///ó
Tsukiya: ¿Qué pasa? Es un beso amistoso… ._.
Miko: ¡¡¿Pe-pero?!! ¡AAGH! ¡¡Olvidé que eres alguien bastante cariñosa!!
Tsukiya también le besó en la mejilla: Muak. xD
Miko: ¡¡¡¿KYEEE?!!! X_X
Tsukiya: Jajaja, gracias por ayudarme a mí y a los chicos.
Miko: ¡¡¡Ya vale o te rebano!!! ¬///¬+
Y así desaparecieron de la vista de nuestros 3 samuráis que se quedaron sin saber cómo reaccionar.

Al poco reaccionaron de nuevo.
Kentaro: Ufff, qué estrés… ¿Cómo pudo llegar hasta aquí ese oni? (decía revisando por dónde salió) ¿Qué pensáis?
Shion: ¿Atraído por la mancha? Fue directo a ella, hmmm.
Souji: Sí, eso sin duda, a menos que también sea por los objetos…
Kentaro: ¿Qué podemos hacer si pasara lo mismo mientras dormimos? Deberíamos hacer guardia y turnarnos. Estos demonios ya ni avisan…
Souji: Yo no veo problema.
Shion: Está bien.
Kentaro: ¡Hecho! Oye Nezumi, cuéntame cosas de tu tribu.
Y cambiando totalmente el tema, se animó para escuchar y conocer más cosas de la raza de Shion Agarra la Pata. Él no era muy conversador pero le contó por encima cómo era su tribu y Kentaro deseaba saber más detalles sobre la familia.
Kentaro: ¿Contáis chistes los nezumi? En mi tierra nos encanta, jajajaja.
Shion: ¿Chistes?
Kentaro: Sí, chistes, anécdotas. Mi tío Grunend una vez confundió a un oso con su mujer. Jajajajaja. No andaba muy bien de la vista.
Souji: ^^UUUUU
Shion: Pero…
Kentaro: ¿Y tu familia? ¿Son guerreros como tú? A veces cuando hablas pareces más un filósofo. Y Kakita también, cuando se pone a decir cosas raras no hay quien le entienda.
Souji: ^^UUU Señor Hida, es que usted es muy rudo, demasiado…
Shion: La gran mayoría son guerreros, hmmm… Soy el menor de 40 hermanos, he aprendido mucho de ellos.
Ambos samuráis se quedaron atónitos ante dicha cifra. Algo que para él era absolutamente normal.
Kentaro: ¿Y tienes novia, bribón?
Shion: Tenía…
Kentaro: Ah, vaya… ¿Y qué pasó?
Shion: Murió hace unos años…
Kentaro: Oh… lo siento.
Souji: ^^U Lo sentimos.
Shion: No es nada, no os preocupéis.
Kentaro: Pues nada, plantémonos delante del cuarto de Tsukiya, a vigilar.
Y los tres fueron y se quedaron delante de la puerta que daba al cuarto de nuestra shugenja. Allí mismo, en el suelo, decidieron montar guardia, aunque estaban tan cansados, que todos acabaron durmiéndose.



