Déjanos un comentario
domingo, 3 de octubre de 2010 | By: Kizoku Nozomi

El Tiempo y Las Estaciones

Hola a todos de nuevo.

Esta es una entrada que va seguida a la anterior, las supersticiones, ya que en el mismo episodio se nombra algo que para quien no sepa nada de Rokugán, le sonará curioso.
La hora de la rata, Togashi.

Un detalle a explicaros y aprovecho para indicaros más cosas.

Tiempo en Rokugán

Se dice que el tiempo empezó cuando la Dama Sol y el Señor Luna crearon a los Diez Kami, aunque cualquier raza no-humana discrepan enérgicamente sobre este hecho.
El primer evento registrado en la historia del Imperio es la caída desde los Cielos de los Kami que, poco después, comenzaron a construir Rokugán.
La Tribu de Isawa desarrolló el primer método para medir el paso del tiempo aunque todos han hecho su propio cálculo temporal, medido normalmente por las vidas de los ancestros importantes u otros eventos significativos en su propia historia.

Para simplificar, el calendario Isawa es el más utilizado ya que coincide exactamente con los textos imperiales y es el sistema más comprensible y razonable.


DÍAS

El día rokuganés se divide en 12 horas. Estas horas equivalen a dos de nuestras horas tradicionales. Cada una de ellas tiene un nombre común que utilizan los campesinos y un nombre formal que se utiliza en ceremonias y asuntos formales.
La nobleza acostumbra a utilizar el nombre formal habitualmente.














Hora Común Formal
6-8 AM Liebre Sol
8-10 AM Dragón Luna
10-12 AM Serpiente Hantei
12-2 PM Caballo Akodo
2-4 PM Cabra Doji
4-6 PM Mono Shiba
6-8 PM Gallo Bayushi
8-10 PM Perro Shinjo
10-12 PM Jabalí Hida
12-2 AM Rata Togashi
2-4 AM Buey Fu Leng
4-6 AM Tigre Ryoshun


¿Os habéis fijado que el 'común' lleva los 12 signos del horóscopo chino?

Generalmente la gente, tanto campesinos como samuráis, empiezan sus quehaceres entre las 6-8, la hora de la Liebre y del Sol.
Normalmente, al levantarse trabajan, tanto los quehaceres como las katas, etc, antes de desayunar.

Un campesino y granjero no tiene necesidad de separar formalmente los días, semanas, meses.
Como si de un animal se tratase, se guía por el tiempo que hace y las estaciones, para saber cuando llega el frío, sembrar, cosechar, etc.
Habiendo pasado toda su vida en el campo, rara vez se equivocan. También es cierto que trabajan incluso en las Fiestas Imperiales, cosa que les parece correcto a todos.
Los samuráis obtienen un día adicional de trabajo por parte de los campesinos y éstos no son molestados por sus señores.


LAS ESTACIONES

Mediante la fuerza y la veneración, la naturaleza dicta el ritmo del Imperio. Los granjeros deben sembrar y cosechar cuando el tiempo sea propicio, y aquellos que deseen hacer la guerra disponen solamente de los días que otorga la naturaleza.
Las estaciones no cambian sus patrones para adaptarse a los deseos de los mortales, ni siquiera a los del Emperador (aunque la Voz del Emperador pueda adjudicarse una pequeña influencia sobre ellas).

El año se divide en 12 meses (como nuestro mundo), así como el día 12 horas.
Un més rokuganés tiene 28 días, un nombre común y otro formal. El año comienza con el mes del Sol y la Liebre, que coincide con nuestro Abril, la primavera.













Estación Común Formal
Primavera Liebre Sol

Dragón Luna

Serpiente Hantei
Verano Caballo Akodo

Cabra Doji

Mono Shiba
Otoño Gallo Bayushi

Perro Shinjo
Invierno Jabalí Hida

Rata Togashi

Buey Fu Leng

Tigre Ryoshun


¡¡Qué largos son los inviernos!! Nada comparados con este mundo. (y más en estos años. ^^UU)

Los nombres de los meses se hicieron oficiales recientemente por decreto de Hantei XXXV, por lo que en muchas provincias, los campesinos sólo conocen los nombres más comunes.
Sin embargo, en otras regiones, campesinos y samuráis utilizan nombres comunes diferentes para algunos meses.
Los tres más conocidos son la Grulla en lugar del Gallo, la Tortuga en lugar del Dragón y la Oveja en lugar de la Cabra.


Primavera

Florece nuevo año en Rokugán.

Es tiempo en el que los granjeros trabajan con fervor ya que es la época de la siembra y a la que deben tener sumo cuidado para poder cosechar bien en otoño.
Aún así, deben sembrar lo justo, ya que si siembran demasiado, un Daimyô podría pensar que están utilizando más tierras de las que les pertocan.

Los bushi comienzan tareas de patrullas primaverales, normalmente es el primer destino de un joven samurái tras su gempukku. Es una época que depende si hay batallas o no, puede ser aburrida o muy peligrosa.