Miko: …………………
Se quedó quieta viendo el panorama que se encontró de buena mañana.
Miko: “-Demonios… No pensé que irían tan en serio como para plantarse aquí… Pero…”
Enfrente de la puerta del cuarto de Tsukiya estaban nuestros 3 protagonistas durmiendo plácidamente. Kentaro estaba abrazando a Shion como si se tratase de un muñeco peludo y suave; sin embargo él notó algo molesto y acabó dándole un golpe a Kentaro. Esta vez, tirándose para otro lado, acabó abrazándose a Souji roncándole muy cerca de la oreja. Souji empezó a poner mala cara mientras Shion parecía tener pesadillas al tener un pie de Kentaro en su boca.
Miko: ¡¡CHICOOSSS, LEVANTAD DE UNA VEZ!!
Souji empezó a despertarse y se llevó una sorpresa al ver al Cangrejo abrazado a él.
Souji: ¡¡¡AH!!! ¡¡Señor Hida!!
Como acto reflejo, lo empujó para quitárselo de encima; sin ver que cayó encima de Shion, que a su vez, también le empujó para otro lado.
Souji: Oh… Vaya… Buenos días señorita Miko. ^^UUUU
Miko: (levantando una ceja y seria) ¿Sabéis la imagen que da esto? ¡¡LEVANTAOS DE UNA VEZ U OS REBANO!!
Souji y Shion se levantaron de un golpe.
Souji: Estábamos preocupados por Tsukiya…
Shion: ¿¿Eh, qué?? ¿¿¿Qué pasa???
Miko: ¿Que qué pasa? Que ya es de día ¡¡toca entrenar!!
Kentaro, al que le costaba más levantarse, abrió los ojos con la calma.
Kentaro: Bss Qué hace la señora mayor aquí, bssss.
Souji: ^^UUUUUU
Miko desenvainó apuntando a Kentaro: Oye tú ¿hasta cuándo vas a estar ahí acostado roncando cual cerdo?
Kentaro pareció espabilarse de golpe: ¡¡BUENOS DÍAS MAESTRO!! (hizo una reverencia)
Miko: En fin ¿queréis entrenar o ser unos debiluchos?
Souji: Vayamos a entrenar. ^^
Shion y Kentaro: Desayunar………… (el hambre les podía)
Miko: ^^ Ese es el espíritu… (miró a los hambrientos) No podéis evitar el desayuno… vaya, vaya.
Kentaro: ¿Evitar el desayuno? No me lo podría perdonar jamás.
Souji: No importa, deja que se vayan a desayunar. Yo asistiré al entrenamiento. ^^
Miko: Está bien. Id a comer. Souji y yo estaremos en el dojo.
Kentaro contento empujó a Shion para ir cuanto antes a llenarse sus estómagos.

Cuando empezaron ellos 2 a comer, Miko y Souji ya estaban en el dojo dispuestos.
Miko: Bien… ¿Recuerdas la lección de ayer con Kentaro?
Souji asintió.
Miko: Bien, la primera parte en la que… al final usamos a Akiko como muñeco… Lo hice para que vieran el uso de la técnica. Pero no se practicaba directamente con ella. Aún así ¿quieres probar a superarme?
Souji: Sí, lo intentaré. “-Y así observaré también cómo lo hace.”
Miko puso un muñeco, esta vez, sin dibujarle nada.
Miko: Cuando quieras, empieza ¡¡ataca con todas tus fuerzas!!
Souji fue veloz sin quitar la vista del muñeco. Atacó con todas sus fuerzas, imaginándose que era alguien a quien debía asestarle un buen golpe o incluso, matarlo. Miko logró parar el golpe pero iba tan fuerte que logró sobrepasarla y dar al muñeco. Algo que Kentaro no consiguió a pesar de ser físicamente más fuerte que nuestro Grulla.
Miko: … ¡¡¡!!! (miró al muñeco y a Souji) Cómo es posible… De dónde ha sacado esa fuerza…
Souji también estaba algo sorprendido: Conseguí darle…
Miraba al muñeco y poco a poco abandonó su postura guerrera para dirigirse a Miko.
Miko: Souji… Soy una de las mejores Yojimbo… de quinta escuela… ¿Sabes qué significa esto?
Souji: puede…… ^^U
Miko: No esperaba de hecho que nadie llegase a tocar el muñeco… Con que mirarais ya era suficiente.
Souji: Jaja, bueno… ^^U No sé si es bueno o malo… Sólo sé que por tanta concentración al quererle dar, no me fijé cómo hizo parar querer protegerlo. ^^UUU
En ese momento llegaron Kentaro y Shion al dojo observando la escena, vieron el muñeco cortado mientras la Fénix y el Grulla hablaban.
Miko: Cierto… Pero mejor pasemos a la práctica… Si has sido capaz de eso… y si de verdad quieres proteger a Tsukiya… deberías poder hacerlo…
Souji: Entiendo señorita Miko… (se giró para saludar a sus 2 amigos)
Shion: Vaya… ¿logró darle al muñeco? Parece que el señor Kakita está al 100%.
Kentaro: Jajajaja. Miko no es para tanto, jajajaja.
En ese momento pasó un pequeño cuchillo al lado de Kentaro causándole una pequeña herida en la mejilla.
Miko: No oses insultarme así. Si no te gusta que Souji te supere, te aguantas… Entrénate más.
Souji: ^^UUUU
Kentaro: ¡¡EEH, perdón, perdón!! Por favor, continuad. (hizo una reverencia) Voooy… ¡voy a dar una vuelta! (y se fue a entrenar con su zanbatou antes de seguir enfrentándose así con Miko)
Miko: Bueno, Souji, ve a proteger a Tsukiya.
Souji asintió y se puso firmemente al lado del muñeco. Shion tomó asiento para observar el entrenamiento.
Miko: Bien, aquí voy ¡¡prepárate!!
Miko atacó con todas sus fuerzas con la esperanza de que Souji lograra sacar la que mostró hacía unos momentos. Pero logró sobrepasarle en gran medida pudiendo dar al muñeco aunque se detuvo antes del choque.
Miko: Vaya… ¿dónde está esa fuerza, chico? ¡¡Tienes que sacarla y proteger!! Sino de nada servirá aunque seas muy bueno en el ataque.
Souji: Menuda fuerza… Sí, entiendo señorita Miko.
Se preparó de nuevo. Kentaro, que sentía curiosidad, asomó de nuevo por el dojo, pero asomándose por la ventana, para poder ver el entrenamiento y, con suerte, sin que Miko se diera cuenta.
Miko atacó de nuevo pero Souji no pudo detenerla.
Miko: ¡¡Venga, no te duermas en los laureles!!
Souji se concentró.
Kentaro: ¡VAMOS SOUJI; TÚ PUEDES! (se escondió pero pronto volvió a asomar la cabeza)
Miko: “-Ya está ese hombre por aquí… ù_ú”
Volvió al ataque con mucha más fuerza. Souji la vio venir y la detuvo pero al no llegar a su nivel, fue tirado al suelo y logró dañar al muñeco.
Souji: Por todos los kamis… @_@ Tiene fuerza fuera de lo normal…
Shion: Es realmente poderosa, hmm… Y pensar que luego me toca a mí…
Kentaro: Eso debe doler. X_x (se sentó al lado de Shion disimuladamente) Sí que es dura, sí. Te lo aseguro.
Miko: ¡¡Souji, levántate!! Si yo fuese un enemigo y Tsukiya de verdad ¡¡habría muerto!! ¡¡Saca la fuerza de antes!! ¿O no te importa proteger quienes quieres?
Kentaro: ¡¡Vamos Souji!! ¡¡Tumba a ese ve… a esa bella dama!! ¡Tú puedes!
Souji: Sí… (se levantó) ¡¡SÍ, PROTEGERÉ A TSUKIYA!! (parecía tener una convicción muy fuerte)
Miko: ¬¬… Adelante.
Una vez más, la yojimbo fue al ataque con energía. Souji, serio, se centró y decidió sacar esa ‘fuerza’ para poder proteger a Tsukiya. Cuando Miko iba a dar al muñeco, Souji la detuvo. De su katanas parecían saltar chispas. Forcejearon unos segundos hasta que Souji supo echarla hacia atrás.
Estaba exhausto, Miko parecía orgullosa.
Souji: Arf… Lo conseguí… (sonreía satisfactoriamente)
Miko: Ju… Sabía que lo conseguirías… Sigues teniendo mucha fuerza fuera de lo normal… Sigue así. ^^ Si quieres ir a desayunar, ve…
Souji: Uf, sí… Tanto ejercicio abre el apetito… (hizo una reverencia y fue hacia el hombre rata) Shion, suerte. ^^ Si me disculpáis, me marcho. (se fue)
Kentaro: ¡¡Venga, estuviste genial!! ¡Salud! ¡¡Shion, demuéstrale de qué estás hecho!! JAJAJA.
Shion se levantó y tras la reverencia se acercó a Miko manteniendo una distancia.
Miko: Bien… Shion… ¿Qué desea? ¿Hacer el ejercicio que acaba de ver o quisiera observar cómo lo hago yo atacando tú primero?
Shion: Empecemos por observación, mejor.
Miko le indicó que atacase el muñeco y así hizo. Se notaba que lo que quería era observar pues lo hacía con poca energía. La yojimbo le detuvo como si nada.
Miko: Hmmm… Ataca más fuerte la próxima…
Lo intentaron unas cuantas veces, pero de nuevo Miko tuvo que incitarle que sacara más fuerza. Finalmente pareció tener fuerza suficiente, atacando ferozmente. Miko le detuvo pero poco faltó para que llegase a dar al muñeco.
Miko: Vaya… Cómo estáis hoy que os da por sacar tanta fuerza… Bien, así debéis ser en combate. Pasemos al próximo si crees que has visto bastante.
Shion: Sí, me parece bien pasar a lo siguiente.
Kentaro vitoreaba y aplaudía.
Miko: Oye tú, campeón… Bueno, mejor dejémoslo… Shion, ve a Tsukiya y protégela. Atacaré con todas mis fuerzas.
Shion asintió.