Es una época también en el que muchos saboteadores y bandidos se aprovechan de las cosechas y cuando muchos clanes aún no están completamente preparados para defenderse tras el árduo y largo invierno.
De ahí nació las 'patrullas primaverales'.

Los cortesanos deben hacer que todas las alianzas, acuerdos, negociaciones, realizadas en invierno, no caigan en saco roto. Los tratados más importantes son presentados ante los campeones de clan (actual Daimyô del Clan); y son unos acuerdos que pueden durar toda la estación. Las menos importantes son llevadas por familias y Daimyô de la provincia y se llevan sin alteraciones.

La Celebración del Año Nuevo, Oshogatsu, marca el comienzo de la primavera; siendo el primer día del més de la Liebre la celebración más importante. Es donde todos se reúnen para dar las gracias a los Cielos por entregarles otro año.
Por supuesto, en esta celebración podemos gozar de fuegos artificiales, festivales, desfiles y otras actividades mientras se visitan capillas familiares, templos sagrados (orando las bendiciones).
Es un día apropiado para pasar en la casa familiar.


Verano

Tierras de climas extremos. Es una estación que nada les gusta a los granjeros. El calor al mediodía puede ser abrasador, provocando desvanecimientos o campos resecos.
Es una estación en la que los granjeros aprovechan para descansar siempre que sea posible; aquí la mayoría del trabajo consiste en subsanar el daño que la naturaleza ha hecho a las cosechas.

La humedad en Tierras León y Grulla puede ser muy sofocante mientras que en Tierras Cangrejo y Unicornio, el calor es tan seco que una simple chispa puede iniciar un incendio incontrolable.

Para los samurái, es la estación de la guerra. Es imposible que pase un verano sin que un Daimyô insulte a otro, sea con intención o no.
Aunque los Hantei prohibieron las guerras a gran escala hace mucho tiempo; sigue siendo una época en la que hay aunque sean pequeñas batallas.
Está claro que la calor no sienta bien a nadie, jajaja.

Los pobres cortesanos siempre intentan que todo llegue a buen puerto, calmando ánimos y reparando daños. Se pasan el verano actuando como mensajeros de los clanes en guerra. Aún así, aunque haya mucho que hacer, es la época menos activa de un cortesano.

El León es famoso por ofenderse con facilidad y por intentar arrebatar las granjas cercanas de otros clanes. Es normal ver un embajador León anunciando que sus granjas no podrán abastecer a todo el ejército León y pide, por lo general al Grulla, que ceda parte de su territorio. (la mano derecha del emperador)
Cierto es que muchos clanes se niegan y por eso el León invade.

El Cangrejo es tres cuartos de lo mismo, famoso por la forma agresiva de buscar la expansión de sus fronteras escudándose que su interminable batalla contra Fu Leng, las Tierras Sombrías, drena diariamente sus recursos. Aunque gracias a la alianza con Unicornio y Grulla, ya no se oye hablar de ello.

En cierto modo, todas las disputas y batallas están permitidas por el Emperador, que no permite que los clanes se olviden del arte de la guerra en tiempos de relativa paz. Pero si la lucha es excesiva, el Emperador envía al Campeón Esmeralda para que intervenga por el bien del Imperio. Si eso no funcionase, si las palabras del Emperador no fueran escuchadas, se desataría todo el poder de las legiones imperiales para poner fin al conflicto.

El 6º día del mes del Caballo se celebra el Festivla del Crisantemo, en honor al día en el que cayeron Los Kami en la tierra, o así se cree. Dura un día y es la celebración más popular del año. Durante siete días, cuatro antes del festival, y tres después, no se trabaja.
Este festival tiene una connotación siniestra.
El cuarto día tras el festival, los secuaces de Daigotsu crean una pira y realizan rituales sangrientos e impíos en honor a su oscuro maestro. Desafortunados prisioneros son arrojados al fuego como sacrificio ante el poder del Noveno Kami.
Los samurái y los campesinos de todo el Imperio cierran sus puertas y ventanas para protegerse de los malos espíritus.


Otoño

Los fuertes vientos y las lluvias torrenciales proporcionan todo lo que los campos de arroz necesitan para una buena cosecha. Aunque ciertas plantas pueden ser destruidas si los campesinos no las cuidan adecuadamente (como el trigo).
Es época de recolección y recaudación de impuestos.
Los granjeros han de tener dispuesta la parte de cosecha correspondiente para que los Magistrados Imperiales la recojan.

Los impuestos se pagan mediante el grano recolectado u otros recursos alimenticios como pescado. Algunas aldeas más grandes, famosas por sus artesanos y otros servicios, deben pagar una cantidad de sus impuestos con koku.

El otoño llega con un ultimátum para los clanes en dispusta; terminad vuestras batallas o morid de hambre y de frío.
Aunque los clanes disponen de reservas de comida para esta época por si la batalla continuase.
Pero es peligroso que la batalla se alargue hasta invierno. Se acabarían las reservas. Fuertes nevadas podrían hacer que una tropa se perdiera.

Los preparativos para las cortes de invierno son prioritarios para esta época. Sólo los más honorables y afortunados reciben invitaciones para la Corte de Invierno del Emperador. El Escorpión y la Grulla se suelen presentar casi siempre en todas las cortes de invierno; buscando intimidar o simpatizar con tantos samurái como les sea posible.