Mientras Souji desayunaba, vio a Tsukiya saludándole con la mano.
Souji fue a ella: ¡Tsukiya! ¡Buenos días! ¿Qué tal estás?
Tsukiya: Oh, estoy muy bien. ^^ ¿Y tú? Cuando salí del cuarto esta mañana… jaja, lo siento. xD Pero os vi tan bien y tan monos durmiendo que no quise despertaros. xDDD
Souji: “-Nos vio dormir ahí…” ^^UUUUUU Podrías despertarnos que no pasaba nada… Yo estoy bien.
Tsukiya: No importa, le dije a Miko que estabais ahí y nada más. Yo fui a entrenar. :3
Souji: ¿Entrenar? ¿Ya estás bien del todo?
Tsukiya: Eso parece. ^^ Ninguna señal de malestar. Kentaro y Shion… ¿están con Miko?
Souji: Sí. Yo acabé el entrenamiento por ahora. ^^ ¿Por qué?
Tsukiya: Vale. ^^ Me viene bien, es que quiero hablar contigo de una cosa. ñ_n… (se le vio algo incómoda pero Souji pareció intuir de qué era)
Souji: Ah… No hay problema. Hablemos pues.
Se fueron a un lugar donde no había gente.

Miko: Venga, sé que puedes hacerlo mejor. (le decía a Shion que no parecía saber protegerse de ella)
Kentaro: ¡¡Dale caña, tío!! ¡¡Atento que te la cuela!!
Miko casi sin problema logró asestar al muñeco de modo que ni llegó a detenerla.
Miko: Haz como Souji y sírvete de esa fuerza, hazla sacar, o podrías morir tú también.
Shion: ¡Sí! Entiendo…
Lo intentaron dos veces más sin éxito alguno hasta que la última volvió a sacar esa ‘fuerza’ consiguiendo parar a Miko.
Miko: Así. ^^ Muy bien. Enhorabuena.
Shion: Oh, vaya… no pensé que sería tan complicado…
Kentaro: ¡¡¡JAJAJAJA AHÍ ESTAMOS SHION!!!
Miko: En fin, ahora todos tenéis esa base, si queréis entrenar más, decídmelo. ^^ Os entrenaré con mucho gusto.
Kentaro no dudó siendo el primero en saltar y querer entrenar. Kentaro quería superar a la yojimbo que ansiosa deseaba ver de qué pasta estaban hecho los cangrejos. Kentaro sonreía con malicia y atacaba. Aunque no empezó con muy buen pie. A pesar de la seriedad del momento, Kentaro tropezó; sin caerse al suelo continuó pero con torpeza cosa que ni siquiera Miko se puso en posición.
Miko: …… ¿Seguro que estás bien para entrenar? O.o
Avergonzado gritó, se puso en guardia y volvió. No había nada que le detuviera.
Estuvieron largo rato entrenando con energía. Kentaro logró dar al muñeco pero continuó con el entrenamiento; no le bastaba pasarle a Miko y dar al muñeco, quería ser más y más fuerte. Cada vez parecía cogerle más la práctica. Disfrutaban ambos del momento mientras Shion no cesaba de observarles.
De pronto apareció un yojimbo interrumpiéndoles.
Yojimbo: ¡¡Señorita Miko Shiba!!
Miko: ¬¬… ¿Qué sucede?
Yojimbo: Os necesitan… Tenemos un invitado importante. Lo siento.
Miko: … Está bien… Hida, perdóneme. Tengo que ir.
Kentaro se despidió de ella dándole un toque amistoso en la espalda, cosa que no le gustó pero se abstuvo de decir nada y se marchó.
Shion: Vaya… Señor Hida ¿no está cansado?
Kentaro: Uffff, la verdad es que un poco. ¿Vamos a comer?
Shion: ¿A comer? ¡Si hace poco desayunamos! Siempre pensando en comer…
Kentaro: Oh, calla. Vayamos a ver a Tsukiya.
Shion: Ah, Lady Agasha… cierto… No la hemos visto. Vayamos.

Llegaron al cuarto de Tsukiya pero no había nadie. Cuando dirigieron sus miradas al jardín, la vieron junto a Souji, hablando y sonriendo. Antes de avanzar, Kyoya Tatsuma apareció en escena, asustando de nuevo al Cangrejo que no ganaba para sustos.
Kyoya: Ahora que todo vuelve a la normalidad, es hora de ver nuestro siguiente movimiento.
Kentaro: (fue a Souji y Tsukiya) ¡¡Qué pasa gente!! ¡Tsuki! Qué guapa estás hoy. ^___^
Tsukiya: Oh, Kentaro. :3 También están Shion y Tatsuma. ^^ Qué bien veros. Gracias Kentaro. A ti se te ve… Cansado… Ah, seguro que tienes hambre, deja que traiga una cosa. ¡¡Es un momento, nos vemos!! (se fue corriendo sin que nadie le diera tiempo a reaccionar)
Souji: Hola chicos. ^^ Vaya… se fue…
Shion: ¿Duh?
Kentaro: *___* Me trae comida. *___* (se le veía feliz y en las nubes)
Souji: Oh… qué feliz está… ^^U Pues a ver si en pequeñas cosas así le alegras tú a ella, aish. Así no se puede. Y pensar que no acabé de desayunar… ^^U (suspiró)
Kentaro: ¿Eh, cómo? ¡Souji! ¿Cómo lo llevas, tío?
Souji: Bien, he estado hablando con Tsukiya de un asunto importante que quería comentarme, razón por la que no me terminé el desayuno. ^^U
Shion: Me pregunto qué será…
Kentaro: Espero que no se trate de ninguna premonición ¿no? Aquí se está a gustito.
Souji: No… no tiene que ver con premoniciones. ^^U
Kentaro: Se te ve preocupado. ¿Será el desayuno?
Souji: No es algo de lo que deba hablar yo… Si queréis saberlo, será mejor que le preguntéis directamente a ella… Es un tema delicado.
Tsukiya: Eeeeeeeey, Kentaroooooooooooooo. =D (llegó con un buen plato) ¡Mira, riquísimos Takoyakiiiiiii!
Kentaro lloraba de la emoción y los engulló.
Tsukiya: Wow… parece que no haya comido en meses…
Souji: Tiene un agujero negro en el estómago. xD
Kentaro: Deliciosos, Tsuki, gracias. T_T ¿Vamos a almorzar?
Todos: …………………………
Cambiando de tema, aunque el Cangrejo insistía en comer, preguntó cómo estaba Tsukiya a lo que contestó muy bien. Souji la miraba algo preocupado por lo que habían tratado. Finalmente, el Cangrejo les convenció para que le acompañasen al comedor y comer, pero él era el único que parecía tener un estómago sin fin. Contento, también le dio por cantar. Souji, Shion y Tatsuma no daban crédito al espectáculo que daba.
Souji: Si no es por su mon del Cangrejo, no me creo que sea samurai. ^^UUU
En cambio Tsukiya parecía divertirse.
Shion: ¿Nunca ha pensado en dejar el camino del bushido y dedicarse a la música?
Finalmente y por petición de todos, Tsukiya detuvo a Kentaro echándole agua en la cabeza. Se quedó atontado, pero fue un momento que Tsukiya y Kyoya aprovecharon para salir y entrenar.
Shion: No puedo negar que tiene cierta gracia cantando.
De pronto apareció Miko.
Miko: ¡¡Hey chicos!! ……… (al ver aquello se sobresaltó) ¡¡¿Pero qué carajo…?!! ¡¡Siempre estáis armando jaleo!!
Shion y Souji señalaron a Kentaro.
Miko: En fin, Souji… Alguien quiere verte.
Souji: Señorita Miko ¿a mí? ¿Quién podría querer verme? ^^U
Miko: Sí, es alguien que conoces… conociste hace un tiempecito…
Kentaro borracho empezó a dar la nota, pero nadie le hacía caso.
Miko: ¬¬…… escandaloso…
Souji: Pues lléveme a esa persona.
Voz masculina: No hace falta que te muevas. Vengo yo aquí. ^^
Vieron entrar a un Grulla que resultó ser el shugenja Asahina de la otra vez.
Souji: Oh, Señor Asahina. (reverenció)
Shion: Es un placer volver a verle.
Asahina: (reverenció) Veo que estáis todos muy bien. ^^ No sabéis cuánto me alegro… La última vez que nos vimos no estabais en condiciones. Me habría gustado hablaros.
Kentaro: ¿Quién es este tío, Souji?
Souji: Por si te sirve, Hida, la poción que te tomaste, me la dio él. ¿Y de qué quería hablarnos, señor Asahina?
Kentaro: ¿Poción? Ah, sí, ya recuerdo. ¡Gracias por el brebaje, compadre! ¿Vino?