En el último día del mes del Perro, el último día de otoño, se celebra el Festival de Bon en honor de los muertos, un tiempo para entrar en comunión con la sabiduría de los ancestros.
El festival más abundante en rituales, pues invocar la guía de los muertos es un asunto muy serio.
Todas las ciudades importantes del Imperio se llenan con representaciones de los Dragones Elementales, los Grandes Kami, fantasmas y espíritus famosos del pasado.
Kyuden Doji se llena de fuentes de agua de mar para representar el lugar de reposo de la Dama Doji, así como las salas interiores de Kyuden Bayushi lo hacen con agua del Lago Durmiente, donde se dice que descansa el espíritu de Bayushi.
Durante este día, los espíritus están más próximos a la tierra de los vivos y los ancestros observan detenidamente cada acción de sus herederos.
El festival termina encendiendo pequeñas linternas de papel de colores en las que se han escrito los nombres de quienes murieron el pasado año. La luz de esas linternas permite a los espíritus de los muertos ver claramente el mundo de los vivos una última vez, la bendición final que les llevará a la eternidad.


Invierno

Son tan terribles como los veranos, con fuertes tormentas de nieve y aguaceros, que hacen la labor en el campo prácticamente imposible. Es una estación en la que el campesino está más tiempo en casa, pero aún así sigue trabajando reparando los edificios de la zona, arreglando sus herramientas y fabricando cosas necesarias para la aldea.
Se tomó como costumbre que mucha gente se reuniera por la noche en la cabaña de alguno de los campesinos. Ya que sólo ha de mantenerse una casa caliente, no sólo se ayuda a ahorrar recursos, sino que además fomenta la amistad entre la gente.

Los bushi de pasan el invierno o entrenando o desafiando a las cortes de invierno.
Aunque desplazar tropas no sea viable, la mayoría de familias militares se aseguran de que haya grandes zonas de terreno adecuadas para el entrenamiento de sus ejércitos.

Los bushi que en verano mostraron ser brillantes, se les hace entrega de títulos honoríficos y se espera de ellos que sean un buen ejemplo para los demás.

Aunque el mal tiempo mantiene a los miembros más poderosos de la corte en un único lugar, los diplomáticos dirigen intrigas y peligrosos complots, enfrentan a sus enemigos entre ellos, se procuran el favor de los clanes con los que desean aliarse y mejoran la posición de su clan y su familia.
Los cortesanos ambiciosos se juegan su propia gloria personal (su auténtico campo de batalla).

En la mayoría de casos, cada corte de invierno termina provocando un duelo de honor y todo espadachín debe estar presente para asegurarse que las cosas se hacen correctamente.

La reunión de invierno más popular de todas es la Corte de Invierno del Emperador donde todos los Daimyôs de los Clanes están presentes y donde se presenta una gran disputa entre los ingenieros políticos de los clanes, pues es un honor incomparable que el Emperador pase el invierno en tus tierras.
Aquí es donde los cortesanos muestran sus grandes habilidades.

Los movimientos realizados duante el invierno se dejarán notar durante el próximo año.

El Festival de Fin de Año, llamado Toshi no Ichi, comienza el último día de invierno, un día antes de año nuevo.
Los participantes realizan rituales para preparar a Rokugán para la visita de la Dama Sol, las Fortunas y los Kami, que observan con gran interés el Imperio desde el primer día de año nuevo.
Los campesinos cuelgan una ristra de paja llamada shimenawa en el interior de sus casas para que los malos espíritus no puedan entrar. Estas ristras se queman al terminar el festival.
Los hogares preparan un toshidana, un altar especial cubierto con pastelillos de arroz y sake para honrar a los espíritus de año nuevo.
Al anochecer se vacían los Templos de la Hermandad Shinsei y sus suelos y paredes se limpian con agua pura.
Los monjes repican las campanas del templo 47 veces, siete veces siete, por respeto a los aspectos benevolentes y coléricos de las Siete Fortunas.
A continuación, invitan a los campesinios y nobles a regresar a los templos.

Espero que os haya servido más para conocer Rokugán, jaja.
Si os parece largo, agradecerme que lo haya resumido lo más que he podido, jaja.
Nos vemos. Que vaya bien. ^^

2 comentarios:

Chiisa Yanagi dijo...

Agradecido estás. xD
Como yo sé lo largo que es...
Además, poner cada cosa de un color distinto no se hace tan pesado. :3

Por cierto, quedan muy abajo las 2 tablas, ne? xD
Ah, aparte de que salen los horoscopos chino, están en orden, la rata es la 1a, contando a partir de la rata sí coincide bien. xD

Hugo dijo...

El tiempo no se aleja del nuestro actual, por lo que se hace fácil entender y seguirlo. Gracias por la información. Aunque creo que el invierno es muy largo. Siendo una época medieval, debe ser muy tedioso. Ahora el invierno aquí si dura dos meses dále gracias, y desde luego no son como antes.

Publicar un comentario