Shion: Por favor, Señor Hida. Si el Señor Asahina ha venido hasta aquí debería comportarse y dejar la bebida de lado.
Kentaro pareció hacerle caso.
Asahina: No es nada. ^^ Al parecer fue bien… Fue increíble lo que hicisteis… De eso vengo a hablaros… (tomó asiento) Ya nos pareció una locura el intento que hicisteis y para salvar a una amiga… Pero llegasteis, entrasteis dentro sin ser vistos y os enfrentasteis valientemente a los samuráis, al ogro e incluso a Akiko Daidoji que resultó que practicaba Maho y se hizo con la ciudad con la ayuda de onis… Pudisteis con todos, 3 jóvenes guerreros que aunque de poca experiencia, demostraron ser muy grandes. Eso no se ve todos los días. (miró a Souji) Además debiste tener mucha sangre fría, ocultar cualquier sentimiento hacia Akiko para poder acabar con ella con tus propias manos…
Souji: Bueno… Señor Asahina… Sí que fue duro enfrentarse a ella, pero había cosas más importantes… mi amiga… y no podía dejar a Akiko libre por todo lo que hizo… Algo tenía que hacer.
Asahina: Ya ve. ¿Y la shugenja? Sin ella no habríamos podido recuperar la ciudad por el aviso gracias al kami.
Souji: Se fue a entrenar. ^^U Pero si quiere, ya le daré el mensaje.
Asahina: Oh, no hace falta, no te molestes. Quería que supierais que por esa zona sois reconocidos. Os recordarán bastante tiempo, creo yo. ^^
Miko: Señor Asahina, no quisiera meterle prisa, pero hay más asuntos que tratar. Eso sólo fue el comienzo…
Asahina: Sí, es cierto… Chicos, no os asustéis por si he sabido de este asunto que os voy a comentar; sobre los objetos que ahora mismo guardáis…
Kentaro se sorprendió: ¿Cómo te enteraste de eso?
Asahina: … Ehn… qué complicado. Necesitábamos saber qué estaba ocurriendo puesto que antes del asunto con Akiko, pasaron cosas en el territorio León, desapareciendo samuráis. Así que…
Miko: Tsukiya me lo dijo y anduvimos descubriendo más cosas…
Souji pensó en lo que habló con ella no hacía mucho.
Kentaro: ¿Cosas como qué hacer al respecto? ¿Cómo destruirlos? Tsukiya dijo que se podrían poner los objetos juntos para que surta efecto.
Asahina: Hemos sabido que un grupo de Mahotsukais se encargaban de dejar objetos de este estilo para corromper a los buenos rokuganenses.
Miko: La idea de Tsukiya… cogerlos todos y deshacerse de ellos a la vez… Cangrejo, para no saber exactamente lo que ha pasado, eres muy hábil, eh. ^^
Asahina: El caso es que tenemos sospechas de dónde puede estar el próximo artilugio maléfico…
Kentaro: ¿Cómo reconocer un objeto de esas características? Además, una katana aún es un objeto “normal”, pero ese espejo lo encontramos en circunstancias muy extrañas y no sabemos nada de él, lo que hace, nada. ¿A qué nos enfrentamos?
Shion: Muuuuuuy extrañas.
Souji: Al final del suceso de la mansión me pareció que el espejo lo que hizo fue capturar las almas de quienes estaban allí, pues no podían salir… Aunque también salía del espejo un demonio si alguien lo miraba... La espada puede que haga desaparecer gente, aparte de que va al portador cuando ‘huele’ el peligro…
Miko: Entonces seguramente cada objeto tenga una habilidad diferente. A propósito, sólo por intuición mía, pero si no miráis directamente al espejo, mejor. ¬¬
Kentaro y Shion: Suena lógico.
Asahina: Bueno, chicos. Necesitamos de alguien, un grupo, que esté decidido a enfrentarse a esa amenaza de Rokugán. Y como vosotros fuisteis tan valientes para ello y ya vais algo avanzadillos en el tema…
Todos se quedaron en silencio. Si sospechaban bien sobre lo que acababa de decir el señor Asahina era cierto, no era una decisión fácil de tomar.
Asahina: ¿Seríais vosotros, los aventureros para ir por Rokugán, investigar sobre los objetos maléficos, haceros con ellos y así salvar el imperio de un alto riesgo?

5 comentarios:

Hugo dijo...

El rugido que se escucha tras el combate ¿es un dragón? Como quería decir algo...
El carácter de Miko me gusta cada vez más.
Me gusta también la amistad que han cogido en este tiempo ellos 4 aunque no hayan tratado mucho entre ellos salvo por combates más que otra cosa.
Shion, se empieza a ver que también ha pasado por lo suyo. Es interesante, a ver qué le pasó.
Las historias de los 3 protagonistas me gustan, aunque por el momento se ha conocido más la de Souji. Tsukiya también tiene que tener algo por ese tatuaje. Cuánta intriga, y siendo los objetos oscuros, por supuesto tienen que acaba aceptando el reto; sino pierde toda la gracia y la aventura no se llamaría Objetos Maléficos.
A menos que rechacen la oferta y vayan por otro camino...
Por cierto, el humor de Kentaro es muy peculiar, quita cualquier seriedad pero se agradece en ciertos puntos.

Chiisa Yanagi dijo...

Kamikaze Tsukiyaaa is comiiiing!!!! Pero todo salió bien :3
Este capi también lo ha cortado en otro momento importante. xD
Hugo, antes de seguir comentando yo el capi; vamos a tener que hacerte un regalo por ser el fan nº1!!! =DDD Jaja, ahí ahí, así Kizoman se siente presionado. xDDD

Los objetos son otra movida!! (no sé que tengo hoy con decir 'movida' xD)

Ay, la parte que Miko os ve ahí durmiendo me encantaaa xDDDDDDD vaya escena!!!!!!!!! Suerte que no había cartones.
Aunque la idea de Kentaro cantando mientras come y bebe... xDDD

Hugo dijo...

Qué simpática, Chiisa. Gracias. No hace falta ningún regalo por ello. Tendría que ser a vosotros por lo que haceis. No sé cuánta gente está dispuesta a leer o lee actualmente; quizás os vendría bien haceros conocer en algún foro de este tema en español. A ver si así la gente se anima y os lee.

Marcos dijo...

Asahina: ¿Seríais vosotros, los aventureros para ir por Rokugán, investigar sobre los objetos maléficos, haceros con ellos y así salvar el imperio de un alto riesgo?

Y ahora todos responden que no, se van a beber vino y se acaba el fic xD Lo dejo por hoy, pero me quedo con ganas >.<

Chiisa Yanagi dijo...

xDDDD Me dicen que no y les cae un rayo, jajaja, nooooo. Pero sí tendría que hacer algo para "empujarles" a que hagan la aventura, hubieran aceptado o no; porque es el tema principal que escogí. :3

Publicar un comentario